Seguramente has escuchado hablar de la relevancia de una buena cultura dentro de tu empresa, ¿verdad? Sin duda, esto es algo que todos los empresarios deben considerar a la hora de tomar decisiones, pues los ayuda a crear un buen ambiente de trabajo, elegir ciertos objetivos sobre otros y preferir buenas prácticas en los equipos. Estas consideraciones, a su vez, deben atender a las tendencias y el comportamiento social del contexto en el que se desarrolla una empresa en particular.

No obstante, muchas veces adquirimos ciertos hábitos y asumimos que, en consecuencia, debemos reproducir estas prácticas para que sean aceptados por los consumidores, por el mercado y por los propios colaboradores.

En este artículo revisaremos algunos puntos destacados en la definición de una cultura empresarial. Esto te permitirá diseñar con cuidado y de forma consciente la cultura de tu empresa y a organizar tus equipos laborales.

    << [Plantilla gratis] Identificar y elabora el ambiente laboral de tu  empresa >>   

7 puntos para entender la importancia de la cultura organizacional

1. La cultura organizacional es la base de todas las actividades dentro de una empresa

La cultura organizacional puede definirse como el conjunto de valores, creencias y hábitos que se experimentan dentro de una organización e influyen en su percepción pública (la cultura organizacional está presente todo el tiempo en tu empresa). Por ello es fundamental identificar sus componentes.

Es necesario ser conscientes de que la cultura organizacional no permanece fija. Por el contrario, los valores de una empresa se encuentran en constante cambio y siempre están transformándose como respuesta a estímulos externos e internos. Factores como la rotación de personal, las crisis económicas y los hábitos de consumo inciden en la vida laboral dentro de tu empresa.

Si conoces y puedes distinguir los elementos de tu cultura organizacional, los valores de tu equipo de trabajo, las creencias de tus consumidores y los hábitos del contexto en el que vives podrás comprender cómo trabaja tu organización, por qué lo hace así y cuáles son sus objetivos.

2. Alcanzar metas requiere una cultura organizacional compartida

Para Punit Renten, CEO de Deloitte, la cultura de una organización es fundamental para saber cuáles son los propósitos de la compañía y por qué existe. Estas preguntas pueden parecer poco obvias, pero resulta imprescindible conocer la respuesta para generar objetivos compartidos y alcanzar metas comunes.

En la medida en que una empresa logre transmitir los valores, hábitos y creencias a sus empleados, puede esperar que estos sientan un genuino interés por alcanzar las metas de la organización. De lo contrario, solamente cumplirán con sus funciones obligatorias, sin ir más allá de lo esperado.

Por otro lado, al impulsar una cultura organizacional compartida se pueden establecer metodologías de trabajo, códigos de conducta y procesos operativos que serán aceptados por todos los miembros del equipo.

3. El diseño de una cultura organizacional sólida permite canalizar los esfuerzos individuales

Al definir la cultura organizacional se puede incentivar un sentimiento colectivo de pertenencia, que derive en la búsqueda activa de cada uno de los miembros de la compañía por alcanzar el éxito conjunto.

Si no se cuenta con una cultura organizacional firme lo más seguro es que cada trabajador actuará en favor de sus propios intereses y no se sumará a la colaboración con los demás.

Algunas referencias indican que el 69 % de los líderes empresariales creen que una cultura sólida es esencial para el éxito empresarial (y los trabajadores comparten ese pensamiento). En el contexto de la pandemia de covid-19, los empresarios han afirmado que la cultura organizacional ha sido un elemento clave para sobrepasar los retos globales y del mercado para mantenerse en operaciones.

4. La cultura de una empresa define el ambiente laboral de una organización

Como hemos visto, la cultura está detrás de todos los sucesos que ocurren dentro y fuera de la vida laboral de una empresa. Esto significa que el ambiente de trabajo está determinado por una cultura, ya sea que haya sido diseñada conscientemente o no. Por otro lado, la cultura organizacional también se ve influenciada por las relaciones que se dan dentro del espacio de trabajo.

Cuando las personas comparten los mismos códigos morales tienen una mayor disposición a colaborar. En una organización esto generalmente conlleva un ambiente de trabajo armónico, productivo y eficiente. Por el contrario, cuando no existen valores y creencias compartidas es mucho más difícil que los colaboradores sepan trabajar juntos y generen resultados basados en la cooperación. 

El 14 % de los trabajadores afirma que en algún momento se han encontrado en una situación de abuso dentro del espacio de trabajo y se han sentido incómodos en él. Evitar el maltrato, las malas prácticas y los entornos tóxicos es fundamental para consolidar una buena cultura organizacional. Si impulsas la colaboración, la empatía y la flexibilidad crearás mejores y más sanas relaciones dentro de tu organización.

5. Una buena cultura organizacional motiva a los trabajadores

Es sabido que el ambiente laboral es un factor que influye directamente en la productividad de los trabajadores, quienes ven reducida su eficiencia cuando el entorno es demasiado tóxico, exigente o precario. Ellos se sienten más productivos cuando están cómodos y se sienten valorados en su espacio de trabajo. Estos mismos factores afectan la conformación de la cultura organizacional. 

Se sabe que existe una relación entre la satisfacción y la productividad:  el 13 % de los empleados productivos son aquellos que se sienten felices en su puesto de trabajo. Al diseñar una cultura laboral inclusiva, proactiva, empática y centrada en el empleado se puede generar un sentimiento de pertenencia, motivación y disposición a superar los retos de la empresa de forma personal.

Por ejemplo, reconocer los logros y buenas ideas de los empleados y hacer de esta práctica un hábito es una estrategia que impulsa el trabajo de todos los colaboradores y da una mejor impresión de tu empresa.

6. La cultura organizacional incide en la atracción de los mejores talentos

Hoy en día las fuerzas de trabajo saben que un buen sueldo no lo es todo. Cada vez son más los candidatos que buscan espacios de trabajo seguros y cómodos, en los que se sientan bien trabajando y también identificados. Más del 85 % de los candidatos reconocen la importancia de una buena cultura organizacional y para casi el 50 % de ellos es un factor determinante a la hora de aceptar una oferta.

Si tus trabajadores se sienten bien en tu empresa querrán mejorar constantemente, estarán abiertos a compartir su experiencia laboral con los recién ingresados, aportarán ideas y estarán de buen humor con todo el mundo (incluso con la gente externa a la empresa). Por ello es sumamente importante crear una cultura que favorezca una imagen de marca no solo como comerciantes o prestadores de servicios, sino como empleadores.

El 80 % de los representantes de departamentos de Recursos Humanos lo saben y lo han comunicado a los líderes para diseñar experiencias únicas para sus trabajadores con el fin de atraer a los mejores talentos a la compañía.

7. Los consumidores son más proclives a hacerse clientes de una marca con la que se sienten identificados

Los consumidores siempre buscarán la opción en el mercado que les ofrezca aquello que necesitan, pero elegirán a aquella con la que se sientan identificados. En muchos casos estarán dispuestos a pagar más si se sienten cómodos con los ideales de una organización o si se sienten parte de una identidad de marca. 

El 77 % de los consumidores elige la oferta que comparte sus mismos valores e ideales. Por esta razón es indispensable hacer una detenida reflexión de cómo es la cultura dentro de una organización y si es necesario transformar sus valores, creencias y hábitos hacia aquello que demanda el mercado.

Un buen ejemplo de esto son las grandes empresas de cosméticos. Los consumidores se sentirán más cómodos consumiendo los productos de una empresa que reduce su huella ecológica y que solo utiliza ingredientes orgánicos o naturales y que no realiza pruebas en animales. Cuando las empresas hacen de esta misión parte de su cultura organizacional es más probable que empaticen con su público ideal y detonen mayores ventas.

Estos 7 puntos dejan en evidencia la importancia de la cultura organizacional en la vida de las empresas. Solo a través de su análisis se pueden generar nuevas estructuras que respondan a los intereses y objetivos del negocio, sin perder de vista la relevancia de las perspectivas individuales de cada colaborador de la organización.

Ahora que conoces la importancia de la cultura organizacional es momento de que comiences a diseñar una propia para tu empresa. En HubSpot te ayudamos a estructurarla y a potenciar la imagen de tu marca dentro y fuera de tu organización.

New Call-to-action
 Descarga esta plantilla gratis y construye tu cultura organizacional

Publicado originalmente el 17 de agosto de 2022, actualizado el 12 de septiembre de 2022

Topics:

Cultura organizacional