Comenzar un negocio es algo más que solo tener suerte. Mucho de lo que influye al comenzar un emprendimiento desde cero tiene que ver con oportunidades, planeaciones y el mercado. Así que vale la pena considerar si las condiciones económicas son las correctas para iniciar una compañía y si puedes penetrar en el mercado exitosamente con tu solución.

Para crear y gestionar una empresa exitosa también necesitarás configurar y afinar un plan de negocios, evaluar tus finanzas, cumplir con todo el papeleo legal, elegir tus socios, investigar apps para el crecimiento de emprendimientos, implementar las mejores herramientas y sistemas para ayudarte a impulsar tus estrategias de marketing y de ventas... y mucho más.

Plantilla Gratis

Elabora un plan de ventas efectivo para tu empresa

Cuéntanos un poco de ti para acceder a la plantilla

Comenzar una empresa implica mover muchas piezas en el tablero, algunas más emocionantes que otras: hacer una lluvia de ideas para el nombre de tu empresa puede ser divertido; calcular impuestos, no tanto. El truco para levantar tu emprendimiento desde abajo consiste en planear y organizar meticulosamente, priorizar de manera eficiente y dar el seguimiento apropiado al estado y desempeño de cada una de estas partes.

Desde registrarte en el gobierno hasta correr la voz de tu empresa y tomar decisiones financieras clave, este es un resumen de lo que necesitarás para un negocio exitoso.

1. Crea un plan de negocios

Tener un plan sólido puede ayudar a tu negocio a mantenerse en el camino correcto.

Un plan de negocio es un documento viviente. Es un mapa que explica los detalles de tu empresa. Abarca lo que venderás, cómo estará estructurado, cómo se desempeña el mercado, las estrategias de ventas para tu producto o servicio, los fondos que necesitarás, cuáles son las proyecciones financieras, así como también los permisos, arrendamientos y otros documentos que serán necesarios.

En su núcleo, un plan de negocios ayuda a comprobar a otras personas y a ti si la idea de tu negocio vale la pena. Es la mejor manera de dar un paso atrás, observar tu idea de forma integral y anticipar la resolución de problemas que aparecerán más adelante, antes de que las cosas empiecen a complicarse.

Este artículo explica cómo hacer un plan de negocios, comparte consejos para que sea más sencillo y explica algunos ejemplos para que tengas un mejor panorama.

Recuerda que debes explicar el diferenciador de tu empresa, es decir, lo que hace que resaltes entre tu competencia. Comprender lo que te posiciona en el mercado te ayudará a generar reconocimiento de marca y ventas. Es decir, no solamente ofreces tu producto o servicio, sino que vendes una combinación de producto, valor y experiencia de la marca.

También es importante que mantengas breve y conciso este plan. No es necesario que incluyas todos los resultados de tu investigación de mercado, explicar cada uno de los productos que planeas vender o detallar todos los aspectos de la apariencia de tu sitio web. En realidad, no son útiles en tu plan de negocios. Son elementos que debes conocer, pero que es mejor guardar para otra ocasión, ya que tu plan debe ser fácil y rápido de leer, y sobre todo de comprender.

Finalmente, tu plan, como ya comentamos, es un documento viviente. Eso quiere decir que puedes actualizarlo a medida que las cosas cambien. Por ejemplo, es posible que desees ponerlo al día dentro un año o dos si aplicas a un nuevo proceso de financiamiento.

2. Revisa los requerimientos legales para iniciar una empresa

Es momento de empezar con la parte menos romántica: el papeleo y las actividades legales. Esto incluye aspectos como determinar la estructura legal de tu empresa, encontrar el nombre indicado para ella, registrarlo en instancias oficiales y —dependiendo de la estructura e industria de tu negocio— obtener un registro fiscal, licencia de negocio y permiso de venta.

Es más, las empresas pueden estar reguladas a nivel federal, estatal o local. Es importante que conozcas lo que necesitas para cumplir con los tres. Así, cuando te registres en el gobierno, asegúrate de que abarcas los requisitos según la locación de tu empresa. De lo contrario, tu emprendimiento no será una entidad legítima.

Ya que esto depende de las regulaciones de cada país, te recomendamos que te acerques a las cámaras de comercio o a expertos en creación de empresas para resolver tus dudas. Puedes revisar algunos requerimientos en los siguientes enlaces, como primeros pasos:

3. Determina la estructura legal de tu empresa

Los 4 tipos de empresas más comunes son:

1. Propiedad única o empresa unipersonal

Ejemplo: diseño gráfico freelance.

  • Qué es: una empresa de propiedad única es aquella que pertenece y se gestiona a través de una sola persona, por lo que el gobierno no hace una distinción legal entre quien la posee y la empresa en sí. Es la manera más sencilla de operar un negocio. No tienes que darle un nombre a la empresa más allá del tuyo, pero si lo deseas puedes crearlo.
  • Ventajas: es fácil y asequible crear una empresa de propiedad única porque únicamente existe una sola persona como dueña, y tiene el control completo de todas las decisiones del negocio. Generalmente, los impuestos también son sencillos, como en el caso de las personas físicas con actividad empresarial en México, por citar un ejemplo.
  • Desventajas: puede ser más complicado conseguir inversionistas, recaudar dinero o solicitar préstamos, porque no existe una estructura legal que garantice el pago si el negocio fracasa. Además, ya que la persona y la empresa son legalmente lo mismo, la responsabilidad de las deudas y obligaciones del negocio recaen en el dueño o la dueña.

2. Sociedad

Ejemplo: varios médicos con consultorios separados en el mismo edificio.

  • Qué es: una sociedad es una sola empresa donde dos o más personas comparten la propiedad y cada una contribuye a todos los aspectos del negocio, al mismo tiempo que comparte las ganancias y pérdidas del mismo.
  • Ventajas: en lo general es muy sencillo formar una sociedad y no suele ser demasiado costoso. Tener dos o más personas involucradas al mismo nivel en el éxito de la empresa te permite agrupar recursos. También significa que tienes acceso a las habilidades y experiencia de más de una persona.
  • Desventajas: al igual que en el caso de una propiedad única, los socios tienen la responsabilidad completa y compartida si el negocio tiene problemas. Esto también significa que quienes integran la sociedad no son solo responsables por sus propias acciones, sino también por las de los demás. 

Existe una variante en sociedades, llamada sociedad de responsabilidad limitada, o sociedad limitada, que ofrece una protección para esos casos —es la manera en que muchas firmas de abogados se organizan, por ejemplo—. Finalmente, cuando más de una persona está involucrada en la toma de decisiones, hay espacio para presentarse desacuerdos. Por esta razón es importante contar con un acuerdo explícito sobre cómo las obligaciones y las ganancias se van a dividir, especialmente en caso de que las cosas salgan mal.

3. Empresa de responsabilidad limitada

Ejemplo: un consultorio pequeño de diseño.

  • Qué es: las empresas de responsabilidad limitada son un tipo de estructura de negocio que es más complejo que una propiedad única y sociedades, pero menos que las corporaciones. Se les llama «entidades de flujo continuo», porque no son sujeto a un nivel separado de impuestos. Muchos países no restringen la propiedad en este tipo de estructura legal de empresa, así que sus integrantes pueden ser personas, corporaciones o incluso otras empresas de responsabilidad limitada o entidades extranjeras. También se permiten empresas de responsabilidad limitada de «un solo miembro», es decir, que tienen únicamente un propietario.
  • Ventajas: como lo sugiere el nombre, las personas dueñas de estas empresas tienen obligaciones limitadas, lo que quiere decir que personalmente no son responsables de ningún fallo legal o financiero del negocio. Esta reducción en el riesgo es lo que convierte a las empresas de responsabilidad limitada una estructura bastante popular.
  • Desventajas: son más complejas que las propiedades únicas y las sociedades, lo que significa que sus costos iniciales son elevados, y algunos fondos de capital de riesgo son cautelosos en invertir en estas empresas por ciertas consideraciones fiscales y la complejidad que ya mencionamos. Dicho esto, son mucho más sencillas de operar que una corporación porque no exigen tantas formalidades.

4. Corporación

Ejemplo: Microsoft, Coca-Cola, Toyota, y prácticamente todas las empresas muy conocidas

  • Qué es: una entidad legal que está separada y se distingue de sus dueños, y tiene la mayoría de los derechos y responsabilidades que cualquier persona posee (crear contratos, pedir o prestar dinero, demandar y ser demandada, contratar personal, poseer bienes y pagar impuestos). Es más compleja que otras estructuras de empresas y generalmente se sugiere para organizaciones más grandes ya establecidas, que cuentan con una numerosa fuerza de trabajo.
  • Ventajas: les es sencillo buscar fondos. También proveen la mejor protección a bienes personales, porque sus fundadores, personas en puestos de dirección e inversionistas no son (por lo común) responsables por las deudas u obligaciones de la empresa, solo de los recursos y el dinero que invirtieron personalmente.
  • Desventajas: como son mucho más complejas que otras estructuras de empresas, pueden tener tarifas administrativas costosas y requisitos fiscales y legales más complicados.

4. Registra el nombre

Este proceso implica sus propios pasos, ya que es un poco más complejo que hacer una lista y elegir tu favorito. Si utilizas algo más que tu nombre propio, entonces deberás registrarlo en la entidad de tu localidad para que sepan que haces negocios con él.

1. Asegúrate de que el nombre que quieres está disponible

Antes de registrarte, debes cerciorarte de que el nombre que quieres no lo tiene alguien más. Los nombres de empresas se registran en una base de datos, a nivel estatal o nacional, así que es posible que una empresa en otros estados, provincias o departamentos tenga el mismo nombre que la tuya. Esto solo es preocupante si existe una marca registrada bajo esa denominación.

2. Haz una investigación de marca registrada

Haz una búsqueda de marca registrada del nombre que deseas para evitar problemas costosos en el futuro. Esta investigación te dirá si alguien más ya registró o aplicó para la marca registrada que quieres utilizar.

3. Aplica para registrar marca si eliges un nombre original

¿Quieres convertir el nombre de tu empresa en marca registrada? Ese proceso protege palabras, nombres, símbolos y logos que distinguen productos y servicios. El costo depende de cada país, pero no suele ser un trámite muy oneroso, e incluso se realiza en línea en algunos casos.

5. Conoce los requisitos fiscales para pequeñas empresas

Según sea el tipo de empresa que tendrás, existen diferentes requisitos. A continuación te mencionamos qué deberías considerar para tu negocio.

Licencia de venta

Si tu empresa vende propiedades tangibles al público como mayorista o minorista, lo más seguro es que necesitarás una licencia de venta. «Propiedad tangible» suele referirse a artículos físicos, como ropa, vehículos, juguetes, materiales de construcción, etcétera. En algunos lugares, la licencia de venta se exige para negocios enfocados en servicios también, como contadores, abogados o terapeutas.

Licencia de negocio

Casi todos los negocios necesitan un tipo de licencia o permiso que les dé derecho a operar legalmente, pero los requisitos varían. ¿Cuáles necesitas para tu empresa? Acércate a la cámara de comercio de tu localidad para pedir información al respecto.

Pago de impuestos

Las personas que son dueñas de empresas o negocios tienen la obligación de pagar ciertos impuestos, y la cantidad se determina por la entidad de negocio que estableces. Deberás presentar declaraciones de estos impuestos cada determinado tiempo (mensual, trimestral, semestral o anual, según la localidad), y tendrás también ciertos beneficios por parte del fisco, de acuerdo con las leyes vigentes de tu país, como devoluciones de impuestos, facilidades de facturación, servicios de orientación para trámites fiscales, etc.

Y ya que mencionamos que diferentes empresas tienen distintos requerimientos, bien vale mencionar aquellas que nacen en línea.

6. Aprende cómo crear una empresa en línea

Estos pasos lo resumen bastante bien:

1. Determina el nicho y la idea de tu negocio

El nicho de tu negocio es en lo que se enfoca tu producto o servicio. Es importante que elijas un nicho porque a los clientes les gustan las marcas y empresas que específicamente se encargan de sus necesidades. De hecho, el 80 % de los consumidores tienen más probabilidades de comprar productos o servicios de una marca que provee experiencias personalizadas.

Al determinar el nicho e idea de tu empresa o negocio, primero identifica la audiencia objetivo y especifica todo sobre ella, desde su edad hasta sus intereses. Luego, usa esa información para averiguar su necesidad principal. Si tu producto no resuelve un problema en particular, será difícil que la empresa despegue.

2. Lleva a cabo una investigación de mercado

Haz una investigación de mercado para entender cuál producto o servicio deberías ofrecer, a quién deberías llevárselo y dónde está tu competencia más fuerte. Ya sea que promuevas artículos físicos o descargas digitales, entender tu mercado y tus competidores contribuirá a determinar la mejor manera de posicionar tu producto.

Tu investigación debería ayudarte a crear una posición de venta sólida. En otras palabras, ¿qué hace único a tu negocio? ¿Por qué deberían comprar tu oferta?

3. Aprende leyes de negocio en línea

Aunque los negocios y empresas en línea pueden pedir menos licencias y permisos que sus contrapartes tradicionales, existen ciertos requisitos legales a los que deberás adherirte. Te recomendamos revisar:

  • ¿Qué tipo de licencia (si existe) necesitas para comenzar tus operaciones?
  • ¿Cuál estructura legal es la más adecuada para tu empresa?
  • ¿Hay permisos que debes tramitar?
  • ¿Debes someterte a alguna inspección?
  • ¿Qué tipo de obligaciones fiscales tendrás?
  • ¿Existen regulaciones específicas solo para negocios en línea?
  • ¿Cuáles son las leyes acerca de la contratación de proveedores y fuerza de trabajo?

4. Crea un sitio web

Después de hacer la investigación, de ocuparte de los aspectos legales y de afinar tus productos o servicios, es tiempo de crear tu sitio web. Cuando lo hagas, necesitarás elegir una plataforma sólida de ecommerce que te permitirá vender en línea.

5. Configura tu tienda

Una vez que tu sitio esté listo, es momento de añadir productos o servicios a tu tienda. Cuando lo hagas, pon atención a las imágenes de producto y sus descripciones. Una imagen clara y una descripción detallada y concisa ayudarán a tu audiencia a navegar en tu sitio sin problemas.

Al terminar este paso, es crítico que te asegures de que ofreces una experiencia de envío o entrega excepcional.

Finalmente, cerciórate de que todo funciona antes de activar tu tienda en línea: que todos los botones funcionen y que las páginas luzcan bien en todos los dispositivos y buscadores. Una vez que lo compruebes, podrás lanzarte al ciberespacio.

6. Crece tu negocio

Cuando todo esté listo, es momento de hacer crecer tu negocio. Existen muchas maneras de llegar a tus clientes objetivo, incluyendo:

  • Redes sociales: utiliza hashtags y anuncios pagados para expandir tu alcance.
  • Marketing de influencers: envía pruebas gratuitas a las «celebridades» de tu nicho.
  • Grupos de Facebook: conecta con tu mercado objetivo en esta plataforma.
  • Publicidad en Google: ubica tus productos al frente de la gente en toda la web.
  • Marketing de contenidos: crea publicaciones en blog para atraer tráfico orgánico a tu sitio.
  • Boca en boca: exhorta a tus clientes para que corran la voz.
  • Videos en YouTube: comienza un canal para desplegar tus productos.
    << [Descarga gratis] Plantilla para elaborar un plan de ventas para tu  empresa >>   

7. Crea una estrategia de adquisición de clientes para tu empresa

Resulta que generar demanda y ganar clientes son dos aspectos que deben ocurrir antes de que puedas pedir un financiamiento a una fuente externa.

Una vez que registraste tu nueva empresa o negocio a nivel gubernamental y obtienes los papeles legales correctamente, ¿qué haces para, ya sabes, adquirir clientes?

Antes de que puedas recibir un financiamiento significativo para tu negocio (de lo que hablaremos más adelante) necesitas:

  • Promover tu empresa y construir una presencia en línea.
  • Tener un proceso de ventas completo y empezar a ofrecer tu producto o servicio.
  • Crear una estrategia para mantener a tus clientes satisfechos a fin de obtener testimonios, referencias boca a boca y repetir negocios (para que el motor de adquisición de tus clientes esté en movimiento).

8. Promueve tu empresa

Una nueva empresa necesita generar interés en su producto o servicio antes de que esté lista para enviarlo. Pero existen un millón de plataformas y vías distintas que puedes usar para generar reconocimiento de marca... ¿en dónde deberías comenzar?

1. Delimita tu cliente objetivo

Todo se reduce a tu cliente objetivo. No podrás posicionar lo que vendes según las necesidades de tus clientes si no sabes quiénes son. Una de las primeras preguntas que debes hacerte es: ¿quién querrá lo que vendo?, ¿quién lo encontrará útil? y ¿quién lo amará?

Luego, necesitas averiguar quiénes son esas personas y el tipo de mensaje que resonará en ellas. Eso incluye sus antecedentes, intereses, metas y retos, además de su edad, lo que hacen diariamente, las plataformas de redes sociales que utilizan, entre otros datos demográficos.

Crear buyer pesonas específicas mejorará dramáticamente los resultados de tu negocio. Descarga este kit para la creación de buyer personas, que también incluye plantillas que puedes personalizar. Una vez que elijas una o dos buyer personas, imprímelas, ponlas en tu muro y piensa en sus intereses y necesidades antes de tomar cada decisión de negocio.

2. Desarrolla una identidad de marca

Además de investigar a tus clientes objetivo, cuando recién empiezas un negocio necesitarás construir las bases de una identidad de marca sólida. Tu identidad de marca se trata de tus valores, cómo comunicas los conceptos y cuáles emociones deseas que tus clientes experimenten cuando interactúen con tu negocio. Tener una identidad de marca consistente para promover tu negocio te hará lucir más profesional y ayudará a atraer más consumidores.

3. Contruye tu presencia en línea

Con tu cliente objetivo y la identidad de marca ya establecidos, puedes comenzar con los elementos clave de tu negocio, que incluye tu sitio web, blog, herramienta de correo, herramienta de conversiones y cuentas en redes sociales. Para conocer más sobre estos temas, consulta nuestra guía de estrategias de marketing modernas en este enlace.

4. Genera y nutre leads

Cuando ya inicies tu presencia en línea y comiences a crear conciencia de tu negocio, debes generar leads que se conviertan en clientes. La generación de leads es el proceso de atraer y convertir a extraños y prospectos en leads. Si creas un motor exitoso de generación de leads, podrás mantener tu ciclo de vida del cliente mientras duermes.

¿Cómo luce una generación exitosa de leads? Aprende más de eso aquí y haz clic para probar las herramientas de marketing de HubSpot, nuestra herramienta gratuita de generación de leads que te permite dar seguimiento a los visitantes y leads de tu sitio web en una sola base de datos de contactos.

Herramientas de marketing y recursos gratuitos

Aquí te compartimos algunos recursos útiles para que aumentes tu reconocimiento de marca, construyas tu presencia en línea y obtengas los leads que necesitas, sin costo.

  • Plan de marketing. Guía de recursos del director de marketing para la estrategia inbound. Abarca cómo construir una máquina de ventas y de marketing, que demande generación de actividades con el mayor ROI y más.
  • Herramientas de marketing gratuitas de HubSpot. Te ofrecen datos sobre lo que cada lead hace ante de completar un formulario. Incluyen una analítica que hace muy sencillo conocer cuáles páginas, ofertas y fuentes de tráfico tienen la mayor cantidad de conversiones para ti.
  • Website Grader. Ingresa tu URL y dirección de correo para que obtengas una calificación detallada acerca del desempeño de tu sitio, móvil, SEO y seguridad, junto a consejos y recursos para hacer mejoras de impacto en tu sitio web.
  • Plantillas de comunicados de prensa. Plantillas descargables que puedes personalizar, junto a una guía que te ayudará a crear comunicados de prensa y planes de promoción.
  • Plantillas para casos de éxito. Plantillas descargables que puedes personalizar, consejos para acercarte a candidatos y muestras de preguntas para entrevistas.
  • Guía de creación de contenidos. Cuenta con una guía de cómo hacer contenidos que puedan posicionarse en los motores de búsqueda.

9. Vende tus productos y servicios

Estos consejos te serán muy útiles para esta etapa.

1. Organiza tu infraestructura de ventas

Al tomarte el tiempo para establecer tu proceso de ventas desde el inicio evitarás los dolores de cabeza que aparecen con la pérdida de datos más adelante. Comienza con un CRM, que es una base de datos central en donde puedes darles seguimiento a todos tus clientes y prospectos en un solo sitio. Existen muchas opciones disponibles, pero te recomendamos que evalúes un CRM enfocado en pequeños negocios (porque Excel no cuenta para eso).

2. Identifica tus metas de ventas

No te intimides por términos de ventas como KPI (indicadores clave de rendimiento) o ROI (retorno de inversión). Todo eso significa que necesitas averiguar lo que debe tener tu negocio para cumplir objetivos y crecer: ¿cuántos ingresos son necesarios y cuántos productos debes vender para alcanzarlos?

3. Contrata un representante de ventas

Cuando inicias tu negocio, es tentador hacer todo sin ayuda, incluso las ventas. Sin embargo, la primera contratación de ventas es crucial para escalar. Necesitarás a una persona de tiempo completo dedicada a entender a tus compradores y que les venda. Cuando busques esa primera contratación, la edad debería ser todo menos una prioridad comparada con la experiencia en ventas y qué tanto entiende del cliente objetivo de tu empresa. A partir de ahí, deberás crear un plan para construir tu equipo de desarrollo de ventas.

4. Obtén más de tus esfuerzos de ventas

La eficiencia es clave. Arma un proceso de ventas, quizá apoyándote en estas plantillas que además te dan consejos sobre los elementos que debes incluir en él. También es buena idea automatizar algunas tareas de ventas, como la entrada de datos, o configurar notificaciones cuando un prospecto lleva a cabo una acción. De esa manera, pasarás menos tiempo revisando registros o llamando a las personas equivocadas.

Herramientas y recursos de ventas gratuitos

Aquí te compartimos algunas plantillas y herramientas de ventas para ayudarte a construir un motor de ventas eficiente, alcanzar prospectos y cerrar clientes sin costo.

  • Generador de plantillas para firmas de correo electrónico. Una herramienta gratuita que crea firmas profesionales para correo que puedes agregar fácilmente a tu Gmail, Outlook, Apple Mail, Yahoo Mail o cualquier otro proveedor. Crea tu propia firma aquí.
  • Plantillas de correos para ventas. Una lista de 15 plantillas para correo que se han utilizado con mucho éxito.
  • Serie de video de Daniel Pink: «Sell like a human». Serie mensual en donde el experto en ventas Daniel Pink y personas invitadas resuelven tus grandes retos de ventas en menos de 30 minutos. «Sell like a human» está en inglés y puedes verla aquí.
  • Herramienta de benchmark para tasa de cierre de ventas por industria. Compara tu tasa de cierre de ventas con la de tus competidores en la industria, gracias a datos de más de 8900 empresas, segmentadas en 28 industrias. Está en inglés, pero puedes explorar información de América Latina y Europa.

10. Mantén felices a tus clientes

Obtener nuevos clientes es importante, pero retenerlos es igual de relevante. No puedes ignorar a los clientes una vez que cerraron el trato; tienes que cuidarlos, darles un servicio de atención estelar y nutrirlos para que se conviertan en seguidores (incluso en embajadores) de tu negocio.

Si bien el marketing inbound y las ventas son críticos para tu ciclo de vida del cliente, este no termina cuando se concreta una venta. La realidad es que la cantidad de tiempo y el esfuerzo que inviertes perfeccionando tu estrategia serán infructuosos si no eres capaz de retener clientes satisfechos.

Esto significa que construir un modelo de éxito del cliente debería ser el núcleo de tu organización. 

Piensa por un momento acerca de todas las maneras en que las reseñas, redes sociales y agregadores en línea difunden información acerca de tus productos. Mientras que tus estrategias de marketing y ventas están dentro de tu control y puedes perfeccionarlas, buena parte de tus prospectos evalúan tu empresa basándose en contenidos y materiales que otras personas ponen en circulación sobre tu marca.

He aquí algunos consejos para mantener a tus clientes felices y que destaques como un negocio de excelencia:

1. Reacciona rápidamente

Las personas esperan tiempos de respuesta rápidos (algunos más que otros, dependiendo del canal), así que son esenciales la habilidad y la eficiencia para seguir las peticiones, con el fin de proveer un excelente servicio de manera consistente, y así evitar la pérdida de la confianza de tus clientes.

Pon atención al volumen de las menciones de tu empresa en distintos canales. Identifica en dónde pasan más tiempo tus clientes y dónde realizan más preguntas. Entonces, atiéndelos ahí, ya sea una red social, Yelp u otro sitio.

2. Dale seguimiento a los puntos de contacto con clientes individuales

Las interacciones con tus clientes se consolidan mejor por el contexto. Sigue todos los puntos de contacto que has tenido con una persona en particular.

¿Desde hace cuánto que es cliente? ¿Cuál fue su experiencia en el proceso de venta? ¿Cuántas compras ha realizado? ¿Ha dado una retroalimentación positiva o negativa sobre tu experiencia de soporte o productos? Conocer estas respuestas te dará un panorama completo cuando resuelvas dudas y te ayudará a tener conversaciones más productivas con tu base de clientes.

3. Crea ciclos de retroalimentación

Desde el momento en que tienes a tu primer cliente debes buscar de manera activa sus opiniones. A medida que crezca tu negocio, esto se hará más difícil, pero recuerda que tus representantes de atención al cliente que interactúan personalmente con estas personas son una fuente muy valiosa de información, porque son los que mejor comprenden a tus compradores y prospectos.

4. Crea una página de preguntas frecuentes para tu sitio web

Dales a tus clientes las herramientas para que se ayuden, y escala este programa a medida que crezcas. Cuando recién comienzas, esto puede ser una simple página de preguntas frecuentes (FAQ). Con el tiempo, conforme tu base de clientes aumente, convierte tu sitio web en un recurso para las personas y permíteles que realicen consultas sin ayuda de nadie más. Esta página puede evolucionar a una base de conocimiento o biblioteca que responda preguntas comunes o dé instrucciones a los clientes.

11. Busca financiamiento para tu empresa

Desde el momento en que comienzas a construir tu empresa hasta el momento en que puedes tener ganancias consistentes, necesitas financiar tu operación y crecimiento con capital para una empresa emergente o startup. Fundadores de este tipo de proyectos pueden financiar su negocio únicamente con su dinero o a través de amigos y familiares, que es lo que se conoce como «bootstrapping» o iniciar un negocio con recursos propios.

Por supuesto, esto le da a quien emprende una gran cantidad de flexibilidad para gestionar su negocio, aunque implica tomar un riesgo financiero muy alto. Y cuando la familia se involucra, puede llevar a conversaciones incómodas durante las cenas si algo sale mal.

Muchas personas necesitan capital de emprendimiento externo para impulsar su negocio. Si te identificas con esta situación, sigue leyendo para que sepas más sobre los tipos de capital externo más comunes que puedes conseguir.

1. Capital semilla

Si estás buscando una cantidad de dinero relativamente pequeña, destinada a la investigación de una oportunidad de mercado o el desarrollo de la versión primaria de un producto o servicio, por ejemplo, entonces el capital semilla es para ti.

Existen diferentes tipos de capital semilla, pero el que probablemente te parezca más familiar es el que se llama «ronda semilla». En este caso, alguien invertirá en tu empresa a cambio de una acción preferencial. Si tu empresa se vende o es liquidada, quienes tengan estas acciones tienen habitualmente el derecho a que se les regrese su inversión —y, en muchos casos, un retorno adicional, llamado «dividendos preferenciales» o «preferencias de liquidación»— antes de se le pague a quienes tienen acciones comunes.

2. Acelerador

Los aceleradores son programas altamente competitivos que, por lo general, involucran que apliques y luego compitas con otros emprendimientos en un evento público, en donde realizas una presentación de tu proyecto o de un demo. Además de obtener financiamiento y capital semilla, los ganadores también son premiados con mentorías y programas educativos.

Aunque los aceleradores estaban dirigidos especialmente a empresas tecnológicas con sede en Silicon Valley, puedes encontrarlos en diferentes partes del mundo para varias industrias.

3. Préstamo para pequeñas empresas

Si ya cuentas con un plan bien estructurado de cómo gastarás el dinero que obtengas, entonces probablemente podrás convencer a un banco, un prestamista, una organización de desarrollo comunitario o una institución de micropréstamos para que te den un crédito.

Existen diferentes tipos de préstamos, incluidos aquellos otorgados por bancos, empresas de bienes raíces, para equipos y más. Para obtener uno con éxito, necesitarás explicar con detalle cómo invertirás cada centavo, así que asegúrate de tener un plan de negocios sólido antes de aplicar. Te recomendamos consultar las opciones que los gobiernos crean para los emprendimientos de tu localidad.

4. Micromecenazgo o crowdfunding

Es posible que te preguntes, ¿qué pasa con las empresas que consiguen financiamiento por medio de plataformas como Kickstarter o Indiegogo? Eso se conoce como crowdfunding o micromecenazgo, que es una manera más novedosa de conseguir fondos para tu negocio. 

Lo más importante es que típicamente no significa que debes darle propiedad parcial de tu negocio a quien decida invertir en tu proyecto. En su lugar, consigues el dinero no de copropietarios potenciales, sino de seguidores y clientes potenciales que desean apoyar la idea de tu negocio en vez de poseerlo.

Lo que les des a tus donadores a cambio depende completamente de ti. Típicamente, las personas obtienen acceso anticipado al producto, una edición/versión especial, una reunión personal con las personas fundadoras o regalos extra (como souvenirs de la marca).

5. Capital de riesgo

Solo un pequeño porcentaje de negocios son adecuados para un capital de riesgo o tienen acceso a él. Los otros métodos que describimos están disponibles para la mayoría de las empresas.

Si necesitas una cantidad de dinero signficativa para empezar tu empresa, y puedes probar que harás crecer su valor rápidamente, entonces el capital de riesgo es la estrategia adecuada para ti.

El capital de riesgo significa, generalmente, que una o más firmas especializadas en este financiamiento harán grandes inversiones en tu empresa a cambio de acciones preferenciales de la misma. Pero, además de recibir ese retorno como lo harían si fuera capital semilla, quienes invierten en capital de riesgo obtienen también derechos de gobierno corporativo, como un lugar en la junta de administración, o derechos de aprobación para ciertas transacciones. 

El capital de riesgo ocurre cuando una empresa puede demostrar una oportunidad de negocio significativa para crecer rápidamente el valor de la organización, pero también requiere un gran capital para lograrlo.

Entonces, recordemos:

Pasos para crear una empresa

Crear una empresa, aunque sea pequeña, no es sencillo. Pero con el plan adecuado puedes preparar tu negocio para el éxito. 

Asegúrate de revisar y conocer tus requisitos, tener un plan de negocios bien construido y entregar el papeleo legal antes de lanzar tu negocio. Una vez que tengas un plan sólido y el financiamiento necesario para alcanzar tus metas, estarás en el camino de emprender un negocio exitoso.

Descarga esta plantilla gratis y descubre cómo crear un plan de ventas
 Plan de ventas CTA

Publicado originalmente el 05 de abril de 2022, actualizado el 20 de enero de 2023

Topics:

Plan de Negocios