Cómo hacer una tienda en línea: guía paso a paso

Guía de generación de leads
Johanna Rodriguez
Johanna Rodriguez

Actualizado:

Publicado:

¿Cuántas veces has deseado que tu negocio se atendiera por sí solo? Sí, sería genial, ¿verdad? ¡Pues resulta que ya es posible! Con una tienda online puedes atraer, vender y atender a los clientes las 24 horas del día, durante los 365 días del año.

como hacer tienda en linea

<< Descarga gratis la guía para generar leads para tu empresa >>

Hace algunos años, las tiendas en línea se limitaban al uso simple de webs con una serie de indicaciones para hacer pedidos por email o por teléfono, y posteriormente realizar el pago en una sucursal bancaria.

Por fortuna, las vías y formas de realizar compras online han evolucionado para mejorar la experiencia de los usuarios. Y lo mismo ha ocurrido con el proceso de creación de tiendas en línea para las empresas.

Actualmente existen diversas opciones para hacer posible un negocio online ideal, aun si no eres experto en sitios web. Si no sabes por dónde comenzar, en las próximas líneas te mostraremos todo lo que necesitas saber para crear tu tienda en línea gratis en solo 13 pasos.

El crecimiento del comercio electrónico es constante: tan solo en 2021 fue cerca del 20 %. Por eso, las tiendas en línea seguirán siendo una tendencia, ya que ofrecen diversas ventajas para los usuarios, además de que cada vez es más fácil implementar una.

¿Por qué te conviene hacer una tienda en línea? 

Es natural hacerse esta pregunta. Después de todo, debes invertir tiempo y recursos para tener una tienda online. Entones, veamos todos los beneficios que el comercio electrónico tiene para ti.

1. Expande geográficamente tu negocio 

Gracias al alcance global de internet, cualquier sitio web puede encontrarse en la red. Al crear tu propia tienda online no solo puedes vender en algunas localidades, sino también de forma nacional e incluso internacional.

Una tienda física está limitada a recibir clientes de una zona geográfica cercana; por el contrario, el comercio electrónico está al alcance de más personas en el mundo. «Estar presente en internet significa no tener barreras geográficas para alcanzar a los consumidores», menciona Mauricio Salvador, Presidente de la Asociación Brasileña de Comercio Electrónico.

2. Incrementa tus oportunidades de venta 

Piensa en el mercado que deseas alcanzar y el modo en que los prospectos te preferirían a ti en lugar de la competencia. Una de las formas de optar por una oferta de compra u otra es la inmediatez con la que se cubra la necesidad del cliente. Aspectos como la rapidez, la facilidad y la comodidad de comprar son parte de las preferencias del público. 

3. Haz transacciones sin intermediarios

Además de ahorrar en pagos de comisiones a terceros, podrás crear relaciones más próximas con los clientes que cierren tratos directos contigo, y aumentar su confianza y, sobre todo, sus posibilidades de regreso.

4. Logra ganancias altas a una baja inversión

Como ya lo viste en el punto anterior, una forma de ahorrar es disminuir los gastos que te causa vender a través de intermediarios. Además, con una tienda online ahorrarás en otros gastos cuantiosos que las tiendas físicas requieren, como inversión en infraestructura, logística de distribución y contratación de personal.

5. Adquiere reconocimiento en el sector de tu negocio o industria

Gana credibilidad en el mercado para posicionarte como una marca reconocida a escalas más altas. En la actualidad las grandes marcas intentan abarcar la mayor cantidad de espacios virtuales en la red y cuentan con sitios web, presencia en redes sociales, aplicaciones móviles y catálogos digitales para mostrarse como empresas consolidadas. Por eso tener una tienda en línea puede ser un reflejo de compromiso y seriedad ante el público que persigues. 

12 elementos de una tienda en línea

1. Página de inicio

Una tienda en línea necesita un home o página de inicio, es decir, una portada general del sitio web. Este puede ser simple y contar con un solo banner y enseguida el catálogo de productos, o más estructurado cuando se tienen más bloques de contenido y otras secciones. 

En el home tendrás banners principales, los cuales te servirán para establecer tu oferta de valor, qué vendes y quizá tus productos estrella. También puedes tener otros bloques de información u otros banners donde indiques ofertas y promociones.  

En la parte superior deberás ubicar el nombre y logo de tu tienda en línea de manera visible y atractiva. También estará el menú donde indiques las secciones que forman parte de este entorno digital. Asimismo, puedes incluir iconos de redes sociales y datos de contacto, como email, teléfono o enlace a WhatsApp. 

A continuación veremos otros elementos que también se destacarán desde el home y que son clave en una tienda en línea, como el carrito de compras.  

2. Secciones

Tu tienda en línea puede estar acompañada de otras secciones; pero mucha atención: no confundas tu ecommerce con un sitio web al que quieras colmar de secciones e información. Recuerda que el objetivo es presentar tus productos y vender. 

Las secciones más recurrentes para una tienda en línea son: 

  • Blog: lo utilizas como parte de tu estrategia de contenidos para atraer a la audiencia con artículos de valor relacionados con los productos que vendes y con los intereses que tienen las personas que te están buscando. 
  • Preguntas frecuentes: esta sección es importante para que aclares las dudas más constantes de tus prospectos y clientes. Así les darás la oportunidad de que encuentren una respuesta antes de contactarte, por ejemplo, sobre las formas de pago, tiempos de envío, etc. 
  • Información corporativa: puedes tener una sección para ofrecer más datos sobre tu empresa, pero que sean breves y que sirvan para dar confianza de que los compradores están tratando con una organización seria. 
  • Testimonios o reseñas: esta puede ser una información en algún bloque de la página de inicio o una sección aparte para indicar algunos testimonios de personas que ya te han comprado y califican positivamente tu servicio.

3. Promociones, ofertas y dinámicas

Estos elementos le dan movimiento a tu tienda en línea; puedes incluirlos como un banner, en un bloque de información o con un simple banderín sobre algunos productos, ya que son factores que incitan la compra. 

4. Carrito de compras 

Es uno de los elementos distintivos de una tienda en línea, por lo cual debes asegurarte de que sea visible, funcional y comprensible. Este es un sistema en el que se van acumulando los productos que seleccione un usuario, ya sea para una compra posterior, para ir apartándolos o para hacer el pago inmediato. 

Si el carrito de compras no se entiende, no se ve o presenta fallas es muy probable que pierdas tus ventas. 

5. Catálogo de productos 

Otro elemento esencial para tu tienda en línea es el catálogo de productos. Se trata de la forma en que presentas tus artículos a quienes visiten tu tienda en línea. Este debe ser muy claro y fácil de navegar, por lo que generalmente se incluyen categorías de productos para facilitar la transacción.

También debes cuidar que las imágenes que utilices sean de excelente calidad, pero que no pesen demasiado para que no se haga lento tu sitio; además cuida que no haya enlaces rotos, y que cada artículo esté acompañado de una descripción y el precio para que tu comprador sepa qué está adquiriendo.

6. Descripciones de los productos

Este elemento se vincula directamente al catálogo de productos. En la mayoría de las tiendas en línea puedes hacer un clic en el producto y se abre una ventana o te direcciona a otra página en donde puedes ver con más detalle la información del producto, más imágenes, hacer zoom en las fotos y conocer la parte técnica del artículo, así como una descripción

La ausencia de descripción puede inhibir la compra, así que es importante que presentes un texto breve, claro y creativo para que llame la atención y digas cuáles son las características y beneficios de ese producto en particular.

7. Buscador

Si manejas un gran catálogo de productos, este elemento es fundamental. Se trata de una barra acompañada con el icono de una lupa, generalmente visible en la parte superior de la página de inicio, para que el usuario teclee el nombre, categoría o tipo de artículo que está buscando. 

8. Registro de usuarios

En caso de que quieras tener usuarios registrados, ya sea para conseguir su contacto y establecer una comunicación futura, o porque ofreces algún tipo de descuento para cuando ya se han registrado, necesitas establecer un sistema de registro.

9. Métodos de pago

Cuida mucho este elemento porque es un pilar para concretar tus ventas. Cuanta más versatilidad tengas en métodos de pago y mayor sea su funcionalidad, tendrás mejores posibilidades de vender.

10. Logística

Necesitas implementar elementos logísticos que le den fluidez a tu navegación y a la transacción en tu tienda en línea, sobre todo en aspectos como envío, devolución, cancelación, facturación, seguimiento de productos, etc.

11. Canales de contacto 

En la página de inicio y en cualquier sección o enlace de navegación debes implementar canales de contacto con tus usuarios, ya sea a través de un formulario, redes sociales, email, chat en vivo o chatbot

12. Aviso de privacidad, condiciones o políticas 

Una página web y todo entorno digital que utilice datos personales debe contar con su aviso de privacidad en el que se comunique cómo serán recopilados los datos y se garantice su protección.

Además, una tienda en línea debe tener un apartado en el que se establezcan las condiciones en cuanto a su operación. Así definirás cuáles son los procesos y cómo será la transacción en la compra, pagos, envíos, etc.

1. Conoce el sector del mercado al que quieres llegar 

Aunque los alcances de una tienda en internet pueden ser enormes, no significa que todo el mundo te comprará. Estudia las características de tu mercado meta y concéntrate en sus necesidades. Solo así podrás crear el mejor proyecto de venta online en una tienda virtual.

Identifica cuál será tu audiencia. Así sabrás los contenidos que debes incluir en tu tienda online y las estrategias de marketing más adecuadas para atraer a ese tipo de comprador. En esta parte te puede servir construir tus buyer personas y definir tu customer journey.

 2. Diseña un plan de funcionamiento de la tienda en línea

Para atender mejor a los usuarios en línea elabora una guía sobre cómo fluirá tu negocio por internet; para ello ten en cuenta las características específicas de tu mercancía o servicios y de tu mercado. Reflexiona: ¿cómo deseas que sea el proceso de compra de tus clientes en la tienda digital?

Esta parte es fundamental que la hagas a conciencia, porque de ella dependerá en mucho el éxito de tu tienda en línea. Traza cada paso de cómo será tu operación y así más adelante podrás verificar que todo esté funcionando óptimamente.

3. Define el nombre de la tienda y crea el dominio 

Para definir un nombre ten presente el propio nombre de tu empresa, lo que vendes o las cualidades que te hacen diferente de la competencia. Considera las siguientes características: piensa en un nombre corto y fácil de recordar que identifique a tu marca.

Comprueba que el dominio esté disponible. Un dominio consta de 2 partes: el nombre y la extensión (nombrededominio.ext). Si la extensión .com no está disponible, utiliza la alternativa del país al que perteneces (por ejemplo: .es, .ar, .mx)

Finalmente, registra el dominio con cualquier proveedor.

4. Elabora un inventario de tus productos o servicios y un catálogo

Analiza tu cartera de productos, verifica que tengas inventario y conoce a fondo sus características, beneficios y qué ofrecen como solución a las personas que los compren.

Mantener una lista actualizada de lo que ofreces será indispensable para tu tienda; no importa si son pocas o muchas las ofertas: regístralas y organízalas para luego crear un catálogo donde los usuarios localicen lo que necesitan de forma rápida y que comprendan fácilmente.

5. Crea un diseño en la plataforma que selecciones

Utiliza las plantillas o temas que ofrece la herramienta de tu elección para realizar el diseño que mejor se ajuste a tu plan de funcionamiento. Si ofreces productos, selecciona las mejores imágenes. Verifica que sean de alta calidad para que los visitantes aprecien todos los detalles como lo harían de forma física.

Considera ampliar la información de lo que ofreces. Utiliza desde reseñas o artículos que guarden relación hasta historias o notas reales de clientes satisfechos, o cualquier material que sirva para atraer visitas a tu sitio.

6. Establece políticas de venta online

Debes verificar y garantizar una operación eficiente de tu tienda en línea. Aquí tienes que implementar cómo se verán los productos, que funcione el carrito de compras, los métodos de pago, cómo harás las entregas, cómo facturarás, tus procesos de devolución y todo aspecto que permita un flujo adecuado desde que un usuario ingresa a tu sitio, mira los productos, toma la decisión, compra y recibe su mercancía

Con base en esto, determina cuáles serán las políticas respecto a las ventas concretadas en línea, como las que se refieren a devoluciones, formas de pago, política de privacidad o el aviso de cookies.

7. Añade un carrito o bolsa de compra 

Selecciona o diseña un asistente de compra que acompañe al consumidor en su recorrido virtual por la tienda. Puedes crear un icono atractivo en lugar de un botón con texto, pero ante todo el carrito o bolsa de compra debe facilitar la compra registrando, por ejemplo, los productos seleccionados y calculando una cuenta final. Sus funciones pueden simular los procesos de compraventa en una tienda física.

Piensa en una manera de añadir productos que resulte entretenida para el cliente, ya que esto le generará un momento más especial en el sitio.

8. Determina la forma de envío

En caso de que lo necesites, elige al proveedor logístico adecuado que cumpla siempre con los tiempos y formas de entrega correctas; que te evite retrasos u otras malas experiencias tanto para ti como para el cliente. Investiga cuál ofrece el mejor servicio para evitar quejas derivadas del envío.

Trata de hacer sinergias con varios proveedores para cubrir diferentes distancias. Si eliges un solo proveedor debes cerciorarte de que sea capaz de abarcar diversas modalidades de entrega.

Durante la pandemia, los principales problemas de los ecommerce fueron fallas en las entregas y mala atención al cliente, de ahí la importancia de reforzar estos aspectos. 

9. Agrega las mejores opciones de pago

Es esencial establecer acuerdos con varios proveedores, de manera que haya distintas alternativas de pago seguro para tus clientes como Paypal, tarjetas de crédito o transferencia bancaria. No hay que limitarse a una de estas opciones, pues al usuario le gusta tener la capacidad de escoger cómo pagar sus compras.

10. Da seguimiento

Da seguimiento a tus prospectos al enviarles recordatorios. El seguimiento vía correo electrónico es efectivo para que concretes más ventas. Un punto importante es que personalices estas interacciones para que tus prospectos sepan que son importantes y que conoces cuáles son los productos de su interés.

11. Ofrece servicio al cliente

No olvides añadir el servicio o atención al cliente. Esto te ayudará a corregir errores y, en general, a mejorar tu sitio para crecer.

Mejorar el servicio y atención a cliente en tu tienda en línea debe ser un objetivo continuo para que no pierdas oportunidades de ventas.

12. Promueve tu tienda en redes sociales

Aunque el primer paso para promover tu tienda online es iniciar con una revisión y estrategia de SEO (optimización en motores de búsqueda), también es importante considerar la publicidad en redes sociales. Utiliza las plataformas que te permitan reunir datos de contacto, como correos electrónicos, para enviar promociones personalizadas.

Cuantas más personas interesadas en tus productos te sigan, será mejor para que generes dinámicas, promociones u ofertas. Por ello necesitas desarrollar una comunidad en tus entornos digitales, por ejemplo, en redes sociales, e interactuar con ellos, con el fin de mantenerlos atentos a tus productos y lo que hace tu marca. 

13. Crea un plan a futuro

Proyecta los resultados que esperas a futuro de tu tienda virtual y revisa si la plataforma que elegiste es capaz de ayudar o modificar sus elementos para cumplir el propósito deseado. Si es necesario, considera cambiar de herramientas para alcanzar las metas de crecimiento.

Cuando ya esté en marcha tu tienda en línea, necesitas medir los resultados de toda acción que hayas hecho para promoverla. De esta forma sabrás si un banner está funcionando, si tus artículos de blog atraen, si tu sección de preguntas frecuentes ayuda a los usuarios; además, puedes medir qué días vendes más, cuáles productos, etc. Todos los datos que recopiles te ayudarán para saber qué puedes mejorar, que debes evitar y qué replicar; es decir, optimizar tu ecommerce.

14. Abre tu tienda online a los internautas

Finalmente asegúrate de que tus herramientas de trabajo puedan integrarse entre ellas. Hecho lo anterior, envía invitaciones y promociones a una lista de prospectos o cartera de clientes si ya los tienes. Entonces, ¡estarás listo para poner en marcha tu tienda en línea las 24 horas del día durante todo el año!

Aunado a las plataformas para crear una tienda en línea y las soluciones de pago, así como las formas de envío, será necesario que preveas la herramienta de marketing que implementarás. En HubSpot contamos con una serie de herramientas para administrar contactos por medio de un CRM que te permite gestionar las redes sociales y te ayuda en la creación de contenido de valor. No lo pienses más y comienza hoy.

6 herramientas para hacer una tienda en línea

Lo primero que debes saber es que una plataforma de ecommerce es aquella que está diseñada para vender productos online. Se trata de aplicaciones de software que permiten realizar funciones complejas dentro de la tienda online, como la gestión o administración de la misma. Lo anterior incluye el diseño web, catálogo de productos, gestión de inventario, gestión de clientes, facturación, entre otros.

Otra buena noticia es que la mayoría de los software ya están listos para usarse y, por lo tanto, no requieres mayores conocimientos de programación web. Puedes utilizarlos tú mismo al personalizar, configurar y diseñar tu tienda tal y como lo tenías en mente.

Hasta este momento es posible que, a pesar de que estás decidido a abrir una tienda en línea, tengas dudas sobre cuál es la plataforma más adecuada para tu negocio. Por lo tanto, a continuación te mostraremos las herramientas más adecuadas para lograrlo.

1. Wix 

Wix Stores es una plataforma que sirve para la creación de páginas web con un modo «drag and drop» (arrastrar y soltar), lo cual significa que puedes diseñar una tienda online con la facilidad de modificar los elementos con el cursor.

Tendrás una tienda online de aspecto profesional desde el inicio de tu proyecto sin que sea necesario invertir una suma considerable de dinero. Será una herramienta útil para probar los alcances de una tienda en línea, así como las respuestas y la aceptación en nuevos sectores del mercado.

wix como hacer tu tienda online

2. Woocomerce 

Si ya eres usuario o has creado una página web con WordPress, aquí mismo podrás desarrollar una tienda online utilizando la extensión llamada WooCommerce. En esta plataforma puedes añadir plugins o adaptar las funciones ideales para la venta online que buscas.

woocomerce como hacer tu tienda online

3. Prestashop

Debido la constante evolución en las herramientas, en Prestashop dispones de servicios como buscador de productos, catálogo y soporte para cambio de idiomas. Además, lograrás un posicionamiento SEO con mayor facilidad al compartir contenidos en redes sociales.

prestashop tienda online

4. BigCommerce

La aplicación representa una buena solución para empresas en desarrollo, pues integra el AMP de Google, que simplifica las páginas de producto y categoría. Esto reduce el tiempo de carga para acceder de forma más rápida.

Aunque todo en su interfaz se muestra en inglés, es muy fácil descubrir sus herramientas de trabajo. Además, cuentan con más de 60 pasarelas de pago diferentes.

Tienda Online BigCommerce

5. Shopify 

Para el uso de esta plataforma se requieren conocimientos básicos de HTML o CSS, para obtener mayor provecho al crear un diseño personalizado, así como para ofrecer diversas opciones de venta por medio de redes sociales, como Facebook u otras apps.

Una de las mejores características de Shopify es que aumenta las posibilidades de venta en línea con complementos.

Shopify tienda online

6. Magento 

Magento se caracteriza por ser un sistema modular para la creación de tiendas en línea. Si tu proyecto ha crecido y necesitas un mayor control de las ventas por internet, este software es altamente flexible y escalable. Gracias a la posibilidad de usar una multiplataforma podrás administrar varias tiendas con un solo panel de administración.

Tienda Online Magento

Antes de tomar una decisión final, te recomendamos hacer una comparación más profunda sobre los pros y contras de cada plataforma para que optes por la que mejor se adapte a tu modelo de negocios, y así obtener con éxito los resultados y objetivos deseados para tu tienda.

Ahora ya sabes cómo crear tu propia tienda en línea. Cuando esté en marcha no olvides verificar constantemente los aspectos técnicos y toda la operación de tu tienda en línea. Procura que todos los enlaces funcionen, que tu sitio cargue rápido, que sea fácil de navegar, etc. Es recomendable que hagas una compra como cualquier usuario y sigas cada paso para comprobar que todo fluya correctamente.

Cómo generar más oportunidades de venta para tu empresa

Pop up para GUÍA DE GENERACIÓN DE LEADS GUÍA DE GENERACIÓN DE LEADS

Descarga gratis la guía para generar más leads para tu empresa

    Pop up para GUÍA DE GENERACIÓN DE LEADS GUÍA DE GENERACIÓN DE LEADS

    Powerful and easy-to-use sales software that drives productivity, enables customer connection, and supports growing sales orgs

    START FREE OR GET A DEMO