«¿Me dirijo de tú o de usted?». «¿Me presento como alguien formal o creativo y relajado?». «¿Cómo logro que este mensaje no pase inadvertido?».

Esas son solo algunas de las cosas que pasaban por mi cabeza cuando redacté el correo para enviar mi currículum por primera vez (y la siguiente vez, me hice las mismas preguntas).

 

<< Descarga gratis el kit de búsqueda de trabajo >> 

 

Con los años, me he dado cuenta de varios aspectos que les encantan a los empleadores. Te daré esos consejos para que tu email destaque y estés un paso más cerca del trabajo de tus sueños.

Pero antes, he aquí algunas sugerencias que te servirán en cualquier contacto que tengas con el área de recursos humanos que, por lo general, es el primer filtro para entrar en cualquier empresa.

 

Cómo causar una buena impresión en Recursos Humanos

¿Qué buscan los reclutadores de RRHH en un candidato? Ten en cuenta las características deseables en cualquier perfil laboral y sigue estos consejos:

1. Impresiona por lo que eres

Los especialistas en RRHH saben distinguir entre quienes son sinceros y quienes no lo son, así que presenta tus cualidades reales, siempre con cortesía. Así infundirás más confianza.

 

2. Muestra tu afinidad con la cultura de la empresa

La cultura organizacional es una ventaja competitiva, en tanto que su presencia da sentido a las actividades de la empresa y fomenta el compromiso entre los empleados. Investiga previamente cuáles son los principios de esa organización e intenta comunicarte de una manera afín. Este paso será importante para que también determines en cuáles lugares disfrutarías trabajar.

3. Potencia tus soft skills 

Las hard skills son tus habilidades como especialista, ya seas un desarrollador de software o un especialista en marketing, por ejemplo. Lo que tienen en común estos dos perfiles son las habilidades deseables dentro de una compañía, y que pueden hacer la diferencia, incluso si tus competidores tienen más años de experiencia o una formación espectacular. Algunas soft skills son:

  • El liderazgo
  • La capacidad para gestionar tu tiempo
  • La autonomía
  • El carácter proactivo
  • La motivación
  • La empatía y la capacidad de escucha

Tener una certificación, como este curso gratuito de Autoridad, dirección y liderazgo, te ayudará a mostrar de manera más sólida tus habilidades.

4. Ten en claro por qué quieres trabajar ahí

¿Lo ves como una oportunidad de crecimiento laboral, donde darás vida a un proyecto? ¿Quieres permanecer ahí por siempre porque es la empresa de tus sueños? Siempre reconoce por qué quieres entrar en una empresa y exprésalo. Así, el gestor de RRHH sabrá que eres una persona con objetivos profesionales bien definidos.

5. Manifiesta tu disposición para aprender y crear

Cada vez menos empresas quieren a alguien que cubra una vacante sin un propósito. En cambio, esperan a un colaborador que, además de que cuente con un currículum adecuado, esté dispuesto a trabajar en equipo y aprender de quienes llevan más tiempo ahí, a la vez que dé soluciones innovadoras a los problemas de la organización y de su área específica.

Muestra tu pasión y tu curiosidad por aprender más: esas son características ganadoras.

 

1. Identifica un tono adecuado para la empresa

Aunque no es obligatorio que sepas todo acerca de la empresa donde quieres trabajar, sí es vital que te des el tiempo para investigarla previamente. Entra a su sitio web y a los archivos que comparte. Si tienes acceso a algún documento para sus colaboradores, como un video conmemorativo, verás cuál es la manera en la que le gusta comunicarse de manera interna. 

En algunos lugares, preferirán un tratamiento más formal, mientras que en otros tendrán un estilo más desenfadado, así que deberás adaptar tu mensaje conforme a estas características. 

2. Utiliza un asunto preciso

Imagina que eres quien recibe este correo. Si alguien pone «CV + (nombre)» no sabrás para cuál puesto es (y el nombre no te dice nada todavía, pues es de alguien desconocido). Utiliza un asunto que dé en el clavo para que la persona sepa, desde el primer contacto, la relevancia de tu mensaje.

Usa este modelo: perfil + vacante. «Líder de campañas interesada en la Gerencia Creativa». Busca que tu asunto tenga menos de 10 palabras.

3. Preséntate con la persona indicada

Empezar con «A quien corresponda» está bien, pero será mejor que investigues el nombre de la persona que está encargada del reclutamiento, ya sea en su sitio web o en los perfiles de LinkedIn. Eso, sin duda, halagará a la persona que reciba el correo y así sabrá que realmente investigaste antes de enviarlo.

En caso de que haya ambigüedad en cuanto a quién responde en esa dirección electrónica, tendrás que optar por un tratamiento genérico.

4. Muestra tu perfil en pocas palabras

Este correo electrónico no debería ser una transcripción de tu currículum, sino una introducción. Aun así, debes lograr llamar la atención de quien lo lea. Compara estos dos casos:

  • «Le adjunto mi currículum en PDF. Espero que sea de su agrado».
  • «Cuento con 3 años de experiencia en la creación de aplicaciones móviles. En el currículum que adjunto podrá ver más acerca de mis últimos proyectos».

La última opción es más atractiva que la primera, así que encuentra cómo presentarte en pocas palabras.

5. Expón uno de tus logros (y solo uno)

Un correo común tendrá una respuesta poco entusiasta. Para destacar tu perfil, es necesario que expongas alguno de tus logros más importantes, aunque no debería llevarte más de una línea el hacerlo. Así, es mejor:

«La última aplicación que desarrollé obtuvo 5.000 descargas prémium en 6 meses».

En vez de:

«He desarrollado muchas aplicaciones para varios clientes. El último obtuvo 5.000 descargas prémium en 6 meses, además de que fue considerada como muy exitosa por mi cliente. En otro proyecto en el que participé hubo un nivel de 300 descargas diarias, así como otro donde obtuvimos 400».

Esos detalles serán más útiles durante la entrevista de trabajo, donde podrás profundizar en más logros importantes.

6. Crea un gancho

Muchas empresas valoran el hecho de que sepas «venderte» como profesional. Eso implica que no dejarás que una oportunidad se pierda por el hecho de que no intentaste concretar un compromiso. 

Así, una buena frase para finalizar tu escrito es: «Me encantaría hablar directamente con usted. ¿Será posible que concretemos una videollamada la semana próxima?». Cambia «videollamada» por cualquier otro medio por el que puedas contactar al contratante. 

Ejemplos exitosos de email para enviar tu currículum

Siguiendo las recomendaciones que viste con anterioridad, esta sería una manera adecuada de presentar tu CV a una empresa que prefiere un tono formal:

«ASUNTO: (Perfil + vacante)

Estimado (Nombre del encargado del reclutamiento):

Estoy interesado en la vacante (puesto específico). Tengo (cantidad) años de experiencia en (área). Como podrá ver en el currículum que adjunto, participé en (proyecto con logro específico). 

Encontrará más detalles acerca de mi perfil profesional en el documento. Espero colaborar con (empresa) y estoy disponible para las reuniones que soliciten. ¿Le gustaría tener una conversación telefónica esta semana? Mi número es (teléfono celular).

Muchas gracias por su atención.

Atentamente:

(Nombre).»

Ahora, este es un ejemplo para una empresa que se comunica en un tono más jovial. Funciona mejor si te comunicas con el encargado por una recomendación personal o si tienes algún conocimiento previo de esa persona:

«ASUNTO: (Perfil + vacante)

Estimado (Nombre del encargado del reclutamiento):

Estoy interesado en la vacante (puesto específico). Tengo (cantidad) años de experiencia en (área específica). Participé en (proyecto con logro específico) y en mi currículum podrás conocer otros de mis proyectos.

Desde hace tiempo sigo las actividades de (empresa) y me encantará ser parte de su equipo, sobre todo por (una razón específica). Si te parece adecuado, podemos hablar por teléfono esta semana. Mi número es (teléfono celular).

 Muchas gracias por tu atención. 

(Nombre).»

7 errores que debes evitar al enviar tu currículum por correo electrónico

Ya te conté todas las cosas que te ayudarán a salir bien posicionado en tu primera comunicación con un empleador. Ahora te resumiré qué es lo que debes evitar, pues muchos postulantes cometen estos errores al enviar un correo para buscar trabajo:

  1. Mencionar datos falsos. Es cierto que, especialmente cuando recién saliste de los estudios y buscas tu primer trabajo, quieres llenar un poco más ese currículum. Piensa que los reclutadores tienen varias formas de comprobar lo que haces, así que es mejor que destaques tu experiencia y cualidades reales, a que agregues aspectos que no son ciertos.
  2. No personalizar el correo. Sí, la época de búsqueda de empleo es ardua y quizá debas enviar hasta 10 o 20 mensajes en un solo día, pero ni en esas circunstancias puedes enviar un mensaje genérico...o que se vea que diste en «reenviar».
  3. Enviar un mensaje de poca o demasiada extensión. No digas únicamente «Adjunto CV. Gracias.» ¡Así nadie prestaría atención! Pero tampoco es necesario que te extiendas de más, pues lo más probable es que no lean tu mensaje completo.
  4. Adjuntar todo tu historial de académico y más. ¡He visto casos donde adjuntaban 10 archivos de logros universitarios y reconocimientos! Basta con que compartas tu currículum que, además, debe ser conciso. 
  5. Descuidar el correo desde el que lo envías. Si tu dirección electrónica no luce profesional, es poco probable que te tomen en cuenta. Muda del correo con tu artista favorito a uno que tenga tu nombre y sea simple.
  6. Contener errores de redacción. Revisa tu correo al menos tres veces y evita utilizar mayúsculas donde no corresponde, ya que lucen desagradables.
  7. Enviar el email en momentos inadecuados. Olvídate de enviar el currículum un domingo por la noche (nunca sabes si el reclutador tiene alertas de correo en el móvil) y tampoco es prudente enviarlo los lunes, que suelen ser días extenuantes en la mayoría de las oficinas. Prefiere los días martes a jueves, en un horario matutino donde el ánimo del encargado está aún relajado y fresco.

Un tip extra: envía el CV en formato PDF, ya que así no corres el riesgo de que alguien modifique los datos que contiene. 

 

¡Ya estás listo para redactar tu correo electrónico sin temor a equivocarte! Verás que tendrá un efecto positivo en quien lo reciba, ya sea tu empleador directo o un especialista en Recursos Humanos.

 

Kit para aprender a preparar tus entrevistas

 Búsqueda Empleo

Publicado originalmente en diciembre 30 2020, actualizado diciembre 30 2019