Las marcas necesitan una estrategia de video marketing. Aunque esta idea no es nueva, lo que ha cambiado actualmente es la importancia que el formato audiovisual ha ganado en cada plataforma y canal de comunicación.

El video hoy en día no es solamente una pieza de tu plan completo de marketing: es un elemento crucial para impulsar e incrementar el alcance de tus campañas y lograr que los esfuerzos puestos en ellas rindan frutos, especialmente cuando se trata de las estrategias para redes sociales.

<< Accede gratis a videos explicativos, plantillas y guías que te ayudarán a  comenzar a usar videos para tu empresa >> 

El video ha dominado las redes sociales y así lo demuestran las investigaciones. Uno de los estudios realizados por HubSpot muestra que 4 de los 6 canales principales donde los consumidores ven videos son sociales. Esto quiere decir que han visto los videos en alguna red social.

¿Y por qué es importante todo esto? Básicamente porque si no creas contenido en este formato estás quedándote atrás. Claro, tampoco es necesario que te vuelvas un experto en video para producirlos. De hecho, la mayoría de los videos con altas tasas de visualizaciones son sencillos y sin muchos procesos de producción o edición: cuanto más auténtico sea el contenido, tu audiencia obtendrá lo que está buscando.

Mejor aún, la producción básica para cualquier tipo de video es más barata ahora que en cualquier otro momento. Puedes grabar con alta calidad y 4K incluso desde tu smartphone. No obstante, elementos como el equipo de iluminación, el software de edición y otros elementos pueden hacerte creer que el video marketing es algo complejo. Por eso hemos creado esta guía para ti.

Sigue leyendo para aprender todo lo que necesitas para crear una estrategia exitosa de video marketing.

Pero ¿por qué deberías concentrarte en el área de video marketing ahora? Aunque no es el único motivo, en los últimos años se ha visto un incremento bastante alto en la popularidad de los videos como formato para consumir contenido.

El video se alzó hace unos años hasta el primer lugar de la lista de estrategias de marketing. Antes era considerado por los equipos creativos como uno de los muchos elementos a los que debería prestarse atención al momento de implementar estrategias. Todo eso con un interés especial en los recursos de producción, siempre muy costosos, y sin mucho análisis o estrategia para mostrar los contenidos finales.

Desde hace dos años eso cambió: el video se convirtió en una estrategia de marketing completa. No hay necesidad de considerarlo como uno más de los elementos de una campaña. Hoy en día, el formato audiovisual tendrá que ser algo producido por todos los equipos de una empresa, desde todas las perspectivas posibles: desde discusiones, acciones concretas hasta propuestas diferentes para la medición del impacto en el negocio.

De acuerdo con el informe de HubSpot, más del 50% de los consumidores quieren ver videos de las marcas, por encima de cualquier otro tipo de contenido que las empresas puedan producir.

Encuesta de preferencias de los consumidores sobre diversos tipos de contenidos

La importancia del video marketing y dónde utilizarlo

El formato de video es útil no solo para el entretenimiento, lo que en los últimos años ha sido bastante notorio. Un video en una landing page puede incrementar las tasas de conversión hasta en un 80% y la simple mención de la palabra «video» en un asunto de correo electrónico incrementa las tasas de apertura del mismo en un 19%. Además, 90% de los clientes han dicho que los videos influyen positivamente en la decisión de compra con más seguridad.

Pero el video no solo ha transformado cómo compran los clientes y cómo venden los negocios: también ha revolucionado la manera en que los vendedores conectan e impulsan la conversión y cómo los equipos de servicio apoyan y deleitan a los clientes. En pocas palabras, el video es un recurso sumamente útil a lo largo de todo el ciclo basado en el cliente, y no solo para incrementar el reconocimiento de marca.

El formato audiovisual puede ser una herramienta versátil para los vendedores a lo largo del ciclo de ventas. También proporciona algo más que simplemente incrementar el engagement de tus clientes. Usar análisis de back-end le permite a los vendedores calificar y priorizar aquellos casos de leads fríos o que no responden a los mensajes y llamadas.

De acuerdo con Gary Stevens, director de investigación en HostingCanada.org, «reorientar a los visitantes de nuestro sitio hacia las redes sociales aumentó 47% el valor de los visitantes totales de nuestro sitio». Las estadísticas de video en plataformas como Facebook explican esto: 93% de las empresas reportó tener un cliente nuevo en las redes sociales gracias a los videos.

Del mismo modo, las opciones son interminables para los servicios de atención a cliente. Videos de introducción, tutoriales, videollamadas para conocer al equipo de trabajo, videollamadas de apoyo e historias de clientes son solo algunas de las maneras en las que los equipos de atención a cliente pueden beneficiarse gracias al video. Todo mediante una experiencia de atención al cliente más personalizada que con los formatos de comunicación tradicionales.

También es bueno recordar que las investigaciones realizadas por HubSpot han arrojado datos sobre los clientes que apuntan a que la autenticidad está por encima de la buena calidad y una producción con todos los recursos necesarios, ya que eso no les genera confianza y parece artificial.

Los 12 tipos de video marketing

Antes de que comiences a grabar videos o de que pienses en qué tipo de estrategia de video marketing es la más adecuada para tu negocio, necesitas determinar qué tipo de video quieres y necesitas crear. La lista que te dejamos a continuación te ayudará a conocer todas las alternativas, para que así elijas la más adecuada.

1. Videos de demostración

Los videos de demostración muestran cómo funcionan tus productos o servicios. Puede ser que se trate de llevar a tus espectadores a través del proceso de funcionamiento de tu software: mostrarles cómo pueden utilizarlo o un video de unboxing en el que pongas a prueba tu producto (en caso de que se trate de algún aparato u otro tipo de dispositivo que requiera pasar por pruebas).

2. Videos de marca

Los videos de marca normalmente forman parte de una campaña de difusión más grande. Muestran la visión de la empresa a gran escala, retratan la misión y valores de la empresa, así como los productos y servicios de una manera detallada.

El objetivo de los videos de marca es dar a conocer tu empresa para que tus empleados se comprometan con los objetivos y también para intrigar y atraer a tus clientes ideales potenciales.

3. Videos de eventos

¿Tu negocio ofreció una conferencia, discusión, debate, presentación para reunir fondos u otro tipo de evento?

Puedes producir un video que compile los momentos más interesantes o mostrar entrevistas y presentaciones de los personajes que hayan causado más revuelo en el evento.

4. Entrevistas con expertos

Grabar entrevistas con expertos externos o líderes de la industria a la que pertenece tu empresa es una gran manera de construir confianza y ganar autoridad con tu audiencia objetivo. Encuentra a los influencers de tu industria (ya sea que compartan tu punto de vista o que tengan otra perspectiva) y haz que las discusiones y debates estén al alcance de tu audiencia.

5. Videos educativos o tutoriales

Los videos tutoriales pueden ser utilizados para enseñarle a tu audiencia algo nuevo o para construir las bases del conocimiento que precisan para utilizar tus servicios o productos. Pueden ser el vehículo para que conozcan mejor lo que ofreces y cómo funciona. Además, tus equipos de ventas y atención al cliente también pueden aprovecharlos mientras trabajan con tus clientes.

6. Videos explicativos

Este tipo de videos es usado para ayudar a tu audiencia a entender las razones por las que tu servicio o producto puede ayudarles a resolver sus problemas o necesidades. Muchos videos explicativos se centran en un recorrido ficticio del buyer persona ideal para una empresa y el problema al que se enfrenta. Esta persona supera las dificultades al comprar o contratar la solución de la empresa que hace el video.

7. Videos animados

HubSpot creó el siguiente video promocional para dar a conocer un tema clave del Estado del Marketing:

Los videos animados pueden ser un formato increíble para ilustrar conceptos difíciles para facilitar la comprensión. También son muy útiles para explicar sobre algún servicio abstracto o un producto realmente innovador, por ejemplo.

8. Videos testimoniales y de casos de estudio

Tus prospectos quieren saber que tu producto puede resolver (y resolverá) su problema específico. Una de las mejores maneras de demostrarlo es mediante videos de caso de estudio que presenten a tus clientes leales satisfechos con los resultados. Estas personas son los mejores representantes de tu éxito. Consigue que describan enfrente de una cámara los retos que tenían y cómo tu compañía los ayudó a superarlos.

9. Videos en directo

El video en directo les da a tus espectadores una sensación especial, como la de estar tras las bambalinas de tu empresa. También permite crear lazos más fuertes y tasas de engagement más altas. Los espectadores pasan de 10 a 20 veces más viendo un video en directo que uno grabado, aunque este se encuentre dentro de las tendencias. Las entrevistas en directo, presentaciones y eventos que motivan a los espectadores a hacer preguntas son mucho más llamativos que los videos grabados previamente.

10. Videos en 360º y videos con opciones de realidad virtual

Con la creación de videos en 360º los espectadores pueden «moverse» alrededor del espacio en que se desarrollan los videos, para ver contenido desde cualquier ángulo; como si estuvieran físicamente en el lugar donde se grabó. Este estilo permite a los espectadores tener la experiencia de estar en un lugar o evento: desde explorar la Antártida hasta espiar la vida de una manada de leones. La realidad virtual (VR, por sus siglas en inglés) permite a los visitantes navegar y controlar la experiencia que tienen. Este tipo de videos suelen estar disponibles para dispositivos como Oculus Rift o Google Cardboard.

Pueden serte de mucha utilidad si lo que quieres es mostrarle a tus espectadores cómo se ve un espacio de una manera más realista, pero a la distancia. Es una herramienta poco utilizada, pero en un futuro no muy lejano seguramente será la última tendencia para brindar una buena experiencia a los usuarios, sobre todo en áreas específicas como bienes raíces o diseño.

11. Videos con realidad aumentada

Tienen una capa digital agregada al material del video que se observa. Por ejemplo, puedes apuntar la cámara de tu teléfono en un dormitorio y la realidad aumentada te permitirá visualizar cómo se vería un sillón en esa habitación, justo como sucede con la aplicación IKEA Place de la marca de diseño más conocida en el mundo de los muebles.

12. Videos con mensajes personalizados

Los videos pueden ser una forma creativa de continuar una conversación o de responderle a alguien sin utilizar correo electrónico o texto. Utilizar la herramienta HubSpot Video o Loom para grabarte recapitulando una junta importante o dando recomendaciones personalizadas a un cliente puede crear un material único para tus prospectos. Puede llevarlos más lejos en el recorrido de compra de una manera más satisfactoria.

Como puedes ver, el video está al alcance de cualquier negocio, sin importar el tamaño de la empresa ni el presupuesto o la cantidad de personas con las que cuentan en cada equipo. 45% de los especialistas en marketing planea añadir YouTube a sus estrategias de contenido. ¿Te animas a unirte a ellos?

Para que tus esfuerzos y estrategias tengan los mejores resultados, te dejamos a continuación una lista con todos los elementos que requieres para implementar una estrategia exitosa de video marketing para tu marca.

Hay varios aspectos que implican hacer un video. Esta sección de la guía te llevará a través del proceso de manera detallada para que conozcas cómo se hace y publica un video pensado específicamente para tu marca. Después de leer esto solo tendrás que tomar la cámara y comenzar a grabar.

1. Planifica tu video

Antes de que configures, grabes o edites lo que sea, comienza con una conversación sobre el propósito que quieres que tenga tu video: ¿por qué quieres hacerlo?

Cada decisión que tomes durante el proceso de creación del video apuntará hacia tu propósito, así como a la reacción que esperas por parte de tu audiencia.

Si no planteas un propósito claro (en el que todo tu equipo haya estado de acuerdo) es probable que des paso al caos más tarde. Normalmente hay muchos participantes cuando se hace un video, así que tienes que pensar: ¿cómo te aseguras de que todos tengan claro qué les corresponde hacer?

Crea un cuestionario usando Google Forms o SurveyMonkey y entrégalo a cada una de las personas involucradas en el proyecto, pues es la manera en la que podrás conocer sus dudas.

Algunas de las preguntas que puedes considerar son las siguientes:

¿Quién es tu público objetivo?

¿A qué tipo de buyer persona te quieres dirigir? Normalmente es un segmento hacia el que tu empresa se dirige y seguramente deben tener identificado el tipo de buyer persona que es.

¿Cuál es el objetivo?

Suele ser una meta específica como incrementar la difusión de tu marca, vender más boletos o lanzar un nuevo producto. En último lugar tienes que pensar qué quieres que tu audiencia haga después de que vea el video.

¿Para cuándo necesitas el video?

Siempre debes empezar con una fecha de entrega. Un video que tienes que entregar en un par de meses tendrá un flujo de trabajo muy diferente que uno que debas proporcionar en unos cuantos días.

¿Qué presupuesto tienes?

Los videos pueden costar mucho dinero, pero no siempre es el caso. Si estableces el presupuesto podrás hacer una investigación y plantear parámetros realistas, especialmente cuando se trata del equipo humano y técnico que requieres para crear el contenido.

¿Cuáles son los requerimientos creativos?

Una vez que tengas establecido tu presupuesto, conozcas las habilidades y recursos que debes tener ya listos, es el momento de pensar en los elementos creativos que requerirás a lo largo del proceso de creación: ¿necesitas que un diseñador cree gráficas o ilustraciones? ¿Vas a hacer un video con animación o uno en directo? Es importante que te lo cuestiones para que todos los elementos necesarios estén disponibles cuando sea el momento de utilizarlos.

¿Qué constituiría un éxito como resultado del video?

Elige varios indicadores clave de rendimiento que correspondan con los objetivos de tu video. Si no sabes cómo hacer esto, consulta más adelante cómo medir y analizar los resultados en video marketing.

2. Haz un guion

Una vez que hayas pasado por la primera etapa de planificación es el momento de escribir un guion para tu video. Hay videos que se realizan sin un guion, normalmente hechos por personas que no están interesadas en narrar una historia, los monólogos espontáneos de vloggers y, claro, aquellos que por sí mismos tienen un sentido: los videos de gatos.

Una vez dicho esto, podemos asumir que la mayor parte de los videos de cualquier marca o negocio necesitan un guion.

Si te saltas este paso te encontrarás editando más de lo que realmente es necesario, o lanzando un video más largo de lo que podría haber sido, y probablemente perderás más audiencia.

Empieza a escribir tu guion de la manera en que empezarías a escribir una entrada para tu blog: con una estructura sencilla. Haz una lista de toda la información clave y ordénala de manera lógica.

Haz todos tus bosquejos en Google Docs para promover la colaboración y los comentarios en tiempo real. Utiliza la función de «Insertar» > «Tabla» para realizar una de las prácticas más comunes en la escritura de guiones de la televisión: dos columnas. Escribe los diálogos de tu guion en la columna izquierda y en la columna derecha las ideas visuales correspondientes.

Guion para un video de marketing

No hagas que el espectador espere hasta el último momento para que entienda el propósito de tu video. Te aseguramos que no llegará hasta el final si utilizas esa táctica. De la misma manera que en una nota periodística, incluye un gancho al principio del video que cuente su objetivo, en especial cuando estés haciendo videos educativos o explicativos.

En el ejemplo que te dejamos a continuación puedes observar que no dejamos que pase más allá de la segunda oración la explicación de qué se tratará el video.

Ejemplo de guion de video marketing

Conforme empieces a crear videos, te darás cuenta de que hay una diferencia importante entre los guiones de video y un post convencional para tu blog, sobre todo por el lenguaje o palabras que elijas. Los videos deben ser relajados, claros y conversacionales. Evita utilizar estructuras gramaticales complejas. Conecta con tu audiencia al usar la primera persona y representaciones visuales. Mantén un lenguaje conciso, pero evita la jerga y las palabras de moda.

En el ejemplo que dimos («Trucos de Instagram poco conocidos»), podrás darte cuenta de que una sección del post original del blog puede transformarse en parte del guion para el video si se utilizan menos palabras que serán complementadas con imágenes (que puedes tomar de un banco de imágenes gratis) u otros elementos gráficos, como animaciones.

  • Versión de la publicación en el blog: «Cuando alguien te etiqueta en una foto o video en Instagram, se agrega automáticamente a tu perfil en la sección “Tus fotos” a menos que decidas agregar las fotos etiquetas de forma manual (mira el siguiente consejo para obtener esta configuración). Para ver en qué publicaciones te han etiquetado, ve a tu perfil y haz clic en el icono de persona que está debajo de tu biografía».
  • Guion del video: «Cuantos más seguidores tengas, más gente te etiquetará en sus publicaciones. Puedes encontrar todas estas publicaciones debajo de la pestaña “Tus fotos” que está en tu perfil».

La mayoría de videos son breves, mucho más de lo que puedes pensar. Puedes usar una calculadora de palabras a minutos para revisar la extensión conforme escribes y editas. Por ejemplo, un guion de 350 palabras equivale a un video que dura aproximadamente 2 minutos.

Las palabras en el papel son muy diferentes de cuando se leen. Por eso te recomendamos organizar una sesión de lectura de tu guion antes que empieces a grabar. El punto con esta sesión es que resuelvas los problemas que puedan surgir al leer el guion y también que pulas las inflexiones de voz.

Si organizas esta sesión, hazlo con la gente que vaya a trabajar en el video (entre escritores y quienes estarán a cuadro). Lean el guion varias veces y tal vez haya algunas líneas que mejoren de forma espontánea. Señálalas y considera por qué hubo esos cambios al momento de la lectura. Es posible que las palabras que elegiste no sean tan adecuadas para un contenido audiovisual. Cambiarlas hará que el discurso en el video suene más natural.

3. Entiende y usa tus cámaras

Es probable que tengas una cámara increíble y fácil de usar justo en tu bolsillo: un iPhone, por ejemplo.

Cómo grabar con un iPhone

Antes de que empieces a grabar con tu iPhone, es importante que te asegures de que tu dispositivo tiene suficiente espacio de almacenamiento. Tampoco te olvides de activar el modo «No Molestar» para que evites distracciones o sonidos de notificaciones mientras estás grabando.

Una vez que tengas la cámara de tu iPhone abierta, pon el teléfono en posición horizontal para crear una mejor experiencia de visualización. Después, acércate lo suficiente a la persona central del video para que no tengas que utilizar el zoom. Si no lo haces, es probable que el video final luzca con muchos pixeles y borroso.

Tu iPhone hace un gran trabajo al enfocar el objetivo cuando tomas fotos. Sin embargo, si se trata de un video, la cámara seguirá ajustándose y reajustándose conforme vayas cambiando de ángulo y enfoque. Para resolver este problema bloquea la exposición antes que comiences a grabar. Mantén tu dedo presionando debajo de la persona principal hasta que aparezca una caja amarilla y te muestre la opción «AE/AF Lock» o «Bloqueo de AE/AF».

Enfocar video en iPhone para un video de marca

Imagen de AulaClic

Grabar con una cámara semiprofesional y profesional

Aunque los iPhones son una buena alternativa para grabar de manera improvisada o para comenzar, llegará un punto en el que te sentirás listo para dar el siguiente paso y quieras utilizar otro equipo. Con todas las cámaras que existen en el mercado tendrás múltiples opciones. Debajo te dejamos algunas alternativas para que tu búsqueda no sea tan complicada.

Antes de pasar a los modelos tendrás que pensar entre elegir una cámara profesional o una menos sofisticada, normalmente considerada como cámara semiprofesional.

  • Las cámaras semiprofesionales son el puente entre las cámaras compactas y básicas y las cámaras más complejas. Son ideales para alguien que esté interesado en crear más videos, pero con la opción de solo presionar el botón de grabar. La mayoría tienen lentes fijas.
  • Las cámaras profesionales, como réflex digitales, te dan un control absoluto sobre las opciones de configuraciones manuales para grabar video. Te permiten obtener fondos desenfocados. Aunque este tipo de cámaras se utilizan por lo común para fotografías, las réflex digitales son pequeñas e increíbles en escenarios con poca luz y puedes utilizarlas con una amplia variedad de lentes; por ello son perfectas para grabar videos. De cualquier manera, requieren más conocimientos en lentes y requieren una inversión mayor.

Si te interesa elegir la opción de cámaras semiprofesionales puedes ver la Canon PowerShot ELPH 340 o la GoPro HERO5. Esta última es perfecta para tomas con mucho movimiento.

Considera los gastos que implicarían comprar una cámara réflex digital, investiga las opciones que tienes y revisa muchas reseñas antes de comprar. En los primeros lugares (de mayor a menor precio) están las cámaras Sony Alpha a7SII, Nikon D810 o Canon EOS 5D Mark III. Como opciones más baratas están las cámaras Canon EOS 7D Mark II, Canon 80D, Nikon d3300 o Canon EOS Rebel T6.

Cómo entender el manual de configuración de tu cámara

Si elegiste una cámara réflex digital hay unas cuantas cosas que necesitas entender sobre las configuraciones antes de comenzar a grabar: los cuadros por segundo de grabación, la velocidad de obturación, ISO, apertura y balance de blancos. Es recomendable que tengas tu cámara cerca mientras lees el manual, ya que las instrucciones pueden resultar muy abstractas si no las pones a prueba en el momento.

Pero, antes de que continuemos, queremos puntualizar que este es un panorama general. Investiga las características de tu cámara para aprender más.

Por último, las configuraciones tendrán variaciones en la cámara específica que hayas adquirido. Siempre que quieras hacer un cambio distinto a lo que te proponemos debes consultar el manual.

Cuadros por segundo

Una de las personalizaciones más básicas tiene que ver con la cantidad de cuadros por segundo que detecta tu cámara al graba. Normalmente se encuentra entre 24 o 30 cuadros o fotogramas por segundo. («fps» es la manera abreviada de referirse a los fotogramas o cuadros por segundo).

Los expertos en video normalmente eligen los 24 fps para obtener un estilo más cinematográfico, mientras que con 30 fps consigues un estilo más común, ideal para los videos que van a ser transmitidos o proyectados. Una buena regla es preguntarle al espectador final de tu video cuáles son sus preferencias en cuanto al estilo y, con base en ello, seleccionar la configuración. Además de esta configuración, asegúrate de que la resolución sea como mínimo de 1920 x 1080 para mantener una buena calidad de grabación.

Una vez que hayas configurado los fps y la resolución en tu cámara, es momento de determinar la apertura, velocidad de disparo e ISO. Asegúrate de prender tu cámara en el modo manual para controlar estas configuraciones.

Aunque definiremos cada uno de estos conceptos de manera individual, debes saber que están relacionados con la luz y la cámara y que son elementos necesarios para obtener una buena grabación. De hecho, muchos fotógrafos usan el término «Triángulo de Exposición» para referirse a la luz y cómo interactúa esta con la cámara.

Video marketing- triángulo de exposición

Imagen de Fotografía Libre

Apertura

Este concepto se refiere a las dimensiones de apertura de la lente. Así como el ojo humano tiene distintos grados de apertura, una lente puede abrir y cerrarse para controlar la cantidad de luz que llega hasta el sensor. La apertura se mide con base en pasos o f-stops. Cuanto más pequeño sea el paso o número de f-stop, más se abrirá la lente; en cambio, cuanto sea más grande el número f-stop o paso, más se cerrará la lente.

Rango de apertura fotográfico

¿Y qué significa la apertura de la lente para tu video? Cuando llega mucha luz a la cámara (porque tienes un número f-stop pequeño) obtendrás una imagen más brillante y con poca profundidad de campo. Esto es ideal cuando quieres que la persona que protagoniza tu video destaque del fondo que tiene detrás. Cuanta menos luz llegue a la cámara (porque hay un número de pasos grande), obtendrás una mayor profundidad de campo y serás capaz de captar una porción más amplia de todo el cuadro que abarca la cámara.

Apertura de campo en fotografía

Velocidad de obturación

La velocidad de obturación se refiere a la cantidad de tiempo que se expone el sensor de la cámara a la luz. Piensa en esto como cuán rápido o lento parpadea la cámara.

Si has visto una foto perfecta de un colibrí en la que parece que el tiempo se congeló presenciaste una velocidad de obturación muy rápida. Por otro lado, una imagen de un río corriendo con el agua borrosa probablemente fue tomada con una velocidad de obturación muy lenta.

La velocidad de obturación se mide en segundos o fracciones de segundo (en la mayoría de los casos). Cuanto más grande sea el denominador de la fracción, más rápida será la velocidad de obturación. Por lo tanto 1/1000 es una velocidad de obturación mucho más rápida que 1/30.

Pero ¿qué significa la velocidad de obturación y por qué importa en un video? No ahondaremos mucho en el proceso de la velocidad de obturación, pero para obtener una configuración adecuada tendrás que poner las matemáticas en práctica. Primero multiplica los cuadros por segundo por dos: si estás grabando a 24 fps tendrás un número de 48 y esto se convertirá en el denominador para la velocidad de obturación.

Debido a que la velocidad de obturación ofrece pocas opciones de incremento necesitarás elegir la configuración más cercana: 1/50 en casi todas las cámaras. A continuación te dejamos algunas velocidades de obturación convencionales y cómo es que se calculan.

  • A 24 fps, 24 x 2 = 48: la velocidad de obturación convencional es 1/50
  • A 30 fps, 30 x 2 = 60: la velocidad de obturación convencional es 1/60
  • A 60 fps, 60 x 2 = 120: la velocidad de obturación convencional es 1/120

Recuerda que este proceso es solo una guía para elegir la velocidad de obturación. Las personas con una escuela tradicional sobre video y fotografía se apegan a estos cálculos, pero hay amplias posibilidades de retocar ciertas velocidades de obturación de una manera sencilla para que obtengas el efecto que estés buscando. En el caso del video las reglas se pueden romper, siempre y cuando tengas una razón lo suficientemente buena.

ISO

Como último elemento del Triángulo de Exposición está la ISO. En fotografía digital y en la grabación de video la ISO mide la sensibilidad que el sensor de la cámara tiene a la luz. En tu cámara verás las configuraciones referidas con números que van en cientos o miles (200, 400, 800, 1600 y más).

Cuanto más alto sea el número de ISO, más sensible será tu cámara a la luz; cuanto más bajo sea el número, menor sensibilidad tendrá a la exposición de la luz. Una sensibilidad ISO baja produce una toma nítida mientras que una sensibilidad ISO alta crea una toma con más interferencia y ruido visual.

Cuando elijas la sensibilidad ISO considera la iluminación. Si tu sujeto principal está bien iluminado (como sucede en las locaciones externas durante las horas de sol) puedes conseguir una toma ideal con una baja sensibilidad ISO que suele ubicarse entre 100 o 200. Si te encuentras en una locación cerrada, con poca luz, necesitarás subir la sensibilidad ISO; sin embargo, ten cuidado o conseguirás una toma que genere interferencia.

En este momento, justo cuando estás preparando la primera toma, será cuando comenzarás a ver cómo los tres factores del Triángulo de Exposición trabajan juntos. Cuando estés en un escenario de poca iluminación, por ejemplo, tendrás que elegir una lente que pueda filmar con un número f-stop bajo para dejar que entre más luz a la cámara y evitar que la toma se vea con demasiada interferencia por haber elegido una sensibilidad ISO demasiado alta.

Configuración ISO en video

No te desconciertes si estás comenzando a utilizar la cámara con la configuración manual. Entender los pros y contras del Triángulo de Exposición toma tiempo y práctica. Te dejamos dos consejos para que logres dominar la curva de aprendizaje:

  • Comienza con fotos. Al cambiar del modo de grabación al de fotos serás capaz de ver la relación entre apertura, ISO y velocidad de obturación de manera más sencilla. Toma muchas fotos y cambia cada configuración de manera gradual. Con el tiempo, comprenderás las implicaciones de los cambios en la configuración, además de que será más fácil de aplicar al grabar video.
  • Crea un proceso. Cada realizador de videos tiene su propio método. Eso sí: te sugerimos configurar la velocidad de obturación primero con base en las fórmulas que te expusimos antes. Después de esto, puedes ajustar la apertura de acuerdo con la profundidad de planos que quieras alcanzar, el ISO y quizá alguna adaptación adicional en la velocidad de obturación para afinar la toma.

Si bien la apertura, velocidad de obturación e ISO son los pilares del manual de fotografía y videografía, hay un cuarto elemento en el rompecabezas que es igual de importante: el balance de blancos.

Balance de blancos

El balance de blancos le dice a tu cámara la temperatura de colores que hay en el entorno en el que estás grabando. Diferentes tipo de luz producen distintas tonalidades de los mismos colores. Por ejemplo, las lámparas incandescentes (que muchas personas utilizan en sus casas) emiten un color muy cálido, pero las luces fluorescentes (que se utilizan en oficinas y otros espacios públicos) son frías. La luz del día es aún más fría. Antes de que comiences a grabar, tendrás que ajustar el balance de blancos de tu cámara con base en la configuración que tienes.

La configuración del balance de blancos de tu cámara dependerá del modelo. Claro, hay una opción automática, muchas configuraciones predeterminadas (luz de día, luz artificial, etc.) y aquellas que puedas configurar y guardar de forma personalizada. Evita elegir el balance automático y busca una opción predeterminada o personalizada. Si tienes una cámara de gama alta réflex digital también tendrás la opción de configurar de manera manual la temperatura de los colores medida en kelvins, por ejemplo.

Balance de blancos en una cámara réflex

Imagen de Nikon

Para ayudarte a entender la importancia de la configuración del balance de blancos observa la diferencia entre las fotos que te presentamos abajo. El escenario está iluminado con luces fluorescentes amarillas. Puedes ver cómo la configuración adecuada la hace ver natural, mientras que la configuración de luz de día añade un matiz rojizo a la escena.

Comparación de balance de blancos

Enfoque

El enfoque no es una de las configuraciones clave al grabar, pero definitivamente es un elemento importante y que debes mantener en mente. Con una cámara réflex tendrás la opción de grabar con enfoque automático o manual. Sin embargo, el enfoque automático no es la opción más adecuada, sin importar la cámara y lentes que tengas.

En vez de ello, cambia la lente a enfoque manual y utiliza los botones de (+) y (-) para alargar el panorama y acercarte hacia el rostro de tu personaje principal. Después ajusta el enfoque de la cámara. Para grabar en una locación fija (algo que querrías en una entrevista, por ejemplo) asegúrate de que las pestañas de la persona en cuestión estén enfocadas. De esa manera, podrás tener la certeza de que tu toma es clara y exacta.

4. Acomoda tu estudio

Las compras pueden aumentar muy rápido cuando comienzas a construir el estudio dentro de tu oficina. No solo necesitarás una cámara sino que, cuanto más leas al respecto, también querrás adquirir trípodes, luces, micrófonos y otros elementos para mejorar la calidad de grabación.

Lleva las cosas con calma. Con un poco de conocimiento, construir un estudio para tus videos no tendrá que ser una experiencia extenuante. Hay opciones eficaces y económicas, así como trucos que puedes hacer para asegurarte de que los videos luzcan con la calidad adecuada, sin que todo el presupuesto del departamento de marketing se destine a las compras para un estudio.

Equipo básico

Siempre graba con un trípode. Quizá no tendríamos que decírtelo, pero el método que utilizas para tus historias de Snapchat no va a funcionar para los videos. Un trípode mantendrá la toma fija y te ayudará a evitar que un equipo costoso se rompa en el proceso.

Los trípodes pueden ser caros y la calidad que obtengas dependerá del nivel de cámara y lente que tengas. Si quieres grabar con tu teléfono puedes conseguir una mesa de montaje como Arkon Tripod Mount o un trípode como el Acuvar 50" Aluminium Tripod. Y para una cámara réflex, Manfrotto produce una variedad de trípodes bastante buenos que comienzan con el Manfrotto BeFree y que aumentan en calidad y precio dependiendo de las necesidades y presupuesto que puedas destinar.

Además del trípode, consigue baterías de cámara y memorias SD.

Equipo de sonido

Si has estado probando las capacidades de tu cámara te habrás dado cuenta de que tiene un micrófono interno para grabar, pero te recomendamos que no lo uses.

Si configuras tu cámara a una distancia razonable notarás que el micrófono interno no es tan potente para grabar el audio de manera adecuada. Por eso deberías invertir en unos cuantos accesorios de sonido de calidad.

Si grabas con tu iPhone hay muchas opciones de micrófonos que son de uso sencillo y bastante económicos. Por ejemplo, el Movo MA200 Omni-Directional iPhone microphone te brindará una solución sencilla: solo necesitas conectarlo para grabar audio donde sea.

Las opiniones sobre cuál es el mejor método y equipo para grabar audio con una cámara réflex variarán según los ingenieros de sonido que consultes. Probablemente hayas visto videos en los que usan micrófonos lavalier (esos pequeños dispositivos que se colocan debajo del cuello de las camisas de los conductores).

Los micrófonos de este tipo están disponibles en formato alámbrico e inalámbrico, pero pueden ser un poco intrusivos para quienes los usan (necesitan tener un cable que se conecta por debajo de la ropa) y también para el espectador, que tiene que ver el micrófono durante todo el video.

Si estás en un ambiente de grabación controlado (como una sala de conferencias en tu oficina) te sugerimos un micrófono de escopeta. Son confiables, permanecen fuera de la toma y el sonido de fondo se graba de manera natural.

Para lograr una configuración que utilice este tipo de micrófono en tu estudio de oficina necesitarás los siguientes elementos: un micrófono, como el Sennheiser ME66, un clip para sujetarlo, una base para luces, un cable XLR y una grabadora como la Zoom H4N. La grabadora te permitirá grabar el sonido de manera separada en una tarjeta SD y podrás ajustar la ganancia de acuerdo con el ambiente en el que estás grabando.

Equipo de audio para un video de marca

Si bien estas compras pueden representar un gran gasto, definitivamente son una inversión bastante conveniente y que tendrá una larga duración. Si estás buscando opciones más eficientes puedes revisar los micrófonos para video de Rode que se ponen encima de tu cámara réflex y se conectan directamente al cuerpo de la cámara.

Equipo de iluminación

Tienes una cámara y el equipo de sonido: hablemos ahora de las luces.

Para que tengas listo tu estudio sin que te acabes tus fondos, acude a una tienda de mejoramiento del hogar. Elige extensiones, soportes y las entradas adecuadas para conectar los focos.

La configuración tradicional de luces se conoce como la iluminación de tres puntos. Se trata de una configuración en la que solo necesitarás tres focos en lugares estratégicos alrededor de la persona: envolverla en luz y crear una sombra atractiva en su rostro es el objetivo.

La primera luz es la principal. Colócala en un ángulo de 45 grados a la derecha o a la izquierda de la persona. Alza la luz por encima de su cabeza y haz que apunte hacia abajo. Como su nombre lo sugiere, la luz principal debe ser lo suficientemente brillante como para que sea la única necesaria, si se diera el caso.

El siguiente paso es la luz de relleno. Estará a 45 grados en el otro lado a la altura o justo debajo de los ojos. El propósito de esta luz es suavizar las sombras creadas por la luz principal sin eliminarlas por completo. Esta luz debe ser más tenue que la principal. Si utilizas el mismo tipo de intensidad para ambas pon una cortina transparente de baño encima del foco y sujétala con pinzas para ropa.

Por último está la luz de fondo que agregará una capa de dimensión. Si la persona a filmar no está alejada del fondo pídele que lo haga. Posiciona una luz arriba de su cabeza, detrás de ella y a un lado, para que no salga en la toma del video. La luz debe apuntar detrás de su cabeza y crear un borde tenue de luz que la separará del fondo.

Iluminación de tres puntos para un video de marca

Prepara tu estudio dentro de la oficina

Ahora que tienes todo el equipo, estás listo para construir el estudio en tu oficina. Aunque podrías elegir un clóset, pensemos más allá y seleccionemos una sala de juntas.

Al destinar un lugar para tu estudio te ahorrarás mucho tiempo de preparación para cada nuevo video que hagas. Solo asegúrate de que la sala de juntas o conferencias no esté vacía. Si es necesario lleva un sillón, sillas, cortinas o frazadas para minimizar el eco que pueda haber en la habitación.

En cuanto al sonido presta atención al silbido del aire acondicionado. Encuentra una habitación que tenga muy poco ruido o baja la velocidad del ventilador durante la grabación. Considera adquirir papel de fotografía para crear un fondo que sea más atractivo que una simple pared de la sala de conferencias.

Estudio dentro de una oficina para video marketing

Cuando llegue la hora de filmar pídele a la gente que no va a estar en la grabación que abandone la habitación y apaga las luces que normalmente se usan. Con las tres luces de la configuración que te acabamos de mencionar será suficiente.

Cuando todo esté listo (cuando no haya un aspecto a corregir), llama al talento que aparecerá frente a las cámaras. No hay nada peor que estar nervioso y después tener ansiedad al ver cómo las luces se prenden y se prueba la cámara.

5. Prepara a tu talento

Tendrás suerte si cuentas con actores con experiencia y confianza ante las cámaras. Tener talento profesional para hacer videos es un recurso escaso. Si no sucede así, no hay problema. Con un poco de entrenamiento puedes ayudarles a tus compañeros de equipo a pasar con éxito delante de la cámara.

No importa si es el primer video o el número veinte: estar frente a una cámara es algo aterrador. Agenda la grabación con tiempo suficiente y dale a tu talento el guion previamente. Asegúrate de informarles que no tienen que memorizarlo letra por letra.

Posiciona una computadora justo debajo de la altura de los ojos, a un lado de la cámara. Escribe el guion en párrafos cortos y graba sección por sección hasta que logres una toma adecuada. Si planeas con anticipación que haya una sección final con material adicional, imágenes o capturas de pantalla, puedes pedirle al talento que lea esas líneas directamente de la computadora, como si fuera una voz en off.

Durante la grabación, tu trabajo va más allá de presionar el botón para grabar y terminar la filmación. Lo más importante es que debes ser un guía. Encuentra un balance entre una retroalimentación crítica y el apoyo que necesitan las personas que realicen el video.

Al terminar cada toma haz que tus comentarios sean breves y que motiven a tu talento. Por eso es importante hacer una sesión de lectura previa (cuando el guion está en proceso de escritura), ya que será más fácil dar una retroalimentación cuando no haya una cámara en la habitación. Recuerda no ser tan serio durante la grabación o tu talento se sentirá incómodo y presionado, y eso se notará en el resultado final.

Permanece atento mientras mantienes un ambiente relajado. Es tu trabajo prestar atención a los detalles: asegurarte de que los micrófonos estén encendidos. Graba cada sección varias veces y deja que tu talento improvise un poco. Cuando pienses que está todo bien, haz una toma más. En este punto, las personas que están frente a la cámara ya están dentro del papel. Tener más opciones a la hora de editar será mucho mejor que darte cuenta de que no hay suficiente material para trabajar.

Por último, vuelve al principio del guion al final de la grabación. Las posibilidades de que tu talento se haya relajado conforme pasó la grabación son altas. Como el principio es la parte más importante del video puedes grabar esta sección nuevamente al final para tener tomas más relajadas y naturales.

Puntos básicos de la composición

Hay algunas películas que son hermosas, sin más. No es la historia ni las locaciones. De hecho, las escenas pueden grabarse en los sets más lúgubres, pero de algún modo cada toma es perfecta.

Este es el poder de la composición: cuando los objetos aparecen en el lugar en el que deberían estar en la toma, la calidad del video se incrementa de manera exponencial.

Para hacer un video, las reglas de composición son similares a lo que aprendiste en clases de fotografía o pintura. Primero considera la regla de los tercios, que dicta que puedes crear una sensación de equilibrio si dibujas dos líneas horizontales y dos verticales en el plano. Los elementos clave deben pasar en la intersección de esas líneas.

Composición para un video

Por ejemplo, si estás grabando una entrevista o un video tutorial, los ojos de la persona deben alinearse con la línea horizontal superior entre las dos intersecciones de las luces. Para esta toma también puedes mejorar la composición al dejar un poco de espacio entre el marco superior de la escena y la cabeza.

Regla de los tercios en un video

Ahora bien, una de las grandes maneras para mejorar la composición de un video es incluir tomas del B-roll o recursos. Este es el material suplementario que se añade para complementar un concepto o para evitar que las transiciones entre escenas sean bruscas. También puedes utilizar una toma hecha desde otro ángulo para evitar que el enfoque siempre sea visto desde la misma perspectiva.

Por ejemplo, si estás hablando sobre el servicio al cliente, puedes añadir un video breve que ilustre una llamada entre un representante de ventas hablando por teléfono; si hablas del diseño puedes incluir unos segundos del trabajo de un diseñador en la computadora. Descarga videos gratuitos desde una plataforma como una alternativa para ahorrar tiempo.

Incluso puedes considerar utilizar imágenes fijas que muestren el producto del que estés hablando o una secuencia animada. La clave con el material del B-roll es asegurarte de que cada pieza de la historia cuadra y se complementa, que haya dinamismo y que el enlace del discurso y las distintas locaciones (en caso de que haya varias) no se vea forzado.

Cuando estés compilando recursos para el B-roll incluye varias tomas de la filmación desde distintos ángulos y distancias. Los profesionales dan diferentes nombres a estas variaciones y te conviene conocerlos, porque así podrás hacer un trabajo más eficiente y la selección de archivos será más sencilla a la hora de la edición. Para que no solo conozcas los nombres de estas variaciones te dejamos a continuación la descripción de las principales:

  • Toma larga o long shot: son las tomas amplias que le permiten al espectador ver la escena completa. Son ideales para iniciar los videos
  • Toma media o medium shot: son tomas más cerradas que se enfocan en la persona principal y no abarcan toda la locación o escenario. La toma clásica para una entrevista puede ser considerada una toma media o medium shot.
  • Toma cerrada: son tomas que se acercan al personaje principal para mostrarlo en detalle. Aunque tradicionalmente se hacen hacia el rostro, también pueden considerarse tomas cerradas cuando se dirigen a las manos que escriben en un teclado o que sirven un café.

Conforme avance tu práctica intenta crear una historia con el material del B-roll y planea una secuencia de varias tomas. Por ejemplo, la persona principal abre la puerta desde un pasillo, camina a su cubículo, se sienta en su escritorio, abre una laptop y comienza a escribir. Parece algo sencillo, pero no lo es. Pero una secuencia que muestra esta escena de 10 segundos puede tener más de seis diferentes grabaciones de un B-roll.

Una última lección de composición es la continuidad. La continuidad es el proceso de combinar tomas en una secuencia de tal manera que parezca que sucedieron en el mismo tiempo y espacio. Una clave de la continuidad tiene que ver con asegurarse de que cualquier objeto accesorio en una escena )un vaso con agua en un escritorio, por ejemplo) permanezca en el mismo lugar y tenga la misma cantidad de agua durante todas las tomas.

La otra parte del proceso de cuidar la continuidad tiene que ver con cuadrar las acciones. Para la escena que te describimos, tendrías que filmar a la persona abriendo la puerta y caminando desde dentro y desde fuera de la habitación. En el momento de la postproducción podrías alternar entre los dos clips y hacer que las tomas se vean limpias y estén tan sincronizadas para que parezca que todo sucedió en el mismo momento.

Ejemplo de tomas para continuidad

6. Filma para editar

Cuando se trata de video, hay gente que es más apta para grabar y otra que es más capaz para editar. Sea cual sea tu caso, debes entender el proceso y los puntos débiles de cada uno de los pasos.

Por ejemplo, si estás detrás de cámara quizá pienses que tienes que recolectar un amplio catálogo de grabaciones y preguntar toda la información pertinente en una entrevista. Sin embargo, para el editor probablemente estés dejando de lado algún tipo de toma y perdiendo ángulos que haría el trabajo de edición más sencillo.

Los directores de cine enseñan una lección muy importante aquí: filma para editar. Al recordar que tu grabación será editada después, verás que tomarás mejores decisiones y que ahorrarás muchas horas de trabajo en la sala de edición.

El primer paso para adoptar una actitud de «filmar para editar» es dejar un espacio al principio y al final de cada clip. Estas ventanas de espacio pueden ahorrarles a los editores muchos dolores de cabeza, ya que los riesgos de cortar material importante serán mínimos.

Para preparar al talento recuerda que debes grabar el guion por partes o en pequeños fragmentos. Si el editor va a unir estas partes, el rostro de la persona entrevistada y las manos pueden cambiar abruptamente de posición entre clips. Esto se conoce como jump cut o salto por corte y, para los editores, implica un gran reto. Afortunadamente, aquí es cuando cobran utilidad las imágenes o clips del B-roll.

Tu trabajo como productor es capturar mucho material para el B-roll, ya que esto asegurará a tu editor tener el material suficiente. Crear una lista de tomas para tener ideas suficientes de lo que puedes grabar para el B-roll te ayudará a tener un mayor control y también a incrementar la cantidad de material que lograrás conseguir.

Para cubrir los cortes de salto puedes grabar con dos cámaras, sobre todo si estás grabando una entrevista que no tiene guion. La cámara A estaría colocada de manera convencional, dirigida de frente al entrevistado, y la cámara B estaría posicionada en un ángulo de 30 a 45 grados y orientada de manera lateral para capturar tomas desde una perspectiva distinta. El editor, con este material, podría entonces alternar entre estas dos perspectivas para hacer que luzca más natural el cambio o jump cut.

Una pequeña nota acerca de filmar con dos cámaras: tu editor necesitará sincronizar el material entre ambas perspectivas. Para ayudarle a hacer esto, aplaude antes de que comiences a realizar la entrevista, justo el tipo de aplauso que se utilizaba en las viejas películas. El software de edición moderna tiene herramientas que sincronizan de manera automática, pero el aplauso ayudará para que el editor alinee en primera instancia las tomas desde ambas perspectivas.

Por último, señala cuáles son las tomas que seleccionaste, las que consideras mejores. Incluso si estás grabando un video con guion, es probable que hayas grabado cada sección 10 o más veces. Una vez que tu entrevistado o personaje principal haya dominado una toma, mueve tu mano enfrente de la lente. De esta manera, el editor puede entender esta señal visual y ahorrar tiempo que tendría que gastar revisando todo el material.

Grabar para editar

7. Organiza tu material

Sabemos que la organización de archivos es aburrida, pero cuando el proceso avance hacia la edición esta pequeña acción puede salvar todo tu proyecto. Si eres una de esas personas que trabajan con un escritorio desorganizado es probable que te cueste mucho trabajo este proceso.

En primer lugar, los formatos de archivo son muy pesados, así que difícilmente querrás almacenar los archivos en el disco duro de una computadora, porque si lo haces terminarás con el almacenamiento muy rápidamente y además la velocidad de procesamiento de tu computadora comenzará a resentir la saturación.

Invierte en un disco duro externo como uno de los modelos que ofrece Lacie Rugged o alguna otra marca reconocida para almacenamiento. Los discos duros externos tienen una amplia variedad de tamaños y opciones de puerto conector (Thunderbolt, USB 3.0 y otros). Los creadores de multimedia utilizan la frase «trabajando con un externo» para describir el almacenamiento de todos los archivos de sus proyectos en un disco duro externo.

Este método también facilita colaborar con diversos miembros del equipo porque puedes compartir el disco con cualquiera sin tener que adjuntar archivos o subirlos a la nube y esperar a que los demás lo descarguen en sus computadoras.

En segundo lugar, los programas de edición de video suelen trabajar de forma extraña. Si no guardas los cambios desde la estructura original del archivo es probable que te encuentres con una pila de mensajes de error. Hablaremos de opciones de software y las mejores técnicas de uso en la siguiente sección para reducir el riesgo de estos casos.

En tu disco duro externo debes crear un fólder separado para cada proyecto y en él debes tener una serie de carpetas internas para almacenar el material de video, el audio, diseños adicionales y más elementos necesarios para crear el proyecto final. También te conviene crear un fólder plantilla que contenga todas las subcarpetas necesarias para cada proyecto, pues así solo necesitarás copiar, pegar y renombrar cada vez que inicies un nuevo proyecto. Puedes tomar la imagen que te dejamos a continuación como un ejemplo del fólder plantilla.

Carpetas para un video de marketing

Cuando importes imágenes de tu cámara colócalas en el fólder con el nombre de imágenes de tu disco duro. Sigue una estructura de nombres consistente tanto para los fólders del proyecto como para los archivos que vas a editar. Por ejemplo, puedes empezar a nombrar los archivos utilizando el formato año-mes-día. Así un video sobre trucos para Instagram con el nombre «25062020_trucos_instagram» podrás rastrearlo a la fecha del 25 de junio de 2020.

Incluso con un disco duro completamente organizado no lograrás salvarte del trabajo minucioso. Necesitarás respaldar tu información con dos copias para evitar que se pierda la oportunidad de continuar en el proyecto, en caso de que uno o varios archivos dejen de ser legibles por distintas circunstancias. De hecho, no es raro tener un disco duro para el trabajo cotidiano, otro para respaldos y un tercero respaldo en alguna plataforma de la nube como Google Drive o Dropbox.

8. Edita tu video

Ya tienes listo tu material, ¡felicidades! Estás a la mitad del camino.

Ahora llegó el momento de editar. Entendemos que puede parecerte confuso el proceso de editar al inicio, sobre todo si pensamos en los precios de muchos programas para edición de video. Afortunadamente hay muchas opciones para edición de video que son de uso sencillo, para múltiples sistemas operativos y distintas posibilidades de presupuesto. Hay incluso programas gratuitos y aplicaciones móviles, así que vamos a revisarlas para que elijas la que mejor se adapte a tus necesidades.

Apple iMovie

Entre las opciones para los usuarios con conocimiento intermedio está iMovie, que es el software de Apple para editar video. Es compatible con Mac y otros dispositivos que manejan el sistema operativo de iOS. iMovie es sencillo, con una interfaz de uso fácil y gratis para todos los productos de Apple. Con ella podrás crear y editar tus videos gracias a las herramientas que tiene para cortar y unir clips, añadir subtítulos, música, efectos de sonido, corregir el color a nivel básico, usar filtros y también efectos especiales.

El programa incluye plantillas muy útiles que simplifican el proceso de edición y además es compatible con clips de alta calidad y también con videos 4K. Es sencillo compartir el material directamente con una plataforma de transmisión. Aunque hay acceso limitado a funciones como la corrección de color y edición (lo cual significa que no es un programa para profesionales de la edición del video) es una gran opción si apenas estás comenzando a conocer el mundo de la creación de video.

Adobe Premiere Pro

Esta es la opción para los profesionales. Adobe Premiere Pro es un software de edición líder en el mercado. Pese a que por sus funciones suele ser preferido por profesionales, también es una alternativa para aficionados. Con una interfaz personalizable y múltiples herramientas avanzadas para la edición, la plataforma suele ser llamada el estándar de la industria en cuanto a edición de video. Ha sido utilizada para editar películas de Hollywood como Gone Girl y Deadpool, pero esto no implica que el uso sea complejo.

De hecho, Premier facilita la colaboración de editores, además de que ayuda mucho con la organización del material. Se sincroniza con otros programas de la suite de Adobe como After Effects y Photoshop. El programa puede abrir contenido en alta calidad (4K y más) y además incluye herramientas para la corrección avanzada de color y herramientas de gradación que lo separan de otros programas más baratos o gratuitos como iMovie.

El único inconveniente con Premiere es el coste: una suscripción anual a la última versión de Premiere Pro cuesta aproximadamente 240 USD. Si quieres ver un poco cómo funciona Premier, puedes revisar algunos de sus tutoriales aquí.

Tienes más opciones de editores de video, tanto gratuitos como de pago.

9. Escoge la música

¿Qué es lo primero que te viene a la mente cuando piensas en un video? Tal vez en la grabación. Aunque es importante concentrarse en ese aspecto primordial no te olvides de la música dentro de tu plan completo de creación y en tu presupuesto.

La música es una herramienta poderosa que puede modificar la intención y el ambiente de tu video. Debes de tomarte muy en serio elegir la música adecuada, porque muchas veces será este elemento el que haga la diferencia entre un proyecto aficionado y uno profesional. Cuando usas la música de manera correcta puede ayudarle a tus espectadores a mantener la atención y también puede evocar las emociones necesarias para entender los mensajes con mayor claridad, así como definir el estilo de tu empresa.

Antes de que comiences a grabar, establece un presupuesto para la música e investiga sobre los derechos de autor en tu ciudad y país. Los derechos de autor pueden ser difíciles de descifrar, sobre todo cuando se trata de contenido digital. Algo que lo vuelve aún más difícil es que la mayor parte de música no es gratuita. Si utilizas la música de un artista sin su permiso o sin obtener la licencia correspondiente corres el riesgo de que remuevan tu video y que procedan a acciones legales.

Por eso, para evitar infringir los derechos de autor será más sencillo encontrar canciones que no cobren regalías o pagarle a un compositor para crear música original. Las canciones que no cobran regalías no puedes utilizarlas de manera gratuita, sino debes pagar una sola tarifa. Esto significa que no tienes que pagar tarifas adicionales o regalías en el futuro. YouTube, Pond5 y PremiumBeat son grandes opciones para encontrar música que no exige de regalías (y existen varios bancos más de música sin copyright).

Para seleccionar las canciones o música, ante todo, debes considerar a tu audiencia y el ambiente que quieres crear en tus videos. Si te diriges a una pequeña audiencia que apreciaría lo más nuevo en hip-hop underground puedes buscar música de ese género. Pero si necesitas algo que le parezca atractivo a un mercado más grande es mejor que consideres otros géneros musicales. Esto también dependerá de si estás creando un tutorial para un producto o una recapitulación de un evento. Asegúrate de elegir la música que potencie el mensaje principal de tu video.

Además de considerar a la audiencia, piensa en el propósito de la música en tu video: ¿necesitas música de fondo o algo que tenga mayor impacto? ¿Estarás narrando o hablando en el video, o no? Si es así, no dejes que la música opaque la voz del contenido. Recuerda que a veces la mejor música es la que no recuerdas.

Después de haber determinado qué tipo de música necesitas, es momento de empezar a analizar las canciones potenciales. Piensa en en el ritmo de la canción: aquellas que tengan un ritmo continuo son más sencillas de modificar y sincronizar y, por lo tanto, facilitarán la edición. También es bueno que tengas presente que las canciones de la radio no suelen ser las mejores opciones para musicalizar videos, porque suelen componerse de 4 o 5 partes y esto puede ocasionar muchas dificultades al trabajar con transiciones.

En vez de ello, inclínate por canciones sencillas que fácilmente puedan ponerse en repetición o loop. Si estás buscando una canción instrumental, asegúrate de encontrar algo que haya sido grabado con instrumentos reales. Las canciones hechas con sampleos digitales pueden hacer que tu video parezca amateur y desactualizado.

Por último, considera añadir música de introducción y de salida. Una cortina musical al inicio y final, así como para separar las secciones puede servir como el tema para tu contenido. Si seleccionas una canción para todos tus videos puede llegar a ser incluso una firma para el contenido audiovisual de tu marca.

Este último consejo puede serte sumamente útil si lo que buscas es no utilizar música en todo tu video. La música que marca un cambio de sección puede ayudarte a asentar el ambiente que buscas para tu video y además dividirá tu material en capítulos, proporcionándoles a los espectadores una experiencia completa.

Quizá muchas secciones del video pueden parecerte incompletas si no cuentan con música de fondo, pero recuerda que solo se necesitan unas cuantas canciones para darle unidad a todos los elementos que lo componen. Si no sabes cómo elegir el formato para la música, revisa videos que te parezca que tienen un estilo similar al que buscas y analiza el modo en el que utilizan la música.

10. Graba la voz en off

La voz en off suele ser la narración del video y normalmente la realiza una persona que no aparece delante de la cámara. Las voces en off son una herramienta efectiva que pueden ayudarte a hacer tu contenido más confiable, emocional y fluido.

Es importante recordar que el audio del video es un elemento tan importante como los gráficos y las imágenes. A continuación te dejamos algunos consejos para que sea más sencillo capturar el audio de las voces narradoras:

  • Encuentra una locación para grabar. Elige un lugar para grabar. Si no puedes ir a un estudio profesional, escoge una habitación tranquila que se encuentre aislada de sonidos externos que generan distracciones como: sirenas, puertas que abren y cierran y gente que habla por teléfono. Lee tu guion en voz alta y presta atención a la acústica de la sala que seleccionaste: ¿tu voz suena con eco o encerrada? Si es así, considera grabar en un lugar diferente o coloca muebles dentro para que absorban los sonidos y no se generen esos efectos.
  • Prepárate. La práctica hace al maestro. Antes de que empieces a grabar, lee varias veces tu guion y toma notas de las pausas y las secciones en las que tienes problemas o te trabas. Cuando sea el día de grabación, asegúrate de estar hidratado y evita utilizar ropa o accesorios que sean ruidosos. También te convendría utilizar una laptop o teleprónter mientras grabas para que no tengas que cambiar las hojas mientras lees el guion.
  • Graba y escucha. Tal vez debas invertir en un par de audífonos de buena calidad y mantenerte atento a la calidad de audio que obtienes mientras grabas. Es más fácil volver a grabar que intentar arreglar los errores durante el proceso de edición. Te recomendamos grabar tu guion varias veces, sobre todo los primeros párrafos. Hacer varias tomas te asegurará que tu garganta no está fría y que habrá más consistencia en el discurso. Si escuchas cortes o saturaciones, intenta alejarte del micrófono un poco o invierte en un filtro antipop.
  • Relájate. Asegúrate de leer pausadamente, tomar los tiempos necesarios y descansos cuando estés grabando la voz en off. A veces lo único que necesitas es un vaso de agua para volver a grabar.

Si quieres más ideas, revisa los pasos y algunos ejemplos de spots publicitarios.

Las mejores plataformas de alojamiento para video marketing

Ya tienes todo el material listo: video grabado, editado, unido, con música y narración (además de haberlo exportado a un formato apto para la web). Solo te falta subir tu video a la red y dejar que tu audiencia comience a verlo, compartirlo e interactúe con él.

Tienes varias opciones para alojar videos en línea y en esa sección te hablaremos de las mejores para que tu decisión se simplifique.

YouTube

Si les preguntas a tus amigos desde qué página o plataforma ven videos la respuesta que más escucharás será YouTube.

YouTube es la plataforma de almacenamiento de video más grande y la segunda plataforma con mayor número de búsquedas, así como el segundo sitio más visitado, después de Google. Además, es una plataforma a la que no necesitas pagarle para subir videos y te ofrece optimizarlos para las búsquedas.

YouTube no solo tiene una gran audiencia sino que también ofrece muchas otras características y herramientas que la hace una de las mejores opciones para almacenar tu video. Debido a que los videos de YouTube son almacenados en canales individuales, la plataforma te permite construir tu audiencia mediante la función de suscriptores. Los usuarios que sigan tu canal suelen ser quienes más verán tu contenido conforme este vaya aumentando en cantidad.

Dentro de tu canal puedes organizar videos y agruparlos en listas de reproducción para hacer más fácil la búsqueda de tu contenido. Como es una plataforma social, la audiencia puede interactuar con tus videos mediante likes y comentarios. Esto representa un medio más de comunicación entre tu audiencia y tu empresa. YouTube también ofrece una amplia gama de opciones de anuncios para que apuntes de manera más específica con anuncios que pueden serle de utilidad a tus espectadores.

Aunque YouTube ofrece la ventaja de alcanzar una audiencia enorme sin coste por subir o almacenar los videos, hay desventajas en esta plataforma. Si bien los anuncios son herramientas increíbles para promocionar tu contenido, el número de anuncios de otras empresas en la plataforma puede un poco desagradable la experiencia para tus espectadores.

Como YouTube es muy adictivo (ya que hasta un 83 % usuarios prefiere YouTube a otras plataformas de reproducción de video) una vez que los usuarios entraron a la plataforma permanecen en ella para ver otro video hasta que dos videos se convierten en 20... Al final, esto puede dificultar que atraigas tráfico hacia tu sitio de la plataforma. Pese a lo anterior YouTube sigue siendo una plataforma increíble para almacenar videos y hacer crecer tu audiencia, por lo que no es una mala idea considerarla y elegirla.

Vimeo

Es la segunda plataforma más grande de almacenamiento de video en la red y aunque su audiencia es significativamente más pequeña en comparación (solo 715 millones de vistas al mes) sigue ofreciendo muchos beneficios. Por ello es una opción favorita para creadores y consumidores de contenido por igual.

Entre los beneficios que ofrece está la interfaz que es mucho más sencilla y clara, además de que es más amigable con el usuario, lo que facilita la navegación a través de la plataforma. A diferencia de YouTube, Vimeo tiene una cantidad de anuncios muy limitada. Esto puede ser una gran ventaja pues la cantidad mínima de anuncios evitará la distracción de tus espectadores y mejorará su experiencia. Los videos en Vimeo suelen tener mejor calidad si se compara con la de YouTube, porque la audiencia de esta plataforma suele pertenecer más al ámbito profesional del video.

Vimeo ofrece varias opciones diferentes de cuentas premium para adaptarse a las necesidades de tu negocio. La cuenta premium ofrece espacio adicional de almacenamiento, análisis de estadísticas avanzado, atención personalizada como usuario, personalización del reproductor, acceso a las herramientas para generar leads y muchas cosas más. Además de estas cuentas, Vimeo también hace alianzas con negocios y marcas para producir material de marketing de contenidos.

Vimeo puede ser la plataforma que buscas si quieres transmitir contenido con alta calidad y un tono artístico. Su audiencia comprometida y la estética cuidada de la interfaz lo hacen un gran lugar para almacenar videos creativos. De cualquier manera, si estás centrado en la cantidad y no te importa mucho la calidad y prefieres aumentar tu alcance, quizá te convenga explorar otras plataformas.

Vidyard

Vidyard es la plataforma de almacenamiento de videos creada especialmente para los negocios. No solo se trata de una opción para almacenar y gestionar tus videos, sino que también te permite que tu negocio se centre en el manejo de la promoción completamente a través del video. Te explicamos a continuación.

Hoy en día, sabemos que publicar un video en YouTube no es suficiente. Necesitas contenido en video especial para Facebook e Instagram y también para tu sitio web. Vidyard es la plataforma que te permite hacer esto: crear, gestionar, publicar y actualizar todas estas plataformas desde un solo lugar.

En su portal encontrarás varias perspectivas del espectador: podrás descubrir el tipo de contenido en video que le gusta a tu audiencia y la manera en que lo mira]. Una vez que tengas esta información podrás canalizarla para usarla directamente en tu software de automatización de marketing. Por ejemplo, si un prospecto al que has estado monitoreando ve tu último video de un caso de estudio, te notificará justo en el momento que suceda.

Una de las mejores características de Vidyard es la posibilidad de personalizar videos con el nombre del espectador o la compañía directamente en el diseño del video. Esta es una herramienta creativa adicional que descubrirás y podrás aprovechar desde el primer momento en que empieces a trabajar con tu estrategia de marketing y ventas enfocada en video marketing.

Cómo crear una estrategia de video marketing para redes sociales

Hasta ahora hemos aprendido el proceso para crear videos de alta calidad para tu negocio. Falta asegurarnos de que esos videos sean adecuados para cada una de las redes sociales y que puedas utilizarlos a través de las mejores prácticas en cada una de las plataformas.

Crear y publicar videos en las redes sociales siempre debe ayudarte a dirigirte a los objetivos de marketing que te hayas planteado. Por ejemplo, si tu meta es lograr que más gente descargue un ebook, podrías crear un avance breve o un video tutorial y publicar el enlace completo que conduce a la landing page del ebook en la publicación para tus redes sociales.

Para no dejar ninguna duda, te presentaremos cuáles son las mejores prácticas para cada red social.

Twitter

Promover una nueva publicación en tu blog, conectar con tu audiencia o conducir a los espectadores de un video a una landing page desde Twitter deben cumplir con ciertas características y una de las principales tiene que ver con el elemento principal de esta red: la brevedad.

Siempre presenta un video breve y conciso. Este tipo de contenidos en Twitter son fáciles de consumir y tienen el mejor rendimiento. Si hay un video que promociona un producto o servicio nuevo e importante puedes fijarlo en el perfil de tu marca para incrementar el nivel de exposición.

Si quieres experimentar un poco más puedes hacer videos pequeños y personalizados para conectar con tus espectadores. Este tipo de contenidos (altamente personalizados) es uno de los modos más increíbles para hacer tu producto o marca más humanos, a la vez que te permiten construir conexiones a nivel personal con tus seguidores.

Facebook e Instagram

Cuando caminas hacia un autobús o un tren para tu ruta de las mañanas, ¿cuánta gente está con sus teléfonos viendo noticias o contenido que no pudieron mirar la noche anterior? Seguramente la respuesta es que muchas personas o la mayoría están viendo algo en sus teléfonos. De cualquier modo, no todas ellas tienen audífonos.

Por este motivo, es bueno que te asegures de que tu video pueda comunicar el mensaje sin la necesidad del sonido. BuzzFeed es un maestro en este tipo de contenidos que suelen ponerse en reproducción automática y se consumen de principio a fin (solo mira su página en Facebook).

La razón de que la reproducción automática en silencio les funcione tan bien tiene que ver con el aumento de vistas en dispositivos móviles y también con la costumbre de hacer scroll en las redes sociales y el consumo de contenido en redes sociales. BuzzFeed publica de manera frecuente recetas o tutoriales que son fáciles de seguir por las imágenes y textos que describen de una manera eficaz las instrucciones y los procesos.

Facebook favorece los videos largos de acuerdo con el algoritmo que utiliza para mostrar contenido en el newsfeed de los usuarios. Su objetivo es destacar el contenido más relevante y útil para los espectadores.

¿Qué significa esto para ti? Nada grave, ya que simplemente confirma lo que ya sabíamos. Crear el contenido adecuado para tu audiencia es más importante que producir solo por incrementar la cantidad de tu contenido.

En segundo lugar, sube los videos directamente a Facebook. Si la plataforma continúa motivando a los creadores a subir los videos directamente es porque tu contenido será visto por más gente de esta manera.

Busca crear reconocimiento de marca con videos ligeros y entretenidos, en tanto que suelen tener un mejor rendimiento en Facebook: el algoritmo tiene en cuenta las acciones previas relacionadas con videos anteriores cuando busca determinar qué videos muestra a continuación. Si no nos crees puedes hacer la prueba: haz un video que sea de gran relevancia, compártelo en Facebook y observa los resultados que tiene en cuanto a estadísticas.

En último lugar, es bastante conveniente que atrapes la intención del espectador desde el principio y que logres mantenerla a lo largo del video. Instagram fue la primer red social que implementó la reproducción automática silenciada y poco después Facebook siguió esa tendencia. Por ello es importante crear videos directos que transmitan el mensaje de manera sencilla. Esto puede parecerte un reto difícil porque no solo se trata de atrapar la atención sino que tienes que lograrlo sin sonido. Sin embargo, tiene varias alternativas de solución. A continuación te dejamos algunos consejos que te ayudarán con este tema:

  • Empieza tu video con algún cuadro que presente movimiento, pues esto atraerá la atención de tus espectadores.
  • Ten en mente que los videos que presentan gente hablando son excelentes si quieres atraer a tus espectadores hacia landing pages o a tu sitio web. De cualquier manera, es preferible que te mantengas con el formato de videos dinámicos para Facebook e Instagram, a menos que estés planeando un video en directo, en cuyo caso te comentaremos consejos específicos más adelante.
  • Incluye texto o subtítulos para que los espectadores puedan seguir el mensaje con o sin sonido.

YouTube

En YouTube es recomendable que publiques con una estrategia en mente. Piensa que YouTube es una biblioteca enorme de videos a la que la gente va para educarse o para entretenerse un rato. YouTube reporta más de mil millones de usuarios por mes. Suena como una red social que esconde una mina de oro y a veces sí lo es (sobre todo si dominas sus recursos como las etiquetas).

No obstante, hay algunas preguntas que te convendría preguntarte antes de que vayas a publicar videos diariamente en una cuenta en YouTube:

  • ¿Puedes hacer el contenido en video que tus clientes están buscando en YouTube?
  • ¿Necesitas que estos prospectos vayan de los videos a tu sitio?
  • Si estás buscando crear reconocimiento de marca por medio de Youtube, ¿es lo adecuado? Quizá sí, pero no esperes que esto conduzca mucho tráfico hacia tu sitio.

Establecer un canal dedicado para hacer crecer tu número de suscriptores a través de contenido con información y recursos educativos útiles es lo que realmente hará la diferencia. También puedes explorar las opciones de video en directo en esta plataforma.

LinkedIn

Por mucho tiempo LinkedIn fue una de las redes sociales que menos compatibilidad tenía con los videos, pero eso ha cambiado. Los usuarios ahora pueden subir videos y las marcas también, por lo que la creatividad es ahora el único límite cuando se trata de videos.

Esta es una característica desarrollada recientemente en la plataforma y es conveniente que tengas presente unas cuantas cosas para crear y subir contenido en video en LinkedIn. La plataforma misma pone en la mesa cuatro temas cuando se trata de la creación de video:

1. Muéstralo

Si estás en una industria de paso acelerado y que constantemente evoluciona, las marcas y los líderes pueden tomar el mando al mostrar nuevas tecnologías en un formato audiovisual o poniendo en línea la circulación de tutoriales que muestren cómo funciona un nuevo producto.

2. Llévalos a vivir la experiencia

Los videos son el medio perfecto para dar a las audiencias una prueba de lo que es un producto o un lugar. Las industrias de eventos y conferencias pueden obtener más ventaja de esta posibilidad. Si tu empresa ofrece este tipo de servicio, puedes subir videos a LinkedIn con actualizaciones de eventos. Es una gran manera de mostrar el trabajo que estás haciendo en tu área.

Si por el contrario estás trabajando en tu marca personal, mostrar fragmentos de las cosas que has aprendido en el evento o de conversaciones interesantes con nuevos contactos puede ser la manera perfecta en la que ayudes a tu comunidad y desarrolles tu pensamiento de liderazgo. Tus seguidores conocerán tu enfoque personal sobre una situación en particular.

3. Enseña lo que sabes

Si tienes un truco que ahorra tiempo o has aprendido algo nuevo que podría ser útil a otras personas en tu industria, el video es un medio muy efectivo para compartir ese conocimiento. Si estás pensando en nombre de tu empresa, pregúntate cuáles son las dificultades con las que se enfrentan tus buyer personas de manera más frecuente y ve si puedes enseñarles una manera de solucionar esos problemas en un video.

4. Compártelo

Esto va sobre todo para la gente que se informa o puede formarse una opinión más rápidamente. Si quieres compartir lo que piensas sobre un anuncio reciente o una noticia de la industria en que trabajas, deja que el mundo lo sepa en un video. Del mismo modo, si tu empresa tiene una noticia o logro y busca expandirse en la industria en la que trabaja, un video es una manera muy personal de hacerlo saber, además de las clásicas ruedas de prensa.

Claro, no tienes que crear contenidos solo en la esfera de estos cuatro temas, siempre puedes ser creativo y ver qué es lo que funciona mejor para ti y para tu empresa.

Por último, sube los videos directamente a LinkedIn, ya que esto les dará un mejor rendimiento. A continuación te dejamos los pasos para hacerlo:

  1. Ve a la aplicación de LinkedIn y presiona el icono de video que está en la caja para «compartir», justo en la esquina superior derecha.
  2. Selecciona el icono para comenzar a grabar o elige un video previamente grabado desde la galería de la memoria de tu teléfono.
  3. Si eliges grabar, comenzarás a grabar un video en ese momento directamente desde la aplicación de LinkedIn.
  4. Añade una descripción a tu video para que aparezca junto a él cuando lo publiques.
  5. Presiona publicar y tu video comenzará a aparecer en el feed de tus seguidores.

Videos en directo: Facebook e Instagram

Aunque las características tradicionales de Instagram permiten que los usuarios graben videos breves y los publiquen inmediatamente en la plataforma, las nuevas características de las transmisiones en vivo en Facebook e Instagram tienen un acercamiento diferente. Los usuarios pueden publicar transmisiones de videos en directo.

Cuando configuras los videos para Facebook Live o Instagram Live, asegúrate de que estás siguiendo los pasos que te comentamos en la primera sección de esta guía. Si lo haces, tendrás videos en directo de mejor calidad, lo que te diferenciará de otros videos en vivo que se estén mostrando en las plataformas. Además de esos pasos, tenemos algunos otros elementos que te sugerimos hacer para este tipo de videos.

Considera los horarios

Ten en cuenta que tu video en vivo se transmitirá desde la plataforma (Facebook o Instagram). Haz una investigación sobre los horarios en los que tus audiencias suelen conectarse más para lograr alcanzar un número considerable de espectadores.

Incluso si algunos de tus seguidores se pierden las transmisiones, la aplicación guardará tus videos de manera predeterminada (claro, si quieres puedes eliminarlos) y estarán disponibles para que todos los seguidores que se hayan perdido esa transmisión puedan verla después.

En cuanto a la extensión de las transmisiones de tus videos, recuerda que la mayoría de las personas tienen un rango de atención muy corto, sobre todo cuando los miran desde el teléfono móvil. Si tus transmisiones no capturan desde el inicio, los usuarios dejarán de ver tus videos en directo.

Dedícale tiempo al título de tu video

Es crucial que el título de tu video describa el tema que se trata en él para que la gente sepa si le conviene mirarlo ahora o verlo después de que transmitas. Te dejamos algunos de los estilos más efectivos para poner un título:

  • Directo: a veces la manera más efectiva es utilizar un título efectivo que le dirá a la gente exactamente lo que estás haciendo o lo que quieres mostrar en el video. Por ejemplo, Elijah Wood una vez publicó un video en vivo con el título «Jellyfish» cuando visitó un acuario, lo cual coincide exactamente con lo que mostraba el video; nada más, nada menos.
  • Exclusivo: un título que les muestre a los usuarios un estilo de exclusividad puede ser muy halagador. Por ejemplo, podrías transmitir un video con el título de «En vivo desde mi show» para que hagas hacer sentir a todos los espectadores que están en el lugar y tras bambalinas. Otra versión podría ser «Un video backstage hacia...», o algo similar.

Responde los comentarios en vivo

Una de las mejores características de Facebook es que la gente que está viendo tu transmisión en directo puede comentar e interactuar con likes. En la transmisión se mostrarán corazones y demás reacciones, como sucede en Instagram, y los otros espectadores pueden ver los comentarios y el número de reacciones que tiene tu video. El reconocimiento y la respuesta a estos comentarios en voz alta en la transmisión motivarán a tus espectadores a generar una conexión más profunda y harán que la experiencia se sienta más como una conversación cara a cara.

Experimenta con los estilos de video

Debido a que las características de video en vivo en Facebook e Instagram son relativamente nuevas, no hay un método para utilizarlas, especialmente cuando se trata de marcas. Esta es una oportunidad única para que experimentes con diferentes estilos y para que mires qué tipo de contenido le gusta más a tu audiencia.

Facebook Live deja que analices estadísticas, de las cuales te gustaría mantener un registro mientras observas las reacciones e interacciones de tus espectadores. Una vez que termine tu video, la aplicación te muestra la cantidad de personas que vieron tu transmisión, cuántas miraron tu video al finalizar y cuántas reacciones has recibido. Este es un número que se actualiza de forma constante conforme los likes y otras reacciones desde el tiempo que empieza y hasta que expira.

Por último, mientras experimentas con diferentes entornos para las grabaciones, ten presente que el sonido de fondo puede ser captado fácilmente por micrófonos. Así que será mejor que te asegures de estar en un ambiente relativamente controlado si quieres obtener una transmisión que se vea más profesional.

Cómo usar videos a lo largo de todo el ciclo de ventas

Muy seguido las empresas simplemente dejan pasar la oportunidad de crear su primer video. Gastan mucho dinero en un video de explicación para su página, pero una vez que está listo el proyecto, todas las ambiciones futuras sobre el papel de los videos en la vida de la empresa desaparecen.

Por otro lado, muchos negocios crean muchos videos para redes sociales, pero como lo hacen tan rápido solo replican información que han visto y sus videos rara vez representan un reto a los hábitos o conocimientos de sus espectadores.

El video marketing no debe ser un juego, especialmente si consideras el tiempo, dinero y recursos que invertiste en él. En vez de eso, necesitas crear una estrategia completa de video marketing que sea aplicable a cada una de las fases de tu ciclo de ventas. Esto significa pensar en el contexto de la metodología inbound.

La metodología inbound es el acercamiento a las ventas y el marketing y se enfoca en atraer a clientes a través del contenido e interacciones que son relevantes y útiles. Cada video que hagas debe reconocer los retos de tu audiencia y proveerles una solución. Este contenido es el que guía a los consumidores a través del viaje en el que se dan cuenta de sus necesidades, evalúan y compran tu producto o servicio.

Video marketing en el ciclo de ventas

En las siguientes secciones hablaremos del tipo de videos que deberías crear para cada etapa del ciclo de ventas. Para empezar, planifica crear al menos dos videos para cada fase. No te olvides de incluir llamadas a la acción (CTA) para conducir a tu audiencia a lo largo del ciclo y hacia los promotores. Con el paso del tiempo puedes mejorar los contenidos basándote en las tasas de conversión y los descubrimientos que hagas sobre lo que mejor funciona en cada etapa.

Comparación entre el embudo y el ciclo de ventas

Atracción

El primer paso de la metodología inbound es atraer o convertir a los desconocidos en visitantes. Los consumidores en esta etapa identifican sus retos y deciden si deben buscar una solución o no. Por este motivo, los videos que crees deben empatizar con sus problemas y ofrecerles una solución posible con tu producto o servicio.

A fin de cuentas, el objetivo de este tipo de video es expandir el alcance y mostrar una imagen confiable. Debido a que estás buscando que compartan tu video, este debe ser entretenido y evocar emociones más que educativo. Claro, puedes seguir brindando información necesaria para asociarte como una autoridad en el tema en el que se especializa tu empresa.

En la etapa de atracción puedes incluir videos pequeños para las redes sociales que muestran la personalidad de tu marca y elementos de liderazgo que te establecen como fuente de noticias de tu industria. También puedes crear videos de marca que compartan tus valores y misión o videos tutoriales que ofrezcan consejos relevantes para resolver el problema principal de tu audiencia.

En cualquier video de atracción evita hablar mucho sobre tu producto. En vez de ello, deja que los valores de tu marca y la personalidad sean tu guía. Por último, ya que estos videos pueden estar en una multiplicidad de canales, mantén presentes las estrategias que tendrás que utilizar para cada plataforma. Por ejemplo, un video en Facebook puede tener un aspecto con ratio cuadrada y animaciones de textos para espectadores que no usan el sonido de los videos.

Conversión

Ahora que has atraído a los espectadores de video y a visitantes a tu sitio, el siguiente paso es convertir estas vistas y visitas en leads. De acuerdo con el inbound marketing esto significa recolectar información de contacto a través de formularios.

Los videos pueden ayudar a completar este proceso mediante la creación de un contenido que visualice la solución del problema que tiene tu cliente potencial, ya sea antes de que le presentes el formato en una landing page o como una oferta. Sobre todo, el objetivo de este tipo de videos es educar y emocionar.

Los videos de conversión pueden incluir un webinar que incluya consejos tácticos, demostraciones de productos enviados por correo electrónico, videos promocionales en landing pages, estudios de caso o videos tutoriales o que profundicen en la explicación del servicio o producto. Por ejemplo, mientras que un video de atracción puede proveer un consejo rápido para hacer un discurso efectivo de ventas, un video de conversión puede ser un video tutorial animado que desglose la metodología inbound de ventas.

Cierre

Ya que has atraído a nueva audiencia con tus videos y lograste convertir a los visitantes indicados en leads, es momento de cerrar y convertir a los leads en clientes. A pesar de que es una etapa importante, muchas veces los expertos en marketing y vendedores descuidan los videos de esta fase.

En esta etapa del ciclo, el consumidor sigue sopesando las opciones que tiene y decidiendo sobre si concretar o no la compra. Por ello el objetivo de este tipo de videos es asegurarte de que los espectadores se visualicen usando tu producto o servicio y prosperando gracias a él. Hay un motivo por el que hasta cuatro veces más clientes preferirían ver un video a leer sobre un producto determinado: los videos son capaces de demostrar la funcionalidad y además evocan emociones de maneras que la descripción de un producto jamás podría.

Los mejores videos de cierre incluyen testimonios de clientes con historias representativas de cualquier tipo de cliente. También son excelentes los videos que presentan demostraciones a detalle de los productos o servicios, videos de la calidad del servicio o producto o videos personalizados que explican exactamente cómo puede ayudar tu producto a su negocio.

Deleite

Una compra puede concretarse, pero esto no significa que la relación con el cliente haya terminado. Justamente por eso es que un video todavía tiene muchas posibilidades de mejorar la etapa posterior de tu ciclo de ventas. Durante la etapa de deleite de la metodología inbound, tu objetivo es continuar ofreciendo contenido útil a los usuarios y hacer la interacción con tu servicio o producto tan agradable como te sea posible.

Esto tiene que ver también con las expectativas de que ellos les hablen a sus contactos sobre la experiencia que tuvieron contigo o, dicho de otro modo, que los videos los motiven a abrazar tu marca y que se conviertan en evangelistas de ella.

Tu primera oportunidad para deleitar viene después de la compra. Considera enviar un video de agradecimiento para darles la bienvenida a tu comunidad. Puedes hablarles sobre todos los beneficios que conlleva el haber adquirido tu producto o servicio, así como recordarles que la atención y resolución de dudas siempre estarán a su disposición para mejorar la experiencia. Después de esto, construye una biblioteca con cursos educativos o videos de entrenamiento; estos serán de utilidad para los clientes que tengas a los que les guste expandir su conocimiento o resolver dudas por su cuenta.

Cómo medir el rendimiento en video marketing

Ya que hemos llegado a este punto estarás listo para empezar a publicar videos. Y sí, pero antes de que comiences a filmar, necesitas definir los objetivos que quieres alcanzar con tus esfuerzos en video marketing e identificar las métricas que te serán más útiles para determinar si has logrado los objetivos planteados.

Antes de que lances cualquier campaña de marketing es importante que conozcas tu objetivo principal al hacer videos. Puede ser aumentar el reconocimiento de tu marca o incrementar las conversiones gracias a muestras gratis. Es crucial que selecciones solo uno o dos objetivos o metas para cada video. De lo contrario terminarás perdiendo el enfoque y harás difícil para los espectadores tomar una decisión sobre qué deben hacer después de ver tu video.

Cuando pienses en tus metas, asegúrate de tener presente a tu audiencia objetivo y a tus buyer personas principales: ¿cuántos años tienen?, ¿dónde viven?, ¿cuáles son sus intereses?, ¿cómo consumen videos normalmente?, ¿en qué etapa del ciclo de ventas están?

Todas estas preguntas pueden ayudarte a determinar el tipo de video que deberías hacer y dónde deberías publicarlo. Por ejemplo, si tu audiencia objetivo no conoce a tu marca, probablemente te gustaría hacer un video que se centre en darla a conocer antes de hacer un video que profundice en lo que hacen tus productos o servicios de manera detallada.

También es probable que querrás publicar tu video en un sitio que tenga un amplio alcance para llegar al mayor número de personas, y por ello es probable que elijas YouTube.

Lo siguiente que debes hacer es entender sobre métricas. Tener una comprensión adecuada de las métricas te ayudará a definir y medir tu éxito así como tus metas u objetivos. Cuando publicas un video es fácil obsesionarse con una métrica: el número de vistas. Aunque es cierto que el número de vistas es una métrica importante, hay muchas otras que pueden ser más relevantes para tus campañas.

Debajo listamos algunas de las métricas más populares que verás cuando publiques y rastrees la actividad de videos.

  • Número de vistas: es el número de veces que tu video ha sido visualizado y también se relaciona con el alcance. Esta métrica es ideal para rastrear si lo que tienes como objetivo es incrementar el conocimiento de tu marca, ya que lo que buscas es que el contenido sea visto por el mayor número posible de personas. Cada plataforma de almacenamiento mide una visualización de forma distinta. Por ejemplo, en YouTube cuenta a partir de 30 segundos mientras que en Facebook lo hace a partir de 3 segundos.
  • Tasa de reproducción: es el número de personas que reprodujeron tu video entre el número de impresiones o reacciones que recibió. Esta métrica te ayuda a determinar qué tan relevante o atractivo les pareció tu video a los espectadores. Si miles de personas vieron tu video pero lo reprodujeron solo unos cuantos, sin duda será mejor que optimices el contenido de tus próximos videos.
  • Comentarios y publicación en redes sociales: las ocasiones que alguien comparte tu contenido en redes sociales y los comentarios son buenos indicadores de la relevancia de tu contenido con tu público objetivo. Si un espectador mira tu video y se toma el tiempo de compartirlo en su red probablemente creaste un buen contenido. Las veces que hayan compartido en redes tus videos también es importante porque cuantas más veces compartan tus videos, más veces será visto. Las veces en que se comparta tu video en redes sociales es una buena métrica si tu objetivo es alcanzar a mucha gente con tu contenido.
  • Número de veces en que finalizaron el video: si creaste un video es probable que quieras saber cuántas personas se tomaron el tiempo para verlo completo. Esta métrica puede ser más confiable que el número de visualizaciones o vistas cuando estás buscando determinar el éxito de un video.
  • Tasa de finalización: se obtiene al dividir el número de personas que finalizaron tu video entre el número de gente que lo reprodujo. La tasa de finalización y otras métricas que evalúan la conexión son una gran manera de calcular la reacción de un espectador respecto a tu video. Si tienes una tasa baja de finalización y observas otros elementos (por ejemplo, que muchas personas dejaron de ver el video en un momento determinado) esto significa que el contenido de tu video no está resonando con tu audiencia objetivo.
  • Tasa de clics: indica el número de veces que tu enlace de llamada a la acción (CTA) fue oprimido en relación con el número de veces que el video fue visto. Es un gran indicador de cuán efectivo fue tu video al motivar a las personas a realizar la acción final que buscabas. Si esta tasa es baja considera revisar el diseño o el copy de tu llamada a la acción.
  • Tasa de conversión: se obtiene al dividir el número de veces que la llamada de la acción se completa y el número de clics que obtuvo. Si tu objetivo es que los espectadores de tu video concreten una acción como una suscripción a cambio de una muestra gratuita del producto o servicio, intenta añadir un video a tu landing page para ver si la tasa de conversión se incrementa gracias a este contenido audiovisual.
  • Tasa de rebote y tiempo en la página: ¿estás pensando en añadir un video a tu sitio web? Toma nota de la tasa de rebote y la cantidad de tiempo que la gente pasa en tu página antes de hacerlo. Asegúrate de revisar las métricas de esta tasa antes de que subas el video, con el fin de que observes si hay cambios en la manera en que la gente interactúa con tu otro contenido.

Finalmente están otros aspectos como la estrategia que lleves en redes sociales, ¿cómo la mides?

Medir el rendimiento en cada red social te proveerá de información valiosa, especialmente si quieres determinar si el video realmente es el contenido ideal para tu audiencia en cada plataforma.

En todas las plataformas, además de las métricas que te mencionamos, asegúrate de medir las vistas y en distintos momentos para determinar el ciclo de vida de tus videos. Puedes encontrar que hay videos que necesitan ser actualizados cada par de semanas o meses para que mantengan cierta relevancia.

También puedes rastrear y comparar el engagement de distintos videos. Esto te ayudará a determinar qué temas motivan a más interacciones y cuáles se comparten más. Así podrás obtener un ciclo de vida de tus videos más alto y un valor de vida de videos más extendido.

Es probable que ahora te sientas un poco saturado. No te preocupes, es normal. La edición de videos y la implementación de video marketing pueden parecer retadoras al principio, pero con un poco de práctica y paciencia verás que podrás producir contenido de alta calidad y que será único para tu marca.

Intenta convertir una entrada de tu blog en un video o crea un tutorial de tu producto. Usa el video para mostrar información de una manera nueva e interesante y asegúrate de atrapar y deleitar a tu audiencia. Es tiempo de que hagas al video una parte clave de tu estrategia de marketing.

Estrategias de Video

 Estrategias Video CTA

Publicado originalmente en agosto 18 2020, actualizado agosto 18 2020

Topics:

Video Marketing