Si alguna vez has confundido la imagen corporativa con la identidad corporativa, no te preocupes; lo mismo le ha ocurrido a casi cualquier profesional de marketing en algún momento. Las diferencias, como verás más adelante, pueden ser sutiles.

Por eso estamos aquí para ayudarte a comprender mejor qué es la imagen corporativa y en qué se diferencia de la identidad corporativa.

 

 << Descarga la guía para crear una guía de estilo eficaz para tu marca >>

 

¡No temas hacer la pregunta que muchos profesionales se han hecho antes que tú!

El vínculo (positivo o negativo) que establecen las personas, consumidores o no, con la marca depende de sus atributos, beneficios y actitudes hacia la sociedad y el ambiente. A finales del siglo XX comenzó a adquirir mayor importancia el impacto que generan las corporaciones en estas esferas, razón por la que ha adquirido mayor peso la responsabilidad de las empresas en la manera en que son vistas por el público.

¿Cuáles son las características de la imagen corporativa?

Las características básicas de la imagen corporativa son las siguientes:

  • Se trata de una creencia del cliente.
  • Depende de los afectos y necesidades del cliente.
  • Cambia con el tiempo, como toda percepción.
  • Define una actitud hacia la marca por parte del público.
  • Es la síntesis de los mensajes que proceden de los productos y servicios.

¿Para qué sirve la imagen corporativa?

  1. Genera afinidad con la marca: la imagen corporativa tiene un efecto sobre las personas, que pueden identificarse con lo que representa. Si quieres que tu marca sobresalga, es necesario que busques que sea significativa para tu público.
  2. Promueve la identificación de productos y servicios: necesitas que tu oferta sea reconocida como parte de tu marca y, mejor aún, que te consolides en la mente del público como el mejor proveedor (Coca-Cola es, seguramente, lo que más viene al pensamiento cuando escuchamos «soda»).
  3. Aumenta el valor de la marca:  el valor de la marca se compone de elementos tangibles e intangibles, donde la imagen que tiene el público y su reconocimiento son algunos de sus elementos más relevantes.
  4. Fortalece la marca en los afectos del cliente: tu marca puede ser una fuente de inspiración, de alegría o de confianza. Esa es la clave de su crecimiento, en tanto que se muestra como mucho más que un proveedor de productos o servicios.
  5. Ayuda a crear alianzas: si buscas aliados estratégicos, colaboraciones o incluso la ayuda de influencers, una imagen de marca adecuada te ayudará a encontrar a los perfiles adecuados.
  6. Atraerá al talento que buscas: Google atrae a profesionales creativos y que van más allá de sus límites. Apple atrae a geeks de alto nivel. HubSpot atrae a los entusiastas del marketing y que buscan deleitar a sus clientes. Y eso no es algo que se encuentre en un anuncio de vacante, sino en lo que una marca transmite.
  7. Brinda credibilidad: cada una de tus decisiones es 10 veces mejor si tu público la respalda. Con ayuda de una imagen de marca sólida, construirás tu credibilidad corporativa (solo recuerda que esto te exige un desempeño superior, con el fin de mantener esa confianza).

Los 4 tipos de imagen corporativa

La imagen corporativa se puede clasificar en:

  1. Imagen corporativa objetivo: es la imagen que se busca como meta.
  2. Imagen corporativa subjetiva: hace referencia a la imagen de la empresa que tienen los empleados.
  3. Imagen corporativa difundida: se trata de la imagen que se difunde por medio de los productos y servicios.
  4. Imagen corporativa percibida: esta es la imagen de una empresa que tienen los consumidores y el público en general.

Como puedes ver, la imagen corporativa parte de un ideal que se plantea por parte de la empresa, y que se construye por diferentes grupos (empleados, clientes, público en general). A partir de cierto punto es muy difícil influir directamente en cómo es percibida una empresa, por eso es importante que cada estrategia esté planeada y ejecutada según los intereses del corporativo, para evitar que la imagen percibida sea negativa.

¿Cuál es la diferencia entre la imagen y la identidad corporativa?

En términos generales, podemos decir que la identidad corporativa es un aspecto intrínseco, interno y controlable. En cambio, la imagen es su proyección externa y poco controlable. La imagen está relacionada con el público (en forma de creencias sobre la marca), mientras que la identidad es un elemento vital para los miembros y colaboradores de la empresa (como en su misión y visión).

Así, cuando una empresa comete un error o incurre en una falta, su imagen se ve afectada, aunque su identidad permanezca intacta.

¿Cómo crear una imagen corporativa?

Seguramente te preguntas si realmente es posible crear una imagen corporativa. La respuesta es que puedes construirla de manera indirecta y que la clave está en evaluarla.

La expresión gráfica de tu marca es una representación mental, un cúmulo de creencias e ideas que perfilan la marca como buena, responsable o elegante, por mencionar algunas cualidades. Por tanto, lo primero que debes tomar en cuenta es la especialidad de la empresa. Si se trata de un corporativo dedicado al marketing, entonces piensa en los conceptos que quieres reflejar en la mente de los consumidores, define una imagen objetivo y, a partir de ella, decide la manera en que tus productos y servicios ayudarán a construirla.

El siguiente paso será escuchar a tu público. Puedes monitorear a los consumidores a través de encuestas y así saber qué piensan de tu marca, con qué ideas la relacionan, qué sentimientos les despierta y con qué experiencias la identifican. 

 

3 ejemplos inspiradores de imagen corporativa

A continuación mencionamos 3 ejemplos que nos parecen inspiradores, pues las marcas no solo destacan por la calidad de sus productos y servicios, sino que se han convertido en referentes en su industria.

1. Nintendo

Imagen corporativa de Nintendo

Imagen vía Vida Extra

Esta compañía dedicada al desarrollo de videojuegos es un emblema de la industria del entretenimiento. Responsable de la creación de algunos de los personajes más memorables de la cultura pop, Nintendo es uno de nuestros ejemplos favoritos, pues la compañía representa en el imaginario de los consumidores la diversión, la amistad, el entretenimiento sano y amigable con los niños.

Lo mejor es que esta imagen le permite liderar su ramo desde 1985.

2. Google 

Imagen corporativa de Google

Imagen vía HeadQuarters List

La imagen de Google es amigable, sin restarle por eso autoridad en el ramo de los motores de búsqueda. El público relaciona esta compañía con la solución de problemas, las respuestas y la innovación. Aunado a esto, se mantiene entre el gusto de los usuarios como el buscador con los mejores doodles de la red.

3. Apple

Imagen corporativa de Apple

Imagen vía The University of Auckland

En la actualidad, el logotipo más famoso de los aparatos electrónicos le corresponde a Apple, una marca que en la mente de los consumidores es sinónimo de eficiencia, desempeño óptimo y belleza. Esta compañía revolucionó la computación y el diseño, así como la manera de entender el prestigio y la calidad a partir de un producto exclusivo.

Además, Apple refuerza constantemente la idea de que es un corporativo incluyente y crea programas que ponen el foco en la diversidad, lo que tiene resultados muy positivos en la percepción del público.

 

¡Ahora sabes todo acerca de la imagen corporativa! ¿Qué otras marcas crees que tengan una imagen destacada?

 

Brand Style Guide

 Guía de Estilo

Publicado originalmente en diciembre 6 2019, actualizado diciembre 06 2019

Topics:

Branding