¿Qué puedes aportar a la empresa? 5 consejos para responder

Plantilla: por qué contratarte
Diana Gómez
Diana Gómez

Actualizado:

Publicado:

Una entrevista de trabajo es una etapa vital dentro del proceso de selección de personal de cualquier empresa. Por eso debes estar preparado para demostrar a los reclutadores que tú eres el indicado para el puesto. Aunado a la experiencia laboral con la que cuentes, es esencial la manera en la que te desenvuelvas ante los cuestionamientos que se te hagan.

¿Qué puedes aportar a la empresa?

Cada persona es diferente, hay muchos tipos de entrevistas de trabajo y cada empresa tiene sus prioridades. Es por ello que no hay una respuesta única y correcta para una pregunta tan determinante como: ¿qué puedes contribuir a esta empresa? Enseguida te daremos varios tips para que contestes mejor y obtengas el puesto.

    << [Descarga gratis] Plantilla para prepararte para la pregunta: ¿Porqué  deberíamos contratarte?>>   

Por qué te preguntan «¿qué puedes aportar a esta empresa?»

De la misma manera que tú te tomas el tiempo para realizar una búsqueda de trabajo y contemplas varias opciones a fin de elegir la que más te conviene, e incluso tienes tus propias preguntas como candidato, para las empresas es sumamente relevante contar con los mejores elementos dentro de su plantilla para continuar con su proceso de crecimiento y productividad.

Así que los reclutadores te cuestionan «¿qué puedes aportar a la empresa?» para conocer cuáles son los diferenciadores que te dan ventaja sobre los demás candidatos que se están postulando para la misma vacante. Buscan que en tu respuesta aclares por qué te deberían contratar específicamente a ti y no a los otros. 

Asimismo, con tus palabras y tu lenguaje no verbal podrán percatarse de si tienes un interés y compromiso real con la empresa o solo estás allí por casualidad. Lo que distingue a un empleado potencial es su pasión por su carrera profesional, porque de esta manera puede brindar un mayor aporte y valor a la compañía, incluso si no cuenta con una gran trayectoria en el puesto. 

35 cualidades que le interesan al reclutador al preguntar «qué puedes aportar»

Las cualidades más importantes dentro del área de recursos humanos se dividen en dos tipos. Las primeras son las soft skills, o habilidades blandas, que están directamente relacionadas con la personalidad de los candidatos y su inteligencia emocional. Las segundas son las hard skills, o habilidades duras, que están enfocadas en los conocimientos, experiencia y estudios con los que cuentan los postulantes. Estas habilidades también te sirven para hablar sobre ti en una entrevista, veamos cuáles son. 

Las principales cualidades o  habilidades blandas:

  1. Autogestión emocional
  2. Seguridad en ti mismo
  3. Flexibilidad
  4. Disposición para trabajar en equipo
  5. Compromiso
  6. Manejo del estrés
  7. Creatividad
  8. Empatía
  9. Habilidad social
  10. Responsabilidad
  11. Adaptación al cambio
  12. Escucha activa
  13. Motivación
  14. Constancia
  15. Fidelidad
  16. Actitud positiva
  17. Ganas de aprender
  18. Actitud servicial
  19. Prudencia
  20. Liderazgo

Por otro lado, las cualidades o habilidades duras esenciales son:

  1. Capacidad de análisis
  2. Conocimiento teórico
  3. Organización
  4. Agilidad mental
  5. Proactividad
  6. Atención al detalle
  7. Rapidez
  8. Puntualidad
  9. Habilidad física
  10. Idiomas
  11. Comprensión de lectura
  12. Manejo de software
  13. Habilidad comunicativa
  14. Experiencia laboral
  15. Formación académica

Elige las que más se adecuen a tu personalidad, tu perfil profesional, el puesto para el que te has postulado y los valores de la empresa. Muchas veces lo que supones que son debilidades dentro de un entrevista de trabajo, pueden constituir factores que juegan a tu favor. 

1. Resalta tu capacidad para resolver situaciones 

Una de las aptitudes que más valoran actualmente los reclutadores es la capacidad de dar soluciones. Sin importar el ámbito, profesión, experiencia o posición que estés buscando, saber resolver los desafíos es crucial para las empresas. Una frase así te ayudaría: 

«Puedo afrontar situaciones difíciles en pro de obtener mejores soluciones».

Con esta frase estás transmitiendo tu disponibilidad de enfrentarte a los retos que se presenten en tu día a día, a favor de los objetivos de la empresa. Así estarás mostrando tu resiliencia en un proceso de selección, pues los cambios son algo inevitable para el crecimiento de cualquier negocio. Es por esta razón que se da prioridad a una persona que tenga una actitud responsable y determinada a encontrar soluciones efectivas en la adversidad.

2. Apuesta por tus fortalezas

Recuerda que antes de cualquier entrevista o proceso de selección en el que participes debes hacer un autoanálisis para conocerte a ti mismo, lo que te llevará a identificar tus principales fortalezas. Así que una buena estrategia para responder es centrándote en alguno de tus conocimientos. Una frase así puede ayudarte:

«Puedo contribuir con mis conocimientos tecnológicos para agilizar los procesos de la empresa».

Actualmente el manejo de software y el conocimiento de la big data son aspectos que se valoran mucho las empresas. Muchos de los procesos de una organización se están automatizando con programas, así que los reclutadores están en la búsqueda de personal que cuente con los conocimientos necesarios para aprovechar al máximo estas herramientas. Es un hecho que, desde el inicio de la pandemia, las competencias digitales de los trabajadores se han vuelto fundamentales para todo negocio.

3. Muestra tu inteligencia emocional 

Tener balance o equilibrio en tus emociones es fundamental para el buen desempeño laboral y más si se trata de una posición de liderazgo. Si haces saber que tienes la inteligencia emocional para liderar gente, establecer canales de comunicación eficientes y generar un ambiente laboral armonioso, seguramente los reclutadores te considerarán. Aquí una respuesta útil:

«Soy capaz de gestionar mis emociones para convivir con mis compañeros y priorizar los resultados».

En los últimos años se ha comprobado que el estado anímico de los empleados repercute directamente en su rendimiento en el trabajo. Así que aquellos que cuenten con una inteligencia emocional desarrollada podrán desenvolverse de mejor forma ante problemas o situaciones de estrés en las tareas laborales. 

Una buena relación consigo mismo y con los demás favorece una convivencia óptima entre los compañeros. Por ejemplo, para un jefe de área o líder de proyecto, una gestión adecuada de sus emociones le permite escuchar, ser empático y mantener la motivación en su equipo de trabajo para manejar las situaciones que se presenten y aumentar la productividad. 

4. Claridad como elemento para un gran desempeño 

Es posible que no hayas acumulado tanta experiencia si recién comienzas tu carrera profesional, pero esto no es obstáculo para aportar algo a la empresa. En este caso céntrate en tus cualidades esenciales que ayuden a realizar un trabajo eficiente, por ejemplo, ser ordenado, saber comunicarte de forma clara. Una respuesta podría ser: 

«Puedo expresar mis ideas de manera clara y breve para trabajar eficientemente en equipo».

Una de las cualidades más valoradas en recursos humanos es la habilidad comunicativa de sus trabajadores, tanto de forma oral como escrita. Esto se debe a que la capacidad para transmitir ideas, procesos, instrucciones y estrategias de forma sencilla y directa permite a la plantilla de la empresa funcionar y organizarse de mejor manera. Por ello los reclutadores evaluarán positivamente esta habilidad si notan que sabes qué decir en la entrevista de trabajo.

5. Sé proactivo y muestra tu compromiso

Aunque es recomendable que no brindes una respuesta vaga, sí puedes comprometerte a lograr ciertas cosas cuando te unas a la empresa. Muéstrate seguro y afirma que podrás implementar mejoras en procesos, en la forma de trabajo, en el desempeño de los equipos, en la innovación, entre otros puntos. Una respuesta sería: 

«Estoy seguro de que puedo realizar mejoras relevantes y ayudar a conseguir logros para la empresa porque me gusta aprender y crecer profesionalmente».

Para las empresas es importante que sus trabajadores se comprometan a largo plazo con su misión y visión, así que prefieren a trabajadores que estén motivados a crecer con ella a través del aprendizaje constante. 

Señalar las capacidades con las que cuentas (y reconocer las que no) te ayuda a capacitarte para obtener un mejor rendimiento laboral. Si eres una persona que siempre está dispuesta a mejorar, definitivamente eres un excelente candidato o candidata, porque eso significa que también te comprometes fácilmente con el crecimiento de la empresa. 

Para explicar el aporte que puedes dar a una empresa, primero tienes que preguntarte qué puedes sumar con tu desempeño laboral. Es necesario que realices una análisis FODA con una plantilla, así podrás reconocer cuáles son tus fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas en el ámbito profesional. Además ten en cuenta estas recomendaciones:

  • Adapta las frases que te acabamos de compartir a tu caso particular, pero de ningún modo memorices un discurso que evidencie que tu respuesta es demasiado planeada, porque se podría considerar falsa.
  • Muéstrate natural y fluido al contestar ¿por qué te interesa este trabajo?, ¿qué puedes aportar a la empresa?, entre otras preguntas de la entrevista.
  • Un factor por el que los reclutadores descartan a los candidatos consiste en que durante la entrevista demuestran que no tienen expectativas laborales a futuro, así que sus aportes a la empresa no serán sustanciales. Por eso es importante que determines cómo te ves de aquí a 5 o 10 años en tu carrera profesional.
  • Aunque es un factor relevante para la puntualidad, no es una buena respuesta que digas que tu beneficio a la empresa radica en que vives cerca; por eso evita mencionarlo (a menos que se te pida especificarlo).
  • Que te proclames un trabajador perfeccionista y des demasiado protagonismo a tus puestos de trabajo anteriores puede jugar en tu contra, pues son datos que los reclutadores ya conocen y por eso mismo te han llamado a entrevista. Mejor cuenta experiencias laborales pasadas donde hayas logrado resolver efectivamente una situación con tus habilidades blandas y duras. 

Una entrevista es una de las etapas más avanzadas del proceso de selección y una sola frase puede hacer que todo el esfuerzo que has hecho hasta el momento se venga abajo. Para que esto no suceda es fundamental que prepares con antelación tus respuestas y con ello asegures que te seleccionen a ti  de entre los demás candidatos. 

Las palabras que eliges, tu tono de voz y tu postura corporal también son aspectos que los reclutadores tienen en cuenta para evaluarte. Esperamos que este artículo te ayude a contestar efectivamente el valor que puedes agregar a una empresa.

Sigue estos consejos para tu entrevista de trabajo y obtén el puesto de tus sueños.

Porqué deberíamos contratarte

Artículos relacionados

Pop up para PLANTILLA: POR QUÉ CONTRATARTE PLANTILLA: POR QUÉ CONTRATARTE

Prepárate correctamente para tu próxima entrevista de trabajo con ayuda de esta plantilla

    Pop up para PLANTILLA: POR QUÉ CONTRATARTE PLANTILLA: POR QUÉ CONTRATARTE

    Marketing software that helps you drive revenue, save time and resources, and measure and optimize your investments — all on one easy-to-use platform

    START FREE OR GET A DEMO