Las entrevistas de trabajo son una gran oportunidad para demostrar tus habilidades y experiencia. Y hay algunos aspectos que pueden ayudarte a resaltar más y ganar unos cuantos puntos extra con el reclutador. 

Si estás próximo a una cita, aquí te damos algunos consejos para una entrevista de trabajo y así podrás llegar con más preparación y confianza.

    << [Descarga gratis] Plantilla para prepararte para la pregunta: ¿Porqué  deberíamos contratarte?>>   

1. Revisa las preguntas comunes de una entrevista

Como seguramente sabes, hay preguntas comunes que los entrevistadores suelen hacer y, aunque puedan parecer cuestiones sencillas, a veces son las más complicadas de responder.

Algunas de ellas son:

  • ¿Por qué quieres trabajar en esta empresa?
  • ¿Cuáles son tus mayores habilidades?
  • ¿Cuáles consideras que son tus debilidades?
  • ¿Qué es lo que esperas lograr en esta empresa?

Prepararte para responderlas te ahorrará muchos nervios y te hará sentir más seguro de ti. De igual forma, podrás pensar en aquellas historias o experiencias que te sirvan para destacar tu respuesta.

De igual manera, ensaya la manera en que responderás y asegúrate de que en tus respuestas destaques tus fortalezas, tu disposición a trabajar, tus habilidades y la creatividad con la que resuelves problemas.

2. Investiga sobre la empresa 

Haz tu tarea de investigador y descubre todo lo relacionado con la empresa con la que tendrás una entrevista. Un aspecto mal visto por parte de los reclutadores es que no sepas para quién te estás entrevistando, pues demuestras que no tienes mucho interés.

Por lo tanto, no esperes a que el entrevistador te haga la pregunta: «¿Qué sabes sobre nuestra empresa?». Demuestra que estás interesado y que hiciste tu tarea.

Un consejo valioso es vincular lo que has aprendido sobre la empresa con tus respuestas, por ejemplo, puedes decir: «Me di cuenta de que cuando implementaron un CRM para la gestión de sus clientes, sus índices de satisfacción mejoraron mucho. Yo estoy muy familiarizado con este tipo de sistemas, por lo que podría brindarles mi experiencia para mejorar aún más su uso».

Recuerda que basta con que visites el sitio web de la empresa para conocer qué hacen, cómo lo hacen, cuáles son sus valores, su cultura y los éxitos recientes. También, en caso de que tengan un blog, lee los artículos que publican para que conozcas más sobre su producto o servicio.

Otra cosa que puedes hacer es investigar el nombre de la empresa en algún buscador para conocer las noticias más recientes. Puede haber un evento o premio que hayan ganado recientemente y podrías hacer mención de ello durante tu entrevista.

3. Reúne todos los documentos necesarios

Muchas son las historias en las que por las prisas, los candidatos han olvidado su currículum en el transporte o no llevan algo tan básico como un bolígrafo. ¡Que no te pase!

Uno o dos días antes, date el tiempo de imprimir todos los documentos que te hayan requerido y guárdalos en una carpeta plástica que los proteja de cualquier cosa que pueda dañarlos, como esa taza de café que sueles tomarte cada mañana.

También asegúrate de llevar contigo bolígrafos, lista de referencias y varias cartas de recomendación, así solo te hayan solicitado una. Cuanto más preparado o preparada vayas, tendrás mayor seguridad ante cualquier situación.

4. Alístate con tiempo y sal sin prisas

Un día antes de tu entrevista intenta irte a dormir temprano y alista más de dos alarmas en caso de que alguna falle o no la escuches. También puedes pedirle apoyo a alguien que viva contigo para que se asegure de que te despiertes a una hora específica. Si vives solo, pídele a alguien que te llame insistentemente hasta que contestes.

Mientras te alistas, trata de desayunar bien, pero nada que pueda caerte pesado, pues los nervios te podrían jugar en contra. Prepara lo que te vas a poner y cerciórate de que todo esté bien limpio.

Revisa la ruta que debes tomar para llegar al lugar de la entrevista y sal con buen tiempo de antelación, pues no sabes si algo puede suscitarse en el camino. Es mejor que llegues temprano y esperes a que sea el reclutador el que tenga que esperar por ti.

Verás que cuanto más preparado vayas, mejor te sentirás. No olvides llevar una buena actitud y hasta tus mejores chistes en caso de que te sientas en confianza de decirlos.

5. Muestra confianza durante toda tu entrevista

Es normal y válido estar nervioso, pero intenta respirar y deja fuera todos tus miedos antes de entrar por la puerta de la sala donde te entrevistarán.

Por cortesía permite que el entrevistador sea quien inicie el diálogo y responde cordialmente, complementado con un lenguaje corporal positivo. Da la mano con firmeza en caso de que te la brinden, ¡pero no aprietes demasiado!

Una vez que haya iniciado la conversación, mantén contacto visual todo el tiempo y escucha cuidadosamente cada una de las preguntas que te haga la reclutadora o reclutador. Recibe cada una de ellas con una sonrisa: esto te dará una mejor imagen y a la vez te ayudará a liberar estrés y no lucir con preocupación.

Cuando sea tu turno de responder, hazlo honestamente y con respuestas directas. Recuerda que un día antes practicaste, entonces estás bien preparado para saber qué responder.

Si necesitas tomarte el tiempo para pensar una respuesta, hazlo. Los reclutadores pueden entender que hay preguntas más complicadas que otras, así que siéntete libre de decirle que estás buscas las palabras adecuadas. Esto te dará tiempo para reformular la pregunta en tu cabeza y pensarla detenidamente.

6. Desarrolla una conexión con el entrevistador

Además de demostrar tu experiencia y habilidades, otro gran consejo para una entrevista de trabajo es crear una conexión con la persona que te entrevista. Esto puede ser desde conocer su nombre y utilizarlo ciertas veces al responder tus preguntas.

Si eres una persona distraída o muy olvidadiza, te sugerimos que apuntes el nombre en algún lugar discreto donde puedas consultarlo rápidamente. Solo trata de que la persona no se dé cuenta, pues podría tomarlo como una descortesía.

Establecer una buena relación puede aumentar tus posibilidades de ser contratada o contratado, pues los reclutadores suelen tener muy en cuenta a aquellas personas agradables y que parecen encajar bien con la cultura de la empresa.  

7. Prepárate para responder preguntas difíciles 

Si bien ya consultaste aquellas preguntas comunes que suelen hacer en las entrevistas de trabajo, también tener listas aquellas que son más complicadas de explicar. Una de ellas es: «¿Por qué quieres dejar tu actual trabajo?». 

Si bien puedes ser completamente honesto al decir que estás buscando una mejor oportunidad y nuevos retos, también procura que tu respuesta coincida con lo que los empleadores dirán sobre ti cuando llamen para pedir alguna referencia. 

Si lamentablemente fuiste despedido, lo mejor es que lo digas tal cual y busques la manera de decir qué fue lo que sucedió, aceptando que fallaste en algunos puntos, pero que tu experiencia y compromiso son sólidos para comenzar a trabajar en la empresa. Todos cometemos equivocaciones, la lección es aprender de ellas y tomar acción a favor para hacerlo mejor.

8. Conecta tus experiencias con el puesto de trabajo

Uno de los consejos para una entrevista de trabajo destacable es mostrar de qué manera tu experiencia es relevante para el puesto que la empresa solicita. De esta manera puedes formar una mejor conexión y te será más sencillo explicar tus habilidades, esfuerzos y logros cometidos.

Si esta es tu primera entrevista de trabajo y no tienes experiencia laboral, ¡también puedes aplicar este tip! Lo que puedes hacer es hablar sobre cursos que hayas tomado en tu desarrollo académico y destacar proyectos en donde hayas sido líder o hayas tenido una participación destacable.

Cuando vinculas las habilidades que aprendiste con lo que se requiere para el empleo, es más fácil que los reclutadores puedan apreciar tu compromiso y te considerarán como la mejor opción.

9. Haz una lista de las preguntas que te gustaría hacer

Los entrevistadores no son los únicos que pueden preguntar cosas. Si te dan la oportunidad de hacer algunos cuestionamientos sobre la empresa, no la desaproveches. Solo ten en cuenta que debes preparar una lista que ensayes también un día antes.

Lo mejor es elegir preguntas que demuestren el interés que tienes en el trabajo y la empresa. Esto puede incluir dudas sobre información o noticias que hayas descubierto sobre la compañía y relaciones una pregunta con dicho suceso.

También no te vayas con dudas a casa, este es un espacio para que preguntes más sobre el trabajo a realizar, por ejemplo:

  • ¿Cuáles son las responsabilidades diarias?
  • ¿Cómo se miden las responsabilidades y desempeño?
  • ¿Qué equipos y herramientas tienen disponibles para trabajar?
  • ¿Cuáles son los planes de crecimiento para los empleados?

Estas preguntas te ayudan a conocer más acerca de la empresa a la que aspiras y también te aseguras de que los valores y procesos van de acuerdo a lo que buscas y quieres.

10. No dudes en mostrar tu personalidad

Si algo debes evitar por completo en una entrevista de trabajo es fingir algo que no eres. No tengas miedo a ser tú misma o tú mismo. Recuerda que las empresas buscan enfoques frescos y cualquier organización se puede beneficiar de tener a alguien con tu personalidad.

Si bien es importante que dejes claras tu experiencia y tus habilidades, también es vital que el entrevistador se quede con un buena impresión de ti y de lo que eres.

Si moldeas tu personalidad para impresionar al entrevistador, estarás haciéndote un gran daño a ti y a la empresa, pues podrían contratar a alguien que simplemente no existe y tú solo te frustrarás por no sentirte realmente conectado con la compañía para la que colaboras.

Si te quedas con este puesto tendrás que convivir todos los días con muchas personas más, por lo que es mejor demostrar quién eres. De esta manera podrás garantizar que tu entorno de trabajo será satisfactorio. 

11. Termina la entrevista con una buena impresión 

De acuerdo, este es ya de los últimos consejos para una entrevista de trabajo, pero es igual de importante. Antes de relajarte, debes tener una despedida triunfal. Y no, no nos referimos que des una voltereta para impresionar a tu entrevistador. 

El secreto para terminar una entrevista con buena impresión es ser cortés. Además, si tienes la oportunidad, reafirma tus fortalezas y experiencias por si sientes que no enfatizaste bien algo.

Y si tienes algo importante que decir, ¡dilo! Incluso si esto es dar mención de que realmente te gustaría mucho formar parte de la empresa. Más que verse «desesperado», muestra un gran compromiso. Es algo que los reclutadores aman en los candidatos.

De igual forma, no dudes en preguntar si puedes ayudar en algo para agilizar el proceso de selección, o si requieren algo más de tu parte para demostrar tus habilidades y experiencia. Nuevamente, la buena disposición es muy bien vista.

Y por último, no olvides agradecer el tiempo del reclutador y la oportunidad. También enfatiza que te pueden encontrar por medio de correo electrónico o llamada telefónica. Si tienes horarios disponibles, puedes hacer hincapié en ello y no dudes en mantener tu disponibilidad.

12. Da seguimiento a tu entrevista

Si bien no es necesario que llames al reclutador al minuto de poner un pie fuera de la empresa, sí puedes enviar una nota de agradecimiento, en donde reiteres tu interés en el puesto. Esta es una buena manera de ser cortés con la persona con la que charlaste y también para posicionarte más en su memoria.

Si te entrevistaste con más de una persona, envía notas personales a cada una. El mejor tiempo para hacerlo es al menos dentro de las 24 horas posteriores a tu entrevista.

Tal vez pueda parecer mucho esfuerzo o insistencia de tu parte, pero ten por seguro que una buena acción siempre es tomada de buena forma, sobre todo cuando es sincera. Así que no dudes en mostrar tu compromiso y entusiasmo.

Revisa bien los consejos para una entrevista de trabajo y practica todo lo que creas necesario. Como ya lo mencionamos, cuanto más preparada o preparado llegues, mejores serán tus respuestas y tu desenvolvimiento en general.

Ahora ya puedes salir a conquistar a esa empresa en la que tanto quieres pertenecer. Revisa nuestra publicación acerca de cómo responder a la usual pregunta: «¿Qué puedes aportar a la empresa?» y suma más puntos como entrevistada o entrevistado.

Porqué deberíamos contratarte
 Porqué deberíamos contratarte

Publicado originalmente el 02 de noviembre de 2022, actualizado el 20 de enero de 2023

Topics:

Entrevista de trabajo