¿Sabes si en tu empresa existe un marketing mix? Tal vez el concepto no sea fácil de reconocer, pero te aseguramos convives diariamente con él. A continuación compartiremos contigo una situación común para que lo identifiques fácilmente. 

<< Descarga gratis la guía para aplicar las teorías de marketing más populares  >> 

Al asesorar a una empresa que estaba pasando por momentos complicados, nos percatamos de que, de manera superficial, todo lucía bastante bien: tenía un producto atractivo, los empleados realizaban sus actividades correctamente y los directivos se aseguraban de que todo marchara como debía. No obstante, faltaba un detalle fundamental: dirección y estrategia de marketing. Esta empresa no tenía marketing mix. Esto significa que si bien sabían a dónde querían llegar, no sabían cómo alcanzar ese objetivo. Y esa situación es frecuente en muchas empresas. 

Por ello, si te encuentras en una circunstancia semejante, es imprescindible conocer exactamente qué es el marketing mix y por qué es tan importante que tu empresa cuente con una estrategia bien definida. 

Diversos factores y transformaciones influyen en la conducta de los consumidores, lo cual obliga a las empresas a mantener en evolución constante sus productos o servicios para seguir cumpliendo las expectativas de sus clientes.

¿Para qué sirve el marketing mix? 

El marketing mix tiene por objetivo determinar cuáles son las acciones debe emprender una empresa o marca para satisfacer a los clientes (mediante el análisis de sus comportamientos). 

Gracias a esta constante investigación han surgido varias teorías; entre ellas se encuentra la 4P, definida por Jerome McCarthy en su libro Basic Marketing: A Managerial Approach (Marketing básico: un enfoque gerencial). Esta teoría sobre las buenas estrategias de marketing surgió en 1960, pero ha sufrido algunas modificaciones para conservar relevancia para los consumidores actuales. Así que las 4P, descritas por McCarthy, hoy en día se conocen como las 4C, las cuales son las variables del marketing mix. 

Las 4C son un replanteamiento de las 4P hecho por Robert F. Lauterborn en 1990. La diferencia radicó en dar un mayor enfoque a la atención al cliente. Con esto se busca realizar una evaluación de los deseos y necesidades del cliente para complacerlos con un producto o un servicio.

Cada «C» representa una de las variables del marketing mix. Te explicamos a detalle cada una a continuación:

1. Consumidor 

Comprender las necesidades del consumidor es clave en cualquier estrategia de marketing; para ello es importante estudiar al cliente mismo. Cuando colocas tu atención directamente en él y todo lo que le rodea, puedes darle dirección a tu producto o servicio de manera más efectiva. Así podrás conseguir el éxito que estás buscando.  

Si sabes lo que los consumidores quieren y necesitan, entonces podrás ofrecerles soluciones concretas a sus problemas y establecer mejor tus objetivos de venta.  

Para definir mejor esta variable puedes contestar las siguientes preguntas:  

  • ¿Quién es tu cliente ideal o buyer persona
  • ¿Cómo resuelve sus necesidades tu producto o servicio? 
  • ¿Qué le brinda tu producto o servicio que no le ofrece la competencia? 
  • ¿Cuáles son los beneficios de tu producto o servicio para tu cliente? 

2. Costo del producto

Con la cantidad de opciones que existen en el mercado hoy en día, el costo de tu producto o servicio representa un elemento muy importante. Debes analizar el monto que el cliente va a pagar  con sumo cuidado y buscar reducirlo desde el proceso de fabricación. Este factor, en conjunto con otros, determinará si los clientes adquirirán o no tu producto o servicio.  

No hay una fórmula concreta para establecer un costo adecuado y atractivo, pero podrías definirlo mediante las siguientes preguntas:  

  • ¿Cuál es el costo total que pagará el cliente por tu producto o servicio? 
  • ¿El costo del producto o servicio es justo? 
  • ¿El costo es equivalente a la calidad del producto o servicio? 
  • En comparación con la competencia, ¿el costo de tu producto o servicio es más accesible para el cliente? 

3. Conveniencia 

Este elemento se refiere al lugar donde es más conveniente que el consumidor adquiera tu producto o servicio. Puede ser en un punto de venta físico o en tu sitio web, y para ello es necesario conocer los hábitos de tu buyer persona. Esta es una de las variables que más ha evolucionado en la estrategia de marketing mix. A partir de la llegada de las nuevas tecnologías, la forma en la que los consumidores adquieren sus productos es muy diferente y cubre necesidades muy específicas.  

Para definir mejor este elemento contesta las siguientes preguntas:  

  • ¿Cómo es la distribución de tus productos? 
  • ¿Tienes un sitio de ecommerce?  
  • ¿En qué canales están disponibles tus productos? 
  • ¿Qué canal simplifica el proceso de compra de tu cliente ideal
  • ¿Cuentas con un buen servicio de atención al cliente

4. Comunicación 

Con la llegada de las redes sociales, la interacción que tienen los usuarios con las marcas se ha incrementado. Por este motivo, es importante establecer un diálogo a través de todos los medios y crear contenidos que permitan una comunicación fluida y clara, la cual facilite promocionar tus productos y servicios, así como atender las dudas de los consumidores. Construir una relación cordial y sana con los clientes es una de las claves para el éxito de cualquier estrategia de marketing. Para ello es importante tener una estrategia de comunicación de excelencia. 

Contesta las siguientes preguntas para definir mejor esta variable:  

  • ¿Cuáles son los canales de comunicación favoritos de tus leads? 
  • ¿Existen estrategias de comunicación adecuadas para cada uno de los canales donde están tus consumidores? 
  • ¿Cómo es el estilo de comunicación favorito tus clientes? 
  • ¿La comunicación en general se hace pensando en tus leads? 
  • ¿Cómo estás promocionando tu producto o servicio? 

Recuerda que todas las variables de tu estrategia de marketing mix deben operar en conjunto, de manera orgánica y bien planificada. Además, debe ser coherente la manera en que las implementas, pues solo así tendrás éxito. 

Si lo piensas bien, todas estas variables son bastante obvias y necesarias, sobre todo con la llegada de la era digital. Las estrategias de marketing deben adaptarse a estos cambios y tomar en cuenta que lo esencial no es el producto o la empresa, sino el cliente; y los productos o servicios son la manera de deleitarlos.

¿Cuáles son las estrategias de marketing mix? 

Las estrategias de marketing mix son planes y prácticas que utiliza el departamento de marketing y que apuntan hacia una misma dirección: promocionar los productos o servicios de tu empresa de la forma ideal. Dos de las estrategias de marketing mix más funcionales son las siguientes: 

1. Generar experiencias únicas para el cliente 

En la actualidad es indudable que los consumidores interactúan más con las empresas gracias al desarrollo tecnológico. Por eso, entender y analizar al consumidor para crear contenido personalizado y experiencias únicas que lo lleven por el ciclo de ventas son actividades vitales de una buena estrategia de marketing. En este contexto, la confianza y personalización son factores básicos para que las estrategias funcionen.

2. Contar con herramientas de venta adecuadas

El uso adecuado de las herramientas de venta también es un elemento clave para interactuar mejor con tus clientes además, mejorará la toma de decisiones en el ámbito de promoción de tu producto o servicio. Recuerda contar con página web, e-commerce, redes sociales, email marketing y formularios de contacto.

Ambas estrategias de marketing mix pueden impulsar las variables 4C; sin embargo, el departamento de marketing deberá analizar el enfoque al que le dará prioridad, dependiendo de las circunstancias particulares de tu empresa. En cualquier caso, es recomendable que ambas perspectivas trabajen en conjunto, ya que esto conseguirá mejores resultados para tu empresa. 

1. McDonald’s

Ejemplo de Marketing mix: McDonald's

Imagen de McDonald's

La comida rápida es una de las industrias que pueden ejemplificar mejor este tipo de estrategias en el mercado, ya que se enfoca principalmente en el «consumidor» y sus necesidades. Por lo tanto, dedica sus esfuerzos en conocer mejor a sus clientes, sus hábitos y estilo de vida, a fin de ofrecerles productos que cubran sus necesidades.  

McDonald’s cuenta con las mejores prácticas enfocadas en las variables de las 4C. Una de sus principales misiones es ganar la confianza de sus clientes y superar la imagen de que sus productos son poco nutritivos. Por ello, desde 2011 esta empresa ha realizado cambios en sus ingredientes para mejorar el balance nutricional de la Cajita Feliz: ha integrado frutas y porciones más saludables para los niños; además ha incluido ensaladas en su menú.

Con estos esfuerzos y cambios, la marca demuestra que dirige sus estrategias de marketing mix hacia el consumidor al preocuparse por los ingredientes y porciones que ofrece; hacia el «costo» total que pagará por el producto, así como los beneficios que se traducen en la «conveniencia» o facilidad con la que puede adquirir el producto en sus restaurantes, y hacia la «comunicación» mediante sus campañas y distintos canales de promoción. 

2. DiDi 

Marketing mix: didi

Imagen de DiDi

La compañía de transporte privado también es un excelente ejemplo de marketing mix al cumplir con sus variables exitosamente. La compañía se ha adaptado funcionalmente a las necesidades de sus «consumidores», pues ha creado una aplicación móvil muy intuitiva y fácil de usar tanto para iOS como para Android. Además amplió su mercado ofreciendo servicios de envío, reparto de alimentos y de compras de supermercado.

El «costo de su servicio» es totalmente competitivo, aunque tiene gran competencia, pues ofrece costos adaptados a las necesidades de los clientes. 

La «conveniencia» de DiDi con sus clientes ha ido creciendo fuertemente, pues además de tener cobertura en diferentes países de Latinoamérica como México, Argentina, Brasil, Colombia, entre otros, también tiene presencia internacional en Asia y Oceanía. 

Finalmente, en cuanto a su «comunicación», DiDi está presente en todos los canales online y offline. Además, cuenta con diferentes estrategias de marketing con influencers para acercarse a públicos de diferentes nichos, a los cuales puede brindar diferentes servicios de transporte. 

3. Airbnb

Marketing mix ejemplo

Imagen de Airbnb

Airbnb se posicionó en el mercado como una empresa de servicios realmente novedosos para los consumidores. Gracias a su modelo de negocio, esta compañía cumple perfectamente con las 4C del marketing mix: 

«Consumidor» y «conveniencia» al resolver las necesidades de los consumidores que buscan alternativas más allá de hoteles u hostales, pero que sean igual de seguras, cómodas y ajustadas a sus necesidades. Todo ello con la facilidad de reservar vía web o a través de su aplicación móvil. 

«Costo de producto» pues manejan diferentes tarifas según la ciudad o país y el tipo de alojamiento, que puede variar entre habitación, departamento, casa y otros más. 

«Comunicación» al contar con interacción con sus clientes mediante todos los canales como sitio web y redes sociales; además del correo electrónico, en donde los usuarios pueden estar al tanto de todas las actualizaciones y promociones. 

Ahora que conoces qué es el marketing mix, sus variables a través de las 4C (consumidor, costo, conveniencia y comunicación) y has visto ejemplos en marcas conocidas, podrás desarrollarlas en tu negocio y esperar que el éxito llegue a tu empresa porque, como bien dicen, el conocimiento es poder. 

Cuáles son las teorías de marketing para crecer tu negocio y alcanzar el éxito empresarial
 Teorías Marketing Guía  

Publicado originalmente el 18 de noviembre de 2021, actualizado el 19 de noviembre de 2021

Topics:

Introducción al marketing