Todo negocio con esquemas de producción cuenta con una cadena de suministro que con el paso del tiempo se puede volver más compleja en sus operaciones y requerir una gestión diferente para optimizar y obtener resultados exitosos. 

Al parecer, las empresas están evolucionando para dejar de ser una cadena de suministro lineal, pero de acuerdo con una encuesta realizada por Ernst & Young, solamente el 25 % de los negocios considera que esa cadena está digitalmente interconectada y/o autónoma.

<< Kit de planificación estratégica para empresas [Descarga gratis] >> 

De cualquier manera, un 26 % dice estar adoptando soluciones en la nube para tareas dentro de la cadena de suministro como parte de su transformación digital. Finalmente, las empresas señalan que la inversión en cadenas de suministro los ayuda a ser más eficientes y a reducir costos.

Justo por estas necesidades de digitalizar y optimizar la gestión de cadenas de suministro es que ha surgido la administración de la cadena de suministro o SCM (Supply Chain Management) para cumplir con estos objetivos. Esta es una labor que hoy se apoya en sistemas o software especializados. 

La evolución tecnológica ha cambiado radicalmente el perfil de las cadenas de suministro y ha dejado de ser lineal: ahora comienza a verse como un concepto integral. Esta vez pone en el centro al consumidor o los clientes, quienes están rodeados por una red flexible y vinculada que busca dar la mejor experiencia. 

Lo que se busca hoy mediante la tecnología aplicada al SCM es mayor control, visibilidad y fluidez para mejorar los resultados y la experiencia del cliente. Las estrategias que deriven de este se basarán en la demanda con el fin de organizar y planear toda la cadena, personas, procesos y tecnologías para cumplir con esa demanda, es decir, la entrega de bienes y servicios con precisión, eficiencia y rapidez. 

Hace muchos años la cadena de suministro podía ser lineal porque no había tantos cambios, pero con el paso del tiempo este modelo se convirtió en algo pesado y lento. Hoy en día todo sistema o estrategia SCM busca darle agilidad a esa cadena y cuando se logra puede reducir los costos operativos entre 20 y 30 %

La gestión es fundamental para tener visibilidad y control de todos los factores y escenarios posibles que puedan afectar una cadena de suministro. SCM atiende el ciclo de vida de un producto o servicio: desde que se produce hasta que se consume. Para esta tarea han surgido plataformas o software que contribuyen a llevar una mejor gestión. En general existen diversos sistemas para información en las empresas, cada uno con sus objetivos y funciones.

Las principales fases para que se cumpla una cadena de suministro son 3: el suministro, es decir, de dónde se nutre una empresa de las materias primas; la fabricación, que es el proceso de convertir esas materias primas en productos, y la distribución, es decir, cómo se hacen llegar los productos a las áreas de consumo.

La parte esencial de la administración de la cadena de suministros es la gestión del flujo de bienes, datos y finanzas relacionados con un producto o servicio, en cada una de esas fases. 

Cabe aclarar que la logística es solamente una parte de la cadena de suministro, por lo que la gestión SCM implica también atender la parte logística (justo donde muchos programas o software se centran). De cualquier manera no deja de lado el registro de la obtención de materias primas, la administración del ciclo de vida del producto, inventarios, mantenimiento de activos, líneas de producción, pedidos y hasta el comercio global (como la administración de los proveedores y procesos de producción multinacionales).

La importancia de la SCM

La SCM es fundamental para que una empresa pueda ser más estratégica, tenga mayor control y, por lo tanto, sea más competitiva y rentable, gracias a una óptima cadena de suministro. 

Mediante las acciones de la SCM se encuentran áreas de oportunidad en una cadena de suministro para generar impactos positivos que se verán reflejados en la salud empresarial de todo el negocio.

Un aspecto importante que resulta de una buena administración de la cadena de suministro es el incremento de la satisfacción del cliente y el retorno de inversión, ya que se rentabiliza y se fortalece la relación entre beneficios y costos operativos. 

Otras ventajas y beneficios de la SCM que se pueden destacar son:

  • Mayor planificación y optimización de tiempos.
  • Mejor disponibilidad de información.
  • Mejor toma de decisiones.
  • Integración de todos los elementos que afectan la cadena de suministro.
  • Desarrollo de estrategias coordinadas.
  • Mejor control al definir procesos más fluidos.
  • Visibilidad en tiempo real de la fase o estatus de un producto.
  • Mejor relación con agentes externos como los proveedores.
  • Mejoran los seguimientos.
  • Mejoras en las líneas de producción.
  • Distribución más eficiente.
  • Mayor precisión en la logística.
  • Equipos de trabajo más sólidos.
  • Mejor atención al cliente y más fidelización.
  • Mayor capacidad de respuesta.
  • Posibilidad de mejorar los precios.
  • Menos errores y pérdidas.
  • Impacto positivo en la calidad de los productos.

Diferencia entre un sistema SCM, ERP y CRM

La transformación digital ha configurado una industria 4.0, la cual consiste en una evolución por la aplicación de nuevas tecnologías que están agilizando los procesos; por ejemplo, mediante automatización, inteligencia artificial, internet de las cosas, etc. 

Las cadenas de suministro están siendo favorecidas por el impulso digital como se ve en los sistemas SCM que ayudan a mejorar todos los procesos y facilitar la toma de decisiones inteligente basada en datos. 

Según una encuesta de Deloitte el 64 % de las empresas han realizado implementaciones de elementos TI, de los cuales el 60 % identificó que sus herramientas eran susceptibles a mejoras.

En esta búsqueda de las empresas por incluir nuevas tecnologías, se enfrentan a diversos programas o software, por lo que es importante distinguir las características de cada una de las plataformas para que se implemente la más adecuada y que ayudará al negocio.

Hay que pensar por ejemplo en los sistemas SCM, ERP y CRM: suelen tomarse como iguales, pero hay diferencias claras que es importante saber.

Quizá las plataformas que más se parecen y que pueden confundirse son los software SCM y los ERP, ya que ambos gestionan recursos de la cadena de suministro. Por ello primero vamos a distinguir entre un ERP y un CRM, ya que teniendo claro cómo funcionan estos será más fácil enfocarse en las diferencias entre un sistema SCM y un ERP. 

Un sistema ERP (Enterprise Resource Planning) gestiona los gastos con el objetivo de optimizar los costos; en tanto, un CRM (Customer Relationship Management) se enfoca en la generación de más oportunidades de venta y busca que un negocio aumente sus ingresos. 

El ERP controla los recursos empresariales por lo que es implementado en áreas como administración y finanzas, el CRM por su parte se centra en los clientes y todo lo que está vinculado a estos, por eso es una plataforma ideal para áreas como ventas, marketing y servicio.

Las acciones tomadas con base en un ERP por lo general se realizan en el interior de la empresa, mientras las acciones tomadas con un CRM se dirigen al exterior de la compañía.

Ahora bien, un software SCM se enfoca en la optimización de la cadena de suministro y también gestiona recursos: su objetivo es mejorar el suministro, fabricación y distribución. Un ERP por otro lado puede utilizarse para administrar cualquier recurso en la empresa y(de cualquier área o departamento). 

Aunque un sistema ERP es más versátil, también es más general en su información, por ejemplo no dará grandes detalles sobre los pedidos. En cambio un SCM brinda información más específica siempre y cuando corresponda a algún elemento vinculado a la cadena de suministro. Se podría decir que un ERP es más aislado en su funcionamiento porque actúa de forma modular y un SMC es más integral porque vincula todos los procesos.

Por lo general, un CRM es más fácil de implementar y ayuda a empresas de todos los tamaños, mientras que un ERP quizá pueda ser más aprovechado por grandes empresas. Además un SCM es útil para negocios que tengan producción o fabricación, con operaciones más complejas.

Ahora te contamos más sobre el funcionamiento de un SCM para que planifiques cómo implementar su uso en tu empresa.

1. Gestiona la demanda

El proceso para una administración eficiente de la cadena de suministro inicia conociendo la demanda, es decir: identificando quiénes son los consumidores, cómo está el mercado y qué están buscando en un contexto en particular. 

Esta gestión implica la planificación de la demanda, planificación de mercancías y planificación de la promoción comercial. Con esto se implementa una estrategia para saber que los productos podrán llegar en tiempo y forma; además, se tendrá mayor control sobre la adquisición de las materias primas y se consideran labores de marketing para impulsar la atracción de quienes demandan esos productos. 

2. Gestiona los suministros

Esta es una parte medular de la SCM, ya que aquí se planificarán los suministros, se atenderán los aspectos que tienen que ver con la producción, se tendrá un control sobre el inventario, se establecerán estrategias sobre la capacidad productiva y se determinarán los parámetros para la distribución.

En la gestión de suministros se ven todos los factores relacionados: la colaboración de proveedores, programas y equipos de producción. Además también se considera la logística, almacenamiento, transporte, etc. 

3. Planifica las ventas y operaciones S&OP

En esta parte, la SCM tiene que ver con aspectos de marketing y ventas sobre los procesos de atracción de clientes y el cierre de ventas. Esta planificación ayuda a la toma de decisiones, las metas de venta y estrategias mes a mes o año con año para que el negocio incremente ingresos y rentabilidad. 

4. Gestiona la cartera de productos

Esta parte del proceso de SCM se refiere a atender lo que tiene que ver con los productos, desde una idea hasta que el producto se materializa y se introduce en el mercado. Por lo tanto, se tendrá control y gestión de los aspectos de diseño de producto y gestión de marca con la finalidad de implementar estrategias que optimicen la creación de nuevos productos, impulsen a los existentes y permitan la permanencia de todos en un sector. 

5. Implementa mejores prácticas de SCM 

Finalmente, el objetivo de la SCM es que generes mejores prácticas en toda tu cadena de suministro. Necesitarás desarrollarlas como parte de la cultura de trabajo y dejarlas registradas para que se conviertan en parte de los procesos que optimizas de la cadena de suministro (y debes buscar que esta última sea integral, autónoma y que esté conectada). 

Para esto necesitas tener el control y visibilidad de la información en tiempo real, unificar la gestión de la cadena de suministro con tu plan de negocios empresarial. Así sincronizarás la operación y podrás trabajar con objetivos de negocio general. Además necesitarás anticipar la demanda del cliente final, garantizar la flexibilidad y agilidad de tus procesos para que reaccionen positivamente ante cualquier cambio (así como utilizar la información para tener una mejor toma de decisiones).

A continuación te dejamos una selección de software que pueden serte de utilidad al implementar esta gestión en tu compañía. 

6 ejemplos de software SCM

1. Oracle SCM

Ejemplos de software SCM: Oracle SCM

Imagen de Oracle SCM

Es un software que trabaja con una plataforma de inteligencia artificial y funciones en la nube. Cuenta con amplia capacidad, diversas herramientas para gestionar la cadena de suministro y es ideal para negocios robustos con operaciones complejas. 

Con esta alternativa tendrás soluciones integrales para suministro, fabricación, gestión de flotas, pedidos, inventarios, etc.

2. SAP 

Ejemplos de programas para la gestión de cadenas de suministro: SAP

Imagen de SAP 

SAP ofrece un sistema inteligente, bastante completo, de planificación de la cadena de suministro. Su plataforma versátil permite alinear estrategias de oferta y demanda para optimizar todos los procesos de la cadena de suministro. 

A través de este sistema se puede gestionar y responder a la demanda fluctuante con tecnología de machine learning, procesos conectados y visibilidad de S&OP, pronósticos, respuesta y suministro, reabastecimiento e inventario.

3. Infor CloudSuite SCP Lista de programas para SMC: Infor CloudSuite SCP

Imagen de Infor CloudSuite SCP 

Aquí se presenta un sistema que ofrece una organización inteligente y en tiempo real de la cadena de suministro que también resalta por permitir la conexión entre los actores involucrados en la cadena. Además, transforma digitalmente los procesos desde la planificación hasta la entrega, tanto dentro como fuera de la empresa. 

Es un software ideal para el sector industrial y de manufactura que presenta un diseño de vanguardia y operación en la nube. 

4. Aqua Ejemplos de sistemas SCM: Aqua

Imagen de Aqua 

Con este software se automatiza y optimiza la cadena de suministro, lo cual contribuye a la disminución de excesos de stock y los ciclos de los pedidos. Se enfoca en dar una atención y servicio rápido y eficaz a los clientes. No es tan robusto como otros sistemas, pero es bastante funcional y cuenta con otras herramientas que se pueden integrar para un mayor control de los procesos.  

A través de Aqua, los procesos de compra se agilizan (ya que se establece una conexión de pedidos y ventas con almacén y producción), unifica la gestión y mejora la respuesta.

5. Datex Footprint 

Ejemplos de sistemas para administrar la cadena de suministro: Datex Footprint

Imagen de Datex Footprint 

Datex ofrece diferentes soluciones de software de gestión de la cadena de suministro. Entre estas se encuentra el sistema Datex Footprint que se enfoca en mejorar la productividad, en la disminución de costos y servicio al cliente. 

6. Sage X3 

Programas de gestión de cadena de suministro: Sage X3

Imagen de Sage X3 

Este sistema ayuda a simplificar procesos y a optimizar tiempo para tener un mejor control de la cadena de suministro; con él podrás tener un mejor manejo de la demanda, el inventario y la distribución. Busca acelerar el ciclo de ventas y aumentar la eficiencia de los equipos a través de la colaboración por medio de flujos de trabajo.

Ahora que conoces todo lo que necesitas saber sobre la administración de la cadena de suministro o SCM, elige la herramienta que más se acomode a tus necesidades y comienza a optimizar tus recursos y mejorar tus resultados.

Cómo crear un plan estratégico para tomar mejores decisiones en tu negocio.

 Guía planificación

Publicado originalmente el 05 de julio de 2021, actualizado el 05 de julio de 2021

Topics:

Mejora de procesos