En el email marketing existen varias estrategias que te ayudan a enviar información valiosa de tu empresa, producto y servicio, y a dar el seguimiento adecuado a los leads que podrán convertirse en nuevos clientes. También están aquellas prácticas que una vez fueron populares, pero el tiempo se ha encargado de probar su ineficacia. Una de estas es el no-reply email.

En este artículo queremos contarte qué es el no-reply y cuáles alternativas tienes para aprovechar mejor la herramienta del correo electrónico en tus esfuerzos de marketing.

Los remitentes tienen habitualmente nombres como noreply@empresa.com o noresponda@organizacion.net, que no se identifican con persona alguna. 

<< Descarga gratis la guía para ejecutar y medir campañas de email marketing  eficaces >> 

En más de una ocasión has recibido uno con estas características. Para refrescarte la memoria, te compartimos algunos ejemplos de cómo lucen.

Ejemplos de no-reply

Estos son algunos de los no-reply más comunes que se encuentran en el universo del email marketing.

Para confirmar un pedido:

Ejemplo de confirmación de pedido de Pizza Hut con no-reply

 

Como recordatorio de un beneficio o una oferta que no hemos usado: 

Ejemplo de confirmación de pedido de Amazon con no-reply

 

Cuando cambiamos una contraseña o se detecta un ingreso no reconocido:

Ejemplo de confirmación de Zoom con no-reply

 

Para la comunicación de una campaña u oferta de temporada:

Ejemplo de correo de Uber Eats con no-reply

Cuando hay un problema con la suscripción a un servicio:

Ejemplo de correo con no-reply de Spotify

Para comunicar una nueva función o mejora:

Ejemplo de correo con no-reply de Google Analytics

 

Para notificar actividad de nuestros contactos en una red social:

Ejemplo de correo de notificación con no-reply de LinkedIn

Y como recomendación para seguir activos en una red social:

Ejemplo de correo con no-reply de TumblrAhora que ya recordaste todas las ocasiones en que recibiste un no-reply en tu bandeja de entrada, es momento de revisar por qué no es la mejor jugada que tendrás en tu estrategia de email marketing. Considera que cada persona recibe gran cantidad de mensajes al día y 43% de los usuarios no abrirá los correos si el remitente no le transmite confianza.

¿Por qué usar una dirección no-reply es obsoleto?

Hace de la comunicación algo unidireccional

Si desde el remitente anuncias a tu cliente o lead que no puede responder, lo desalentarás. Es cierto que la intención es evitar que ciertos mensajes comiencen una cadena interminable de correos, pero existen mejores formas de gestionar este canal sin poner un candado a los que podrían necesitar que les des seguimiento. 

Puede convertirse en SPAM

Por lo anterior, es posible que el destinatario decida marcar tu comunicación como SPAM si de cualquier manera no vas a atenderlo desde ahí. Y eso nos lleva al siguiente punto.

Desaprovechas un canal que lograste abrir

Se supone que tu estrategia de marketing, en cualquiera de sus plataformas, está creada para fomentar una interacción significativa con tus leads y clientes. Es por eso que no es útil que envíes un mensaje de confirmación de pedido si tu comprador no podrá darle seguimiento al proceso desde ahí, por ejemplo. 

Simplemente, estarías invirtiendo recursos en la automatización de mensajes que podrías hacer llegar de una manera más eficiente y amigable.

Tal vez no llegue a su destino

Si el «no-reply» se convierte en una costumbre dentro de tus envíos de correo electrónico, quizá la bandeja de entrada de más de uno de tus clientes comience a detectar cualquier mensaje de tu empresa como SPAM. Y enviará a todos tus email directo a la bandeja de entrada o, en ocasiones, bloqueará tu dominio del todo.

Disminuye la confianza con tus clientes y leads

Finalmente, las personas llegarán a creer que tu empresa está más interesada en enviarle recordatorios de sus pagos, que en descubrir por qué ha habido problemas con el cargo a su tarjeta. Tu producto o servicio se convierte en una máquina contestadora que le habla igual a todos los clientes y, por lo tanto, la conexión que podría desarrollar la lealtad de tus consumidores desaparece.

Por eso te compartiremos algunas opciones que puedes utilizar en su lugar, y así tu estrategia de email marketing mejore.

5 alternativas a las direcciones de correo no-reply

1. Utiliza direcciones más amigables

El primer paso es abandonar el famoso «no-reply» para que no parezca el mensaje de un robot. Quizá si usas el nombre de una persona generarás más confianza entre tus destinatarios.

2. Crea una dirección específica para ciertos mensajes

Para que la bandeja de entrada de la empresa no se inunde de correos de todos los temas y mensajes que has querido iniciar con tus clientes, mejor crea cuentas que atiendan asuntos específicos, ya sean temporales o permanentes, para que la gestión sea más sencilla.

Por ejemplo, podría existir una dirección relacionada con el registro para un evento del que tu empresa será anfitrión: eventodigital@tuempresa.com. O quizá tengas otra para darle seguimiento a temas en particular de tu servicio: soporte@tuservicio.com.

3. Incluye enlaces de ayuda

Cuando envíes un email recuerda que puedes agregar enlaces relevantes para tus clientes. Hablamos de enlaces a la sección de preguntas frecuentes que tienes en tu sitio web. O botones para redirigir a las personas a tu canal de atención en redes sociales. O quizá un chatbot ayude a resolver las dudas más sencillas.

4. Implementa herramientas de gestión y respuesta a emails

Por supuesto, sabemos que las direcciones no-reply son una de las soluciones que cualquier empresa elige cuando no tiene capacidad para atender todas las solicitudes que llegan por correo. Sin embargo, existen software de gestión y respuesta a correos que convierten una tarea titánica en un paseo por el parque.

Gracias a esas herramientas, los mensajes entrantes se clasifican de manera automática según ciertas palabras para identificar los que son urgentes. O puedes crear respuestas automáticas para iniciar una conversación antes de que un colaborador tuyo tenga que darle seguimiento.

5. Cuida tu correspondencia

Para que la comunicación se mantenga de manera constante es necesario que exista un responsable que esté al pendiente. Debe haber un acuerdo para el tiempo en que las respuestas tardarán en hacerse y la manera en que cada solicitud será canalizada. 

Por eso es importante que tengas un proceso de atención al cliente que se siga al pie de la letra. El engranaje funciona sin problemas mientras los mensajes fluyen y llegan a su destino correcto.

Finalmente, recordemos que lo importante es que escuches a tus clientes cuando lo necesitan. Así sabrán que cuando llegue un correo de tu empresa reciben la comunicación de un negocio que sabe exactamente cómo darles seguimiento y está atento a lo que opinan o dónde tienen dudas. ¿Recuerdas cómo te sentiste la última vez que una marca te dio ese tipo de atención? Exacto.

introducción a email marketing

 Introducción a Email Marketing

Publicado originalmente en julio 9 2020, actualizado julio 09 2020

Topics:

Email Marketing