Dicen que cuando en verdad entiendes un tema (o concepto, proceso, definición), lo puedes explicar a quien sea y con las herramientas a tu alcance. Para poner a prueba esto, muchas personas crean mapas mentales.

A pesar de que pueden lucir como algo sencillo, se necesita invertir tiempo, ideas y comprensión para hacer un buen mapa mental. Ese tipo de ejercicio también ayuda a aterrizar estrategias, gestionar equipos y analizar problemas.

<< Descarga las plantillas gratuitas para desarrollar mapas de contenido >> 

Por eso queremos compartirte algunas ideas para que desde hoy practiques el arte del mapa mental.

Puede realizarse de manera individual o en equipo, para memorizar un conocimiento nuevo o jerarquizar tareas, incluso para tener una mejor comprensión de las labores o actividades que se relacionan con un proceso en particular. 

¿Para qué sirve un mapa mental?

Su principal función es organizar contenidos de manera visual y atractiva. De este modo es sencillo analizar un problema, sintetizar la información o estructurar un proyecto. Lo importante es que sea una herramienta para recordar datos clave de manera ordenada.

Debes tener presente que no cualquier representación gráfica de la información puede considerarse un mapa mental. Para eso es necesario que cumpla con ciertas características que te mencionamos a continuación:

6 características de un mapa mental

  1. La idea principal se escribe al centro. Puede ser el tema, el concepto a definir o el nombre de un proceso y se acompaña por una imagen alusiva. 
  2. Las ideas complementarias o información se acomodan alrededor del centro, siguiendo el sentido de las manecillas del reloj para una mejor lectura.
  3. Puede crearse una jerarquía que tiene que ser clara. Por ejemplo, ir de lo general a lo particular en una secuencia lógica (de arriba hacia abajo, o de izquierda a derecha).
  4. La información se sintetiza para que haya la menor cantidad de texto posible. Se da prioridad a palabras clave o acciones concretas.
  5. Los conceptos, procesos o subtemas se relacionan con el centro mediante flechas o líneas conectoras.
  6. Utiliza colores e imágenes que dan impacto a la información; así se reconoce más fácil qué es lo más importante y es posible recordarlo fácilmente.

Antes de continuar y hablar sobre cómo hacer un mapa mental, es imprescindible diferenciarlo de otro con el que se le confunde muchas veces: el mapa conceptual.

¿Cuáles son las diferencias entre un mapa mental y un mapa conceptual?

  • El mapa conceptual no utiliza imágenes para apoyar la información, sino que depende de la jerarquización de la información, que es siempre clara y en la misma dirección: de lo general a lo particular.
  • El mapa mental busca presentar la información de una manera creativa. El mapa conceptual es más analítico y, por lo tanto, más neutral en su apariencia.
  • El mapa mental une la información con líneas sencillas. El mapa conceptual necesita preposiciones, conectores, flechas.
  • El mapa conceptual se rige por las palabras. El mapa mental, por las imágenes.
  • Finalmente, el mapa mental es más flexible con la representación de conceptos e información. El mapa conceptual es más rígido y exige una lectura lineal y muy ordenada de sus partes.

Ahora sí, pasemos a la práctica.

1. Define el tema central 

Si no defines qué tema se desarrollará en tu mapa mental no puedes empezar a diseñarlo. Así que encuentra cuál es la idea principal sobre la que va a girar toda la información que agregarás y escríbelo al centro del mapa.

Cómo hacer un mapa mental: elección del tema central para hacer un mapa mental

Debajo de él puedes agregar un par de frases que expliquen o definan a ese tema con pocas palabras, que serán esenciales para que lo recuerdes fácilmente.

Cómo hacer un mapa mental: definición del tema principal

2. Identifica las palabras clave que incluirás en el mapa

Estas son las que se convertirán en los subtemas de tu tema principal. O en las etapas del proceso que se explica en tu mapa mental. Lo importante es que sean palabras o términos lo más concretos posibles, que por sí mismos den a entender de qué se trata o qué abarcan. Cuando ya los tengas bien definidos, entonces podrás añadirlos al mapa mental. Recuerda que debes empezar con la lógica de las manecillas del reloj.

Cómo hacer un mapa mental: agregar subtemas o palabras clave

Si es necesario, agrega datos o definiciones breves a esos subtemas, sobre todo si aportan algo importante. No olvides que en un mapa mental lo que cuenta es ser claro con lo menos posible.

3. Agrega las ideas complementarias

Las ideas complementarias son las que explican: las que se derivan de las ideas principales, las que pertenecen a los subtemas o tema principal. De nuevo, la clave es la pertinencia.

Cómo hacer un mapa mental: agregar ideas complementarias

4. Conecta las ideas

La característica de un mapa mental es que la información debe entenderse fácilmente desde el aspecto visual. Así que la forma en que los temas y las ideas se unen para crear sentido es importante.

Cómo hacer un mapa mental: conectar ideas

5. Utiliza elementos visuales para resaltar lo importante

Puede ser un color o una figura que encierre la información: todo se vale, siempre y cuando atraiga la vista y lo haga diferente del resto de los elementos. Una imagen que acompañe ciertos datos logrará que la memoria recuerde mejor el concepto, además de hacerlo atractivo. O incluso un fondo puede funcionar.

Cómo hacer un mapa mental: elementos visuales y de diseño

6. Comprueba que la información se transmite adecuadamente

Finalmente, revísalo de nuevo para comprobar que has escrito la información correcta, que es legible y hay un orden de ideas sencillo de seguir. La idea es que tú lo comprendas aunque haya pasado tiempo. Y si deseas comprobar que la explicación es accesible, compártelo con alguien más para que te diga qué opina. Si también lo entiende, ya eres la persona experta en mapas mentales.

A partir de estos consejos, te presentamos algunos ejemplos para inspirarte:

5 ejemplos de mapas mentales

1. Mapa mental sobre las habilidades blandas

Este mapa quiere explicar el concepto de habilidades blandas, para qué sirven y cuáles son. Gracias al acomodo de las ideas notarás que es fácil entender en dónde está la más importante que le da origen al resto.

Ejemplo de mapa mental sobre habilidades blandas

2. Mapa mental sobre redes sociales

Este mapa es más sencillo, pues solo desea definir rápidamente qué es una red social y mencionar las más populares según su función.

Ejemplo de mapa mental sobre plataformas de redes sociales

3. Mapa mental sobre el top 5 de Ted Mosby

Aquí te mostramos cómo se puede mostrar la importancia de un elemento sin necesidad de mencionarlo, sino con un poco de apoyo visual. El ejemplo de la información no es tan técnica, pero seguro animará más de una conversación con tus colegas.

Ejemplo de mapa mental sobre las parejas de Ted Mosby

4. Mapa mental sobre puntos de atención con el cliente

A veces los mapas ayudan a comprender mejor cómo se organiza un proceso de la empresa y para qué sirven las herramientas a la mano. Este ejemplo intenta poner en términos sencillos el tipo de atención que un cliente recibe en diferentes puntos de contacto, y a quiénes no se les puede dar seguimiento (proveedores y quejas técnicas).

Ejemplo de mapa mental sobre puntos de atención al cliente

5. Mapa mental sobre curso de fotografía básica

En este caso, el mapa ayuda bastante a las personas interesadas en un curso de fotografía, ya que explica con pocas palabras los temas a tratar en cada uno de sus módulos. Así, tienen una idea general (pero suficiente para decidir si se inscriben o no) de lo que aprenderán en las clases.

Ejemplo de mapa mental sobre un curso básico de fotografía

¿Ya quieres hacer un mapa mental? Aunque lo puedes hacer en una hoja de papel, existen herramientas digitales que se encargan de agregar un poco de diseño, color, organización e impacto, para que sea inolvidable. Mira estas recomendaciones.

1. Miro

Software para hacer mapa mental: Miro

Imagen de Miro

Este software se pensó para que puedas hacer mapas mentales colaborativos. Entre sus beneficios, Miro dice que su plataforma permite desarrollar «lluvias de ideas en simultáneo, planificar proyectos, diseñar la arquitectura de la información, crear chats internos y desarrollar estrategias de ventas» en una pizarra virtual infinita, en la que es posible vaciar toda la información que necesites. La colaboración puede hacerse en tiempo real. Puedes crear los mapas tan sencillos como desees o convertirlos en una presentación con un buen diseño. El registro es gratis.

2. Coggle

Software para hacer mapa mental: Coggle

Imagen de Coggle

Coggle es una aplicación que se creó para que funcionara con Google Drive, así que también tiene espíritu colaborativo. Da la opción de guardar los mapas mentales como documentos PDF, imagen o texto; permite lluvia de ideas en tiempo real; no hay límite de carga de imágenes o diagramas. Guarda un historial completo con todos los cambios hechos en un mapa, en caso de que haya un error y tiene dos versiones: gratuita o de paga.

3. Smartdraw

Software para hacer mapa mental: Smartdraw

Imagen de Smartdraw

Este software puede ayudarte a hacer cualquier tipo de mapas y diagramas, no solo los mentales, así que es una buena opción para aprovechar otros formatos de representación gráfica de la información. Se integra fácilmente a otras herramientas, como Google Workspace, Microsoft Office, entre otros, además de que podrás compartir tus archivos en Google Drive, Dropbox, OneDrive, por ejemplo. Tiene plantillas (más de 4.500) y hay oportunidad de colaborar en cada mapa.

4. MindMeister

Software para hacer mapa mental: Mindmeister

Imagen de MindMeister

Es una plataforma en la nube (es decir que no debes descargar nada) que no te pide mucho para que empieces a utilizarla: regístrate con tu cuenta de Google o de Facebook y listo. Genera lluvias de ideas, toma notas, planifica proyectos en solitario o de forma colaborativa. Haz presentaciones con tus mapas mentales al descargar las diapositivas como PNG. Agrega elementos dinámicos, como archivos de imagen, hipervínculos o documentos. ¿Ya dijimos que lo puedes usar gratis?, aunque tienen varios planes de pago, con más beneficios y diferentes límites de mapas mentales al mes.

5. Lucidspark

Software para hacer mapa mental: Lucidspark

Imagen de Lucidspark

Otra herramienta sin costo que es, básicamente, una pizarra virtual lista para usarse por ti y tus equipos. Ofrece varias plantillas para comenzar con el diseño, pero también puedes usar su opción de dibujo libre para hacer notas y unir ideas. Si tienes la costumbre de trabajar con otros colaboradores a través de Slack, esta opción está integrada a él, además de Google Drive.

6. Venngage

Software para hacer mapa mental: Venngage

Imagen de Venngage

A esta solución le gusta crear plantillas con muchos elementos atractivos visualmente, desde tipografías hasta fondos. Es una buena idea, porque así no tienes que preocuparte tanto por el aspecto del diseño, sino solo elegir el que más te gusta y simplemente cambiar la información. Tienen el formato de arrastrar y soltar, así que puedes agregar más elementos, según las necesidades de tu mapa mental. Es bueno para trabajar en equipo, lo puedes usar en línea y te permite descargar tus mapas en diferentes tipos de archivo, incluso como PDF colaborativo. Úsalo sin costo registrándote con Facebook o Google, o conoce sus planes de pago.

7. Cacoo

Software para hacer mapa mental: Cacoo

Imagen de Cacoo

Cacoo hace cosas que otros también: tiene un plan gratuito, es colaborativo, ofrece plantillas, se integra con Slack, Google Drive, Office, etcétera. Pero además tiene un panel de administración para que tú y tu equipo organicen mejor sus mapas en línea. Puedes organizarlos en carpetas personalizadas, con todos los documentos necesarios para su edición. Podrás recibir notificaciones de actividad y dar seguimiento puntual con su historial de revisión. 

8. Canva

Software para hacer mapa mental: Cava

Imagen de Canva

La plataforma de diseño favorita de muchos también tiene plantillas para mapas mentales. Si no la conoces, entonces es bueno que sepas que es muy sencillo editar sus documentos, te permite hacer copias y descargarlo con buena calidad en PNG, JPG o PDF. No tienes que contratar un plan para aprovechar algunas de sus ventajas, pero sí te lo recomendamos para que puedas usar más elementos sin la molesta marca de agua. También puedes gestionar archivos en equipo y guardar una galería de creaciones recientes, en caso de que necesites hacer alguna edición. Se usa en línea.

9. Wisemapping

Software para hacer mapa mental: Wisemapping

Imagen de Wisemapping

Aquí vas a encontrar varios aspectos a favor de Wisemapping: en línea, gratuito, con opciones de descarga de archivos y código abierto. Esto último quiere decir que lo puedes instalar en tu empresa sin costo alguno para el uso de tus equipos. Tiene una interfaz con opciones para cambiar colores, agregar imágenes, editar información. No es el más robusto del mercado, pero es uno de esos esfuerzos que quieren beneficiar a los usuarios, así que bien vale apoyarlo.

10. Simplemind

Software para hacer mapa mental: Simplemind

Imagen de Simplemind

Finalmente, esta herramienta puedes probarla de forma gratuita antes de decidirte por alguno de su planes de pago. Aunque te decidas por el gratuito, los formatos te permiten adaptar el mapa a cualquier orientación de la pantalla y agregar todos los elementos que consideres: no hay límite. Agrega videos, imágenes, texto, notas de voz. Eso sí: está diseñado para utilizarse en dispositivos móviles, por lo que sus versiones incluyen solo iOS o Android.

Sea cual sea el propósito de tus mapas mentales, ya tienes inspiración para darle rienda suelta a tu imaginación y creatividad.

Cómo crear mapas de contenido

 Mapas de Contenido

Publicado originalmente el 20 de septiembre de 2021, actualizado el 21 de septiembre de 2021

Topics:

Gestión de proyectos