Convertirse en un vendedor exitoso es un trabajo que requiere poder de convencimiento. Muy pocos hablan de los retos que se desprenden de este oficio. Muchas ideas circulan en torno a los vendedores. Por ejemplo, ¿piensas que las habilidades de un vendedor son natas o pueden formarse con la experiencia? Nosotros creemos que la práctica hace al maestro, y aunque existen diferentes tipos de vendedores, hay actitudes en común que pueden llegar a marcar la diferencia.

Actualmente, los vendedores también han tenido que evolucionar sus tácticas de ventas. Así como el mundo ha cambiado por la llegada de la tecnología, las formas de vender han sufrido subidas y bajadas. Pero a pesar de ello, las habilidades siguen presentes y son precisamente las que deben seguirse reforzando día a día.

<< Descarga gratis la plantilla para elaborar un plan de ventas para tu empresa  >> 

Para saber qué es lo que lleva a un vendedor al éxito, hemos recopilado una serie de características que los destacan del resto, y gracias a ellas, consiguen superarse.

Veamos cada una a detalle:

1. Es capaz de relacionarse

Es una persona amigable que siempre tiene un sonrisa en el rostro para todos. Esa actitud amistosa le ha servido para crear buenas relaciones laborales y con sus clientes. Un vendedor exitoso tiene la capacidad de destacarse en las reuniones con los clientes, de exponer una presentación comercial y lograr captar la atención de sus receptores.

Son muy buenos en agradarle a los clientes, pues siempre se muestran atentos y compenetrados; los apoyan y los guían con educación y respeto.

2. Es optimista

El vendedor exitoso si algo ha aprendido es que el camino es duro, pero con optimismo ha logrado llegar a sus metas. No es fácil tener la tarea de ir de cliente en cliente recibiendo reacciones diferentes: clientes molestos, desinteresados, tal vez muy insistentes. Pero su optimismo los impulsa a no bajar la cabeza y seguir su camino. Tal vez puedan existir los malos días, pero de lo malo siempre encuentran una nueva oportunidad, una posibilidad de tener otro éxito.

No hay que equivocarse, pues el vendedor optimista no vive en un mundo de fantasía. Todo lo contrario, conoce tanto su realidad que sabe afrontarla con la mejor actitud.

3. Tiene presencia

¿Alguna vez has estado en algún lugar y ver entrar a alguien que automáticamente llama la atención de todos alrededor? Los vendedores exitosos irradian simpatía, gozan de mucha presencia. Esta convicción surge de la autoestima y seguridad que han ido forjando a través de los años y su experiencia.

No temen hablar en público ni presentarse ellos mismos a nuevas personas. Su diálogo es inteligente y agradable, siempre saben qué decir. Saben muy bien cómo mirar a alguien mientras habla, sabe mantener el contacto visual sin lucir insistentes.

4. Ama lo que hace

Un vendedor exitoso se mueve a través de sus corazonadas. Ama lo que vende, porque cree en el producto o servicio. Esa es una de las mayores claves para diferenciarse del resto de un equipo: conocer los beneficios de lo que ofrece y pensar que ayudará a los clientes con su venta.

Lograr captar la aceptación del cliente y cumplir con sus expectativas le hace incrementar más su seguridad, pues está cumpliendo con sus objetivos como vendedor, con su empresa y su consumidor. Y algo que hay que destacar es que la seguridad es contagiosa, y eso el cliente lo percibe.

5. Conoce al cliente y sabe entenderlo

Un buen vendedor sabe escuchar, no solo habla para vender. La diferencia entre otros vendedores es que entiende a sus clientes, se interesa por sus necesidades y busca las maneras de satisfacerlo. Eso genera seguridad en las personas, pues saben que alguien las entiende y puede ayudarlas.

Esto se va ganando con la experiencia. Mientras más relaciones vayan formando, mayor será su percepción de los diferentes tipos de personas. Conocerá sus reacciones, intenciones, limitaciones y virtudes.

Son empáticos y logran ponerse en los zapatos del cliente. Vender es un arte, que puede ser comparado con una lectura detallada, en la que el consumidor es un libro y el vendedor sabe leer entre líneas, ve más allá. Se convierte en amigo y confidente. Logra conectar sus emociones con las de ellos para ganarse su confianza.

6. Es creativo

Es un narrador de anécdotas y experiencias nato. Sabe contar fascinantes historias para entretener y hacer que los clientes se sientan identificados. Su intención de venta está escondida detrás de cada historia, y vuelve el proceso mucho más agradable y divertido.

Por otro lado, sabe reinventarse y crear nuevas formas de aprovechar sus habilidades como vendedor. Cuando siente que la estrategia se está quedando atrás del cliente, entonces logra colocarse nuevamente enfrente gracias a otro innovador plan de venta.

7. Nunca deja de aprender

Este paso va de la mano con su creatividad, pues la ocupa para poner en marcha las cosas nuevas que aprende. Por ejemplo: siempre asisten a las convenciones, ponencias, cursos más recientes. Sabe que el mundo es cada vez más competitivo, por lo que solo el aprendizaje de nuevas técnicas lo harán moverse a la par.

Tienen habilidades para investigar, por lo que llegan a conocer los problemas recurrentes de los clientes. Los analizan y comienzan a idear formas de atraerlos, aplicando los conocimientos aprendidos.

8. Es intuitivo

Sabe muy bien qué puertas tocar. Toda su investigación, análisis y experiencia lo han convertido en un vendedor preparado y con propuestas de valor. Sabe la importancia de la segmentación de mercado para dirigir sus esfuerzos de ventas. Cuando llega a errar, aprende de sus fallos y los canaliza para potenciar sus habilidades.

9. Sabe manejar problemas

Vender implica tener trato con personas que a veces tienen una mala actitud y buscan pelea. El vendedor exitoso no pierde los estribos y sabe calmar al cliente de forma inteligente. La confrontación jamás es una opción para ellos y está preparado para resistir durante todo el proceso.

Su actitud optimista lo ayuda a manejar la situación y al ser persuasivo logra cambiar la postura del receptor.

10. Aprovecha el momento

Para un vendedor exitoso no hay espacios en blanco. Si comienzan a notar desinterés en el cliente, tienen la agilidad de pensar rápidamente en una nueva forma de llamar su atención.

El vendedor exitoso sabe cuándo es el momento en que el cliente está a punto de tomar una decisión final, y decide ofrecer un incentivo, como una oferta especial o un regalo, para terminar de convencerlo.

Actitudes que no te convierten en un vendedor exitoso

  • Competir con el cliente para saber quién sabe más
  • Ser soberbio
  • Tratar mal a los clientes
  • Dejar de prepararse y aprender
  • Dejar que una mala experiencia influya negativamente

Toda empresa necesita un vendedor exitoso que le brinde su experiencia para crecer juntos. ¿Estás dispuesto a desarrollar estas habilidades?

plan de ventas

 Plan de ventas CTA

Publicado originalmente en junio 14 2019, actualizado junio 14 2019

Topics:

Fuerza de Ventas