Seguramente alguno de los miembros de tu equipo (e incluso tú mismo) han tenido la mala fortuna de perder a un cliente o una oportunidad muy valiosa por no haber dado un seguimiento adecuado. Esto es común y, en tanto que es una situación que no debe repetirse con regularidad, existen métodos oportunos que apoyan a los equipos comerciales a llevar una mejor gestión de sus contactos.

El área de ventas debe contar con un sistema seguro y eficaz con el que pueda saber en qué etapa se encuentra un lead: cuándo es tiempo de volver a llamarlo, qué tipo de comunicación es la mejor, quién es el ejecutivo más preparado para un tipo de industria o sector, entre otros detalles que pueden hacer una enorme diferencia para aumentar las ventas. Ten en mente que el 80 % de las ventas requiere de 5 contactos o follow-ups para concretarse.

<< Descarga gratis la guía para gestionar tus leads de manera efectiva >> 

Una de las mejores formas de llevar este control correctamente es a través de una cartera de clientes. Sí, seguro en tu empresa ya llevan algún método parecido. No obstante, en este artículo queremos compartirte una lista de todo lo que necesitas saber e implementar de inmediato para mejorar la relación con tus clientes, encontrar nuevas oportunidades y tener un mejor aprovechamiento del tiempo de tu área.

Si bien una cartera de clientes mantiene en orden el registro de los clientes actuales y potenciales, también cuenta con otro tipo de funciones.

Las 3 funciones de una cartera de clientes

  1. Ampliar el mercado: conforme crece una empresa, se amplía el número y los tipos de leads, por lo que es vital llevar un control, a la vez que tener una visión de crecimiento.
  2. Fidelizar compradores: como ya bien sabes, mantener una buena relación con los clientes da mayor posibilidad de que se fidelicen y te recomienden. Con una cartera de clientes podrás conocer quiénes son los más frecuentes o los que llevan más tiempo comprando regularmente. Con esto, tienes la oportunidad de buscar estrategias como promociones u ofertas para mantenerlos atraídos a la marca.
  3. Buscar nuevas oportunidades de venta: así como una cartera de clientes es funcional para ampliar el mercado, también es perfecta para volver a contactar a aquellos clientes que compraron una vez, pero nunca más regresaron. Brinda la oportunidad de desarrollar nuevas estrategias para atraerlos y que sus compras sean regulares.

Recuerda: una buena cartera de clientes debe contar con los datos necesarios para que puedan contactarse con los leads sin complicaciones, y en el momento en que se necesite. Para ello, hay elementos con los que todo directorio de compradores debe contar.

Los datos que debe contener toda cartera de clientes

Las carteras de clientes pueden variar en diferentes datos. Sin embargo, existe información vital con la que todas deben contar para saber quiénes son los clientes, cómo y en dónde encontrarlos, cuál su comportamiento y frecuencia de compra, direcciones, teléfonos de contacto y cuentas de correo electrónico.

Los datos básicos son los siguientes:

  1. Nombre completo de los clientes actuales y leads
  2. Dirección postal y laboral
  3. Teléfonos fijos y móvil
  4.  Dirección de correo electrónico
  5. Nivel socioeconómico
  6. Posibilidades de compra
  7. Nombre de la compañía que representan
  8. Tipo de negocio y segmento
  9. Productos o servicios adquiridos
  10. Datos de facturación

 

La compilación de estos datos tiene el objetivo de brindar mayor posibilidad de contacto, mantenerlos cerca y resguardarlos para próximas promociones u ofertas. Además, durante la gestión de la cartera de clientes, la información ayuda a evaluar la relación y priorizar ciertos contactos.

 

Cómo gestionar adecuadamente una cartera de clientes: 10 claves

El objetivo principal de una gestión eficaz de la cartera de clientes es la retención de ellos y buscar nuevas oportunidades de venta en clientes actuales o leads. Como ya lo mencionamos en puntos anteriores, muchos compradores no concluyen su decisión y se retiran, mientras que otros son directos y dicen que no están interesados.

Al respecto, todo especialista de ventas sabe que una respuesta negativa no representa un fracaso, sino nuevas maneras de idear estrategias que atraigan a ese consumidor para convertirlo en cliente. Las formas de gestionar correctamente una cartera de clientes son diversas, y a continuación hemos recopilado una lista de las mejores prácticas para obtener todo el potencial de ese directorio tan valioso.

1. Segmenta a los clientes en secciones eficaces

Puede haber diferentes secciones para llevar una buena gestión de la cartera de cliente, pero hay 3 en específico con base en las necesidades de los compradores.

  • Localización: es común, sobre todo en empresas grandes, que haya clientes en diferentes partes de un estado, país o incluso el mundo entero. Saber de dónde es cada lead ayuda a desarrollar estrategias eficaces según su lugar de origen, zona horaria, comportamientos de acuerdo con su cultura, plazos fiscales, entre otros.
  • Ingresos: el objetivo de esta sección es identificar cuáles son los clientes más rentables, y será a estos a quienes se les debe dar prioridad. En lo absoluto quiere decir que los otros contactos no sean importantes, en tanto que todos son valiosos. Pero en los niveles de quiénes tienen mayor probabilidad de realizar compras, su jerarquización será más alta.
  • Tipo de relación: aquí debe ir incluida toda la información de valor que pueda proporcionar nuevas oportunidades de venta. ¿Qué tipo de cliente son y cómo es la relación actualmente? Tal vez existan leads que han estado años inactivos. Tener estos datos abre un panorama muy extenso que puede aprovechar cualquier especialista en ventas.

Los clientes activos e inactivos deben analizarse, ya que con el paso del tiempo es importante saber si están dispuestos a pagar más por un producto o servicio, si sus necesidades y problemas siguen siendo los mismos, si son clientes que valga la pena volver a contactar, entre otros aspectos.

2. Vincula los procesos con los leads

Muchas veces hemos mencionado la importancia de que el área comercial y la de marketing unan sus fuerzas para mejorar la gestión de leads, y la cartera de clientes no es diferente. La vinculación de datos acerca de las llamadas y visitas que realice un ejecutivo debe ser compartida a este y más departamentos como contabilidad o logística.

Si bien los vendedores no pueden hacerse cargo de todo a la hora de conseguir un lead, precisamente en este detalle radica la necesidad de vincular herramientas, habilidades y fuerza con otras áreas. Imagina todo un proceso integral, en el que un cliente potencial no solo recibe llamadas por parte del ejecutivo de ventas, sino también, al mismo tiempo, está recibiendo un correo electrónico de marketing para reforzar su decisión.

Esta red de especialistas en la atención al cliente hace una gran diferencia en los resultados que se esperan obtener. Además, permite que el área comercial se concentre en buscar nuevos leads y tenga mayor aprovechamiento de su tiempo.

3. Brinda información de los clientes para la venta cruzada

Los vendedores suelen concentrarse únicamente en los productos o servicios más importantes o para los que tienen la indicación de vender en cierta temporada. Pero ¿cuántas veces has pensado que un cliente puede comprar más de un artículo diferente. pero desconoce su existencia? Es una situación muy común.

Para erradicarla y sacar mayor provecho de los clientes es importante que, nuevamente, las áreas estratégicas de la empresa se unan. Los datos que se recaben de cada lead deben ser informados a otros departamentos, pues pueden llegar a descubrir que, con base en sus gustos, preferencias y necesidades, cuentan con otra línea de productos o servicios ideales para él.

4. Haz anotaciones de todo tipo de datos 

Cuando se está en una llamada con un potencial cliente, puede surgir un intercambio de información muy valiosa, que puede ayudar a tus ejecutivos de venta a vender aún más. Todas las personas agradecen ser escuchadas. Si durante las conversaciones se destacan datos de su vida personal, profesional o demás elementos que pueden ser valiosos, no dudes en anotarlos.

Por ejemplo, si un cliente te comenta que está buscando una nueva casa, puedes preguntarle sobre eso unas semanas más tarde. La idea no es entrometerse en la vida personal de los clientes, sino mostrar cercanía e interés. El comprador tomará de mejor forma la llamada y puede, incluso, afectar positivamente en su decisión de compra.

5. Define la información cuantitativa

A todos los datos que se recaben de cada cliente es importante agregarles un carácter numérico que sirva para conocer con exactitud qué tipo de consumidor es. Tal como si fuera una encuesta, mide los niveles de agrado o desagrado que tenga de ciertos productos, servicios, atención al cliente, resolución de problemas, servicio técnico, entre otros aspectos. Esta información es útil para determinar la forma en que se deben dirigir con él, cuáles son sus principales necesidades y qué espera del servicio comercial.

Cuando se conoce el nivel de satisfacción de un cliente se puede crear una mejor relación con él. Sabes lo que le gusta o le disgusta y puedes determinar las estrategias perfectas de acercamiento para evitar el abandono y mejorar su fidelización.

6. Determina al representante de ventas ideal para cada tipo de cliente

Todos los clientes son diferentes. Así como en cualquier situación social se requiere cierta conexión y química con otras personas para entablar una mejor relación, en las ventas no es diferente. Este paso lleva tiempo y también se necesita un gran equipo comercial. El análisis de comportamiento de un comprador con base en el trato o forma de vender de cada ejecutivo también podrá servir para determinar quiénes son los indicados para llamar o tener comunicación con él.

No olvides proporcionar esta información. Con ella podrás tener la confianza de que el vendedor asignado tiene mayor probabilidad de cerrar un trato, lo cual ayudará a aprovechar mejor el tiempo, lograr negocios más rápido y el cliente estará satisfecho con la atención.

7. Verifica patrones de comportamiento de los consumidores 

Otro punto vital en una cartera de clientes es la definición de su comportamiento. Para aumentar el número de ventas es necesario conocer qué le gusta comprar, cómo le gusta adquirirlo, cuánto tarda en tomar una decisión y en qué momento tiene mayor probabilidad de comprar algo. Estos datos sirven para planificar demandas y construir una mejor relación con el comprador con base en sus gustos y necesidades.

Los clientes aman que un producto o servicio llegue a ellos en el momento en que lo necesitan. Y si bien ningún especialista en ventas hasta el momento se ha vuelto un experto en leer mentes (pero están a nada de lograrlo), la recopilación de datos será un gran apoyo para acercarse al cliente en el tiempo indicado, de la manera correcta, con el producto perfecto.

8. Utiliza elementos como colores o etiquetas para organizar

Los elementos visuales siempre son un excelente recurso para mantener una mejor organización. Cuanto más definida esté una cartera de clientes, es mucho mejor. Es importante que cada representante de ventas pueda diferenciar por colores o etiquetas el nivel en el que se encuentra cada comprador. También son una excelente forma de no olvidar reuniones o llamar a cierto cliente a determinada hora.

No escatimen en el uso de elementos que los ayuden a llevar un mejor control. El color rojo puede servir para informar que un cliente ha estado mucho tiempo inactivo y el verde para confirmar las ventas logradas.

9. Mantén una buena relación con los clientes de años anteriores

Así como una cartera de clientes sirve para detectar a los consumidores actuales y los que pueden convertir en el futuro, también es un excelente recurso para mantenerte cercano a aquellos que hace tiempo dijeron adiós. Tener una relación positiva y sana con ellos deja abierta la puerta a muchas oportunidades, pues si en un momento tus servicios o productos fueron necesarios para su vida, nadie quita la probabilidad de que más adelante puedan volver a hacerlo.

Si un cliente ya no compra más, pero se le brindó siempre un excelente trato, seguramente te recomendará. Si al momento de cancelación o culminación de un trato o relación comercial todo marchó bien y no existió ningún contratiempo, no dudes que, cuando pueda hacerlo, hablará a sus colegas sobre tus servicios.

10. Atiende la cartera todos los días

Lograr resultados diferentes a los actuales y que estos lleven a una mayor retención de clientes y un aumento en las ventas es tarea de todos los días. Es común que haya representantes y especialistas de ventas que dejen la organización y atención de la cartera de clientes para los momentos libres, pero es justo este error el que trae graves consecuencias.

Llevar una buena gestión de la cartera de clientes es algo que se aprende con el tiempo y se debe volver un hábito. Todos los días hay nuevas oportunidades que tal vez se están desaprovechando por un día de no dar seguimiento a un cliente. La asignación de fechas y horarios hará una gran diferencia. Siguiendo todos los puntos anteriores podrás llamar a un cliente y saber exactamente lo que desea escuchar en el momento idóneo.

 

Y así como existen buenas estrategias y prácticas para la gestión de una cartera de clientes, también hay herramientas que facilitan esta labor y aprovechan al máximo las características de cada lead.  

Opciones para gestionar una cartera de clientes

Excel

Excel es una herramienta común en el área comercial, y existen diversas plantillas para el análisis de la cartera, gestión, estado y optimización que resultan útiles para diferentes tareas.

Y aunque Excel sigue siendo una herramienta de control muy popular entre las empresas, es importante mencionar que, si buscas mayor rendimiento de tu cartera de clientes, entonces debes encontrar una solución más integral que te brinde no solo un directorio de contactos, sino toda una red de relaciones presentes y futuras para tener el mayor aprovechamiento posible de tus leads.

Agenda electrónica

Este elemento ha tenido una gran evolución con el paso de los años, ya que ahora puedes encontrar agendas electrónicas con diferentes opciones y herramientas que ayudan a organizar de mejor manera las tareas y los contactos.

Actualmente, llevar contigo a donde sea que vayas tu lista de contactos se ha vuelto más sencillo. Con tan solo descargar alguna aplicación como Evernote, Todoist o Toodledo estarás más cerca de encontrar la organización que necesitas. No obstante, y a pesar de su buen funcionamiento para aprovechar el tiempo, las agendas electrónicas están más enfocadas en organizar diferentes tareas y sus opciones como cartera de clientes pueden ser insuficientes a las que necesita tu empresa.

CRM

Una de las opciones que año a año toma más fuerza es el Customer Relationship Management (CRM), ya que un 44 % de las empresas planea aumentar sus presupuestos de TI en 2020 y no solo para mantenerse al día con la transformación digital e ir un paso delante de los competidores, sino también para mejorar sus procesos de venta.

Como ya lo has podido notar, los clientes son lo más importante en el mundo de los negocios y la forma de gestionarlos determina el éxito que se obtenga de ellos. Si bien mantener buenas relaciones con los consumidores se logra a través del entendimiento de sus necesidades, para hacerlo correctamente se requieren herramientas de gestión como los sistemas CRM. Estos buscan mejorar la calidad de dichas relaciones y lograr fidelizarlos.

Una buena relación cliente-vendedor se da gracias a la mejora de los procesos comerciales y esto es precisamente lo que CRM brinda gracias a su administración de contactos.

Por qué un CRM te ayudará a gestionar mejor tu cartera de clientes 

Es común que, conforme una empresa vaya creciendo, sus contactos también aumenten. Esto provoca que poco a poco su control sea más complicado y pueden llegar a presentar problemas como falta de comunicación y un descuido en las relaciones con los clientes tanto actuales como potenciales. ¿Qué otra consecuencia puede haber?: la disminución de ventas y pérdida de consumidores.

Si deseas comenzar tu camino por un CRM que cuente con todas las herramientas que se necesitan para mejorar las relaciones con los clientes, entonces con HubSpot CRM tendrás lo requerido. Con este software de gestión podrás acelerar el proceso de tu equipo de ventas sin necesidad de que tengan que lidiar con planillas, bandejas de entrada llenas y demás herramientas y situaciones que lo único que logran es quitarles tiempo valioso que podrían ocupar en idear nuevas estrategias de ventas y cerrar más tratos.

Con HubSpot CRM puedes automatizar diversas tareas de manera sencilla y las interacciones se dan de forma automática con un almacenamiento muy completo sin importar el tamaño de tu equipo. ¿Sabes cuál es la mejor parte? ¡Su visibilidad! Dentro de él tienes el control y organización de las transacciones ganadas y perdidas, citas programadas y contratos enviados. Esto con la intención de obtener datos valiosos a un menor tiempo.

 

Toma el control de las ventas y mantén a tu equipo de colaboradores bien gestionado en una misma plataforma. Potencia su productividad y crea relaciones inquebrantables con tus clientes. Verás que con conforme vayan obteniendo más control de la información de los clientes, mayor será su conocimiento acerca de ellos y la manera de vender será más sencilla e intuitiva.

Todas las empresas buscan aumentar sus ventas y dar un trato excepcional a sus leads. Con una cartera de clientes bien estructurada y que siga las mejores prácticas de gestión, los resultados positivos estarán más cerca de lo que crees.

 

Leads

 Administrar Leads Guía

Publicado originalmente en febrero 21 2020, actualizado febrero 21 2020

Topics:

Seguimiento a Prospectos