El análisis y la planeación de lo que una empresa hará a corto, mediano y largo plazo es clave para mantenerse estable en el mercado. Sin embargo, muchas veces los negocios solo piensan en cómo vender sus productos o servicios a los consumidores hoy, pero no consideran los retos a futuro. Esto es justo de lo que se encarga el marketing estratégico. 

Cuando se trata de proyectar el destino de una empresa es importante generar un plan de acción que permita que los productos y servicios ofertados se mantengan atractivos y satisfagan las necesidades del público objetivo de hoy y del mañana. 

Para ello, el marketing estratégico considera el antes, durante y después de una marca al analizar a profundidad el mercado en el que se lanzará y lo que necesita para perdurar. En este contenido te mostraremos una definición más detallada de este tipo de marketing y algunos ejemplos de valor para diferenciarla de otras estrategias. 

Guía Gratis

Descarga la guía sobre estrategia de marketing digital en 2022

Cuéntanos un poco de ti para acceder al informe

El marketing estratégico es como una partida de ajedrez: debes conocer las reglas (del mercado) los posibles movimientos (las tendencias) y observar las tácticas de tus oponentes (tu competencia) y pensar muy bien tu jugada (a veces el primer movimiento es determinante).

El objetivo del marketing estratégico consiste en ofrecer equilibrio y estabilidad; no dar ningún paso en falso. Se mueve con base en metas muy claras con las cuales construye una ventaja competitiva y sostenible que permite el crecimiento rentable del negocio en el futuro. Esta vertiente del marketing hace uso de diferentes análisis de mercado para determinar las mejores oportunidades que la empresa tiene para crecer. Dentro de su enfoque está la diferenciación de la competencia y el cumplimiento de las necesidades de los consumidores. 

¿Para qué sirve el marketing estratégico? 

El marketing estratégico permite a las empresas planificar eficazmente el camino hacia a lo que quiere lograr. Un grave error de los emprendedores es hacer realidad su idea o innovación sin ningún sostén. Esto significa que solo prestan atención a los elementos que van a requerir de inmediato, por ejemplo: nombre del producto, logotipo, empaque, sitio web y redes sociales. Pero pocas veces realizan un análisis previo de por qué lo hacen. 

El marketing estratégico no se concentra en las operaciones, sino en dar una justificación y, por ende, un valor a la empresa. Analizar el mercado al que se saldrá permite considerar mejor cuáles serán las estrategias que el producto o servicio requieren para ser atractivos y captar la atención del público objetivo. 

Por ello, al emprender un marketing estratégico es vital realizar un profundo análisis de lo que representa tu marca, para quién irá dirigida, cuál es su razón de existir, qué necesidades cubre, cuáles son los valores, la misión y la visión de la empresa, los objetivos, la oferta de productos y las rutas clave de mercado. 

Diferencias entre el marketing estratégico y el marketing operativo 

El marketing estratégico puede ser malinterpretado y confundirse con el marketing operativo. Si bien ambas vertientes se concentran en objetivos y planes de acción tienen diferencias muy marcadas que te compartimos a continuación: 

  • El marketing operativo se enfoca a corto plazo, mientras que el marketing estratégico cubre una extensión de tiempo mucho más larga (meses, incluso años). 
  • El marketing operativo se basa en acciones y el marketing estratégico en la planeación. 
  • El marketing operativo trabaja a nivel práctico y el marketing estratégico es completamente analítico. 
  • Mientras que el marketing estratégico es vital para detectar las necesidades del público objetivo y los servicio que una empresa debe cubrir, el marketing operativo se encarga de alcanzar cuotas de mercado previamente contempladas. 
  • El marketing estratégico identifica mercados que puedan representar oportunidades para una empresa y el marketing operativo llega a los mercados ya existentes. 

Como resulta obvio, el marketing operativo no puede existir sin el análisis previo que se realiza con el marketing estratégico, pues de este dependen las acciones que realizará una empresa para obtener los resultados esperados en diferentes plazos. 

1. Spotify 

Ejemplos de marketing estratégico: Spotify

El marketing estratégico busca que, tras un profundo análisis de mercado, una empresa sepa muy bien quién es y qué hace, y cómo esto puede lograr una diferenciación en el mercado. Esto es justo lo que hizo Spotify desde su inicio.

La compañía ha logrado distinguirse de cualquier otro competidor sin importar cuán parecidos sean los servicios que ofrecen. Se ha concentrado en satisfacer las necesidades y demandas de su público objetivo, se renueva constantemente y su análisis de mercado le dio las bases para ser una marca estable actualmente.

Gracias a ello ha podido incluir tecnología nueva a sus servicios para continuar brindando un servicio personalizado a sus usuarios y se mantiene informada sobre las tendencias y cambios en su mercado. 

<< Descarga la guía sobre estrategia de marketing digital en 2022 [Guía gratis]  >>

2. Momiji Beauty

Ejemplos de marketing estratégico: Momiji Beauty

Imagen de Momiji Beauty

Entre las acciones que puede emprender una empresa para lograr un buen marketing estratégico están las estrategias de fidelización. Estas tácticas buscan consolidar la relación de los consumidores a largo plazo, logrando que los clientes existentes se vuelvan cada vez más habituales. 

Si bien hay muchos programas de fidelización que suelen no ser tan atractivos para los clientes, hay otros con enfoque escalonado que generan  generosas recompensas para los consumidores, lo cual fomenta la recordación de marca e incentiva las ventas. La empresa Momiji es un claro ejemplo de esto: la compañía les da puntos a sus clientes por cada compra, los cuales pueden cambiar cuando lo deseen por una lista de obsequios a elegir. Además, suman puntos por recomendar amigos e incluso cada cumpleaños. 

3. Twitch 

Ejemplos de marketing estratégico: Twitch

Imagen de Twitch

Los nichos de mercado también forman parte del marketing estratégico, pues basan todas sus acciones y decisiones en un público previamente analizado a profundidad. Tal es el caso del servicio de streaming Twitch, que no ha dedicado sus esfuerzos en tratar de atraer la atención de un público muy general, sino a solo aquellos usuarios que se interesen en los servicios y contenido que ofrecen. Así es como Twitch ha alcanzado superar los 9.000.000 de usuarios y un crecimiento del 35 % anual

4. Nike 

Si hay una marca experta en crear mensajes de valor e inclusivos es Nike; esto también forma parte de un marketing estratégico que busca sumar más consumidores y reforzar la esencia y la presencia de la marca en el mercado. Son muchos los ejemplos de campañas inspiradoras que esta compañía ha lanzado, pero una de las más recientes fue «The Land of New Football». Con motivo de la Eurocopa 2021, Nike creó una serie de anuncios en los que fomenta el respeto, la tolerancia, la diversidad y la inclusión en este deporte. 

5. Red Bull

Ejemplos de marketing estratégico: Red Bull

Imagen de Red Bull

El producto por encima de cualquier mensaje también forma parte de un marketing estratégico; un detallado análisis previo del mercado le ha dado a esta marca las bases suficientes para determinar cómo se puede volver única y esencial. 

Este ha sido el caso de la marca Red Bull, que coloca su identidad como parte de todas sus campañas y se asegura de que su nombre resuene en todos lados. Por ello no es ninguna sorpresa ver este logotipo especialmente en diversos eventos deportivos o de entretenimiento. La marca no teme ni se avergüenza de mostrar su identidad y ese es un largo proceso de buenas decisiones que la han llevado hasta donde está ahora. 

6. Starbucks 

Ejemplos de marketing estratégico: Starbucks

Imagen de Starbucks

Que una marca se vuelva parte del estilo de vida de los consumidores no es algo fácil. Sin embargo, mediante un marketing estratégico a largo plazo es posible: la empresa determina cómo quiere ser percibida y ofrece lo que su público objetivo desea. Esto ha sido una constante en las acciones que ha emprendido Starbucks desde su inicio: ofrecer una experiencia que vaya más allá del café. 

El marketing estratégico les permite a las empresas entrar al mercado con el pie derecho, sabiendo que tienen un plan muy bien delimitado que respaldará su producto o servicio a largo plazo. Puede ser un proceso complejo y largo, pero los resultados son notorios y efectivos, ya que las marcas se colocan en el sitio donde quieren estar y comparten sus mensajes a las personas indicadas. 

Cómo tener éxito en YouTube
 Aprende cómo hacer una estrategia de marketing digital en 2022

Publicado originalmente el 16 de marzo de 2022, actualizado el 16 de marzo de 2022

Topics:

Estrategias de Marketing