Para una empresa, las estrategias de marketing son fundamentales para enfrentar los retos del entorno competitivo. Una de las estrategias que mejor refuerza a las marcas es la de producto, pues atiende a su vez el precio, la posición y promoción. El objetivo es poner los productos o servicios en el lugar correcto, al alcance de los consumidores adecuados. 

Guía Gratis

Guía completa de product management para empresas tecnológicas

Cuéntanos un poco de ti para acceder a la guía

Si en tu empresa están pensando lanzar un producto nuevo al mercado o reinventarlo, estamos seguros de que esta información será de gran ayuda. 

Comencemos.

Los puntos clave que definen a una estrategia de producto son los siguientes: 

  • Investigación de mercado. Describe quién utilizará tu producto y qué significa esa oportunidad para el negocio. Destaca a tus clientes objetivo, cómo posicionarás tu producto y cómo le irá frente a otros competidores de la misma industria. Tu visión de mercado también debe incluir un plan de comercialización que explique las necesidades de tus clientes y cómo entregarás una oferta competitiva.
  • Objetivos. No se puede crear una estrategia de producto sin metas clave. Estos son objetivos o métricas específicas que lograrás como resultado de la construcción de tu producto. Guían a tu equipo de desarrollo y te ayudan a medir el éxito una vez que se lanza el producto. Al establecer metas, es importante que se basen en el tiempo, por lo que es urgente saber cuándo las alcanzarás. Esto agrega más importancia al desarrollo de tu producto ya que has establecido un límite de tiempo a tu éxito.
  • Presupuesto. Asignar un presupuesto para la estrategia de producto te mostrará el camino que debes seguir para cumplir de manera efectiva los objetivos que te has planteado. 

Las preguntas esenciales que deben responderse para hacer una estrategia eficaz son: 

  • ¿A quién quiero llegar?
  • ¿Con qué productos o servicios voy a llegar a ellos?
  • ¿De qué manera llegaré a ellos? 

Como empresa, es necesario que cuentes con una o más estrategias de productos antes de lanzarlos al mercado. Tener un camino bien definido facilita la toma de decisiones estratégicas y evita pérdidas tanto de tiempo como de dinero por un mal enfoque durante la campaña.

Para realizar con éxito una estrategia de producto, el aspecto más importante es analizar a los consumidores. Actualmente vivimos en un mercado muy cambiante, y tu empresa debe actualizarse constantemente para no quedarse atrás. Las personas ya no solo buscan el mejor producto o servicio: quieren que las empresas las escuchen y comprendan.

Para que amplíes tu conocimiento del tema, queremos compartirte los principales tipos de estrategias de producto que existen. La ventaja de esta estrategia de marketing es que hay muchas opciones que dependen del mercado y de los objetivos específicos de cada empresa.

1. Estrategias de precio para nuevos productos

Esta estrategia puede definir el éxito o fracaso de un producto, por lo que es importante realizar un profundo análisis de mercado que asegure la presencia sostenida de tu producto.

Para tomar una buena decisión en el precio de tu producto tienes que considerar a qué tipo de consumidores irá dirigido. Para hacerlo puedes comenzar formulando preguntas claves para identificar a tus buyer personas. Estas son algunas preguntas que puedes tomar como ejemplo. Recuerda que cada cuestionamiento dependerá del giro de tu empresa y lo que deseas alcanzar.

  • ¿Mi producto apunta al mercado que deseo alcanzar?
  • ¿Mis consumidores buscan lujo y exclusividad?
  • ¿Mis clientes potenciales se interesan más por el precio que por la calidad?
  • ¿Mi producto es del consumo básico para las personas?

El objetivo de estas preguntas es evitar darles un mensaje erróneo a tus clientes potenciales. Por ejemplo, si optas por un precio más bajo para llamar su atención y a tu consumidor lo que le interesa es la calidad, harás que dude de su compra.

Tipos de estrategias de producto con base en su precio:

  1. Premium. Los precios son más altos que los de los competidores para productos que buscan posicionarse como únicos y exclusivos. El objetivo de esta estrategia es transmitir el valor que aporta el producto o servicio a los usuarios.
  2. De penetración. El precio del producto se oferta más bajo para llamar la atención del mercado. Aunque puede ser riesgosa, esta estrategia busca obtener clientes recurrentes para generar utilidades a futuro.
  3. Ahorro. Está enfocada en productos genéricos y a consumidores que ponen mucha atención en el precio. Para que tenga éxito, las empresas deben minimizar los precios para que se impulsen las ventas.
  4. Sobreprecio. La intención de la estrategia es aprovechar la falta de competencia para maximizar utilidades. Es importante ser consciente de que cuando los competidores aparezcan, este precio deberá bajar.
  5. En paquete. Si vas a lanzar un producto nuevo tienes la opción de hacerlo en conjunto con otros que serán sustituidos o no se vendan lo suficiente. Esta estrategia es muy efectiva, pues los consumidores perciben que están recibiendo un regalo.
  6. Emocional. Aquí se hace uso de la psicología del consumidor. Un ejemplo que seguro conoces es cuando se oferta un producto en 199,99 en vez de una cantidad cerrada, como 200. 

Recuerda que el precio de tus productos o servicios debe ser justo tanto para ti como para los consumidores.  

2. Estrategias de desarrollo de nuevas líneas de producto

El objetivo principal de esta estrategia es llegar a más consumidores de mercados más específicos a través del aumento en la variedad de productos, haciendo cambios individuales u ofreciendo productos a la medida. A continuación, te explicamos el desarrollo de cada punto. 

Variedad de productos 

Si te especializas en la venta de un solo producto, por ejemplo, de un software, tu estrategia puede orientarse al lanzamiento de software para distintos sectores. De esta forma, los consumidores sabrán que tu marca les ofrece diferentes opciones para satisfacer una necesidad.

Cambios individuales en los productos

La estrategia se refiere a un rediseño de empaque. Si tu producto lleva mucho tiempo en el mercado es seguro que la gente lo reconozca, pero en este mundo tan cambiante siempre es necesario reinventarse para llamar la atención de nuevas personas. También aplica si lanzaste un producto nuevo y su apariencia no tuvo el éxito esperado. 

Realizar un buen cambio en la imagen de tu producto hará que tu marca se vea rejuvenecida y con más energía. 

Productos a la medida

Como ya lo hemos mencionado, actualmente los consumidores buscan que las marcas los entiendan y satisfagan. Muchas personas están dispuestas a pagar un precio más alto con tal de tener un producto que vaya más allá de sus necesidades básicas.

Para hacerlo de manera correcta debes entender las necesidades los clientes potenciales y su estilo de vida. Esto hará que tu producto varíe según el entorno de cada consumidor, por ejemplo: si es un servicio empresarial, este puede ajustarse solo a las áreas que deban atenderse; si es un producto, este puede cumplir características diferentes en su diseño como colores, materiales, precio, entre otros aspectos más. 

Esta estrategia te da estabilidad en el mercado, pues no pone en riesgo tu reputación ni reconocimiento. 

3. Estrategias en función de la estacionalidad 

Esta estrategia es de las más utilizadas por las empresas. No existe algo más aplicable que la estacionalidad, ya que puede incluir todo tipo de productos o servicios, siempre y cuando se haga correctamente. 

La estacionalidad siempre irá de la mano con el aumento en la demanda de un producto. Puede aplicarse de forma mensual, anual o al tiempo en que una empresa lo crea indicado; cambia dependiendo la estación del año, por ejemplo: 

  • Navidad: aumenta la demanda de regalos de todo tipo; desde ropa y juguetes hasta electrodomésticos, entre muchos más. De igual forma, las líneas de transporte como las aéreas pueden aprovechar la temporada para ofrecer sus servicios.
  • Días de los enamorados o de la amistad: se incrementan las ventas de los productos como peluches o dulces. En el área de servicios, los restaurantes, hoteles o envío de flores también tienen una de sus mejores rachas.
  • Vacaciones de verano: tanto hoteles, restaurantes y servicios de transporte aplican estrategias para atraer a los turistas.

Aprovecha eficazmente la estacionalidad para impulsar tus productos o servicios. Con tiempo y buena planificación esta estrategia te ayudará a posicionarte.

8 ejemplos exitosos de estrategias de producto

Ahora que ya conoces los tipos de estrategias de producto queremos compartirte algunos ejemplos de marcas que las aplicaron y fueron todo un éxito. 

1. Ejemplo de estrategia de producto: Netflix

Ejemplos de estrategias de productos: Netflix

Imagen de Semana

La empresa de streaming más famosa del mundo es un claro ejemplo de implementación de una estrategia de precio. Al parecer nadie más que Netflix sabe que un aumento de precio bien diseñado crea un valor extraordinario. 

Para los consumidores actuales los servicios de streaming se han vuelto tan indispensables en sus vidas que pagar un poco más de lo habitual ya no representa un problema para ellos, siempre y cuando la calidad y la oferta de series y películas no disminuya. 

Desde el último aumento de precio en el año en Estados Unidos, Netflix subió un 7 % en la Bolsa. Algo que ha reforzado a la marca ha sido el mejoramiento de su propuesta e incluso producciones originales. Este aspecto le ha garantizado a la empresa usuarios fieles y felices. 

2. Ejemplo de estrategia de producto: Coca-Cola

Ejemplos de estrategias de productos: Coca-Cola

Imagen de ReasonWhy

Cuando de campañas estratégicas de productos se habla, Coca-Cola es la mayor experta. Uno de sus últimos lanzamientos, siguiendo a la estrategia de variedad de producto, es su nueva línea Coca-Cola Signature Mixers, con lo que buscan adentrarse en el mundo de la coctelería. 

La marca siempre responde a las últimas tendencias de consumo y las bebidas alcohólicas no se han quedado atrás. Tras el aumento de un 7 % de consumo en Europa de destilados como el whisky, ron, tequila y el bourbon es que decidieron optar por la industria de la mixología.  

3. Ejemplo de estrategia de producto: Buchanan’s

Ejemplos de estrategias de productos: Buchanan's

Imagen de Revista Neo

En México cada año la conocida marca de whisky escocés Buchanan’s realiza una estrategia de producto estacional con motivo de la celebración del Día del Padre. El 2019 no fue la excepción y lanzaron su campaña Él no sabía ser papá y lo hizo por ti, la cual reconoce la valentía y fortaleza de los padres. 

La campaña estuvo acompañada de diversos eventos y estrategias en redes sociales, en los que también participaron caras conocidas del medio artístico mexicano como actores y comediantes. 

El resultado fue una excelente campaña relacionada con la estacionalidad.

4. Ejemplo de estrategia de producto: Telfar

Estrategias de producto de Telfar

Imagen de Elle

Al definir la visión del mercado, Telfar centró sus esfuerzos en hacer un bolso «No para ti, para todos». Querían crear un bolso con un diseño elegante e innovador para la gente común y corriente. A diferencia de otras marcas de lujo que destacan su producto con el respaldo de celebridades, identificaron que su mercado objetivo es una amplia gama de personas que buscan un accesorio de lujo asequible.

Una vez que descubrieron la visión y su mercado objetivo, establecieron una estrategia para hacer llegar su producto a su principal audiencia, con el objetivo de vender bolsos que les quedaran bien a todos y asegurarse de que todos los recibieran. Cuando la marca Telfar creció, a los clientes ya no les era posible conseguir los productos debido a la gran demanda en cada lanzamiento de un nuevo producto.

<< Guía completa de product management para empresas tecnológicas >> 

Entonces, a Telfar se le ocurrió una estrategia de producto innovadora para superar este inconveniente con su programa de seguridad de bolsas: cada vez que lanzaban nuevas bolsas, los clientes podían pedir el modelo y el color exactos para que se les enviara en un periodo específico. Esta es una forma diferente de estrategia de productos de desarrollo de nuevas líneas de producto a la medida, ya que las marcas principales fabricaban productos limitados hasta que se agotaban. De esta forma, Telfar cumple con su objetivo y brinda un servicio único para dar a sus clientes el producto deseado sin temor a la escasez.

5. Ejemplo de estrategia de producto: Nike

Estrategias de producto de Nike

Imagen de Nike

Nike creó un producto y una campaña de marketing que resonó sorprendentemente en su base de clientes; se trata de la estrategia de producto de Nike Air Zoom Mercurial.

Al hacer una investigación de mercado, Nike se centró en los textiles Flyprint impresos en 3D y las características de seguridad del automóvil. Querían crear un zapato que fuera innovador pero que le resultara familiar al usuario. Entonces, el equipo de investigación probó la eficiencia del Air Zoom Mercurial en jugadores de fútbol reales. Esto los llevó a adoptar la tecnología de las bolsas de aire por su sensación única bajo los pies y su retorno de energía, y crearon un calzado como ningún otro. Si bien, iba en contra de la visión convencional de Nike, era exactamente el tipo de innovación que el equipo de producto necesitaba para desarrollar un producto único.

De esta forma, los clientes de Nike podrían beneficiarse de la tecnología de las bolsas de aire debido a la cantidad de movimiento dinámico que tiene lugar en los juegos de fútbol. Al usar sensores de presión en los pies de los atletas, el equipo de investigación capturó exactamente cómo el pie rebota en diferentes secciones del zapato y cómo colocar el chasis interno de la bolsa Zoom Air en la suela.

El equipo de marketing de Nike decidió que, si bien el calzado haría que los atletas se desempeñaran mejor, era demasiado arriesgado cambiar los zapatos a los que los clientes ya eran fieles. En cambio, optaron por educarlos con una estrategia de producto sobre cómo la tecnología recién descubierta podría ayudarlos a practicar y posicionó el producto como una herramienta de capacitación. De esa manera, Nike eliminó la presión sobre el argumento de venta y pudo comunicar mejor el diferenciador del calzado.

6. Ejemplo de estrategia de producto: McDonald’s

Estrategias de producto de McDonald's

Imagen de 123Viajando

La cadena de comida rápida McDonald’s cuenta con casi 37.000 establecimientos alrededor del mundo y es la segunda mayor cadena de restaurantes de comida rápida del mundo. Gran parte de su éxito tiene que ver con su estrategia de producto que se centra en satisfacer las necesidades de sus clientes, ya que ha creado varios productos a la medida de sus consumidores alrededor del mundo.

Por ejemplo, en McDonald’s México se ofrecen platillos locales como burritos, cuernitos con jamón y desayunos tradicionales como los McMolletes, que es pan con frijoles, queso y salsa de tomate; en McDonald’s España ofrece una sopa fría popular y refrescante de tomate y verduras conocida como gazpacho. Con esta estrategia McDonald’s ha logrado posicionarse en el gusto de sus consumidores dando un toque local a sus productos internacionales sin dejar de lado su estilo propio. 

7. Ejemplo de estrategia de producto: Soriana

Estrategias de producto de Soriana

Imagen de El Economista

Existen varias épocas importantes para la comercialización masiva de productos y el verano es una de las que favorece la rotación de ciertas categorías, como ocurre en la cadena de supermercados Soriana, cuando se registra un alza en la inversión para contenido publicitario.

La campaña de Julio Regalado es parte de la estrategia de producto que esta cadena implementa cada año durante el verano, gracias a la cual obtiene un crecimiento de las ventas en diferentes categorías de productos. Lo consigue a través de una estrategia de ahorro para los consumidores, en la que también hace uso de la psicología emocional por medio de ofertas en diferentes tipos de productos. 

8. Ejemplo de estrategia de producto: iPod

Estrategias de producto de Apple: iPod

Imagen de Xataka

Steve Jobs combinó diseño y estrategia de producto cuando lanzó su iPod en 2003, un reproductor de música que compartía las características del diseño de producto de los ordenadores que resultó ser muy atractivo e innovador para los consumidores. Cubrió por primera vez una de las necesidades de reproducción digital de música portátil de alta calidad, lo que contribuyó a que Apple se convirtiera en una de las empresas más valiosas del mundo. 

El objetivo principal de Apple era vender un producto excelente y brindar una gran experiencia. Descubrió una manera de hacerlo con el iPod, que se posicionó como un producto premium fácil de usar con características de diseño que los consumidores adoraban y con una exposición de marketing sin precedentes. El iPod de Apple ha sido una revolución en sí mismo y dominó el mercado en su categoría

Ya tienes todo para iniciar el diseño de tus estrategias de producto: el conocimiento y la inspiración llevarán a tu negocio más lejos.

Product Management para empresas Tecnológicas

 Guía Product Management

Publicado originalmente el 02 de septiembre de 2021, actualizado el 03 de septiembre de 2021

Topics:

Estrategias de Marketing