Desde hace un tiempo, crear un blog dejó de ser una tarea engorrosa y complicada. Años atrás, para desarrollar tu propio blog era necesario saber programar o, de lo contrario, contar con la ayuda de alguien con conocimientos en lenguajes de programación; por fortuna, ya no es el caso. En la actualidad existen diferentes plataformas que te permiten construir un sitio web de manera dinámica y sin necesidad de modificar el código.

Si deseas aprender cómo crear un blog, entonces este artículo es para ti. A continuación, hemos recopilado todo lo que debes tener en cuenta para hacerlo paso a paso.

<< Descarga gratis el kit con todo lo que necesitas para crear un blog para tu  empresa >> 

1. Define tu estrategia

Seguramente llegaste a este artículo con un objetivo en mente: abrir tu proprio blog. Lo más probable es que ya sepas de qué quieres hablar en él e, incluso, el nombre, pero te recomendamos que antes de crear tu sitio establezcas claramente tus metas, el público al que te dirigirás, el papel que cumplirá dentro de tu estrategia de marketing y el alcance que esperas tener con él. ¿Quieres crear un blog personal o uno profesional? ¿Acaso esperas conectarlo con tu tienda online existente o será un nuevo blog?

Toda esta información es determinante para que tomes las decisiones correctas al desarrollar tu blog y elijas las plataformas que mejor respondan a tus necesidades. Puedes comenzar elaborando un plan en el que establezcas tu presupuesto, el personal con el que cuentas y el tiempo que puedes destinar a tu blog. El diseño conceptual de tu blog, por su parte, debe contemplar tres factores fundamentales:

  • El objetivo: ya sea que pretendas educar a tus lectores o generar altas tasas de interacción, considerar qué debería hacer tu audiencia una vez que haya consumido tu contenido te permitirá decidirte por un diseño en función de lo que deseas lograr.
  • Tu buyer personatener en cuenta sus preguntas, sus puntos de dolor, sus preferencias a la hora de realizar búsquedas en Google y, sobre todo, el formato de contenido que prefiere consumir también te dará información adicional acerca de cómo debes personalizar tu blog. ¿Qué experiencia le quieres brindar?
  • La identidad de marca: ya sea que desees establecerte como un referente dentro de tu industria o quieras adoptar una postura más informal, tu identidad de marca es un factor fundamental a la hora de personalizar tu blog: ¿quieres ser controvertido o quizás más neutral?

No olvides que la competencia es férrea en la blogósfera, y cada diferenciador cuenta para destacar entre tus competidores. Créenos, saber esto de antemano te ayudará durante todos los pasos que abordaremos a continuación.

2. Selecciona un CMS

Lo segundo que debes hacer es definir cuál sistema de gestión de contenidos (CMS) usarás para crear tu blog. Estas plataformas están diseñadas para administrar los contenidos de tu página de una forma ordenada y simple, haciendo más fácil la tarea de creación, publicación y análisis de resultados de tu blog. Ellas pueden servirte como un editor de texto, para organizar tu contenido en categorías, obtener consejos para que tus contenidos se ajusten a lo que el público necesita y ahorrarte el proceso de diseño web, ya que ofrecen plantillas y temas optimizados para cada giro de negocios.

En estas épocas los blogs con más actividad son los que llegan a un mayor número de personas. Por ello es tan importante contar con una herramienta que facilite la gestión de tus contenidos y que te ayude a programar publicaciones, hacer más atractivos tus posts y analizar el éxito de tu blog.

La selección de tu CMS debe ser considerada con mucho cuidado, ya que cada sistema para la gestión de contenido en el mercado tiene sus propias ventajas y desventajas. Piensa, por ejemplo, cuán familiarizado estás con los lenguajes de programación en caso de que quieras trabajar sobre el código de tu blog, o si prefieres algo más amigable con el usuario común. Una buena estrategia para decidir qué CMS utilizarás es revisar las plantillas que te ofrece cada uno.

El mercado ofrece muchísimas opciones de gestores de contenido que pueden ayudarte a crear un blog realmente impactante. HubSpot, por ejemplo, desarrolló CMS Hub, un sistema gratuito de gestión de contenidos, como una opción de fácil manejo y administración, con funciones, plantillas y herramientas avanzadas que no requieren conocimientos técnicos.

Existen, además, otros gestores de contenido y plataformas para crear un blog, cada uno con sus puntos a favor o en contra. La siguiente gráfica te muestra cómo se ubica cada CMS de acuerdo con el nivel de satisfacción y su presencia en el mercado:

Cómo crear un blog: clasificación de CMS de G2

Imagen de G2

El Creador de blogs gratuito de HubSpot, que forma parte de CMS Hub, te brindará una plataforma sencilla de usar y con recomendaciones para que tus publicaciones estén optimizadas para las búsquedas.

3. Elige un servicio de hosting 

En este paso deberás elegir un servicio de hosting o servidor donde será albergado el contenido de tu blog. Básicamente, el servidor es el lugar donde se almacena la información necesaria (código, texto, imágenes, videos) para que tus publicaciones sean atractivas y útiles.

Existen cuatro recursos básicos que debes evaluar en un servicio de hosting:

  • Almacenamiento: capacidad que ofrece un servidor, conforme a los esquemas de renta que ofrece, para resguardar volúmenes de información.
  • Panel de control: herramientas para usuarios sin experiencia en la administración de servidores.
  • Transferencia de datos: cantidad de datos máxima que puedes transferir de tu sitio web al servidor, de manera mensual.
  • Servicio de correo electrónico: generalmente los servidores ofrecen un servicio de email, aunque varían los números de cuentas que puedes activar sin costo extra.

Actualmente, existen cientos de opciones en el mercado que brindan diferentes ventajas a considerar. Existen servidores compartidos que se destacan por ser más económicos y servidores privados que dan mayor seguridad y rendimiento a los sitios web. En cualquier caso lo que debes buscar es un equilibrio entre tu presupuesto y el desempeño de las plataformas para que puedas almacenar toda tu información, ofrecer una experiencia de navegación fluida y mantener seguros tus datos.

En HubSpot ofrecemos un plan de hosting gratuito que forma parte de nuestra plataforma CMS Hub.

Adicionalmente, al elegir un servidor accedes a diferentes opciones de dominio para tu sitio web. Veamos en qué consiste este paso.

4. Define tu dominio

Una vez que hayas elegido tu servidor, es momento de escoger el dominio personalizado de tu sitio web, que no es más que la dirección que deberán escribir las personas en su navegador para acceder directamente a tu blog.

Según sea tu actividad tendrás que elegir una extensión de dominio acorde. En lo que respecta al comercio, el más usado e icónico es «.com». Pero, por ejemplo, si tu negocio está ubicado en México, y deseas utilizar un blog para mejorar tus ventas, entonces podrías usar una extensión de dominio superior como esta: «.com.mx».

Para elegir el nombre de tu blog es recomendable que hagas lo siguiente:

  • Elige un nombre fácil de recordar, de entre 2 y 26 caracteres.
  • Utiliza una palabra clave relacionada con tu especialidad; esto facilita que aparezca en las búsquedas genéricas por industria.
  • Verifica que el nombre esté disponible. En caso contrario, piensa en una variante que cumpla con los consejos anteriores.
  • Selecciona la extensión de dominio correcta según las categorías que comentamos arriba.

Algunas personas deciden poner su nombre propio en la denominación del dominio, como carlosvillalobos.com, pero es enteramente una cuestión de preferencias y estrategia de marca.

Ten en cuenta que tu dominio concentra bajo una sola dirección la información que desarrollas para tu blog: landing pages, información de contacto, imágenes, entre muchos otros datos, a la vez que se almacena en un servidor. Hosting, dominio (y explorador) trabajan en conjunto, como puedes ver, para que puedas consultar este artículo.

Algunos CMS y servidores cuentan con opciones de dominios disponibles. El gestor de contenidos de HubSpot, por el contrario, te da la libertad de elegir tu dominio propio con algún proveedor externo y simplemente conectarlo con el CMS Hub.

5. Conéctate con tu CMS

Ahora que has escogido un CMS, has adquirido tu plan de hosting y has registrado tu dominio, lo que debes hacer es redirigir el DNS, que es básicamente un directorio de todos los nombres de dominio disponibles en internet. El objetivo de este paso es lograr que el dominio que has registrado apunte al servidor que hayas elegido y que puedas gestionarlos desde tu CMS.

Si bien este proceso varía en cada plataforma, en CMS Hub es mucho más sencillo, pues no tendrás que entrar en detalles técnicos o de desarrolladores.

Conecta tu dominio con el CMS Hub

  1. En tu cuenta de HubSpot, haz clic en el icono del engranaje y ve a configuraciones. Luego, ubica en la barra de la izquierda Dominios y URL, dentro de la opción Sitio web, y haz clic ahí. Verás algo así:
    Cómo hacer un blog: conectar dominio a CMS Hub
  2. Una vez estés aquí, haz clic en Conectar un dominio y escoge el tipo de dominio que deseas conectar, como se muestra en la imagen:Cómo hacer un blog: dominio a conectar en HubSpot
  3. Lo siguiente que debes hacer es verificar tu URL. Como puedes ver en la imagen a continuación, deberás definir cuatro componentes para tu dominio. Luego, ingresa cada componente en las casillas. Una vez que lo hayas hecho haz clic en «Siguiente».
    • Subdominio: es la primera parte del nombre de tu sitio. Por ejemplo, en blog.carlosvillalobos.com, la palabra «blog» actúa como subdominio.
    • Dominio principal: es el nombre que adquiriste, y se sitúa luego del subdominio. Siguiendo con el ejemplo anterior, en blog.carlosvillalobos.com, «carlosvillalobos» es el dominio principal.
    • Dominio top: es lo que va luego del dominio, en este caso sería el «.com»
    • Idioma principal: es el idioma que usarás para escribir tu contenido.Página de verificación de URL para conectar dominio en HubSpot
  4. Ahora es momento de conectar tu hosting con tu DNS y configurar las características de tu alojamiento. Este paso te solicitará que accedas a tu cuenta de proveedor de dominio. Una vez que lo hayas hecho, HubSpot actualizará de manera automática tu valor CNAME para tu dominio.

¡Y ya está! Tu CMS está conectado con tu dominio y has redirigido tu DNS. ¡Felicidades! 

Tomemos un respiro y continuemos.

6. Escoge tu plantilla

Esta es la parte más divertida de todo el proceso. Tómate tu tiempo para investigar bien la plataforma del CMS que hayas elegido, así como para explorar las plantillas y los temas disponibles. La plantilla que selecciones depende del tipo de blog que quieras construir. Piensa a largo plazo. Imagina cómo te gustaría que luciera. Busca referentes en internet, tanto en blogs de la industria como de otro tipo de mercados. La creatividad no tiene límites por lo que se refiere a la elaboración de blogs.

Nadie conoce tu empresa o tu marca mejor que tú: no escatimes esfuerzos en definir qué plantilla es la que puede llegar a ser más atractiva para tu audiencia objetivo. En caso de que encuentres alguna opción ideal con pago extra, no temas invertir en ella. Piensa que muchos blogs comienzan con plantillas genéricas o gratuitas. Al adquirir una opción premium te desmarcas del resto de los blogs de la industria.

Te recomendamos mirar todas las versiones que te ofrece cada CMS y comparar con las que usan marcas relacionadas con tu sector. Considera aspectos como:

  • ¿Cuenta la plantilla con diseño responsivo (adaptado a móviles)?
  • ¿Puedes modificarla manualmente o debes intervenir el código?
  • ¿Qué tipo de calificaciones tiene por parte de otros usuarios?

Es de vital importancia que la plantilla que escojas sea adaptable para su visibilidad en todos los dispositivos. No elijas fuentes difíciles de leer o fondos muy llamativos, ya que pueden distraer o alejar a tus lectores.

Cuando ya hayas elegido la plantilla y el tema, es hora de personalizarlo. El diseño y la funcionalidad de tu blog son fundamentales para convencer a tu audiencia de pasar más tiempo consumiendo tu contenido. No olvides que el diseño debe ser atractivo para tu perfil de cliente ideal y que debe destacar los beneficios del contenido que piensas crear.

7. Personaliza el diseño

Ten en cuenta el consejo de Teresa Alba, autora del blog Publicidad en la nube, quien dice que el diseño «es la base de tu blog, el encargado de impactar a cualquier persona que lo visite desde el primer momento». De acuerdo con nuestros blogueros expertos, son tres los elementos que el diseño aporta a la construcción de cualquier aparato comunicativo:

  • Coherencia
  • Contenido
  • Estructura

Si inviertes tiempo y recursos suficientes en el diseño de tu sitio tendrás mejores oportunidades de que tu blog atraiga a más visitantes, genere más consultas y, si te lo propones, más conversiones. 

En cuanto a los factores visuales, lo importante es que sepas elegir los aspectos del diseño que mejor reflejen el tipo de blog que quieres construir. Para ello hablaremos de color, contraste y tipografía.

  • Color: para ayudarte a elegir una paleta de colores te recomendamos Color-hex; es una herramienta web de diseño que te permite seleccionar combinaciones predeterminadas. Considera que cada combinación transmite una atmósfera diferente que debería ser acorde con tu marca y el tipo de blog que quieres desarrollar.

Cómo hacer un blog: ejemplo de combinación de colores en Color-Hex

Imagen de Color-hex

  • Contraste: el contraste sirve para destacar algo, para establecer una diferencia radical entre un elemento y otro. Por ejemplo, el fondo de tu blog y el texto deben contrastar, pero sin generar ruido visual. Este impide una lectura agradable, e incluso puede provocar incomodidad en personas muy sensibles a los colores. 
  • Tipografía: el tipo de letra es un elemento esencial en el diseño. Ayuda a enfocar la vista y a mejorar la atención del lector. Una elección desafortunada de tipografía puede afectar la tasa de lectura de tus publicaciones y provocar el abandono del blog por parte del usuario, sin importar qué tan bueno sea el contenido.

Independientemente del CMS que uses, puedes encontrar inspiración para personalizar tu blog en muchas partes. Por ejemplo, puedes tomar como referencia los blogs de diseño gráfico, que, por su tema de interés, ofrecen experiencias visuales sobresalientes.

La estructura de un blog tiene por lo regular los siguientes elementos:

Partes esenciales de un blog- Mi posicionamiento web

Imagen de Mi Posicionamiento Web

Si usas CMS Hub, basta con que entres a tu cuenta de HubSpot y vayas, en el menú superior, a Marketing > Sitio Web > Blog y sigas los siguientes pasos:

  1. En la esquina superior izquierda, haz clic en el menú desplegable y escoge el blog que desear personalizar.
  2. En el menú de la izquierda haz clic en el menú desplegable llamado Más herramientas y escoge Editar plantilla de blog. Esto te permitirá acceder al editor.
  3. Una vez que estés en el editor, haz clic en el módulo que deseas editar y realiza los cambios a tu gusto.

Revisa a fondo el Mercado de plantillas y temas para páginas web de HubSpot y elige tu favorito.

8. Aterriza tu estrategia en la conversión

Ya tienes un servidor, un dominio y un CMS. Además, has elegido o creado una plantilla y ya sabes cuál es el estilo que darás a tu blog. Ahora falta lo más importante: crear el contenido. Antes de comenzar con esta importante tarea es necesario que la estrategia que definiste al inicio de tu proceso sea aterrizada de forma clara, para poner tu blog al servicio de los objetivos de la marca. La pregunta a resolver es «¿Cómo convierto a mis lectores en visitantes asiduos y luego en clientes?».

Una estrategia de contenidos orientada a la conversión es la que te permitirá atraer prospectos de calidad y alcanzar los objetivos relacionados con tu negocio, los cuales dependen, en parte, del tipo de blog que has decidido crear de antemano. Si se trata de un blog empresarial quizá te interese:

  • Aumentar el tráfico a tu sitio web
  • Generar leads
  • Generar conversiones
  • Fidelizar clientes

O bien, si tu blog es profesional quizá estén entre tus objetivos estas opciones:

  • Crear tu marca personal y ganar autoridad en la industria
  • Diferenciarte de otros profesionales independientes
  • Convertirte en un consultor o consultora empresarial
  • Mantener un canal de comunicación con los clientes

Sean cuales fueren tus objetivos, es recomendable que cumplan con el método SMART: que sean específicos, medibles, alcanzables, relevantes y limitados en el tiempo. De esta manera podrás estipular un periodo de prueba, medir los resultados de tu estrategia de contenidos y determinar qué ajustes son necesarios a corto y mediano plazo.

Para lograr que tu blog sea capaz de convertir a tus lectores en prospectos hemos preparado estos consejos que podrás aplicar tan pronto como lo tengas en funcionamiento. No caigas en el error de pensar que tendrás miles de visitas y conversiones por crear un artículo sobre un tema que conoces a fondo. Sin duda, serás capaz de crear contenido valioso con una visión experta, pero a la vez tienes que generar contenido que le interese a la gente. Nos referimos a temas que estén de moda: asuntos que los internautas estén buscando a través de preguntas en Google y otros buscadores.

9. Dirígete a tu audiencia ideal

Míralo de esta forma: los usuarios van a visitar tu blog siempre y cuando les ofrezcas algo valioso, de su interés, que llame su atención y que sea relevante. Los temas en boga tienen el potencial de generar muchas visitas en un blog. En definitiva, ¡conoce qué es lo que tu audiencia quiere leer!

En la actualidad existen muchas herramientas que facilitan este trabajo. Una de las más utilizadas es Buzzsumo, un buscador de trending topics y contenidos que circulan en las redes sociales. Solo necesitas escribir una palabra clave o sector y podrás consultar el nivel de interacción en diferentes canales.

Tu estrategia de contenidos debe estar fundamentada en la definición de tu buyer persona, es decir, el público objetivo ideal al que diriges tu contenido para convertirlo en un usuario recurrente de tu blog.

Supongamos que decidiste crear un blog de nicho de mercado. Este será la base para definir por lo menos un buyer persona. Es ese usuario, cliente en potencia, al que piensas dirigirte por medio de cada publicación y contenido desarrollado (videos, infografías, webinars) como parte de tu estrategia. Cada tipo de contenido tiene sus ventajas, siendo lo audiovisual lo más fácil de captar por la mente humana. Esto no significa que debas priorizar los videos, GIF y fotografías sobre las ideas escritas. El texto es fundamental en un blog, pues es su razón de ser.

Reflexiona acerca de estos puntos:

  • ¿Quiénes son tus buyer personas y qué problemas o asuntos quieren superar/encontrarles solución?
  • ¿Cuál es la información que requieren?
  • ¿Cómo prefieren consumir dicha información y por medio de cuáles canales?

Cuando tengas la respuesta a estas preguntas, crea un perfil demográfico de tu buyer persona. Imagina que se trata de una persona real con una edad, situación socioeconómica, estudios, gustos y aficiones definidas. Con esta información serás capaz de definir tu estrategia de contenidos.

Ahora que ya conoces el qué y el cómo, tienes que establecer el cuándo; en otras palabras, la periodicidad de tus publicaciones. El calendario de contenidos debe considerar un periodo de prueba, durante el cual medirás los objetivos de tu estrategia, definidos desde el inicio de este proceso.

Por último, recuerda que cada persona aprende de manera diferente. La mente es muy compleja: hay personas visuales, auditivas y kinestésicas. Te recomendamos que tu calendario de contenidos contemple formatos diferentes para satisfacer las necesidades de cada tipo de persona, dentro de los límites de tu definición de cliente ideal.

No te concentres solo en los artículos. Aprovecha cada pieza para crear apoyos o complementos; por ejemplo, una infografía puede necesitar un texto que la acompañe. A su vez, esa infografía podría convertirse en un video más explicativo. Las opciones son muchas: todo depende de tu creatividad.

10. Crea tu contenido

Hemos llegado al paso más emocionante en el camino de crear un blog y comenzar a trabajar en él: la primera publicación. Cuando estés listo o lista para hacerlo es muy importante que tengas a mano la siguiente información:

  • Objetivo del blog
  • Campaña
  • Buyer persona
  • Tipo de contenido
  • Palabra clave
  • Material complementario
  • Notas

Estos elementos son esenciales para que puedas crear un artículo balanceado en cuanto a forma y contenido de calidad. Es decir, ideas enfocadas en las necesidades de tu buyer persona, con un formato que resulte atractivo y suficiente material complementario (imágenes, gráficos, citas o videos) para que la lectura no resulte monótona.

Sigue los siguientes pasos y consigue que tu nueva entrada sea exitosa:

1. Planea el título y el primer párrafo

Seguramente has escuchado muchas veces que los internautas no leen, sino que escanean. Después de leer el título, la atención del usuario se centra en el primer párrafo. De ahí la importancia de convencerlo con unas cuantas frases de que aquello que está buscando se encuentra en ese artículo.

Hay dos aspectos clave a la hora de redactar un primer párrafo que sea capaz de enganchar al usuario:

  • La idea central del artículo, asociada a una palabra clave.
  • En qué medida el contenido será útil para el usuario. Es decir, los beneficios que aporta o los problemas que resuelve.

Es tan sencillo como eso. Desde luego que para lograr ese nivel de claridad en cada publicación necesitas saber de antemano qué buscan los usuarios y en qué formatos prefieren la información.

2. Usa las llamadas a la acción

Un call to action (CTA) o llamada a la acción es un botón o una imagen que sirve como enlace entre el contenido de un artículo o publicación y una página que contiene una oferta de valor para el usuario, ya sea una prueba de producto o un descuento.

Si has conseguido que tu publicación llame la atención y los usuarios se enganchen con el contenido, entonces podrás integrar estos elementos. Hazlo de diferentes maneras:

  • Mediante un banner situado a la mitad o el final del artículo.
  • A través de pop-ups a lo largo de la navegación.
  • Con una breve descripción del contenido y enlace al que deseas llevar al lector.
  • Mediante un botón situado al final del artículo.

Como hemos mencionado anteriormente, el contenido del CTA depende de las necesidades del buyer persona y de los productos u ofertas que estés promocionando. Por ejemplo, si tu blog pertenece a la categoría profesional independiente, y estás buscando posicionarte en el mercado como un asesor experto en temas de la industria, quizá te interese promover seminarios web con las llamadas a la acción.

Existen muchos tipos de llamados a la acción: pop-ups, botones, enlace, banners… Lo importante es saberlos personalizar de manera tal que sean atractivos e inviten, mediante un verbo descriptivo, a realizar una acción posterior. Puedes utilizar algo como: «Descarga aquí la guía de lead nurturing».

Incluye diferentes tipos de CTA y prueba cuál convierte mejor. Descarga nuestra plantilla de CTA completamente gratis. Tienes toda la libertad para personalizarlas con base en los requerimientos de tu marca.

3. Comparte tu contenido en las redes sociales

Al momento de crear tu blog incluye los iconos de las redes sociales más populares entre tu audiencia, para que los usuarios compartan los artículos o infografías que más les gusten. 

Una de las formas más sencillas de lograr que tu contenido se haga viral es insertar frases «posteables». Son aquellas frases que son perfectas para que un usuario las comparta en su perfil de Facebook o Twitter, junto con el enlace de tu publicación.

Es por esto que tu estrategia de contenidos debe considerar, también, una estrategia de redes sociales. Recuerda que lo ideal es invertir en socializar el contenido por lo menos el mismo tiempo que requiere la creación de un artículo; de lo contrario estarías desperdiciando la inversión.

Es muy importante que el lenguaje de tus publicaciones y el que empleas para promocionarlas en redes sociales considere el perfil de tu buyer persona. Muchos aspectos de tu contenido y promoción dependen de la demografía, estudios y lugar de residencia de esas personas, pero sobre todo de la forma de comunicarte con ellos, con el fin de convertirlos en clientes.

4. Utiliza imágenes atractivas para complementar el contenido

El uso de imágenes atractivas es crucial por diferentes motivos. En primer lugar, porque es otra manera de aumentar el número de «compartir» y «me gusta» en Twitter, Facebook y otras redes sociales, como Pinterest e Instagram.

Por otro lado, el uso de imágenes que apoyan el contenido e ilustran ideas interesantes ayuda al lector a comprender mejor lo que se expone en el artículo. Existen algunas herramientas que te permiten hacer diseños atractivos de manera muy sencilla. Una de ellas es Canva, un programa de diseño muy fácil de utilizar, con el que puedes hacer cosas bastante atractivas: imágenes, logos, ilustraciones y gráficos, por ejemplo.

Cómo hacer un blog: ejemplo de creación de gráfico en Canva

Imagen de Canva

La elección de los colores y la tipografía debería respetar el diseño de tu blog para no perder la unidad, y construir una marca que sea consistente en forma y fondo. Aun así, es posible que quieras experimentar con ilustraciones y gráficos más arriesgados. Hazlo y monitorea los resultados en redes sociales, así como en el número de visitantes y lecturas que tiene cada post. De esta forma encontrarás combinaciones afortunadas, incluso cuando tu material visual sea experimental.

5. Cuida la estructura y la forma en la que presentas la información

La estructura de tus nuevas entradas es muy importante. Así como el diseño impacta en el gusto y preferencia de los usuarios, un blog que cuida su estructura de forma detallada tendrá más éxito que otro en el cual la información está deshilvanada.

Ya hablamos de la importancia del título y el primer párrafo en un apartado anterior. Ahora te daremos algunos consejos muy útiles para que los pongas en práctica cada vez que escribas una publicación:

  • Utiliza párrafos cortos.
  • Haz listas de todo tipo: muestra ejemplos, conceptos o elementos de una idea más compleja.
  • Redacta frases inspiradoras y utiliza un formato de cita para destacarlas del resto.
  • Utiliza subtítulos para estructurar la información en secciones de lo más a lo menos importante.
  • Emplea imágenes que sustenten el contenido, no que lo repitan.
  • Cita contenido de valor como estudios de la industria o artículos académicos.
  • Utiliza artículos de referencia que no conduzcan al usuario con un competidor.

Con estas ideas en mente podrás organizar la estructura de tus publicaciones para lograr un mejor efecto en tus usuarios. Si tienes dudas sobre la pertinencia de algún contenido, entonces hazte la siguiente pregunta: «¿Esto es relevante para el usuario?». Si la respuesta es afirmativa, vas por buen camino.

El contenido es la clave para que una estrategia de inbound marketing aporte resultados a tu negocio. De ahí la importancia de crear un blog de calidad que favorezca la conversión. Hoy en día ya no es suficiente con redactar un artículo de 500 palabras y hacer clic en «Publicar». Ahora sabes que hay nuevas formas de atraer al usuario para deleitarlo y convencerlo de que tú eres su mejor opción.

Para publicar usando CMS Hub simplemente sigue los siguientes pasos:

  1. Entra a tu cuenta de HubSpot y ve, en el menú superior, a Marketing > Sitio web > Blog.
  2. En la esquina superior derecha haz clic en el botón Crear publicación de blog.
  3. Edita el contenido, agrega imágenes y llamadas a la acción desde el editor.
  4. Cuando hayas terminado, haz clic en Publicar o Programar.

En la mayoría de los CMS tienes que acceder al menú de entradas y a continuación hacer clic en la opción para añadir una nueva. El proceso podrá variar en cada plataforma, pero es bastante fácil de seguir.

Lo esencial es que te familiarices poco a poco con las opciones que ofrece cada herramienta. En términos generales, como dijimos, funcionan de manera semejante, pues en todos los casos se trata de plataformas de creación de contenido.

Si deseas conocer un poco más acerca de cómo crear un blog, te invitamos a que veas el siguiente video:

 

 

¡Hemos llegado al final! Con estos pasos tienes todo lo necesario para comenzar a crear contenido asombroso y lanzar tu blog profesional y orientado a la conversión. Consulta nuestra publicación acerca de los tipos de blogs para que explores tus posibilidades y comiences el que sea más relevante para tus proyectos.

como empezar un blog

 Blogging para empresas

Publicado originalmente el Oct 12, 2022 7:15:00 AM, actualizado el 14 de octubre de 2022

Topics:

Blog