¿Consideras que un plan de empresa se usa solo para los grandes proyectos? Lo cierto es que resulta esencial para todo tipo de negocios (medianos y pequeños): es fundamental contar con uno para tener una mejor estructura sobre la cual funcionar, una mayor organización y para ejecutar correctamente los procesos necesarios con el fin de materializar tu producto o servicio.

Si estás por emprender un nuevo negocio o quieres darle un impulso a uno que ya existe, compartimos contigo una guía para que realices tu plan de empresa paso a paso.

<< Descarga gratis el kit para crear un plan de marketing para tu start-up >> 

Abarca todos los aspectos de una empresa, desde los más particulares hasta los más generales. Inicia con la presentación del negocio, los socios, sus productos, el mercado en el que participa y el personal involucrado, su sistema de producción, las finanzas y el marco legal, así como las proyecciones de crecimiento de dos años en adelante.

Es posible que a lo largo del tiempo el plan de empresa se vaya modificando, pero seguirá sirviendo como la base para que un negocio esté en marcha.

¿Por qué debes contar con un plan de empresa?

Un plan de empresa sirve como la previsualización de un negocio. De esta forma puedes colocarlo sobre una balanza y decidir si el proyecto es viable o no. Con él es fácil localizar áreas de riesgo que se pueden presentar en tu emprendimiento e ir pensando en posibles soluciones. Además, te servirá para anticipar dificultades y estudiar las variables, para así hacer cambios y correcciones oportunas.

Del mismo modo, es una herramienta eficaz para detectar nuevas oportunidades de negocio y áreas en las que los procesos de la empresa puedan desarrollarse más para alcanzar mejores resultados. Asimismo, te ayudará a alcanzar altos niveles de rendimiento y productividad. Definitivamente contar con un plan de negocio te ahorrará más tiempo de lo que imaginas.

También sirve como una carta de presentación para socios, colaboradores e inversionistas que quieras incorporar en tu emprendimiento en un futuro. Un plan de empresa refleja mayor confiabilidad, profesionalismo y compromiso al exterior y, a su vez, brinda mayor consistencia a los procesos internos de tu negocio.

1. Define el proyecto

Lo primero que debes hacer es definir los elementos que explican de forma general a tu empresa. Entre ellos se encuentran:

  • Nombre del proyecto. Indica el nombre oficial de tu empresa (piensa bien cómo quieres que sea identificado tu negocio).
  • Resumen ejecutivo. Expón los aspectos más importantes de tu empresa, especifica a qué se dedica y qué productos o servicios son los que brinda.
  • Misión y visión. Especifica cuáles son los objetivos de negocio del proyecto a corto y largo plazo, así como los valores que lo rigen. 
  • Fecha de fundación. Añade el mes y año en que se inauguró tu empresa (idealmente debería ser la fecha en que constituiste legalmente tu empresa). 
  • Análisis FODA. Haz un listado de las fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas posibles de tu organización.

2. Establece tus productos o servicios

En este apartado describe todos los productos o servicios que vas a brindar. Puedes profundizar en la materia prima con que se elabora y los principales proveedores que tienes previstos.

Una recomendación especial: procura destacar las características que los diferencian de la competencia para resaltar su valor único. Es el momento ideal para hacer brillar a tus productos estrella: los protagonistas del proyecto.

3. Investiga al mercado

Por un lado, debes estudiar quiénes son o serían tus principales clientes. Haz un esbozo de sus características, tales como su edad, sexo, ubicación geográfica, nivel educativo, intereses, hábitos de consumo, intención y motivos de compra. De esta forma podrás segmentarlos por distintos criterios que te ayudarán a orientar mejor tus estrategias de mercado. 

De igual modo tienes que indagar el contexto social, económico, político y tecnológico donde la empresa tendrá presencia. Busca oportunidades de negocio al investigar el mercado en el que estás incursionando, así como el nivel de participación (competencia) de otras marcas que ofrecen los mismos productos o servicios que tú.

Echa un vistazo a nuestro kit gratuito para hacer investigaciones de mercado.

4. Fija los elementos administrativos

En tu plan administrativo determina cuántas y quiénes son las personas que formarán tu equipo de trabajo, la dirección de las diferentes áreas de la empresa, inversionistas, socios y consultores. En esta parte también especifica el número de vacantes, las habilidades necesarias para cada puesto y las actividades que va a realizar cada persona involucrada. 

Esta será la base del área de recursos humanos de tu negocio, donde también se abordarán los criterios para la selección de personal, los sueldos, los detalles de la contratación, la capacitación, entre otros aspectos. 

5. Analiza los procesos operativos

Aquí te vas a centrar en la organización interna de tu futura empresa, para ello debes organizar los procesos necesarios para elaborar tus productos u ofrecer servicios. En el caso de que tu compañía elabore todo desde cero deberás tener en cuenta costos (materia prima, maquinaria, instalaciones, mano de obra, control de calidad, energía, mantenimiento, etc.) y tiempos del sistema operativo entero. En el caso de que tú no seas productor (o no seas el único) incluye los proveedores que necesitas para llevar a cabo tu idea de negocio.

6. Plantea la estrategia de marketing

Para abrirte paso entre tu público objetivo es necesario que fijes una estrategia de marketing para dar a conocer tu empresa. De la mano de la investigación de mercado que ya realizaste vas a enfocarte en desarrollar la conciencia de marca con una precisa campaña de branding. Sin duda, esto te ayudará a impulsar tu negocio.

En este apartado de tu plan de empresa es necesario decidir si implementarás marketing digital, tradicional o ambos; si es necesario que tu negocio cuente con una página web y redes sociales, así como los medios de contacto: por ejemplo, una línea telefónica y correo electrónico.

7. Estima los recursos financieros

El plan financiero es uno de los más importantes, ya que definirá si la inversión del proyecto es viable o no. Para ello hay que hacer un registro de todos los recursos que entrarán y saldrán del negocio. Aquí debes especificar todos los gastos (sueldos, costos de materia prima, alquiler, agua, luz, gas, transporte, marketing, entre otros) que necesita erogar la empresa para funcionar.

Por otro lado, debes calcular las ganancias que obtendrás. Para ello deberás a cotizar el precio que le asignarás a cada producto y restar el costo de producción. Asimismo, realiza las proyecciones de ventas por al menos tres años después de que inicie el proyecto. De esta forma, tendrás un estimado del punto en que comenzarás a recuperar la inversión.

8. Determina la estructura legal

En este apartado vas determinar la estructura legal de tu empresa, es decir, por quién será dirigida y si tendrás socios o inversionistas. Según lo que decidas, tu compañía puede llegar a ser una organización autónoma; una asociación comunitaria, limitada o anónima, o hasta una fundación. Con ello también se definirá cuáles serán tus obligaciones fiscales.

Haz una lista de todos los miembros (o socios) que van a participar, así como su función.

9. Añade el croquis de la empresa

Para facilitar la dirección a posibles colaboradores, socios o inversionistas, es preciso que incluyas en el plan de empresa un croquis de la ubicación física de tu negocio.

10. Compila y revisa todos los apartados

Una vez que hayas terminado los pasos anteriores, revisa bien toda la información recaudada, y si es necesario, rectifica datos que pudieron haber cambiado. Luego organiza la información en el siguiente orden, que también puedes interpretarlo como el índice de tu plan de empresa.

  • Presentación del proyecto
  • Estudios de mercado
  • Plan administrativo
  • Plan operacional
  • Plan de marketing
  • Plan financiero
  • Estructura legal
  • Ubicación

A continuación, verás algunos ejemplos útiles de planes de empresa.

1. Ejemplo de plan de empresa de Frederic Schad

El plan de empresa de Frederic Schad, que brinda servicios de logística de carga y transporte, está enfocado en mejorar sus procesos de aduana y de almacenamiento. En el documento completo podemos apreciar el resumen ejecutivo de la compañía, descripción del proyecto, objetivos, etapas del proyecto, análisis FODA, mejora de áreas, propuesta de optimización y costos. 

Ejemplo de plan de empresa: Escuela de organización industrial

Imagen de Calameo

2. Ejemplo de plan de empresa de Distribuciones José Luis Latorre Civera

Por su lado, este plan de empresa de una compañía que suministra bebidas alcohólicas, refrescos y snacks, es el ejemplo de un estudio a profundidad para decidir si es viable o no introducir una nueva línea de producto en una organización. Incluye una introducción de la compañía y del proyecto, antecedentes, análisis del entorno, plan de operaciones y procesos, organización y recursos humanos, plan de marketing, análisis financiero y conclusiones. 

Ejemplo de plan de empresa de Universitat Politécnica de Valencia

Imagen de Universitat Politècnica de València

3. Ejemplo de plan de empresa de Internacional Española de Maquinaria

Lo que vemos a continuación es el ejemplo de una presentación de proyecto o resumen ejecutivo de un negocio. Es el caso de Internacional Española de Maquinaria, que se dedica al alquiler y renta de maquinaria pesada para la construcción. En él propone expandir su negocio a Bulgaria. Plantea sus oportunidades de negocios, su ventaja competitiva, sus objetivos, quiénes son sus dirigentes y cuál es su estado financiero. 

Ejemplos de un plan empresarial: Internacional española de maquinaria

Imagen de Programa de pre-incubación

Estamos seguros de que ahora tienes más claro cómo redactar un plan de empresa. Como verás este documento es la base de todo negocio, por lo que es esencial que se realice antes del emprendimiento de cualquier proyecto. Así podrás visualizar cómo va a funcionar y determinar si es viable hacerlo, tanto lógica, física, económica y legalmente.

Cómo crear un plan de marketing donde podrás desarrollar tus esfuerzos de marketing, tu equipo, tu estrategia y el mensaje de tu marca.

 Startups Guía

Publicado originalmente el 07 de diciembre de 2021, actualizado el 07 de diciembre de 2021

Topics:

Emprendimiento