<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1577323492557160&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Rediseño web y estilo inbound: conceptos inseparables

diseno pagina web

diseno pagina web

Hay dos iniciativas de marketing de las que suelo oír hablar con más frecuencia: por una parte, la adopción de estrategias inbound, y por otra, la planificación de un rediseño de sitio web.

La buena noticia es que el rediseño web y el inbound marketing mantienen una especie de relación simbiótica. Para los no científicos, una relación simbiótica es un fenómeno que se da en la naturaleza cuando dos organismos dependen el uno del otro para sobrevivir. Por ejemplo, los peces payaso limpian las anémonas de mar de bacterias nocivas a cambio de protección ante los depredadores.

<< Descarga gratis la guía paso a paso para re-diseñar tu página web >>

Este es el mismo tipo de relación que existe ente el rediseño web y una estrategia de inbound marketing: un nuevo y atractivo rediseño web hace mejora la apariencia del inbound marketing, mientras que el inbound marketing ayuda a un sitio web a convertirse en una máquina para generar oportunidades de venta. La clave para que esta simbiosis tenga éxito reside en comprender las diferentes formas en las que cada elemento contribuye al éxito del otro.

Si bien es muy importante que el inbound marketing esté presente a lo largo de toda la estrategia web, estas son las tres áreas en las que es absolutamente necesaria una relación simbiótica entre el inbound marketing y el rediseño de un sitio web:

1) Estructura del sitio web

¿Alguna vez te ha pasado que, mientras cocinabas, te diste cuenta de que se te olvidó añadir un ingrediente clave para tu plato? ¿Y te ha pasado cuando ya habías metido el plato en el horno para cocinarlo? A mí, sí, y no te imaginas lo mucho que me fastidia.

Esta misma situación puede darse si no incorporas elementos del inbound marketing en el rediseño de tu sitio web. Decidir cómo vas a integrar estos elementos clave del inbound marketing (p. ej., videos, imágenes, diseños interactivos, etc.) en la estructura del sitio web es la primera iteración crítica que debes llevar a cabo. De este modo, ahorrarás tiempo y dinero y evitarás el derroche innecesario de recursos, además de poder sentar las bases para el éxito de tu lanzamiento.

En numerosas ocasiones he podido ver que profesionales del marketing lanzaban un sitio web nuevo creado en función del diseño, y no de la funcionalidad, sin haber adoptado tácticas inbound en su desarrollo. Es aquí cuando acabamos haciendo innumerables cambios (a mejor) que se podrían haber evitado si hubiésemos pensado en la estrategia antes que en el diseño.

Por este mismo motivo, en lugar de agregar estos elementos inbound después de lanzar el sitio web, te recomendamos que lo hagas durante el proceso: hazlo de manera correcta y los resultados de tu nuevo diseño serán mucho más satisfactorios.

2) Alineación de contenido

La creación de contenido es, obviamente, una piedra angular en la estrategia de inbound marketing de cualquier empresa, y la mayoría de las empresas comienza a crear contenido a través de un blog, lo cual es una idea magnífica. Cualquiera que haya comenzado a redactar un blog corporativo sabe que no hay mejor momento para empezarlo que ahora, ya que los motores de búsqueda tardan un tiempo en indexar las páginas web nuevas.

No pospongas la creación de un blog hasta haber lanzado el sitio web: cuanto antes lo empieces, mejor.

Para seguir con esta relación simbiótica, el rediseño del sitio web proporcionará la oportunidad de una estrategia de palabras clave y posicionamiento de temas. Las copias antiguas se actualizan, y las palabras clave y temas nuevos pueden buscarse e integrarse, y además se pueden crear nuevas páginas para apoyar estas oportunidades de palabras clave. El rediseño web es la pizarra en blanco y inbound marketing, el lápiz.

3) Experiencia del usuario (UX)

Después de ver cómo muchas empresas han implementado rediseños de sitio web, puedo afirmar con contundencia que las empresas que utilizan el inbound marketing de la forma más efectiva son las que manejan y desarrollan buyer personas adaptando su sitio web según la experiencia que quieran otorgar a cada persona.

Estructurar un sitio web con base en los distintos buyer personas no es nada fácil: es necesario hacer búsquedas, planear y considerar cuidadosamente qué páginas se adaptan a qué público. Evidentamente, este es el elemento más difícil de poner en marcha con carácter retroactivo tras haber rediseñado el sitio web.

Y como si pensar en los buyer persona no fuese suficiente, también es importante estructurar un sitio web según las diferentes etapas de decisión en las que se encuentran los usuarios. No todo el mundo está dispuesto a comprar cuando llegan a un sitio web, y por eso la adaptación de los contenidos es imprescindible para fomentar la generación de clientes.

Si tus buyer personas y el proceso de decisión del cliente están claramente definidos y aplicados en todo el rediseño de la página web, te ahorrarás muchos dolores de cabeza una vez que el sitio se haya lanzado. 

El rediseño de sitios web y el inbound marketing tienen mucho más en común de lo que parece, y todos los elementos en común representan una oportunidad de beneficio mutuo.

Por ello, si estás pensando en integrar ambos, recuerda hacerlo de forma simultánea para evitar así cualquier pérdida de oportunidades y el uso innecesario de recursos.

Puede parecer más trabajo de lo que pensabas, pero vale la pena. Confía en mí, he estado en el mismo lugar que tú.

¿De qué otras formas puede un sitio web beneficiarse del inbound marketing y viceversa?

New Call-to-action

Enjoy this article? Don't forget to share.