Una redirección 301 es un recurso ampliamente utilizado en el marketing digital y en SEO técnico, en lo que al tratamiento y administración de sitios web se refiere. En esencia, el objetivo detrás de una redirección 301 es redirigir de manera permanente una URL a otra. Pero, ¿qué es técnicamente una redirección 301?

Por ejemplo, si tu sitio web anterior era www.sitiowebatractivo.com y ahora te gustaría cambiarlo a www.superatractivositioweb.com, deberás aplicar una redirección 301 desde la URL antigua a la nueva. De esta forma si alguien escribe tu antigua URL (o hace clic en algún link con tu antigua URL), este será enviado automáticamente a tu nueva URL. 

Una redirección 301 suele describirse como una «forma de cambio de dirección» que puedes obtener en una oficina de correos. Dicho de una forma simple si alguien no sabe que te mudaste, debes asegurarte de que todo el correo que llegue a tu antigua dirección se envíe a tu nueva dirección.

Entonces, ¿qué significa esto para los especialistas en marketing y los dueños de negocios? He aquí dos consejos para tus redirecciones 301 que son útiles para que tus mejores leads y clientes te encuentren.

<< Evalúa tu sitio web con nuestra herramienta gratuita >> 

Redirección 301: 2 consejos antes de comenzar

1. Define una redirección 301 entre las versiones http:// y http://www de tu dominio.

¿Sabías que http://sitiowebatractivo.com  y http://www.sitiowebatractivo.com se consideran dos sitios web diferentes? Aunque en el momento podríamos considerar las dos versiones la «mismo URL», en realidad son diferentes e hipotéticamente podrían conducir a un contenido diferente.

Consejo de marketing: Asegúrate de tener una redirección 301 entre la versión http:// y la versión http://www de tu sitio web. Si no lo haces, todos los enlaces entrantes que apuntan a http://www.sitiowebatractivo.com  no pasarán la autoridad a http://sitiowebatractivo.com y viceversa, y esto es algo que perjudicará tu SEO.

Aquí hay otra forma de ver esto: imagina que http://www.sitiowebatractivo.com tiene 10 sitios web que se enlazan con él y http://sitiowebatractivo.com tiene 10 enlaces entrantes también. Internet verá tu negocio como si tuviera dos direcciones URL, ambas con solo 10 enlaces. ¡Esa es una oportunidad perdida para lograr una mejor clasificación en los motores de búsqueda!

Al crear una redirección 301, ahora Internet verá una única dirección URL atribuida a tu negocio con 20 enlaces sólidos. Los clientes de HubSpot pueden hacer esto mediante la opción «Nombres de dominio» en Configuración, donde pueden configurar el DNS. Otra opción es hablar con tu proveedor de alojamiento o web master. 

2. No te mudes a un nuevo dominio sin configurar una redirección 301 primero

¿Estás pensando en renovar tu marca? ¿Piensas a revitalizar tu imagen? ¿Vas a refrescar el diseño de tu sitio web? Quizás también estás considerando cambiar el dominio de tu sitio web. Parece razonable, pero asegúrate de hacerlo de la manera correcta. De lo contrario, te estás disparando en el pie.

Sin embargo, quizás estás pensando, «Espera un momento…  Ya no QUIERO más esa URL. ¿Por qué querría usar una redirección 301 permanente para conectarlo con mi nuevo URL?»

La respuesta es muy sencilla: porque sin la redirección, estarías tirando por la ventana la autoridad en la web que tu dominio anterior logró alcanzar. Todos los enlaces entrantes que se ganó tu antiguo dominio conducirán a tierra de nadie y, lo que es peor, es que ya no te enviarás crédito de SEO a TI MISMO. ¿No deseas conservarlos? Recuerda: los enlaces son oro.

ToysRUs cometió este error cuando compró Toys.com en un intento por lograr una mejor clasificación con la palabra clave “toys” (juguetes). (Recordemos que la compañía ya se encontraba muy bien ubicada y posicionada). Irónicamente, ToysRUs olvidó hacer una redirección 301 entre el viejo dominio y el nuevo dominio Toys.com, con lo cual provocó la pérdida de su autoridad SEO y una ubicación peor. Un desastre que se podía evitar.

Consejo de marketing: No empieces desde cero al crear un dominio nuevo. Configura una redirección 301 desde tu URL antigua a la nueva para que los enlaces entrantes a tu dominio viejo envíen la misma autoridad a tu dominio nuevo. ¡Fácil y muy útil!

1. Localiza el archivo .htaccess

Para hacer tu redireccionamiento 301 tienes que localizar en tu servidor un archivo llamado .htaccess, el cual podrás encontrar en la raíz de tu servidor .

Redireccionamiento 301: archivo .htaccess

2. Modifica el archivo .htaccess con base en lo que desees conseguir.

Aquí es donde deberás prestar más atención, pues deberás ejecutar diferentes acciones dependiendo de lo que desees conseguir.

1. Redirigir tu dominio a un dominio nuevo

Si desear redirigir tu domino a un domino nuevo manteniendo la estructura de la URL, deberás editar el archivo .htaccess insertando el siguiente comando: Redirect 301 /http://newdomain.com/

2. Redirigir tu dominio completo

Si lo que buscas es redirigir tu dominio completo, incluyendo todo el contenido que tienes alojado allí, a la raíz de un dominio nuevo, deberás editar el archivo .htaccess ingresando: RedirectMatch 301 ^(.*)$ http://newdomain.com/

3. Mover un directorio manteniendo su estructura

Si deseas mover o redirigir un directorio manteniendo toda la estructura que se encuentra debajo de este, deberás modificar el archivo .htaccess ingresando: Redirect 301 /antiguo-directorio/ http://dominio.com/nuevo-directorio/

4. Redireccionar una página a otra

Para redirigir una página a otra, el comando adecuando con el cual deberás modificar el archivo .htaccess es: Redirect 301 /pagina-antigua/ http://dominio.com/pagina-nueva/

¿Cómo hacer una redirección 301 en WordPress?

Ya sabes cómo hacer una redirección 301 editanto el archivo .htaccess; sin embargo, si eres usuario de WordPress podrás hacer uso de un plugin para replicar este proceso.

1. Lo primero que debes hacer es acceder a WordPress en tu sitio y buscar en el menú vertical la opción llamada «plugins».

2. Haz clic en la opción «Agregar nuevo». Ahora, ubica en tu esquina superior derecha el campo de búsqueda y escribe SEO Redirección.

3. Elige la opción del plugin y haz clic en «Instalar ahora». Espera unos cuantos segundos para que el plugin sea instalado y luego haz clic en activar.

4. Una vez el plugin esté activado, vuelve al menú vertical y ubica la opción «Configuración». En ella encontrarás la opción «SEO Redirección»

5. Una vez elijas la opción, aparecerá el panel de SEO Redirección. Solo tienes que hacer un clic en «Add New» para comenzar el redireccionamiento. 

¿Por qué son importantes las redirecciones 301?

Además de las razones técnicas enunciadas anteriormente, los redireccionamientos 301 son bien vistos por Google. Es importante que los motores de búsqueda no pierdan el tiempo buscando tus páginas web, por lo que mantener tu sitio libre de errores 404 y de contenido obsoleto te ayudará a obtener un mejor posicionamiento.

Imagina que tienes un sitio web con más de 100 direcciones (URL de producto, blog, servicios, contáctenos, entre otras). Google, por su parte, las indexará y clasificará para poder mostrarlas a los usuarios cuando estos realicen búsquedas relacionadas con las palabras claves para las que tu sitio web está posicionado actualmente.

Imagina, además, que tu sitio web es un ecommerce y deseas cambiar el nombre de algunas referencias, pues has cmabiado de proveedor. ¿Cómo hacer que Google «olvide» esas URL y las cambie por las nuevas? La respuesta es muy sencilla: con una redirección 301 desde la URL antigua a la nueva, por ejemplo: de «https://mitiendaonline.co/botines-umbro-futbol» hacia «https://mitiendaonline.co/botines-puma-futbol».

Así, Google entenderá que debe eliminar la URL antigua de su base de datos y la cambiará por la nueva, manteniendo todo el posicionamiento SEO. 

¿Cuándo hacer una redirección 301?

Hacer una redirección 301 es algo que no debe tomarse a la ligera. No obstante, existen diferentes circunstancias que justifican llevar a cabo este tipo de redireccionamientos. Estas son algunas de ellas:

  • Cuando deseas o debes hacer un cambio de dominio.
  • Cuando deseas realizar un cambio en las URL para que, por ejemplo, sean semánticas (o amigables) o incluyan una palabra clave en específico.
  • Cuando deseas aprovechar el posicionamiento de un post antiguo ya obsoleto para crear un artículo nuevo con un contenido de mayor calidad y actualizado. 
  • Cuando deseas corregir errores 404 en tu sitio web (lo cual, además, cuidará tu SEO).

Las redirecciones 301 son muy prácticas y útiles en lo que al SEO se refiere. Sin embargo, debes usarlas estratégicamente para poder ver las ganancias en tu tráfico orgánico. Adicionalmente, asegúrate de que no existan problemas con las redirecciones 301 en tu sitio web, ya que estos podrían estar afectando negativamente tus esfuerzos SEO actuales y futuros.

Website Grader

Publicado originalmente en marzo 19 2021, actualizado marzo 21 2021

Topics:

SEO técnico