La misión y visión son dos valores corporativos que estableces cuando fundas tu empresa. Ambos determinan qué ofreces y hacia dónde vas; son clave para que tus acciones tengan un rumbo y alcances tus objetivos. ¿Pero cuáles son exactamente las diferencias entre misión y visión?

En primer lugar, la visión responde a lo que pretender lograr con tu empresa; en segundo lugar, la misión responde cómo alcanzarás dichos logros. Pero veamos más en detalle este par de aspectos:

<< Descarga gratis la guía para redactar una misión y visión para tu empresa >> 

5 diferencias entre visión y misión

1. Diferencia entre misión y visión por su objetivo

El objetivo de la misión es establecer qué hace la organización y para quién lo hace. Aquí deberás señalar de forma concreta qué haces y para quién. 

Por ejemplo, si nuestra empresa fuera de reciclaje una misión indicaría algo así: «Facilitar a las empresas soluciones de excelencia tecnológica que les facilite la gestión de desechos»

El objetivo de la visión es señalar dónde quieres que esté la organización, por qué se visualiza ahí y cómo llegará a ese punto. Esto te dará una guía para trabajar todos los días hacia una gran meta como empresa, pero con una incidencia potente en los clientes, un grupo, la sociedad o el mundo. 

Por ejemplo, una visión sería así: «Queremos contribuir a un mundo mejor, haciendo del reciclaje una herramienta de transformación social, económica y ambiental». 

2. Diferencia entre misión y visión por tiempo

Tiene que ver con el momento en el que ambos conceptos ocurren. La visión está situada en un tiempo presente, es decir, señala qué es la empresa en este instante y qué ofrece actualmente; por lo tanto, es un concepto sumamente realista. Veamos un ejemplo de la aerolínea Avianca: «Conectamos al mundo con Latinoamérica, buscando dar siempre más, con la mejor gente y tecnología para una experiencia excepcional».

Por otro lado, la visión es una proyección a futuro, por ello tiene un grado de incertidumbre y está más abierta a transformarse, según los cambios que transcurran con el tiempo: «Seremos la aerolínea latinoamericana preferida en el mundo».

3. Diferencia entre misión y visión por su localización geográfica

En la misión, la empresa se refiere a sí misma en términos locales o regionales, mientras que para la visión se expresa algo más aspiracional y global.

La misión siempre está situada en un lugar específico, es decir, el lugar donde ya opera tu organización. Por ejemplo, una empresa fabricante de artículos escolares podría decir en su misión: «Ofrecemos los mejores precios en papelería de Madrid».

Pero la visión amplía sus alcances porque estos todavía no ocurren; entonces puedes especular y ser optimista, así que puedes manifestar lo que aspiras a ser, por ejemplo: «Seremos la marca líder de papelerías de la Unión Europea»

4. Diferencia entre misión y visión por sus acciones

Ahora pensemos en cuáles son las acciones que conlleva una misión y visión. Así notarás la diferencia entre ambas.

La misión tiene como punto de partida el ADN de tu organización: los procesos, estrategias, el talento, etc. con los que cuenta actualmente. Serían las armas que posee tu empresa. Por lo tanto, las acciones son inmediatas, permanentes y específicas (lo que puede realizar tu compañía hoy).

Mientras que el punto de partida de la visión es etéreo. Todavía no existe, pero va ligado a todo lo que hagas con la misión; por lo tanto, sus acciones son más integrales y de largo plazo. Es como una brújula que orientará cada estrategia que se desprenda de tu misión.

Por ejemplo, la misión de una empresa fabricante de camisas y camisetas diría: «Ofrecer la mejor calidad textil con tecnología de punta» y la visión: «Ser un referente de la moda casual».

Notarás que la misión habla en concreto de usar tecnología de punta; las acciones tienen que ver con los procesos de fabricación textil y las máquinas modernas. Mientras que la visión habla de ser un «referente de la moda». Esto no solo lo logrará con procesos eficientes de fabricación ni con maquinaria y tecnología de punta, sino que conlleva acciones más complejas como excelente servicio al cliente, selección de materias primas de alta calidad, entregas adecuadas, puntos de venta bien ubicados, entre otras.

5.  Diferencia entre misión y visión por cómo se construye 

Para construir la misión hay que observar detenidamente a tu empresa y determinar qué hace día con día. Puedes abordar las siguientes cuestiones prácticas:  

  • ¿Cuál es el producto o servicio ofrece tu negocio?
  • ¿Cuáles son las ventajas competitivas de tu empresa?
  • ¿Quiénes son tus clientes?
  • ¿Cómo llevas a cabo tus procesos de planeación, producción, promoción y ventas?

La visión se construye imaginando e idealizando el escenario en el que tu organización estará a largo plazo. Puedes formularte preguntas como las siguientes;

  • ¿Cómo cambiarás la vida de las personas?
  • ¿Cómo será la evolución de tu empresa?
  • ¿Dónde quieres estar?
  • ¿Cómo visualizas a tu talento humano, tus procesos, la personalidad de la marca en diez años?

Diferencias entre misión y visión

Ahora ya sabes cómo distinguir la visión y misión de una empresa. Ambas son parte de la cultura organizacional y hablan del perfil de tu negocio; las dos son importantes y es recomendable que su redacción sea coherente y concreta. Además es importante que tanto tu misión como la visión puedan implementarse realmente en tu negocio y no queden solamente como bellas frases que no sean congruentes con tu compañía, tus procesos o tus colaboradores.

Puedes apoyarte en este manual para redactar adecuadamente la misión y visión de tu empresa. También es recomendable ver ejemplos de misión y visión de diversas empresas (en diferentes sectores e industrias) para analizar su estructura, originalidad, autenticidad y si representan realmente lo que hacen y hacia dónde van. Así tendrás algunas ideas inspiradoras para tu organización.  

Cómo crear la misión y visión de tu empresa
 Misión Visión

Publicado originalmente el 08 de diciembre de 2021, actualizado el 17 de diciembre de 2021

Topics:

Branding