11 min remaining

¿Implementar DevOps o no hacerlo? En los últimos años se ha vuelto realmente popular este término, lo que seguramente te ha hecho preguntarte si deberías utilizarlo en el desarrollo de tus programas.

Esta práctica promete crear un mejor futuro para el desarrollo de software y ha llegado a renovar las fórmulas tradicionales de la industria.

En este artículo te diremos qué es este enfoque de desarrollo de software, sus beneficios y cómo puedes implementarlo en tu flujo de trabajo.

<< [Reporte gratuito] >> Descarga el reporte sobre el estado de las ventas en  España y América Latina

El nombre proviene de la síntesis de dos conceptos: desarrollo (development) y operaciones (operations). Esto se refiere a que el enfoque busca integrar los dos aspectos para hacer más eficiente el proceso de construcción, prueba y despliegue de software. Mediante el trabajo en equipo, la automatización y la realización de pasos interactivos se persigue mejorar la forma en que se trabaja en los departamentos de ingeniería.

Hasta hace unos años, los responsables de desarrollo y de operaciones trabajaban de forma aislada, pero gracias a este enfoque se pueden crear puentes productivos entre ambos, solucionando algunas limitantes del trabajo no sincronizado. 

Piénsalo de esta manera. Un enfoque tradicional asume que existen diferentes líneas de trabajo, en las que un paso es seguido por otro hasta llegar al producto final. Por ejemplo, una vez terminado el proceso de desarrollo, el producto pasa a la evaluación y prueba en la etapa de operación. Esta práctica fomenta la falta de comunicación y la exención de responsabilidades.

Por el contrario, el enfoque DevOps parte de que ambos procesos son una combinación iterativa de pasos que no tienen un fin último. Imagínalo como el siguiente diagrama:

Diagrama de DevOps

Así, se eliminan los problemas de falta de comunicación o coordinación de los equipos, creando un ecosistema integral. Al mismo tiempo, esta estrategia permite llevar a cabo actualizaciones constantes a un programa para mantenerlo en óptimas condiciones. Además, debido a que cada paso está ligado con el anterior, es mucho más sencillo identificar errores y delegar responsabilidades. 

Como puedes ver, DevOps es una metodología de trabajo que se compromete con la agilidad y que parte de que la revaluación iterativa de tus proyectos asegura mejores resultados.

Cómo funciona DevOps

El principal objetivo de DevOps es unificar el flujo de trabajo del equipo de desarrollo, disminuyendo la pérdida de tiempo, los desaciertos y la aparición de bugs en las fases de desarrollo y operación. Esto se logra al unificar los dos roles y promoviendo un pensamiento de prevención e identificación de errores previos al lanzamiento de un programa. Así, al hacer que la fase de operación corra al mismo tiempo que la de desarrollo se pueden esperar mejores resultados y la detección temprana de problemas.

En sí, lo que DevOps hace es evitar algunas de las limitantes clásicas del desarrollo de software, poniendo al frente una búsqueda de continuidad en los procesos que, en realidad, nunca acaba. Esto hace que el producto se perfeccione sin fin en cada etapa del proceso.

Asimismo, esta metodología fomenta la comunicación entre equipos y personal. Por ejemplo, el equipo de desarrollo puede necesitar información sobre tiempos de carga o sobre la configuración de la base de datos, mientras que el de operaciones necesita considerar las implicaciones de la programación en el diseño del programa. Estos datos solo se conseguirán trabajando de la mano unos con otros.

Gracias a esta metodología, puedes ahorrarte esas correcciones de último minuto que pudieron haber pasado desapercibidas hasta el momento del despliegue del software. Por supuesto, requiere de una ingeniera o ingeniero DevOps que unifica los procesos.

Qué es lo que DevOps hace

Desde un punto de vista tradicional, el equipo de desarrollo tiene una única obligación: producir las líneas de código de un programa y entregarlo cuando se sientan felices con su desempeño. La solución de todos los problemas en el programa, ya sea por errores o por bugs, identificados después de la entrega, corresponderían entonces al equipo de operaciones.

Si bien este enfoque parecía funcional, lo cierto es que ralentizaba el ciclo de construcción de programas y provocaba grandes pérdidas de tiempo a las empresas. Por el contrario, DevOps enseña a los equipos a planear conjuntamente su flujo de trabajo, a resolver problemas al momento y a comunicar de mejor manera sus necesidades y los requisitos del proyecto.

Además, esta metodología añade algunas capas adicionales de protección a tu flujo de trabajo, fomentando que no se pase por alto ningún problema y que el producto final correrá a la perfección.

El ciclo de vida DevOps

El ciclo de visa del enfoque DevOps puede parecer un poco diferente entre organizaciones, pero todos obedecen a los mismo principios que hemos tratado. Revisemos cómo luce el DevOps en la práctica.

Planificación

La etapa de planificación consiste en crear un ciclo de vida para tu proyecto. Pero diferente a un enfoque tradicional; en el caso de DevOps tu plan debe considerar la repetición de las fases las veces que sean necesarias y no por única ocasión. Así, tu planificación debe tomar en cuenta la iteratividad de procesos.

Esto también significa que todas las fases de tu proceso están hiladas, haciendo que la interacción previa te dé información para la actual, y que esta alimente a futuras revisiones. Así, ningún aspecto del proceso quedará fuera de tu planificación. 

Escritura de código

La fase de escritura de código consiste en la redacción de las líneas que conforman a tu programa. En esta etapa, los desarrolladores crearán el código con base en los requerimientos estipulados en la planeación y deberán asegurarse de que el producto responda a los requerimientos de la operatividad.

Construcción

La etapa de construcción es aquella en el que los trozos de código son integrados al proyecto o, en su caso, cuando a un proyecto terminado se le añaden líneas de código. Esto puede ser hecho por diferentes medios, pero el más común es usando GitHub o alguna plataforma de control de versiones.

Probablemente tus desarrolladores integrarán líneas de código nuevas que deberán ser aprobadas. Esto generalmente busca añadir nuevas funcionalidades a un programa, arreglar bugs o corregir problemas en el software.

Prueba

La prueba es aquel momento del proceso en el que los equipos llevan a cabo las evaluaciones necesarias para saber si el proyecto funciona como es esperado. En este paso, los equipos deberán poner a prueba el producto con casos extremos o de alta complejidad para evaluar su respuesta. Esto puede dejar en evidencia que el sistema no está listo para enfrentar problemas multifactoriales o demasiado agresivos.

Lanzamiento

La fase de lanzamiento es aquella en la que el código del proyecto ha sido verificado y está listo para ser desplegado para su revisión final. En caso de que la prueba corra exitosamente, que cumpla con las necesidades del proyecto y que no existan problemas o bugs, el producto estará listo para la etapa de despliegue

Despliegue

El despliegue ocurre cuando un proyecto ha sido alistado para un ambiente de uso y funciona de forma correcta en él. Desde un enfoque tradicional, podría decirse que es una prueba final llevada a cabo por el equipo de operaciones. En el caso de DevOps es una responsabilidad común.

Operación

La fase de operación ocurre cuando los equipos corren el programa en un ambiente de uso común y, además, se evalúa su utilización por usuarios reales. Este paso es esencial, pero no es el fin del proceso. En cambio, es el momento ideal para que se identifiquen aspectos que hayan sido pasados por alto.

Con esta información en mente, se puede optimizar el código o el programa en general en futuras iteraciones para hacer que funcione a la perfección.

Monitoreo

El monitoreo es el paso que sigue a la operación del sistema. En esta fase se deben recopilar todos los informes de problemas, comentarios, retroalimentaciones y oportunidades de mejora para trabajar en el software. Esta información debe ser considerada en la siguiente iteración del proceso para que los equipos de desarrollo y operación los integren en la nueva planeación.

Como puedes ver, estos pasos siempre llevan a un reinicio del proceso. 

Por qué es importante DevOps

La principal razón por la que DevOps es importante y deberías considerarla en tu organización, es porque te permite tener un mejor flujo de trabajo. Por ello, cualquier empresa en el sector tecnológico —especialmente las SaaS— pueden beneficiarse enormemente por esta metodología.

Si te interesa producir software de alta calidad con actualizaciones continuas y bajo número de bugs, con una mejor comunicación interna y bajas cargas de trabajo, DevOps es para ti. Pero, aun más, si a tu empresa le interesa mantenerse actualizada en las tendencias del desarrollo de software, estándares de calidad y buenas prácticas de trabajo, sin duda debes considerar esta metodología.

El desarrollo de software es un mapa que siempre se está transformando. Con él cambia la información, las herramientas y la tecnología para promover la eficiencia y mejora continua. En este campo, lo último que quieres es quedarte atrás con prácticas antiguas. 

5 principios de DevOps

Los principios del DevOps son muy simples y pueden ser resumidos en 5 grandes puntos. Exploremos cada uno de ellos.

Pensar desde el punto de vista del usuario

Pensar desde el punto de vista del usuario significa resolver todas las situaciones necesarias para que tus clientes tengan una guía experiencia en el uso de tu software. Si lo haces, por seguro ahorrarás tiempo, dinero, energía y recursos que serán muy valiosos para tu empresa. Al asumir un enfoque de prevención e identificación de problemas, también ayudarás a que tu equipo resuelva las cosas en lo inmediato.

Poner a la continuidad al centro de la estrategia

Este es uno de los principios constitutivos del enfoque DevOps debido a que, como hemos afirmado, es fundamentalmente iterativo. Debido a que el ciclo DevOps es continuo, cada paso dentro de él también debe serlo. Aplicar integraciones, entregas y despliegues continuos (CI/CD) es un buen ejemplo de implementación DevOps; con esta visión, la prueba, lanzamiento y monitoreo de tus productos será parte del día a día.

Considerar el ciclo de vida de forma integral

Así como cuando hacemos un plan de vacaciones o de fin de semana, en DevOps siempre querremos estar preparados para todo y que nuestro plan se cumpla a la perfección. Por ello, es tan importante que en la primera etapa de tu proceso realmente consideres todos los puntos desde el inicio hasta el final. Esto puede salvarte de horas de trabajo y ayudarte a identificar tareas que pueden ser automatizadas, predecir necesidades y evadir problemas a los que sería difícil sobreponerse de forma inesperada.

Dar autonomía y reconocer responsabilidades

Dar autonomía y reconocer responsabilidades es parte del proceso de planificación del ciclo de vida DevOps. Esto ayuda a que tu equipo entienda tus expectativas y requerimientos, así como para que mejore la delegación de tareas en tu organización. Además, es auxiliar en la creación de un sentimiento de igualdad entre los miembros del equipo y de una cultura de la eficiencia

Automatizar tanto como sea posible

Para que un flujo de trabajo con este enfoque funcione de manera óptima es deseable que automatices tantos procesos como sea posible, sin sacrificar la calidad del trabajo de tu equipo. Ten en mente que muchos de los procesos de prueba y validación no necesitan de un trabajo manual, por lo que puedes apoyarte en software creado explícitamente para eso, como las pruebas de ruta y más herramientas para DevOps

8 beneficios de implementar DevOps

Como hemos visto, los beneficios de DevOps son claros y simples. Algunos de ellos son:

1. Velocidad

Con DevOps tu flujo de trabajo se verá significativamente acelerado a lo largo de todo tu equipo. Esto va desde el tiempo de respuesta hasta el de pruebas y lanzamiento.

2. Eficiencia

La mejora en la eficiencia significa menos molestias y mayor orden. Verás que con este método las transiciones entre fases y pasos serán mucho más simples y que la delegación de tareas y monitoreo serán realmente sencillos.

3. Comunicación

La comunicación es uno de los temas más complicados en el desarrollo de software. Este método ofrece una vía para mejorar la comunicación y obtener mejores resultados colectivos.

4. Fiabilidad

Poder confiar en que tu equipo llegará a las fechas de entrega sin contratiempos y que cumplirán con los requerimientos a lo largo del ciclo de tu proyecto, es esencial para mantener velocidad y consistencia en tus resultados.

5. Calidad

La calidad de tus proyectos mejorará con DevOps de forma consistente y natural. Esto se debe a que las fallas de tu proyecto podrán ser identificadas rápidamente y sus correcciones integradas en las nuevas iteraciones. Esto asegura que el software final tendrá una buena calidad.

6. Consistencia

Ayuda también a homologar procesos y estandarizar operaciones, por lo que podrás tener un mismo procedimiento repetido a la perfección en cada ocasión. 

7. Agilidad

La agilidad es la habilidad que tiene tu organización para ser proactiva respecto a cambios y problemas potenciales. Esta capacidad se verá reflejada en el ahorro de tiempo, así como en una planificación basada en predecir complicaciones.

8. Adaptabilidad

La adaptabilidad es la capacidad de tu organización para hacer cambios en tiempo real al momento que un problema se presenta. Esta habilidad va de la mano con la agilidad y ayuda a que tu empresa se mantenga competitiva y funcional.

Cómo implementar DevOps en tu empresa

Implementar el flujo de trabajo DevOps en tu empresa puede parecer estresante, más si no sabes cómo empezar. Revisemos algunos puntos a considerar antes de hacerlo y durante su aplicación para que sea un éxito.

Comunica tu iniciativa con el equipo

El mejor lugar para comenzar a organizar tu estrategia DevOps es con tu equipo de tecnología. Incluir a este personal te ayudará a planificar y organizar tu flujo de trabajo de acuerdo con sus capacidades y recursos, a la vez que te facilitará la identificación de las herramientas necesarias para cumplir con tu iniciativa. 

Diseña tu estrategia de implementación

Una vez que comiences a trabajar con tu equipo, es momento de construir tu estrategia y preparar tus herramientas, incluyendo la automatización de todos los procesos que no requieran trabajo manual. Es recomendable que uses plataformas prediseñadas para estos propósitos, ya que automatizar por tu propia cuenta también te quitará tiempo.

Pon a prueba el flujo de trabajo

Una vez que hayas cumplido con los anteriores pasos, es momento de que comiences a probar tu flujo de trabajo. Recuerda que en DevOps es realmente importante la evaluación; esto mismo es cierto al momento de planificar. Con este ejercicio podrás darte cuenta si algo necesita ser pulido.

Haz correr tu estrategia

Avanzar con DevOps de la mano con tu equipo producirá en lo inmediato mejoras en tu flujo de trabajo y en el desarrollo de tus tecnologías. Si eres diligente y trabajas duro con tus colaboradores para asegurarte de que todo corra a la perfección, verás un rápido crecimiento y mejora de la organización en tu empresa. 

Escucha la retroalimentación

Recuerda la importancia de recopilar la retroalimentación de tu equipo y responder a ella. La centralidad de la continuidad en el DevOps también aplica a la planificación de tu ciclo y flujo de trabajo. Quizá tus colaboradores necesiten reevaluar el tiempo que destinan a cada fase o se deban aumentar pasos para hacer que el producto final sea exitoso.

Si bien el DevOps es una tendencia en todo el mundo, es importante mencionar que la fórmula no es fija. Una ventaja de este enfoque es que es realmente flexible para adaptarlo a las necesidades de tu organización. Conoce el enfoque CI/CD para sumarlo al proceso.

New Call-to-action
Reporte gratuito el estado de las ventas en España y América Latina

Publicado originalmente el 05 de octubre de 2023, actualizado el 05 de octubre de 2023

Topics:

DevOps