Así como en la naturaleza somos parte de un ecosistema que nos conecta unos con otros, también existen ecosistemas y entornos en el mundo digital. Si tienes un producto o servicio que se pueda digitalizar, es importante que te pongas al día sobre este tema.

<< Descarga la guía sobre estrategia de marketing digital en 2022 [Guía gratis]  >>

En medio de la transformación digital del mercado tradicional al electrónico es posible que ya hayas escuchado el término «ecosistema digital», para que no te quedes con dudas respecto de la definición, te la compartimos a continuación.

A grandes rasgos, un ecosistema digital hace referencia a las adaptaciones internas de una empresa y a la red de colaboraciones que se establecen para ofrecer mejores servicios o productos (de manera virtual y principalmente con ayuda de la tecnología informática). Así genera una interacción en línea entre empresas, asociados y consumidores, generando un beneficio para todos.

Dentro de la organización de un negocio, un ecosistema digital genera nuevas tácticas digitales para lograr un servicio de primer nivel que brinde soluciones eficaces dentro del mercado; de esta forma el crecimiento es inevitable. Esto se ve reflejado en la generación de tráfico calificado, generación de leads, nuevos clientes potenciales y un aumento de ventas.

De manera similar, Liion explica que un ecosistema digital sirve para posicionar y controlar los aspectos del mensaje de tu marca a la vida de tus clientes. A continuación vemos una infografía de cuáles son las principales piezas que debería tener tu ecosistema digital para que funcione armónicamente. 

Esquema de ecosistemas digitales

Imagen de Liion

¿Para qué sirve un ecosistema digital?

Los ecosistemas digitales te permiten una mayor visibilidad de marca, así como más puntos de contacto (donde atraerás leads y se moverán tus clientes). Además te sirven para generar comunidades e identificar más claramente a tu audiencia. 

Generas espacios para la retroalimentación e interacción; por lo tanto, fortaleces tu empatía, vínculo y conexión con las personas (lo cual te servirá para mejorar la atención, el soporte y la fidelización de tus clientes). 

Elementos de un ecosistema digital 

Sitio web

Tu sitio web es el punto central de todas las estrategias digitales que implementes en tu empresa; es el ser viviente que necesita mantenimiento, vida y corazón. El sitio web es el hogar de tu marca o negocio en el mundo virtual, es el sitio oficial donde clientes y socios te contactan.

Branding

La estrategia de marca es la que define la voz de la marca; es el intelecto del ecosistema y parte fundamental para llevar un mensaje a través de todos los canales. Lee nuestro artículo para conocer cómo desarrollar una estrategia de branding efectiva

Redes sociales

Son los medios en los que vas a interactuar de manera más directa con tus clientes (Facebook, Twitter, Instagram y otras redes sociales). Abarca la comunicación que fluye en los perfiles y en los mensajes, todo lo que se dice de la marca y del nicho. 

SEM, SMM, SEO

Se refiere a la inversión inteligente de marketing en medios digitales, tanto en redes sociales, motores de búsqueda y contenido optimizado. Permiten que el ecosistema digital no quede varado y te guían para tomar las decisiones correctas para seguir avanzando.

Métrica

A través de las herramientas de gestión de datos puedes tener una visión de los activos de tu empresa. Un panorama para los diferentes indicadores o KPI, lo cuales te ayudarán a decidir el rumbo de tus estrategias con fundamentos sólidos. Son vitales para tu marketing digital.

Conversión

Empieza en tu landing page, donde los clientes serán llevados de la mano hasta la venta por medio de formatos de contactos, nutrición de leads y emails. En este proceso atraes, informas y deleitas a las personas que visiten tu sitio.

Blog

Esta sección es el corazón de tu marca, tanto vital como emocional. En ella creas contenido relevante y de valor que genera perpetuidad y autoridad en los motores de búsqueda. A la larga es lo que mantiene vivo al ecosistema digital de tu empresa.

5 Factores de éxito de un ecosistema digital 

Para ampliar tu ecosistema digital primero identifica los ecosistemas en los que puedes participar: busca un orquestador (una empresa que conecte con más negocios para unirte a su comunidad). Luego define qué roles vas a desempeñar para satisfacer las necesidades de todos los involucrados: compradores, vendedores, consumidores y empresas. También determina cómo puedes generar más valor para monetizar tu trabajo. 

De acuerdo con los estudios de Boston Consulting Group hay 5 factores de éxito en un ecosistema digital.

1. Una estrategia sólida y una propuesta de valor

El éxito a largo plazo de un ecosistema digital no depende tanto de escalar rápidamente, sino de tomarse el tiempo para diseñar la estrategia y la propuesta de valor adecuadas y atraer a los mejores socios para ti.

2. Una sólida base de usuarios

Los ecosistemas exitosos a menudo son orquestados por un líder establecido que cuenta con una amplia participación en el mercado y una sólida base de usuarios.

3. Un amplio banco de socios

Cuantos más socios tenga un ecosistema y cuantas más industrias provengan, mejor le irá. Mientras que el promedio tiene 27 socios, los ecosistemas digitales más exitosos tienen alrededor de 40.

Factores para un ecosistema digital efectivo

Imagen de BCG

4. Una gran huella global

Un alcance geográfico amplio está fuertemente correlacionado con el éxito. En promedio, los ecosistemas digitales exitosos tienen socios en 10 o más países.

5. Una sólida capacidad de colaboración

El orquestador de un ecosistema ganador debe administrar docenas de socios en múltiples industrias y países utilizando varios modelos de colaboración.

5 casos de ecosistemas digitales exitosos

En un ecosistema digital exitoso las empresas (en su mayoría independientes) unen fuerzas para crear una oferta digital que sea más valiosa que el producto o servicio que ofrecían al principio. Hay un sinfín de posibilidades: algunos ecosistemas digitales desarrollan soluciones como un automóvil electrónico, un software multifuncional, una aplicación para hacer transacciones bancarias o plataformas digitales de compra y venta.

Este nuevo modelo empresarial es el futuro de los negocios. Gran parte de las empresas más grandes del mundo forman parte de inmensos ecosistemas digitales que están rediseñando la forma de brindar servicios y productos. Veamos algunas de las compañías famosas en el área. 

1. Amazon 

Esta empresa inició como un negocio minorista en línea que desarrolló Amazon Web Services, una plataforma de servicios de computación que empezó a alquilar otras empresas. De allí fue creciendo hasta que grandes marcas se convirtieron en sus clientes, lo que le permitió adquirir y crear nuevas empresas como Amazon Studios. 

Su ecosistema digital de alianzas es tan grande que va mucho más allá del comercio minorista. Amazon en un solo año ha generado 197.400 millones de dólares; sus servicios abarcan tiendas online, establecimientos físicos, venta minorista a terceros, AWS y otros negocios que podemos apreciar en la imagen.

Ecosistema digital de Amazon 

Imagen de Xataka

2. Apple

El caso de Apple es el ejemplo de cómo una empresa puede jugar en múltiples ecosistemas, creando una cartera de modelos de negocios. Apple se ha dedicado a fabricar productos como teléfonos y computadoras al mismo tiempo que aloja un mercado de aplicaciones de terceros como puedes ver a continuación.

Ecosistema digital de Apple

Imagen de Expansión

3. Google

El ecosistema digital de Google es uno de los más amplios que hay en el mercado mundial hoy en día. Su éxito se debe a su capacidad para adaptarse al cambio. Un ejemplo muy claro es Google Maps que surgió como respuesta a usuarios que buscaban direcciones y ubicaciones de forma fácil y dejó de lado a la industria de los mapas cartográficos de papel.

Con el tiempo empezó a recaudar mayores ingresos gracias a las empresas que querían anunciarse en el servidor. Morgan Stanley estima que Maps generó 1.500 millones USD a los anunciantes locales en 2017 y predijo que se convertirían en 5.000 millones para 2020. Sin duda Google es uno de los ecosistemas digitales más valiosos. 

Ejemplos de ecosistema digital exitoso: Google

Imagen de Expansión

4. Microsoft 

Microsoft es un ecosistema digital múltiple: vende software, aloja una plataforma en la nube, crea consolas de videojuegos y más. Desde sus inicios se ha caracterizado por tener socios, es un buen ejemplo de monetizar el valor de una empresa. Una de sus últimas adquisiciones es GitHub por 7.500 millones USD.

 Microsoft, ejemplo de ecosistema digital extoso

Imagen de Expansión

5. Uber 

El ecosistema digital de Uber es una serie de alianzas tecnológicas con desarrolladores de aplicaciones de terceros; tiendas de apps móviles; servicios de ubicación, mapas (geoespaciales y de algoritmos) para optimización de rutas; proveedores de servicio de pago e incluso asistentes digitales personales como Alexa de Amazon.

Caso de éxito de ecosistemas digitales: Uber

Imagen de Uber

La compañía ha convertido su servicio de transporte en una plataforma de movilidad digital, donde conecta conductores, pasajeros, socios y otros negocios. Al coordinar estas estrategias Uber realiza 14 millones de viajes por día, en más de 63 países y 700 ciudades.

7 estrategias para fortalecer tus ecosistemas digitales

Sin importar cuántos ecosistemas digitales tengas, es necesario que los gestiones y generes estrategias que los vinculen entre sí con el objetivo de impulsar tu marca y tu negocio. De nada te servirá tener muchos entornos y puntos de contacto si no desarrollas información para cada uno o si el usuario no recibe la atención adecuada.

Aquí van 7 estrategias que te servirán para fortalecer tus ecosistemas digitales:

  1. Integra: todos los esfuerzos, acciones y mensajes que desarrolles deben estar integrados. Es la manera en que tu marca pueda marchar por diferentes entornos digitales de manera sólida y unificada.
  2. Automatiza: debes valerte de la automatización de muchas actividades que se llevan a cabo de manera cotidiana o rutinaria dentro de tus entornos digitales. El fin es que ahorres tiempo y tengas un mejor seguimiento. 
  3. Genera contenido de valor: nutre todos tus ecosistemas digitales con contenido valioso para tu audiencia; brinda información que realmente necesiten las personas que se mueven en esos entornos, ofréceles soluciones y edúcalas. 
  4. Actualiza tus tácticas: tienes que mantener frescos tus ecosistemas, así que actualízate en lo más nuevo para comunicarte y conectar con las personas que están en estos entornos. 
  5. Interactúa más: recuerda que los entornos digitales están ahí para generar una comunidad que se relaciona entre sí; debes propiciar la interacción entre ellos y tu marca para que tus ecosistemas tengan mayor valor y relevancia. 
  6. Diversifica: si consideras oportuno, abre más ecosistemas digitales o puntos de contacto dentro de un ecosistema en particular; diversifica los canales para que tu comunicación tenga mayor impacto y alcance. 
  7. Mide y optimiza: en el mundo digital todo tiene que ser medible para que puedas saber qué tanto te están dando resultado, así que los ecosistemas digitales deben ser evaluados. Establece indicadores para medir su rendimiento e su impacto y así tendrás datos valiosos para que puedas mejorar. Siempre busca optimizar lo que estés haciendo para que implementes una rueda de mejora continua. 

Ahora que ya conoces todo lo que necesitas para crear y mejorar un ecosistema digital puedes comenzar a trabajar en el tuyo, verás que los resultados valdrán todo el tiempo y esfuerzo invertidos.

New Call-to-action
 Aprende cómo hacer una estrategia de marketing digital en 2022

Publicado originalmente el 07 de junio de 2021, actualizado el 23 de septiembre de 2021

Topics:

Gestión de operaciones