¿Recuerdas esos días en que se buscaban y encontraban trabajos mediante los anuncios publicados en los periódicos? Es algo difícil de creer, sobre todo cuando ahora el networking se ha posicionado como una de las formas más eficaces para comenzar o impulsar tu carrera profesional. 

Si bien es común ver en internet y redes sociales los anuncios de vacantes para todo tipo de empleos, hacer conexiones fuera de internet se ha convertido en algo mucho más importante, conforme la creación de contactos se hace cada vez más por medios digitales y se convierte en la norma. Debes tenerlo presente si estás intentando desarrollar tu carrera o quieres consolidar nuevas relaciones de negocios.

Realizar encuentros para nutrir o mantener tu red de contactos es una habilidad valiosa que debes poseer si quieres construir relaciones sólidas con inversores potenciales, managers, empleados, colegas, mentores y clientes.

Por eso te presentamos esta guía que te ayudará a comprender mejor el proceso y también te facilitará transitar por esas incómodas situaciones cara a cara. Así te sentirás lista o listo para sumergirte en las conversaciones que construirán una relación profesional fructífera para tu red de contactos.

 

Plantilla Gratis

Elabora un plan de ventas efectivo con nuestra plantilla gratuita

Cuéntanos un poco de ti para acceder a la plantilla

Aunque es probable que muchas personas tengan facilidad para construir relaciones profesionales de manera innata, el networking puede ser una habilidad que se aprende y puede mejorarse. Si consideras que no tienes las mejores habilidades sociales o que no sabes cómo hablar en público, no debes preocuparte. Siempre puedes poner en práctica consejos específicos para mejorar, construir y mantener tu red de contactos.

Qué es el networking

¿Para qué sirve el networking?

El networking, además de ser una herramienta que favorece tu crecimiento profesional, también tiene otras funciones importantes, como: 

1. Mejorar habilidades de comunicación

Tener que interactuar con diferentes personas a través de diversos canales puede mejorar la manera en que comunicas tus ideas. Con la práctica y el tiempo te vas haciendo mucho más directo y claro con lo que deseas decir y conoces las pautas que pueden hacer que una persona se sienta interesada en lo que haces. 

2. Enriquecer bagaje profesional y cultural

Conocer personas de tu mismo país o de otros lugares en el mundo te hace más culto, pero también te brinda mayores conocimientos acerca de la manera en que se realizan procesos u operaciones de trabajo en otros sitios además del lugar donde resides. 

3. Ampliar intereses 

Así como el networking te permite conocer una red de profesionales a la que puede interesarle tu experiencia y profesión, conforme conoces más gente y experiencias también puedes ampliar tu panorama y darte cuenta de que puedes llegar a hacer más de lo que pensabas. Incluso puedes sumar nuevas habilidades que no sabías que tenías o que pudieran interesarte. 

4. Mejorar habilidades sociales 

De la mano del primer punto, el networking te hace más sociable. Esto no significa que seas el alma de la fiesta, sino que sabes comportarte en diferentes situaciones y tienes la capacidad de actuar acorde al lugar o las personas con las que estás. 

Relación entre el networking y el marketing personal

Una marca personal implica que establezcas un tono, una imagen y una experiencia laboral con la cual puedan identificarte. Podría parecerte que solamente los emprendedores y emprendedoras necesitan este tipo de marca, pero lo cierto es que incluso como empleado puedes beneficiarte de esta práctica. Por ejemplo, cada vez más reclutadores recurren a los perfiles de LinkedIn y a la presencia en la web para conocer a fondo a los candidatos, y definir si son adecuados para su compañía.

Por lo tanto, crear una marca personal puede ayudarte a desarrollar tu networking al darte a conocer con una identidad marcada, respaldada por tu presencia en la web al generar contenidos y opiniones expertas y valiosas que te posicionen en el mercado laboral.

¿Cómo funciona el networking? 

El funcionamiento del networking es bastante simple en definición: se trata de participar en reuniones o eventos que tengan que ver con tu experiencia o carrera profesional. En estos, debes acercarte a otras personas para conocer lo qué hacen, cómo y dónde. 

El objetivo del networking es abrirte a conocer a personas de todo tipo que pudieran estar relacionadas con tu área profesional, con la intención de hacer conexión con aquellas que puedan ayudarte a crecer profesionalmente, tú puedas aportar algo a sus carreras o ambos puedan fusionar sus habilidades y experiencia. 

Tipos de networking

Aunque el networking suele hacerse en eventos o reuniones, hoy en día hay un sinfín de alternativas que te compartimos a continuación: 

1. Networking offline 

También conocido como networking tradicional, consiste en asistir a eventos relacionados con tu área profesional, para interactuar con personas que puedan sumarse a tu carrera y convertirse en contactos de valor. También puede realizarse en talleres, conferencias, charlas o cualquier espacio donde las personas interactúen. 

2. Networking digital 

Es similar al networking offline, pero la interacción se da a través de redes sociales o en eventos en línea que ofrezcan espacios para tener una conversación con alguien más. Aquí también se incluyen los webinars y las revistas y conferencias en línea. 

3. Networking informal

Este tipo de interacción puede darse prácticamente en cualquier lugar: una fiesta, una reunión en algún restaurante, en un elevador y hasta en la fila de entrada al cine o un recital. Las conversaciones se dan fuera del ámbito laboral, pero te permiten tener una plática acerca de la experiencia de los involucrados, pero sin tener la intención de ofrecer servicios profesionales o algo parecido. 

Es importante dejar claro que no hay un networking mejor que otro. Si bien el hablar cara a cara con alguien puede ser más cómodo y efectivo, lo cierto es que los tiempos han cambiado y las facilidades digitales te permiten tener conversaciones fluidas y eficaces desde cualquier lugar en el que te encuentres. 

Lo importante es generar un diálogo con la gente que conoces (sin importar los medios) para mantener una red de contactos saludable. Ya sea que tengas contacto a través de las redes sociales después de conocer a alguien en un evento o una conversación cara a cara luego de haber colaborado o interactuado con alguien en línea. ¡Todo es válido! 

Ejemplos de networking

Dentro de los tres tipos de networking que te mencionamos, hay distintas maneras en las que puedes realizarlo. Te dejaremos consejos concretos para mejorar tu networking, pero antes te daremos algunos ejemplos. Conocer ejemplos te ayudará a elegir, de acuerdo con tus necesidades, el tipo de networking y la actividad que te conviene realizar.

Invitaciones digitales para iniciar la interacción

En el caso del networking digital, podemos empezar con las invitaciones que se hacen para páginas en Facebook u otros sitios web personales o redes sociales profesionales. En este último caso, muchas veces tu objetivo principal es buscar contactar con gente de tu misma área profesional o con personas que sabes que podrían ayudarte a mejorar en ciertos rubros de tu actividad laboral.

Cuando desarrolles este tipo de networking es importante que personalices las invitaciones. Esto no solo se trata de añadir el nombre de las personas en un párrafo escrito de manera predeterminada. Si realmente te interesa crear contacto con una persona y que se entere de tu trabajo, tienes que tomarte el tiempo para escribir un mensaje de manera particular.

Si sabes qué características o elementos admiras en tus contactos potenciales, habla de manera breve sobre ellos y señala que te gustaría conocer más respecto a ese «expertise» o recibir consejos sobre ese tema que domina la persona en cuestión.

Colaboraciones

Otro ejemplo dentro del mismo tipo de networking es crear una publicación o artículo colaborativo con la gente que quieres conocer o desarrollar con ella un tema en particular. Para generar este tipo de contacto digital, evidentemente, es necesario que establezcas un contacto inicial por redes sociales, a manera de comentarios en alguna publicación o en un blog.

Es algo que también podrías hacer si lo que buscas es reforzar el lazo o conexión ya existente con alguien. Una vez que hayas contactado con la persona de tu interés, bastará con que acuerden el método que utilizarán para trabajar en equipo y difundir los resultados conjuntos que obtengan.

Conversaciones con quienes están junto a ti

Un ejemplo tradicional en el terreno de networking cara a cara (el más recurrente cuando no tienes aún un objetivo definido) es hablar con la gente que se sienta a tu lado a la mesa o en los asientos que están junto a ti en un auditorio, en caso de que se trate de un evento en una sala.

Conversar con quienes tienes al lado es muy útil sobre todo cuando buscas hacer un giro radical respecto al área o mercado en que trabajas. Este tipo de networking puede dejarte sorpresas muy agradables, ya que nunca sabes quién estará sentado junto a ti. Además de eso, hará que la experiencia del evento al que asistas sea más amena para ti y tus interlocutores. La incomodidad del silencio o de estar frente a un desconocido se desvanecerá, si no por completo, en gran medida.

    << [Descarga gratis] Plantilla para elaborar un plan de ventas para tu  empresa >>   

Preguntas y charlas en los recesos

El último ejemplo de creación o mantenimiento de red de contactos cara a cara combina dos factores. Es importante que cuando asistas a eventos como conferencias no te quedes con dudas; después de todo, vas para aprender o mejorar algún conocimiento. Pero hacer esto por sí mismo no te ayudará a ampliar tu red de contactos.

Si lo que quieres es crear un nuevo contacto significativo, asiste a un evento de múltiples conferencias y durante los recesos acércate a los ponentes para ampliar la información sobre algo que te haya llamado la atención o sobre las dudas que te hayan surgido. Esto será útil para ahondar más en cuanto al conocimiento, pero también te ayudará a generar una conexión más profunda con la gente que conozcas.

1. Llega con un objetivo claro en mente

La siguiente vez que vayas a un evento pregúntate «¿A quién quiero conocer y por qué?». Algunas plataformas de registro para eventos, como Eventbrite, muestran la lista de invitados en la página de registro. Si esto es así, date un tiempo para revisarla. Observa si una persona o compañía en la lista es alguien con quien has querido generar una conexión. Si la respuesta es afirmativa, busca el perfil de los invitados que sean de tu interés en LinkedIn para aprender un poco más sobre ellos y puedas buscarlos y conversar en el evento.

Hay mucha gente increíble que puedes conocer en eventos que se convierten en caras familiares en otros acontecimientos de la misma industria. Identificarlos es bueno, pero si pasas más tiempo investigando de manera consciente sobre ellos y después tienes una buena conversación, seguramente lograrás convertir estas caras conocidas en contactos valiosos de tu red o network.

¿Quieres difundir un nuevo proyecto en el que estás trabajando? ¿Quieres conocer a un líder de tu industria que pueda convertirse en un mentor valioso? ¿Quieres encontrar empleados potenciales para posiciones vacantes en tu empresa? Para todas estas cosas, tener un objetivo claro en mente hará que el networking sea menos ambiguo y conduzca a conexiones más eficaces y provechosas.

2. Ten algunos inicios de conversación relevantes e interesantes

Acercarse a un grupo pequeño o grande de personas puede ser algo intimidante, pero si lo haces con la perspectiva adecuada puedes unirte a una conversación existente o comenzar una propia de manera exitosa. Aligera el ambiente de la velada presentándote con una persona que también está sola y busca a alguien con quien hablar.

Más allá del tiempo que pases en los eventos, lee sobre las noticias de la industria y de las últimas tendencias con el fin de que estés preparado para brillar en las conversaciones. Pregúntales a otros lo que piensan sobre temas en los que ambos estén interesados. 

Este consejo también aplica para un networking online, por ejemplo, en LinkedIn. Si bien de esta forma es más complicado entablar una conversación, el consejo es: ¡atrévete! ¿De qué manera? Envía y acepta invitaciones de personas que no conozcas, interactúa con tu red de contactos felicitándolos por algún logro o aniversario y comenta sus publicaciones. 

Tu primera conexión en un evento es la puerta que puede ayudarte a conocer a más gente. Tal vez esa persona viene acompañada de amigos que te puede presentar o quizá puedan animarse a irrumpir en grupos más grandes una vez que se conozcan un poco más. Quienquiera que sea tu primer contacto en un evento, inicia la conversación acerca de algún tema relevante para ambos. Esto te ayudará a aliviar un poco la rareza y el estrés de estar en una situación nueva, y tal vez después los conduzca a conocerse más.

3. Sé increíblemente amable

El cofundador de HubSpot y jefe del departamento de tecnología, Dharmesh Shah, tiene una expresión bastante certera y que deberíamos tener en mente: ser increíblemente amable.

Pensar así te ayudará a valorizar la manera en que ves a tu network o red de contactos. Si consideras ayudar a 10 personas en un mes, el número de gente con la que estarás en contacto se incrementará y también con ello el valor de tu oferta como algo útil y la calidad del vínculo que tengas con otros. De esta manera tu interacción sea más placentera durante los eventos.

Empieza con una lista que nombre a quienes puedes ayudar en tu red más cercana. Una vez que hayas puesto en práctica tus increíbles músculos de la amabilidad, lograrás mejorar tus habilidades de convivencia y conversación. Con el tiempo, verás que poner esto en práctica te dará grandes resultados en cuanto al número de contactos y la habilidad al conversar.

4. No tengas miedo y confía

En su libro ¿Por qué yo no?, Mindy Kaling sugiere que «hagas una lista de las personas que piensas que serían grandes mentores y que intentes acercarte a ellas para robar su señal de wifi».

Aunque su acercamiento es un poco irónico, la mayoría de gente a la que admiramos por su inteligencia, visión o ambición suele ser parte de un grupo al que nunca nos acercamos.

Si este es tu caso, te recomendamos revisar a Jia Jiang para inspirarte y cambiar. Con base en su experiencia de enfrentar el rechazo de primera mano, Jiang advierte que el miedo al rechazo conduce a la gente a decirse «no» a sí misma. No dejes que tu miedo al rechazo esté entre los obstáculos para construir una red de contactos amplia. En vez de eso, crea una lista ambiciosa con los nombres de la gente de la que quieres aprender e identifica maneras creativas para hacer que esto suceda.

5. Preséntate con alguien que sea mejor que tú en el área que te especializas

Un poco de la mano con el consejo anterior, puede ser que a veces asistas a eventos de networking con grandes expectativas como conocer al CEO de la compañía que admiras, al autor del libro que cambió tu enfoque profesional y la potenció, etc. Te emociona estar en el mismo lugar que esa persona y quieres acercarte a ella para conversar, pero cuando llega el momento y la observas a la distancia te ganan los nervios o la incomodidad.

¿Cómo podrías iniciar una conversación exitosa con esta celebridad de tu industria sin que note que estás muy nerviosa o nervioso?

Lo primero y más importante es que debes asegurarte de tener un propósito. No es muy productivo llegar a una conversación ajena para decirle a alguien que adoras su trabajo o que admiras la perspectiva que tiene de los negocios. Es muy posible que este tipo de intervenciones sean contestadas con un simple «gracias» y ahí termine la interacción. Considera qué elementos de esta persona resuenan contigo y cuáles características se ven reflejadas en tu trabajo, proyecto o filosofía laboral.

Acercarte con confianza y presentarte no como un fan sino como un igual (porque en realidad lo eres) y decirle algo reflexivo y provocador con lo que se pueda relacionar, como «tu aplicación del inbound marketing para proyectos sin fines de lucro me ayudó mucho en mi último trabajo, pero ahora estoy cambiándome a la industria farmacéutica. ¿Modificarías el acercamiento de inbound marketing si estuvieras en mi lugar?».

Recuerda que admiras a esta persona porque respetas su liderazgo en un área. Dale la oportunidad de admirar tu trabajo también al sacar temas interesantes y relevantes en la conversación.

6. Piensa como periodista

Si el consejo anterior te parece algo complejo de llevar a cabo, puedes aplicar esta estrategia. Aprenderás mucho más si aludes a las pasiones de las personas como una manera de empezar una conversación, que con una simple petición o pregunta sobre lo que hacen en su empresa o carrera. Con esto en mente, canaliza a tu periodista interior y formula preguntas que creas que harán salir las aficiones o temas que apasionan a tus interlocutores.

Preguntar sobre los temas por los que la gente se apasiona puede ser el mejor inicio de conversación, ya sea sobre algún asunto de cultura general, deporte o ramas que consideres de interés. Para aquellos contactos que conoces un poco más te puedes basar en lo que comparten en sus redes sociales. Seguir con esta actitud de reportero te ayudará a conocer mejor a las personas con las que buscar hacer crecer tu red de contactos.

Además, si complementas esta actitud con el uso de herramientas, como un lector de tarjetas de visita, que te ayude a tener un registro ordenado de tus contactos, verás que tu red crecerá de manera sorprendente.

7. Pregúntale a la gente sobre su vida

Muchas veces cuando conocemos a alguien e intercambiamos información como nombre, compañía, trabajo, cargo y el lugar en que nacimos, lo hacemos en tres minutos. Después sonreímos, miramos el piso y decimos algo como «Qué buen saco».

Cuando se acaba esta breve conversación, es fácil desviar la atención y perder la oportunidad de crear un nexo. Para evitar esto, hazlos el tema de conversación. Si hay un silencio incómodo, siempre puedes preguntar sobre los proyectos en que están trabajando y una vez que te los comenten puedes pedirles que te cuenten más respecto a ellos. No solo estarás mostrando interés en tu interlocutor y lo motivarás a seguir hablando, sino que también le generarás algo de intriga porque casi nadie está acostumbrado a pedir detalles sobre él o su trabajo.

Tal vez pienses: «¿Cómo voy a generar una conexión si solo hablamos de ellos todo el tiempo?». A decir verdad, mostrar interés genuino en la otra persona habla más del interés que tienes de crear una relación profesional de largo plazo, que solo hablar de ti y tus logros.

Además, si una persona no responde a este tipo de interacción o no continúa con la dinámica motivándote a que le cuentes sobre ti después de que mostraste interés en ella, tal vez no es una conexión valiosa después de todo. La siguiente vez que una conversación tenga altibajos, pídeles que te hablen más de ellos, de lo que les interesa o en lo que están trabajando. Encontrarás coincidencias con las que podrás generar una charla más amena y que te ayudarán a conocer mejor a tus interlocutores.

8. Fortalece tus contactos menos frecuentados

Una investigación de Mark Granovetter habla sobre el poder de las conexiones menos frecuentadas. Este estudio revela que una amplia mayoría de la gente obtuvo sus trabajos a través de una conexión con gente a la que rara vez suele ver (esto desde 1973). Aunque es cierto que las estrategias para conseguir trabajo han cambiado de manera significativa desde ese entonces, la importancia de los contactos pasivos no se ha modificado. Sería raro pensar que tu mejor amigo te refirió para tu próximo trabajo y es mucho más posible que un viejo compañero de clases, un vecino o un amigo de un amigo tuyo sí te hayan recomendado laboralmente.

Debido a esto, una manera de hacer que los eventos de networking sean experiencias menos incómodas consiste en ponerte al día con ciertos contactos que no sueles ver. Si tienes acceso a una lista de invitados y encuentras nombres conocidos, pero recuerdas que no tienes una relación muy cercana, ese evento puede ser la oportunidad perfecta para tener una conversación casual con ellos.

Pregúntales sobre lo último que hayan leído que los impactó o una conferencia que les haya interesado. Al hacer esto estarás generando una conversación amistosa, y un poco halagadora, que les hará saber que todavía los recuerdas y que siguen siendo parte de tus contactos, aunque no hables mucho con ellos.

9. Realiza tu propuesta y expón los beneficios de asociarse contigo

Quizá alrededor de los eventos de networking tengas la fantasía de que conocerás a un contacto que impulsará tu negocio o carrera profesional. No sabes bien quién será, pero piensas que será una persona que te hará una oferta de trabajo increíble, que encontrarás a un gran inversor, que lograrás conseguir una recomendación que hará la diferencia o que un cliente potencial por fin se decidirá por tu empresa.

Sea cual fuere, esa fantasía no va a realizarse por arte de magia. Puedes jugar con las cartas adecuadas para dejar el escenario listo para el gran momento. Pero llegará el punto en el que tendrás que arriesgarte a salir y expresar de manera clara y firme lo que quieres. ¿Cómo puedes hacer eso sin sonar agresivo?

La mejor manera de encontrar el tono adecuado es que recuerdes la pregunta clásica de las entrevistas de trabajo: «¿Por qué deberíamos elegirte a ti y no a otro candidato?». Tienes que encontrar una respuesta verdadera, humilde y ejemplar que demuestre por qué eres la persona adecuada para el trabajo. La perspectiva que tomes para obtener lo que quieres del proceso de mantenimiento y crecimiento de tu red de contactos no debe ser diferente. Pese a ello, cuando expreses tus necesidades o deseos manifiesta también tu flexibilidad.

10. Termina la conversación con elegancia y gracia

Es importante recordar que el networking no es como hacer «speed dating». El objetivo no es conocer al mayor número de personas que puedas: es establecer conexiones valiosas. Por eso es mejor que no apresures las conversaciones; simplemente, aprende a detectar las ocasiones en que debes abandonar la charla. Tienes que ser amable para terminar cualquier conversación, ya sea que estés hablando con alguien que no te deja decir ni una sola palabra o alguien que solo habla sobre los malos tratos que recibe de su jefe directo.

Si te encuentras con una pausa en la plática puedes decir: «Por favor, déjame saber cómo va ese proyecto pronto. Me encantaría saber cómo avanza». Esto mostrará que estás interesado y aunque terminas la conversación no harás que la persona se sienta ofendida. Una alternativa también es preguntarle: «¿Has visto a alguien de (nombre de la compañía) hoy? Tenía un asunto que hablar con él». 

Esto expresará de forma amable que es importante para ti expandir tu red de contactos, aun si necesitas terminar la charla. Si alguna vez necesitas salir de una charla tortuosa, termina la discusión en ese momento, pero con una sensación de mantener el final abierto y con la disposición para seguir hablando en el futuro.

A veces conocemos a personas en eventos que llaman nuestra atención aunque no tenemos ningún proyecto, amigos en común o eventos próximos que nos unan a ellas. Claro, nunca sabes de quién podrías necesitar consejo o guía en un futuro.

Por ejemplo, quizá alguna vez conozcas al CEO de una pequeña firma de videomarketing en un evento. Aunque en el momento no hagas ningún trabajo que se relacione con el video, puede ser que detectes una conexión verdadera y profunda.

Si te menciona que su hijo acaba de ingresar en la misma universidad en la que tú estudiaste, puedes hacer un seguimiento en LinkedIn y recordarle lo agradable que fue conocerlo y ofrecerle tu ayuda en caso de que su hijo tenga alguna pregunta para la universidad. Poco después, tal vez hable de manera amena con tu jefe y esto ayude a tu reputación profesional y a mejorar el ambiente en tu trabajo. En última instancia, darle seguimiento a las conexiones personales te ayuda a diferenciarte y reforzar tus lazos.

¿Planeas atender un evento de networking para ampliar tu red de contactos? Deja la incomodidad en la puerta y camina con confianza. Recuerda que el balance final de la velada depende de ti. Para más consejos, revisa cómo hacer mensajes efectivos en LinkedIn.

Descarga esta plantilla gratis y descubre cómo crear un plan de ventas

 Plan de ventas CTA

Publicado originalmente el 22 de noviembre de 2022, actualizado el 23 de noviembre de 2022

Topics:

Networking