La mejor forma de asumir responsabilidades con el entorno, tanto interno como externo, de una empresa es a través de compromisos generales o específicos, enfocados en diferentes aspectos como lo social, lo económico y lo ambiental. Una forma de implementarlo oficialmente es convirtiendo tu organización en una empresa socialmente responsable. 

<< Descarga gratis la guía para desarrollar una cultura organizacional que  atraiga top talent >> 

Hoy más que nunca, las acciones que buscan el beneficio del ambiente y del ser humano son mejor vistas por los clientes y la sociedad en general. Además, las empresas que adoptan un sentido de responsabilidad en el camino hacia sus metas reciben grandes beneficios como una mejor reputación y la lealtad de clientes y empleados. 

Si al igual que otras empresas pequeñas, medianas y grandes deseas ser socialmente responsable con tu entorno, te compartimos toda la información que necesitas para saber lo que implica este reto y te contamos de algunas organizaciones reconocidas y las acciones que emprenden. 

Cualquier empresa que lo desee puede ser socialmente responsable, solo es cuestión de hacer  compromisos internos para cambiar la forma en que se manejan y producen las cosas, y buscar las alternativas más sostenibles que generen un impacto positivo para los demás. 

5 ventajas de ser una empresa socialmente responsable 

Ventajas de ser una empresa socialmente responsable

El que una empresa sea socialmente responsable no solamente significa hacer sacrificios en favor del entorno y de las personas, también las organizaciones pueden obtener una serie de ventajas para beneficio propio. Aquí te compartimos las principales. 

1. Reconocimiento de marca

Una empresa socialmente responsable se destaca por sus buenas labores y gestión. El simple hecho de hacer las cosas «bien» genera oportunidades y reconocimiento, tanto de los clientes como de muchas personas más. 

2. Reputación comercial positiva

Las empresas que están comprometidas con causas sociales, ambientales o económicas tienen una mejor percepción por parte de sus clientes. Además, gozan de mayor confianza, por lo que pueden hacer alianzas estratégicas importantes con otras marcas o personajes influyentes con los que compartan los mismos valores. 

3. Fidelización de los clientes

 Actualmente los consumidores buscan con mayor frecuencia empresas comprometidas con las causas y valores en los que ellos creen. Si un cliente se siente identificado con eso, siempre tendrá una buena perspectiva de tus productos o servicios, que será difícil de modificar.

4. Aumento en las ventas 

Un 61 % de los millennials están dispuestos a pagar más por productos sostenibles y ecológicos. Esta tendencia ha llegado para quedarse pues, ciertamente el cuidado al medio ambiente es esencial para la vida en el futuro. Además, en relación con los puntos anteriores, generan mayor prestigio y clientes más leales, con lo cual las empresas logran aumentar sus ventas. 

5. Menos rotación de personal

 La responsabilidad social no se trata exclusivamente de cuidar de la sociedad y el ambiente, también es vital que ese cambio sea interno y tu clima laboral sea saludable. Adoptar compromisos que velen por la felicidad de tus empleados te ayudará a mantenerlos satisfechos y comprometidos. 

Para comprender mejor el concepto de empresa socialmente responsable, profundicemos un poco más acerca de su función e impacto. 

4 tipos de responsabilidad corporativa 

La responsabilidad social no se trata de evitar un impacto negativo en el ambiente o de apoyar causas sociales que ayuden a una comunidad. Existen muchos tipos de responsabilidad corporativa que atienden diversas causas y tienen efectos diversos. Te compartimos algunos y sus cualidades. 

1. Responsabilidad ambiental 

Una empresa que es responsable ambientalmente cuenta con una estrategia y programa enfocado en el cuidado de los ecosistemas para que sus actividades y acciones minimicen el impacto ambiental. 

Las empresas que buscan asumir este tipo de responsabilidad corporativa pueden realizar diferentes acciones como reducir las emisiones de efecto invernadero, usar menos (o eliminar)  plásticos, realizar sus actividades y operaciones con energía renovable, utilizar materiales reciclados, biodegradables, sin químicos tóxicos, entre otras. 

2. Responsabilidad ética 

La responsabilidad ética tiene que ver con los valores y las normas bajo las que se regulan las actividades de una empresa. Estos aspectos deben garantizar que la organización funcione de forma justa y ética dentro de la compañía, sin distinción entre los directivos o puestos de menor jerarquía en el organigrama. 

Otro de los puntos de la responsabilidad ética es que las empresas no incurran en prácticas de explotación laboral, trabajo infantil y que la empresa se manejen con completa transparencia y no se permitan acciones desleales entre los colaboradores, ni con proveedores o clientes. 

3. Responsabilidad laboral 

Este tipo de responsabilidad corporativa se compromete a mejorar las condiciones laborales y económicas de sus colaboradores. Las empresas tienen la obligación de mantener en óptimas condiciones los lugares de trabajo, así como proveer de herramientas y apoyos necesarios para que sus empleados realicen sus actividades de manera práctica, sin poner en riesgo su integridad física o moral. 

Como parte de la responsabilidad laboral, el código de conducta interno debe redactarse para que todos los trabajadores sepan qué tipo de valores representan y qué acciones no están permitidas en la compañía; por ejemplo, la discriminación por género, raza, creencias, ideologías, entre otras. 

4. Responsabilidad filantrópica 

Existen empresas que cuentan con programas de apoyo que donan parte de sus ganancias para dicha causa. Sin embargo, también hay otras compañías que buscan impulsar iniciativas que no tienen que ver con su industria o sector. Este tipo de compromisos se pueden considerar dentro de la responsabilidad filantrópica. Algunos ejemplos pueden ser: apoyo a madres solteras, donación de becas a estudiantes de escasos recursos, apoyo a hospitales, entre otros. 

Para comprender mejor los actos de responsabilidad corporativa que pueden emprender las empresas socialmente responsables, te compartimos los siguientes ejemplos de empresas reales y reconocidas por su labor social, ambiental, económica o filantrópica. 

Ahora que conoces qué es una empresa socialmente responsable y cuáles son los tipos de responsabilidad corporativa que una organización puede adoptar para hacer un cambio en el mundo, te compartimos algunos ejemplos de empresas que han decidido aportar un granito de arena para el bienestar de todos. 

1. Ejemplo de empresa socialmente responsable por buena cultura organizacional: HubSpot

Una empresa socialmente responsable debe realizar cambios de manera interna; esto incluye desde sus instalaciones hasta los procesos de trabajo, para que ambos aspectos puedan estar en concordancia. 

Esto implica modificaciones en las prácticas internas, como favorecer la inclusión, la diversidad, la comunicación, o cualquier acción encaminada al bienestar de los empleados. 

Un ejemplo de los cambios que puede realizar una empresa socialmente responsable es HubSpot quien, como participante del Pacto Mundial de las Naciones Unidas, se comprometió a adoptar prácticas sostenibles, informar sobre ellas y realizar un seguimiento a lo largo del tiempo. 

Entre las acciones emprendidas por HubSpot se encuentran: 

  • Rediseño y mantenimiento de instalaciones globales para reducir el impacto ambiental.
  • Flexibilidad en el lugar de trabajo.
  • Campañas de reciclaje.
  • Conservación de energía reutilizando los recursos eficientemente.
  • Aumento y apoyo del trabajo remoto y fácil acceso a aplicaciones, programas, datos y herramientas de colaboración.
  • Todas las actividades de HubSpot son neutrales en carbono (se han compensado las emisiones desde 2006).
  • Compensación de más de 8000 toneladas métricas de emisiones de gases de efecto invernadero.
  • Certificaciones de energía renovable y compensaciones de carbono.

Si deseas conocer un poco más acerca de las acciones emprendidas por HubSpot para el cuidado social, ambiental y económico, da clic aquí

Ejemplo de empresa socialmente responsable HubSpot

Imagen de HubSpot

2. Ejemplo de empresa socialmente responsable por tomar acciones que mitiguen el impacto ambiental: Heineken

Como lo dijimos, cualquier empresa puede sumarse al compromiso por cuidar de su entorno. Muchas empresas internacionalmente conocidas han creado campañas muy específicas para atender causas como el agua, la energía solar, la contaminación, etc. 

Por ejemplo, la afamada compañía cervecera Heineken es una empresa socialmente responsable con el medio ambiente, pues contribuye con muchas iniciativas ecológicas. Una de ellas fue su estrategia «Por un México más verde». Con el apoyo de la cantante mexicana Ximena Sariñana y el patrocinio de la cerveza Indio (perteneciente a la familia Heineken), reforestaron más de 230.000 árboles en la cuenca del río San Juan en Monterrey, México. 

A través de esa campaña buscaron generar conciencia sobre el cuidado del agua que ocupan para la producción de su producto. Las tres acciones de sustentabilidad en las que esta acción se concentran son: mitigación, balanceo y acceso al agua. 

De igual forma, dentro de otras de sus iniciativas y compromisos, la empresa Heineken ha conseguido resultados como la generación de 10 % menos emisiones de CO2 en sus producciones por el uso de biogás y energía renovable. 

Ejemplo de empresa socialmente responsable Heineken

Imagen de Indio

3. Ejemplo de empresa socialmente responsable por apoyar especies en riesgo o peligro de extinción: Cemex

Un ejemplo de una empresa filantrópica es Cemex, una multinacional mexicana dedicada a la construcción, que desde hace más de 15 años ha dedicado acciones para el cuidado de la naturaleza en una zona llamada El Carmen. Este territorio es una zona de conservación transfronteriza entre México y Estados Unidos que comprende cinco ecosistemas y alberga una gran cantidad de especies. 

Los proyectos de Cemex van desde la reintroducción del bisonte americano y la protección del oso negro y el puercoespín norteño. Además, año con año apoyan a organismos federales y estatales encargados de las contingencias para mejorar los planes de manejo ecológico del fuego, quemas prescritas y manejo de combustibles naturales. 

Ejemplo de empresa socialmente responsable Cemex

Imagen de Cemex Nature

4. Ejemplo de empresa socialmente responsable por implementar programas sociales para personas vulnerables: Cinépolis

Las empresas socialmente responsables pueden crear campañas o estrategias altruistas que busquen el beneficio de un grupo de personas vulnerables. Esto puede ocurrir a través del desarrollo de una fundación con la que constantemente brinden apoyo a una causa en especial. Esto puede traducirse en apoyos económicos, compra de equipos médicos o material de curación, entre otros. 

Una empresa socialmente responsable que creó su fundación desde el año 2008 es Cinépolis, con la cual han brindado apoyo a personas vulnerables con problemas de la vista. Su programa «Del amor nace la vista» ha conseguido que más de 50.000 personas con ceguera por catarata en México recuperaran la vista. 

La compañía cuenta con un sinfín de iniciativas como «Educación a través del cine», «CinemaPark», «Entretenimiento con Sentido», «Vamos todos a Cinépolis» y «Ruta Cinépolis». Con todos estos programas, la empresa ha obtenido por 16 años consecutivos el distintivo de Empresa Socialmente Responsable otorgado por el Centro Mexicano para la Filantropía (Cemefi). 

Ejemplo de empresa socialmente responsable Cinepolis

Imagen de Expoknews

5. Ejemplo de empresa socialmente responsable por implementar operaciones éticas y legales: Amazon

Una de las responsabilidades corporativas es la responsabilidad ética, la cual consiste en que las empresas actúen con honradez y transparencia en cada uno de sus procesos y que las prácticas desleales internas o externas se eviten o se corrijan. 

Una empresa que cumple con este tipo de compromisos es Amazon, quien con su programa de abastecimiento responsable, tiene el objetivo de que sus productos se entreguen y los servicios se presten respetando los derechos humanos y del medioambiente. De igual forma, Amazon se asegura de que sus proveedores acaten estos derechos humanos y ambientales y también ofrezcan espacios de trabajo seguros e inclusivos.

Otra de las acciones de este programa es la evaluación de riesgos de la cadena de suministros, para garantizar la seguridad de todos los colaboradores, ateniéndose a las normas internacionales en la materia. 

Amazon: ejemplo de empresa socialmente responsable

Imagen de Amazon

6. Ejemplo de empresa socialmente responsable en cuanto a prácticas en situaciones de crisis: Inditex 

Una empresa socialmente responsable tiene que estar preparada ante cualquier situación, incluso si esta se trata de algo completamente nuevo o lleno de incertidumbre. En 2020, cuando la pandemia por la COVID afectaba a todo el mundo, muchas organizaciones tuvieron que idear estrategias de acción que, sin afectar sus intereses, velaran por la seguridad de sus colaboradores y clientes. 

La empresa Inditex fue la empresa en España con mejor comportamiento y responsabilidad social en la pandemia de la COVID-19. la cual procuró acciones como el mantenimiento del empleo, el cuidado de los empleados, apoyo al sistema sanitario, ejemplaridad de los directivos, cesión de la capacidad logística e industrial, apoyo a organizaciones no gubernamentales y voluntariado. 

Ejemplo de empresa socialmente responsable Inditex

Imagen de rrhhpress

Entonces, recordemos:

Acciones de una empresa socialmente responsable

5 consejos para construir una empresa socialmente responsable 

Si estás lo suficientemente inspirado como para convertirte en una empresa socialmente responsable, te compartimos algunos consejos básicos para que des el primer el paso. 

1. Crea o modifica tu código de ética profesional 

Para ser una empresa socialmente responsable debes comenzar por hacer cambios al interior. Esto significa crear o modificar el documento en el que les indicas a todos tus colaboradores bajo qué valores se rige tu organización y qué acciones no son toleradas. Esto puede incluir desde la interacción con otros trabajadores hasta aspectos ambientales y sociales. 

Si ya cuentas con un código de ética profesional te recomendamos que analices qué puntos puedes conservar y qué otros eliminar o incorporar. Haz esto enfocándote en el lugar hacia dónde quieres que se dirija tu empresa. Puedes establecer un código muy general o crear varios apartados para cada área o procedimiento de tu empresa, por ejemplo: código de conducta interno, código de ética con los clientes, código de ética con los proveedores, entre otros. 

2. Certifica a tu empresa en seguridad laboral 

Para ser una empresa socialmente responsable debes garantizar que tus empleados estén seguros en sus actividades y áreas de trabajo. Existen diversas dependencias que se encargan de capacitar y proteger a tus colaboradores; acércate a una para que te indiquen los documentos y requisitos que tiene que cumplir tu negocio para comenzar con un proceso de certificación. Puede ser conveniente que realices una encuesta interna para saber cuáles son las áreas de mayor oportunidad y aquellas en donde se presentan más riesgos laborales. 

Al momento de realizar los cambios, no olvides comunicarles a todos tus trabajadores las acciones que se estarán implementando y su razón.

3. Implementa cambios que hagan una diferencia ecológica 

Sabemos que cambiar de un día para otro la forma en que tu empresa ha trabajado por años puede ser muy complicado; por ello, da un paso a la vez. Reúnete con tu equipo de trabajo más cercano e ideen acciones o transformaciones que pueden instaurar para reducir el impacto ambiental que producen sus operaciones. 

No todos los cambios tienen que ser drásticos en esta primera etapa; puedes iniciar con pequeñas modificaciones. Por ejemplo: reducir el uso de papelería y que todo el intercambio de documentos y datos sea de forma digital, eliminar el uso de plásticos en los envases o empaques de tu producto (o los envíos), entre otros. 

También puedes sumar a tu empresa a algunas asociaciones que ayuden al medio ambiente. Algunas organizaciones tienen jornadas de limpieza de espacios públicos o campañas de reforestación en las que el apoyo económico de tu empresa y la ayuda de tus empleados provocarán un gran cambio. 

4. Haz un cambio o consigna a tus proveedores 

Las buenas acciones deben transmitirse para que más personas se sumen. Si vas a ser una empresa socialmente responsable, avisara tus proveedores acerca de las nuevas normas de seguridad, ética y cuidado ambiental que vas a adoptar para que ellos consideren sumarse. 

Si tienes oportunidad de cambiar de proveedores a algunos que ya tengan sus propios compromisos sociales y ambientales, mucho mejor. De esta manera, será mucho más fácil la transición hacia el objetivo. 

5. Avísales a tus clientes los cambios internos que harás 

Estamos seguros de que recibirás el apoyo de todos tus clientes cuando les digas los nuevos compromisos a los que te sumarás. Además, notificarlos no solo implica que comprendan las nuevas normas que tienes, sino que es una invitación a que ellos también realicen modificaciones internas, en caso de que esto sea posible. 

Por ejemplo, si vas a reemplazar tu empaque habitual por uno de materiales biodegradables, coméntales por qué lo estás haciendo y cuáles son los beneficios para ellos. 

¿Estás listo para pertenecer a una empresa socialmente responsable? ¡Bienvenido a bordo! Verás que las buenas acciones tienen un peso muy positivo tanto de forma interna como externa. Ve paso a paso y celebra con tu equipo los logros que obtengan y no olviden proponerse nuevas metas con cierta frecuencia. 

Cómo desarrollar una cultura organizacional que atraiga top talent

 Cultura Talento

Publicado originalmente el 23 de noviembre de 2021, actualizado el 23 de noviembre de 2021

Topics:

Cultura organizacional