Hoy en día dar a conocer una marca puede resultar más fácil que hace algunos años, pues el internet y la tecnología se han convertido en un fuerte aliado de los emprendedores para llegar a más personas y aumentar sus ventas. Sin embargo, la competencia también se ha incrementado y las empresas se han visto en la necesidad de volverse aún más creativas para lograr distinguirse del resto. 

Todas las empresas quieren que sus clientes sean fieles a ellos y, seguramente, es justo lo que estás buscando en este momento. La buena noticia, es que con el paso del tiempo, han surgido más tipos de estrategias de publicidad que puedes utilizar y alcanzar la consolidación de tu negocio. 

 

<< Descarga gratis la guía para generar más oportunidades para tu empresa >> 

 

Por ello, hemos creado para ti este artículo en el que encontrarás todo lo que necesitas saber acerca de estrategias de publicidad y cómo implementarlas. 

Es importante hacer énfasis en que la publicidad y la promoción son conceptos que trabajan de la mano y buscan el mismo objetivo (vender), pero no son lo mismo. Mientras el primero da a conocer una marca, el segundo busca atraer a las personas a que la adquieran. 

Existen diferentes tipos de estrategias publicitarias, las cuales compartiremos contigo para que puedas encontrar la que necesitas para dar a conocer tu producto. 

 

Los 4 tipos de estrategias de publicidad 

Decide cuál será tu tipo privilegiado y ve resultados favorables lo antes posible:

 

1. Publicidad de contenido 

La publicidad de contenido es una de las estrategias de marketing que busca influir directamente en los consumidores a través de diversos canales. Su mensaje es directo y claro y busca llegar al mayor número de personas. 

Actualmente existe un dilema entre si la publicidad de contenido y el marketing de contenido son lo mismo. Aunque sus características pueden ser similares, el segundo es menos invasivo que el otro, pues para el marketing de contenido su centro es cubrir las necesidades de los usuarios para luego mencionar a la marca por añadidura. 

 

El Inbound Marketing, por ejemplo, hace uso de este tipo de publicidad a través de su oferta de contenido de valor; su intención es darle información útil a los usuarios, con el objetivo de guiarlos durante todo su recorrido de compra hasta que llegue a la etapa final y se conviertan en clientes. 

El contenido difundido por parte de la estrategia Inbound se da por medio de blogs, redes sociales, materiales descargables como eBooks, herramientas de trabajo como webinars. Lo que se busca es educar e informar a los usuarios acerca de los productos o servicios, y mantenerlos interesados todo el tiempo. 

La publicidad de contenido, en cambio, no es tan específica y su mensaje puede ser general para todos los usuarios. Existen diversos tipos de publicidad en función a su contenido, por ejemplo:

 

Publicidad informativa 

Se centra en educar a los usuarios acerca de tu marca y el valor que le brindará a su vida adquirir algo de ella. Suele ser utilizada en productos o servicios de inversión, pues la intención principal es hacerle ver al cliente potencial que su inversión será redituable. 

Por ejemplo, los software de gestión contable se dirigen a los decisores, como un Director General de una empresa corporativa, para que convencerlos que con alguna de estas soluciones la operatividad de su negocio será más eficaz. 

 

Publicidad comparativa 

Tal como lo dice el concepto, esta estrategia de publicidad se centra en comparar tu marca con tus competidores. La idea es reforzar las características que te dan mayor valor sobre ellos y mostrarle a los consumidores que tú les brindas más beneficios. 

Este tipo de publicidad requiere de mucha investigación, pues los datos que presentes deben estar sustentados. Además, realmente debes cumplir con todos los aspectos favorecedores que te hacen más especial, de lo contrario, tu reputación puede perjudicarse. 

 

Un ejemplo de ello fue la sonada campaña publicitaria de la famosa marca de comida para gatos Whiskas. En sus promocionales aparecía siempre la leyenda 8 de cada 10 gatos prefieren Whiskas, con lo que se denominaban como los mejores. 

Tras esta estrategia, la marca competidora Purina difundió un comunicado en el que señalaban una violación a la ley en materia de publicidad, pues Whiskas se negaba a proporcionar a las autoridades correspondientes los resultados de los estudios realizados que comprobaban esta información. 

La intención de Purina era hacer ver la publicidad comparativa de Whiskas como engañosa, pues los gatos no están posibilitados a expresar una preferencia. De esto radica la importancia de siempre ser sinceros en este tipo de estrategias para evitar no solo una mala exhibición de tu marca, si no también, posibles riesgos legales. 

 

Contenido emotivo 

Es de las estrategias más utilizadas pues su intención es adentrarse en los usuarios al despertar las emociones de las personas que verán el anuncio. Tienes la oportunidad de crear conciencia, hacer sonreír a los espectadores, recordarles momentos de felicidad o más a través de tu marca. 

 

La cadena inglesa de retail Lewis&Partners hizo uso de esta estrategia para uno de sus últimos comerciales, el cual fue un éxito. Seguro recuerdas a finales del año pasado cuando lanzaron un emotivo video donde Elton John recorre diversas etapas de su vida; desde la primera vez que tocó un piano, hasta sus conciertos más grandes convertido en toda una estrella mundial. 

 

Al final de este video, en el que Elton canta una de sus más famosas canciones Your song, aparece la leyenda Some gifts are more tan just a gift (Algunos regalos son más que solo un regalo), haciendo referencia a que un simple obsequio puede cambiarle la vida a una persona por siempre. 

Si lo viste estamos seguros de que, al igual que nosotros, no pudiste evitar soltar una pequeña lágrima de emoción. Marcadores: Publicidad emocional 1 – El resto del mundo 0. 

 

2. Publicidad Pull 

La estrategia pull consta de una atracción hecha por los mismos consumidores. Esto sucede cuando una marca ya está bien posicionada dentro del mercado y son las personas las que buscan saber y comprar de ella. Su táctica va más dirigida al cliente final, ya que no es necesario convencer a alguien de que la marca es buena. 

Su finalidad es mantenerse en la mente del consumidor haciendo presencia en todos los medios posibles: redes sociales, televisión, anuncios, entre otros. De igual forma, la estrategia pull busca que el consumidor se identifique con la marca y se fidelice con ella

Ejemplos podríamos poner muchísimos, pues solo basta en poner el nombre de alguna marca reconocida como  Apple, Dell, MAC u otras para que una larga lista de opciones te aparezcan. Su diferenciación más bien será el tipo de anuncios que utilizan, tales como los que hemos mencionado: informativos, emotivos o comparativos. 

 

3. Publicidad Push 

A diferencia de la publicidad pull, esta estrategia consiste en introducir al mercado un producto o servicio nuevo. También se le conoce como estrategia de empuje, pues busca darse a conocer entre los consumidores para generar ventas. Toda nueva empresa pasa por este tipo de publicidad para posicionarse. 

La publicidad puede aparecer en diferentes medios como redes sociales o medios tradicionales; de igual forma, hace uso de estrategias de producto como la de precio. Al ser una marca nueva pueden iniciar su camino con los consumidores ofreciendo un precio más barato por tiempo limitado para atraerlos. 

La estrategia push puede trabajar de la mano con el marketing de contenidos para que una empresa nueva pueda consolidarse como una experta en su industria. Los blogs son una excelente opción para mostrarle a los usuarios que sabes muy bien de lo que hablas, y tienes el producto o servicio perfecto para ayudarle en su necesidad. 

 

4. Publicidad con base en el consumidor

La estrategia se centra al tipo de personas al que se va a dirigir la publicidad. De esto depende el tipo de lenguaje que se use, en qué medios será anunciado, de qué forma es la mejor para dejar claro el mensaje, entre más. Se debe realizar un profundo análisis de la audiencia meta, pues su estilo de vida, preferencias, necesidades u otros aspectos referentes a su persona serán tomados en cuenta para el éxito de la campaña.

Existen 3 tipos de target principales: 

 

B2B 

El business to business (de empresa a empresa) va dirigido, tal como lo dice su nombre, a empresas. La ideal es acercarse con algún producto o servicio que sea del interés para alguna empresa como algún software de gestión o algún equipo o maquinaria. 

El mensaje tiene que ser muy claro y debe resaltar tanto los valores como los beneficios de la marca para que la empresa se incline a ella. 

LinkedIn es uno de los medios ideales para este tipo de publicidad, pues aquí se encuentran la mayoría de las empresa y sus directores. Las maneras habituales de anunciarse pueden ser a través de anuncios de textos, contenido patrocinado, anuncios dinámicos y mensajes in mail patrocinados. 

 

B2C 

El business to consumers (de empresa a consumidor) es básicamente toda la clase publicidad que se puede conocer. Las estrategias de publicidad y marketing trabajan día a día sobre este target, intentando atraerlos para aumentar las ventas de sus marcas. 

Si revisas tus redes sociales, si te encuentras caminando por la calle o si estás viendo la televisión seguro te encontrarás con estrategias B2C todo el tiempo. 

 

C2C 

La estrategia consumer to consumer (de consumidor a consumidor) se da entre la propia audiencia. ¿De qué forma? Actualmente las redes sociales juegan un papel importante para este tipo de publicidad, ya que los usuarios de Facebook o Instagram han encontrado el espacio ideal para vender sus productos. 

Seguro conoces a alguien (o tal vez tú mismo) que pertenece a algún grupo de Ventas en Facebook en donde constantemente todo tipo de usuarios ofrecen diversos productos o servicios. ¿Su ventaja? Es gratis. ¿Su desventaja? No es tan confiable, pues no se tienen garantías de una marca que los respalde.  
 

3 ejemplos exitosos de estrategias de publicidad

1. Coca Cola – Latas personalizadas

¿Recuerdas cuando todo el mundo buscaba hasta el cansancio dentro de los supermercados la lata de Coca Cola que tuviera su nombre? ¡Todos querían la suya! (Nosotros también, lo admitimos). 

Esta estrategia de publicidad buscaba fidelizar a los consumidores haciéndolos sentir especiales, y sin duda fue un éxito (tan solo fue un furor en más de 70 países). No había necesidad de poner grandes espectaculares en las calles, la publicidad de Coca Cola se encontraba al alcance un simple anaquel. 

 

2. Netflix – Santa Clarita Diet

Sin duda Netflix se ha caracterizado por ser una de las empresas más creativas (y polémicas) en cuanto a su publicidad. En febrero de 2017 no fue la excepción, pues para el lanzamiento de su nueva producción Santa Clarita Diet, decidió usar el Times Square en Nueva York para promocionarla con gran peculiaridad. 

En los puntos más emblemáticos de la ciudad lanzó un spot en una de las grandes pantallas que adornan la plaza en la que aparecía la actriz estelar de la serie Drew Barrymore, una caníbal que comenzaba a comerse a las personas que aparecían en los anuncios colindantes. 

La campaña resultó un éxito y llamó la atención de toda persona que pasaba por allí. Además, comenzó a hacerse viral a través de redes sociales. 

 

3. El rock no es para todos – Cerveza Indio 

En México la marca de cerveza Indio se llegó a consolidar en los jóvenes a través de su campaña El rock no es para todos. Con ello, alcanzó aumentar su popularidad y se convirtió por muchos años en la marca patrocinadora de los mejores festivales de música. 

Gracias a esta estrategia, no solo sus ventas y popularidad aumentaron, sino que se posicionó como la cerveza predilecta para los amantes del rock. ¿Por qué? Indio tomó a su target principal y los hizo sentir especiales y únicos; de esta forma, ganó su fidelidad y preferencia.  

 

¿Ya sabes qué estrategia de publicidad quieres implementar para tu marca? ¡No dudes en dar toda tu creatividad! 

 

como generar mas oportunidades de venta

 Nuevo llamado a la acción

Publicado originalmente en agosto 12 2019, actualizado agosto 12 2019