La implementación de tecnologías computacionales es necesaria para automatizar procesos en una empresa, optimizar las labores y para gestionar mejor la información. Contar con un servidor web es un recurso que facilita esta labor, ya sea que pretenda administrar los datos de manera segura o que quiera desarrollar un sitio en internet para comercializar productos o servicios.

En esta ocasión te presentamos los beneficios que conlleva el uso de servidores web dentro de una empresa, así como algunos ejemplos que puedes implementar para optimizar tus resultados, aumentar tus ventas y mejorar la comunicación en tus equipos de trabajo.

Guía Gratis

Guía básica para lanzar tu sitio web

Cuéntanos un poco de ti para acceder a la guía

 

Un servidor web algunas puede ser definido como un hardware y como un software; porque efectivamente posee cualidades de ambos. Es una computadora con una alta potencia que le permite mantenerse conectada a la red las 24 horas del día, los 365 días del año; además de contar con una sistema operativo, de almacenamiento y de procesamiento sumamente eficaces para atender las consultas de los usuarios.

5 características de un servidor web

Aunque existen muchos tipos de servidores web, hay algunas características que todos comparten. Entre ellas, es importante tener en cuenta que:

1. Necesitan un soporte físico

Los servidores web deben tener un hardware, que es el equipo que resguarda la información que será transmitida al ser solicitada por los usuarios. Estos soportes físicos deben tener una amplia capacidad de almacenamiento y suelen ser potentes equipos computacionales compartidos por diversas empresas y usuarios.

2. Requieren un sistema operativo

Para que la información del hardware pueda ser extraída y direccionada a su destino final, es esencial tener un software diseñado para llevar a cabo estas tareas. 

3. Cuentan con un Protocolo de Transferencia de Hipertexto

También conocido como HTTP. Son instrucciones que permiten la transmisión de información. Los HTTP establecen la comunicación entre navegadores o plataformas de búsqueda con las bases de datos de los servidores web.

4. Sirven para la búsqueda de información

Los servidores tienen como objetivo responder de manera oportuna a las solicitudes de los usuarios de un sistema. Estas herramientas gestionan la respuesta a los comandos de búsqueda de datos por parte de los clientes, por lo que su objetivo es permitir el acceso a la información que resguarda. 

5. Alta capacidad

Un servidor web debe ser potente y contar con una gran capacidad de almacenamiento, ya que aloja diferentes sitios, cuentas e interacciones. 

Por lo tanto, un servidor web se mantiene siempre activo para recibir las solicitudes de los usuarios, procesarlas y entregar resultados sin excepción; incluso si no encuentra dicha consulta manda el código 404, que significa que no existen los recursos solicitados en su acervo. 

Además del almacenamiento de archivos y consultas de navegación web, puede ofrecer servicios adicionales como correo electrónico, manejo de bases de datos, seguridad web, servidor proxy y de sistemas de nombres de dominio (DNS).

¿Cómo funciona un servidor web?

A grandes rasgos, su función inicia cuando un usuario realiza una consulta en los motores de búsqueda, o bien cuando escribe directamente una dirección web (URL) o un dominio. Luego, en menos de un segundo, el servidor web se encarga de localizar el contenido y enviarlo para que el usuario pueda verlo en su dispositivo.

Un servidor funciona como un lugar de almacenamiento de diversos tipos de información, la cual puede constituirse por archivos HTML, CSS, JavaScript (incluidos imágenes, textos, videos o audios), y debe ser ubicada por los programas computacionales que hacen funcionar el sistema operativo.

Si un usuario desea acceder a un sitio web mediante su computadora personal, un servidor debe poner en marcha un programa que extraiga la información de la página electrónica para hacérsela llegar al cliente. Los comandos HTTP (que suelen anteceder a los dominios electrónicos) funcionan justamente como órdenes que permiten transferir la información de un servidor físico hacia el equipo con el que interactúa el usuario final.

De este modo, la información puede ser consultada desde cualquier lugar con acceso a internet, sin ocupar espacio de almacenamiento dentro de nuestras computadoras.

En casos específicos, ciertos usuarios podrán acceder a las bases de datos de un grupo privado mediante un servidor.

Para que esto quede más claro, en el siguiente video puedes ver un ejemplo sencillo de cómo un servidor web hace posible que una publicación de Facebook sea vista por todos los amigos de dicho perfil en esta red social.

<< Te mostramos paso a paso cómo lanzar tu sitio web [Guía gratis] >> 

1. Servidor compartido

Estos servidores son los más populares porque almacenan la información que usualmente consultamos al entrar a un sitio web o al usar nuestros navegadores para la búsqueda de productos, páginas o datos. Por ello, los servidores compartidos son los motores de internet.

Llevan este nombre debido a que ofrecen un servicio de almacenamiento que no es exclusivo para alguien, sino que es utilizado por múltiples clientes. Por ello, este servicio de alojamiento es comúnmente conocido como Web Hosting.

Para hacer uso del almacenamiento, los clientes pagan diferentes tarifas dependiendo del espacio que requieran en estos servidores. Este tipo de servidores son los más adecuados para crear sitios web de empresas pequeñas que sean accesibles a un número considerable de usuarios. Por ejemplo, páginas electrónicas que sirven para exponer los propósitos e historia de una compañía, o dominios web optimizados para la venta de mercancías o para la contratación online de servicios.

2. Servidor dedicado

En oposición al anterior, este tipo de servidores tienen la peculiaridad de estar dedicados a un único servicio web. En este sentido, el almacenamiento de la información se lleva a cabo en un espacio exclusivo para la gestión de los datos.

Si bien estos servidores suelen tener un costo de creación y mantenimiento más elevado, tienen algunas ventajas pues están optimizados para servir solamente a un cliente. Mientras que los servicios de Web Hosting están limitados por el ancho de banda para la transferencia de datos entre muchos sitios web, los servidores dedicados no se enfrentan a los límites en la velocidad de transferencia de la información a causa de la demanda de usuarios en otros sitios web que comparten un mismo servidor.

Este tipo de servidor es de especial utilidad para grandes empresas o corporaciones que disponen de grandes cantidades de información o que deben proveer datos a un amplio número de usuarios al mismo tiempo.

3. Servidor VPS

Los servidores virtuales privados (VPS), son diferentes a los servidores compartidos y a los servidores dedicados, en cuanto que no funcionan para el acceso libre de usuarios por medio de navegadores en línea, sino que están restringidos a usuarios específicos dentro de una empresa, un equipo de trabajo o, incluso, un hogar.

Los VPS ofrecen un servicio de almacenamiento disponible para todos los usuarios conectados a la red privada del servidor. La ventaja de estas herramientas es que facilitan la gestión de la información dentro de un grupo específico y limitan el acceso a usuarios específicos a contenidos reservados.

Las empresas pueden optimizar sus operaciones internas mediante la implementación de VPS, pues garantizan que la información está segura y pueden distribuirla entre sus diversas áreas y colaboradores (y nunca sale de la compañía). 

¿Cómo hacer un servidor web?

La tarea de crear un servidor requiere de conocimientos profesionales de programación para lograr un sistema funcional a lo largo del tiempo, además de un hardware y software que cuente con las características necesarias para dar el soporte adecuado. Asimismo, existe la posibilidad de hacer un servidor web casero, para ello requieres lo siguiente:

  • Comprueba que el IP de tu portátil es fijo. Luego, ingresa y crea una cuenta con un correo electrónico a NOIP, allí podrás crear el nombre del dominio (hostname) para tu IP.
  • Utiliza todas las herramientas que incluye XAMPP para crearlo. Linux será el sistema operativo; Apache, el servidor web gratuito; MySQL o MariaDB serán la base de datos; PHP, el lenguaje de programación; y Perl, el lenguaje para administrar el sistema.
  • Configura el router desde tu portátil para que reciba y envíe datos al mismo puerto que corresponda al servidor web.
  • Finalmente, debes configurar el firewall de tu portátil para que dé paso al tráfico en el puerto que pertenece al servidor web.

6 ejemplos de servidores web populares

Al implementar un servicio de almacenamiento y gestión automatizada de la información es probable que los proveedores lleven a cabo la programación de tu página web dentro de sus servidores compartidos o dedicados, o VPS. Sin embargo, es importante tener en cuenta que una empresa que utilice estas herramientas debe contar con expertos en informática para dar solución a las eventualidades que se presenten y para optimizar los servidores. 

Los siguientes ejemplos de servidores web más utilizados te pueden dar algunos indicios sobre cuáles son las herramientas más populares hoy en día y qué requerimientos conllevan.

1. Apache HTTP

Ejemplo de servidor web: Apache

Es un servidor web de código abierto que tiene la ventaja de estar optimizado para sistemas UNIX, Microsoft y MacOS, por lo que es muy versátil para los desarrolladores informáticos. Es el servidor HTTP más usado en todo el mundo y actualmente aloja el mayor número de sitios web.

2. Internet Information Services

Ejemplo de servidor web: IIS

El servidor IIS es el segundo más utilizado a nivel mundial y está diseñado para el sistema operativo de Microsoft, por lo que se adapta más fácilmente a las herramientas de Windows y su paquetería. Este servicio tiene la ventaja de permitir que un equipo de cómputo almacene la información de un sitio web.

3. Sun Java System Web Server

Sun Java System Web Server

Es un servidor Web creado por Oracle, de alto rendimiento, escalable, versátil y muy seguro. Está enfocado en aplicaciones hechas en Java, posee archivos de configuración consolidados, proxy inverso integrado y muchas otras características.

4. Nginx

Ejemplo de servidor web: Nginx

Nginx es un servidor web de alto nivel para manejar visitas simultáneas y múltiples a un sitio web. Además de ser de código abierto y de tamaño ligero, es compatible con varios sistemas: Windows, Linux, iOS, entre otros. Cuenta con una versión libre y otra de pago. 

5. LiteSpeed

Ejemplo de servidor web: LiteSpeed

Este servidor está enfocado en agilizar la velocidad de carga de las páginas web; para ello utiliza la tecnología de los protocolos de HTTP/3 y QUIC, al mismo tiempo que utiliza menos recursos con su arquitectura basada en eventos. Existe la versión de código abierto y la de pago.

6. Cherokee

Ejemplo de servidor web: Cherokee

Es un servidor web multiplataforma de código abierto, moderno, rápido, liviano y fácil de usar. Se ejecuta en Linux macOS, Solaris y BSD. Permite transmisión de video, almacenamiento en caché de contenido, modelado de tráfico, etc.

¿Cómo saber en qué servidor está alojada una web?

Gracias a las herramientas que brinda internet saber en qué servidor web está una página web es muy sencillo y esto se puede lograr colocando la dirección web en cualquiera de las aplicaciones de búsqueda especializadas. Te recomendamos DigitalSitechecker, Hosting Checker o hostadvice, pero hay muchas más alternativas

Coloca el nombre del dominio así: blog.hubspot.es

Ejemplo de búsqueda de servidor web

Estas aplicaciones te indican la IP, la ubicación, el nombre del proveedor, la cantidad de páginas alojadas, entre otros datos.

En términos generales, ya conoces qué es un servidor web y cuáles son las particularidades de cada tipo. Acércate a los profesionales y elige el que más convenga a tu empresa y tus actividades.

Cómo lanzar el sitio web de tu negocio

 Lanzar tu Web

Publicado originalmente el 01 de agosto de 2022, actualizado el 20 de enero de 2023

Topics:

Sitio Web