Adquirir un cliente nuevo cuesta 5 veces más que retener un cliente existente. Además, un cliente que se queda con tu marca te ofrece probabilidades altas de compras con un precio más elevado y con mayor frecuencia. 

Cuando ya tienes una relación de confianza, tienes la oportunidad de cerrar más y mejores tratos, en vez de enfocar todas tus estrategias en la búsqueda de nuevos clientes potenciales.

<< Descarga gratis la plantilla para elaborar un plan de ventas para tu empresa  >> 

Para sacarle provecho a estas probabilidades de venta, las estrategias como el cross-selling y el upselling te ayudan a obtener más ingresos de los clientes existentes. La clave está en hacer una oferta adecuada para la situación del cliente en el momento exacto; por ejemplo: qué productos y servicios utiliza, y qué más necesita para lograr sus objetivos.

Si todavía no aplicas las estrategias de cross-selling y upselling y no sabes por dónde empezar, sigue leyendo esta guía básica; examinaremos a detalle todo lo relacionado con el cross-selling y upselling.

Por ejemplo, si un cliente ya ha comprado una suscripción a tu herramienta de marketing, mediante las ventas cruzadas podrías alentar a ese cliente a adquirir una suscripción a tu CRM. 

Por increíble que parezca, quizá hayas experimentado las ventas cruzadas o cross-selling la última vez que fuiste a comprar una hamburguesa. 

El cross-selling consiste en motivar la compra de algo en conjunto con el producto principal. En este ejemplo, si el producto principal que compraste fue una hamburguesa, y el camarero te preguntó si también querías papas fritas, eso sería una venta cruzada de un producto complementario junto con la compra original.

Otro caso concreto de cross-selling se da cuando se explica a un cliente que también puede comprar una impresora junto con un ordenador nuevo. Alguien con un ordenador podría necesitar una impresora más adelante; por ende, la compra sería complementaria al artículo original, no una mejora.

El cross-selling consiste en ofrecer un producto complementario, mientras que el upselling se refiere a ofrecer otro producto que constituye una mejora u optimización de la compra principal que el cliente ha hecho. Por tanto, según los ejemplos anteriores, el upselling sería sugerir el pago de una suma adicional para agregar tocino a una hamburguesa con queso, o bien, proponer la compra de un teclado junto con un ordenador nuevo.

Dicho con otras palabras, el upselling consiste en sugerir un producto que mejorará la compra principal, y hará que esta sea más costosa.

Probablemente no te sorprenda saber que el upselling es hasta 20 veces más eficaz que el cross-selling. Piénsalo: es más fácil vender algo relacionado con lo que un cliente ya ha comprado que venderle algo que es complementario pero diferente.

¿Cuál es la diferencia entre cross-selling y upselling?

Es importante conocer las diferencias para decidir qué estrategia implementar. Dicho de una forma breve y clara, el cross-selling o venta complementaria busca motivar la compra de algo adicional mientras que el upselling consiste en motivar la compra de algo para usar directamente con el producto principal. Puede considerarse como la diferencia entre un producto complementario y una mejora.

El cross-selling y el upselling a menudo se usan indistintamente; sin embargo, un enfoque puede ser más apropiado que el otro en diferentes escenarios con distintos clientes y por eso es importante saber diferenciarlos.

Oportunidades de cross-selling y upselling en tu empresa

Estos procesos no están únicamente en las manos de tu equipo de ventas. Debido a que se trata de aplicar la información que ya tienes de tu cliente para conocer mejor el momento en el que está dentro de su recorrido de compra, cuáles son sus intereses y en qué contexto se desempeña, otro perfil de tu empresa que jugará un papel importante son los managers del éxito del cliente.

Oportunidades de cross-selling

Considera las siguientes situaciones en las que podrás aplicar estrategias de cross-selling en tu empresa:

Para complementar un producto o servicio

Así como con el ejemplo de la hamburguesa, piensa que tu inventario de productos o servicios está integrado por elementos que se complementan. Al conocer bien a tu cliente, podrás entender si es la primera vez que adquiere tu marca, si llegó a tu tienda en línea gracias a un anuncio dirigido a consumidores de tu competencia o si es la tercera vez que canjea un cupón de una promoción tuya.

Al reconocerlo por sus comportamientos, podrás recomendarle un artículo para el cuidado del asador que pronto llegará a su casa o sugerir una pieza de colección que demuestra el cariño que tiene a cierta afición. 

Para mejorar una experiencia

Aunque a simple vista no tienen mucho en común, lo que une a un grupo de productos y servicios es realmente el consumidor. Por eso podemos agrupar en una misma canasta un tapete de yoga, un par de boletos para Coachella y un paquete de café orgánico: pueden ayudar a mejorar la experiencia de la misma persona.

Al encontrar ese gran punto de coincidencia entre tu oferta y tus clientes podrás abrir tu catálogo de maneras más creativas, sin que se perciba forzado o insistente.

Para que un comprador aprenda de otros

Esto funciona sobre todo para los que compran un artículo o servicio por primera vez. Si les muestras que otros, que también eligieron una consola móvil para videojuegos, compraron además una funda contra agua y un control para jugador extra, les harás saber la importancia de proteger el dispositivo y de la oportunidad que hay para compartirlo con más personas.

Oportunidades de upselling

En el caso de upselling, también es posible detectar situaciones en las que se puede aplicar esta estrategia:

Para que conozcan el paquete completo

Quizá tu cliente inició la búsqueda de una película en tu catálogo, pero puedes ofrecerle la trilogía completa, el trabajo fílmico más interesante del actor principal de esa película o las distintas versiones que existen de esa historia.

La idea es que le muestres que hay productos que complementan la compra, como una tríada de servicios de marketing digital, con la que obtendrá más provecho que simplemente conformarse con el primer servicio que tenía en mente.

Para que comparen ventajas y desventajas

Es probable que un artículo en particular aparece en tu catálogo tal y como lo buscó un posible comprador: color, material, talla, marca. Sin embargo, podrías tener una versión de ese artículo con mejoras sustanciales que, seguro, aumentan un poco su precio, pero también su durabilidad, desempeño y estética. 

Al hacer este tipo de asociaciones de productos de distinta calidad les das la oportunidad a tus consumidores de comparar y decidir entre calidad o ahorro, dejando siempre la puerta abierta en caso de que quieran elegir una versión mejorada cuando tengan oportunidad.

Para mejorar la experiencia de tu cliente

Aunque al inicio adquiera la versión light de tu software, dale la oportunidad de que conozca las ventajas de una mejora en su plan. Deberá invertir más, pero tendrá acceso a mejores beneficios.

Por supuesto, debes respaldarte en lo que conoces del cliente y en la etapa del trayecto de compra en la que se encuentra para aplicar cualquiera de estas técnicas.

¿Cómo aplicar las estrategias de cross-selling y upselling?

El cross-selling y el upselling pueden llevarse a cabo en el punto de venta por un representante de ventas (como en los ejemplos anteriores), pero los gerentes de éxito del cliente (CSM, por sus siglas en inglés) también pueden desempeñar un papel importante al respecto.

Los CSM pueden aplicar las estrategias de cross-selling y upselling cuando detectan una oportunidad con un cliente en una etapa posterior, una vez que ya compró el producto inicial. Durante los intercambios de correos y las conversaciones telefónicas es posible que los clientes mencionen el interés de expandirse a un sector diferente, o que desean más capacidades con el producto que están usando, lo cual puede indicar que están listos para escuchar otras opciones.

A continuación, conoce algunas buenas prácticas que los vendedores y CSM pueden aplicar para brindar estrategias de cross-selling y upselling:

1. Conoce a tu público

Quizá ya estés familiarizado con los buyer personas, pero es importante que también conozcas a tu público una vez que compró tu producto. Usa información demográfica y psicográfica sobre tus clientes (junto con sus opiniones) para crear personas de tus consumidores y comprender sus objetivos y desafíos. Así podrás identificar los productos a ofrecer en cross-selling y upselling y tendrás mayores posibilidades de que les resulten útiles.

2. Determina lo que es el éxito para tus clientes

Antes de que puedas intentar vender valor adicional a tu cliente debes tener una idea clara de qué tipo de éxito es importante para ellos. Al principio de tu relación tienes que reservar un tiempo para sentarte y discutir lo que tu comprador quiere ganar con el uso de tu producto o servicio. No explores solo los objetivos inmediatos, sino también los planes más amplios y a largo plazo del consumidor. 

Cultivar una comprensión profunda de las prioridades de tus clientes es importante para generar confianza desde el principio. Si sabes lo que valora tu usuario y adónde quiere ir, puedes identificar áreas de oportunidad donde tus productos y servicios adicionales lo ayuden. 

A veces los compradores tienen claro solo su objetivo a corto plazo, pero no a mediano o largo plazo. Por ello puedes resolverles sus dudas sobre por qué agregar el artículo extra los beneficia en este momento. De alguna manera debes hacerles ver que conoces el camino y las herramientas que van a utilizar no solo en ese momento, sino más adelante y que tú se las ofreces para que estén prevenidos.

3. Diseña recorridos de clientes

De modo similar al primer paso, diseña recorridos de clientes para identificar cómo usarán tu producto y cómo este les ayudará a crecer. Cuando lleguen al punto en que vean resultados gracias a tu producto, comenzarán a hablar sobre él con otras personas y harán recomendaciones.

En esa etapa del recorrido del cliente tal vez escucharán con entusiasmo tu oferta de ventas cruzadas o adicionales, lo que les demandará a invertir más. Por eso es buena idea que esperes a que lleguen a este punto para aplicar las estrategias de cross-selling o upselling. Por su parte, durante el periodo posterior a la compra del producto (mientras lo incorporan y aún no han visto su valor) es probable que no tengas éxito al intentar cerrar ventas con estas estrategias.

4. Establece y realiza un seguimiento de metas estimables

Cuando incorpores a un nuevo cliente, asegúrate de basarte en indicadores claros y estimables de éxito para trabajar juntos en el uso de tu producto o servicio. Aprovecha lo que ya has aprendido sobre las prioridades y objetivos de tu consumidor, y desarrolla un plan de acción con hitos sencillos para realizar un seguimiento de su progreso. 

Para identificar la necesidad de servicios adicionales más adelante en el ciclo de vida del cliente necesitas reconocer las áreas en las que el plan de juego actual se está quedando corto o los lugares en los que podría aumentar sus recursos para obtener mejores resultados. Aquí es donde un seguimiento cuidadoso se vuelve esencial.

Si le dices a un cliente que necesitas dedicar más recursos a su inversión publicitaria en las redes sociales, es mejor que tengas los datos para respaldarlo. En términos de upselling, tener información refuerza tu argumento y ayuda a demostrarle al cliente que tienes en mente sus intereses para generarle más activos; por extensión esto te beneficiará a ti con la venta de más productos y servicios. No solo se debe vender por vender, hay que tener un plan y aprovechar las oportunidades. 

5. Piensa en los problemas del cliente y ofrécele soluciones

Antes de iniciar una llamada o enviar un correo y tratar de vender a un cliente existente, revisa tus ofertas de productos e intenta alinearlas con el recorrido de tu cliente. De ese modo, tendrás una idea clara de los desafíos habituales con los que tus clientes se enfrentan. Sabrás exactamente cuáles de tus productos puedes ofrecer como posible solución en una estrategia de cross-selling o upselling.

Es vital que identifiques a tus clientes con una necesidad real de upselling y cross-selling. Como ya lo mencionamos, no se trata de vender por vender y no todos los clientes son adecuados para una venta adicional. Por eso no debes intentar ofrecer productos o servicios extra a alguien que realmente no los necesita.

Como regla general, si no puedes explicar cómo la compra agregada beneficia los objetivos generales del cliente, entonces no es una venta adicional que valga la pena perseguir. Claro, puedes mencionarla, pero debes estar preparado con tus datos para ofrecerles el plan que les convenga y no simplemente hablarles de una venta adicional con la que se sientan hostigados e interpreten que solo quieres su dinero sin ofrecerles algo que los beneficia. 

Por ejemplo, si estás considerando ofrecer a tu cliente una actualización adicional del software de marketing por correo electrónico (pese a no encajar directamente en su estrategia a mediano o largo plazo para expandir su alcance) no debes forzar la oferta. Si intentas vender productos que no tienen una posibilidad de un resultado positivo al consumidor, corres el riesgo de causar un daño importante en la relación que tiene el cliente con tu empresa.

Mejor concentra tus esfuerzos de cross-selling y upselling en los clientes con una brecha evidente en su plan actual. Si un cliente quiere aumentar su alcance, pero no crees que lo esté haciendo de la manera correcta, probablemente exista la oportunidad de venderle una actualización que lo ayude a conseguir sus objetivos no alcanzados.

6. Pon en práctica la escucha activa

Tal vez puedas efectuar cross-selling o upselling con tus clientes sobre la marcha, durante una llamada telefónica o un intercambio de correos. Identificar si la oportunidad es adecuada solo es posible si te enfocas en tus habilidades de escucha y lectura activas para detectar las señales que indiquen que tu cliente está listo para tu oferta.

Si el cliente menciona que desea expandir sus capacidades o alcanzar sus objetivos más rápidamente, probablemente es el momento indicado para explicarle cómo otros productos o servicios tuyos pueden ayudarlo a lograrlo.

7. Proporciona valor lo antes posible con ganancias rápidas

Nadie va a invertir recursos adicionales en la compra de tus servicios hasta que hayas demostrado que puedes ofrecer resultados tangibles para su negocio. Para establecer una relación larga y mutuamente beneficiosa con un cliente, debes concentrarte en proporcionar ganancias rápidas lo antes posible.

Una ganancia rápida es cualquier cosa que ofrezca valor inmediato a un cliente. Algunos ejemplos podrían ser una auditoría de la estrategia de redes sociales existente de un cliente, una evaluación a su sitio web para identificar nuevas oportunidades de optimización, la creación de una oferta de contenido y un plan promocional sencillo o hasta aumentar sus números de ganancias. 

Una ganancia rápida no requiere un gran esfuerzo de tu parte, solo tienes que demostrar que estás completamente comprometido con brindar los números reales a tu cliente desde el primer día, y que tus productos o servicios pueden ayudar a eso. Cuanto antes puedas mostrarle a tu cliente un éxito medible, más rápido lograrás profundizar la relación y demostrar tu experiencia en áreas adicionales. 

Si es un cliente nuevo estos valores se proporcionan a través de otras campañas realizadas con clientes diferentes; si se tiene alguno de su misma área es mejor, pues el cliente tiene mayor confianza de que conoces su ramo empresarial y las necesidades que deben cubrirse. En cambio, si el cliente tiene una relación ya establecida con tu empresa y quiere explorar otras áreas, lo ideal es hacer cortes de información cada cierto tiempo, puede ser cada 15 días o un mes; así podrá ver el avance que tienes con la última estrategia que sugeriste y cómo la has estado encaminando a su favor.

8. Presenta ideas, no solo actualizaciones o seguimientos

Tus clientes deben comprender completamente por qué crees que una compra adicional es una buena idea. Si te acercas a ellos y les dices: «Creo que necesitan gastar más en las redes sociales», podría ser una idea equivocada y ellos llegarán a la conclusión de que solo estás tratando de llenar tus propios bolsillos.

Siempre lanza una nueva actualización dentro del contexto de una idea. Si ves una oportunidad para ayudar a un cliente a aumentar sus compradores potenciales a través del email marketing, debes idear un plan real para lograrlo. No te limites a decirle que necesita gastar más; bríndale un plan de fácil comprensión para ver qué pagará su dinero y cómo estas acciones contribuyen al éxito general de su negocio mediante la actualización que te compra.

Algo que hay que destacar es utilizar palabras que generen en el cliente la confianza de que su dinero se utiliza con un fin. La palabra «gastar», por ejemplo, podría verse como algo negativo y que no reporta ningún beneficio. 

9. El tiempo aumenta las ventas con hitos 

Encontrar el instante perfecto para acercarte a un cliente y hablarle sobre tus servicios y productos adicionales puede ser complicado, pero en realidad todo depende del momento. Después de completar una iniciativa exitosa con tu producto o un gran hito (por ejemplo, alcanzar un nuevo objetivo de generación de clientes potenciales), aprovecha la oportunidad para dar un paso atrás y preguntarle a tu cliente: «¿Qué sigue?». 

Las conversaciones sobre el futuro ofrecen una oportunidad natural para plantear nuevas ideas y proyectos que deseas realizar con tu cliente. Lanzar un cross-selling u upselling es especialmente efectivo después de ayudar a lograr una gran ganancia para tu cliente, ya que tienes la prueba inmediata de tu experiencia. 

Como mencionamos, los clientes en ocasiones no conocen de manera clara a dónde llevar sus negocios en el futuro, por lo que tienes mayor oportunidad de ofrecer algún producto o servicio si conoces los potenciales de tu cliente y hacia dónde lo puedes dirigir. El plan no tiene por qué ser inmediato, tienes el espacio de solo plantear la idea y prever lo que pase con las decisiones tomadas en el presente, para que así quien compre tu producto tenga mayor confianza en ti y sepa que lo ayudarás con ideas futuras, puesto que tus proyecciones se están cumpliendo. 

10. Proporciona un desglose de precios transparente 

Ponte en el lugar de tu cliente por un momento: si alguien te dijera que necesitas pagarle más dinero por beneficios adicionales vagamente definidos, probablemente no lo hagas. De hecho, tal vez sentirías que están tratando de aprovecharse de ti. 

Cuando propongas un upselling o cross-selling es especialmente importante proporcionar información de precios transparente. Ofrece a tu cliente un desglose completo de lo que estás proponiendo y explícale detalladamente la inversión y el tiempo involucrados. Si un usuario sabe a dónde van los recursos que tanto le ha costado ganar, se sentirá más cómodo al invertir más dinero en tus productos. Si no te sientes cómodo con subir el precio, esta podría ser una buena oportunidad para que tu cliente hable con un representante de ventas de tu equipo.

Debes analizar que muchas compañías tienen presupuestos reducidos porque calculan riesgos diversos. Tal vez apenas están iniciando o se encuentran invirtiendo en otra área de crecimiento. Cualquiera que sea el caso, es recomendable dar información desglosada del capital requerido para la inversión extra: por qué tiene ese costo, qué beneficios obtendrá y en cuánto tiempo podrá ver resultados. 

11. Identifica tendencias y aplícalas a tu proceso de ventas

Una vez que hayas vendido exitosamente a algunos clientes, comenzarás a desarrollar una mejor idea de qué tipos de clientes se benefician más de los productos adicionales. Realiza un seguimiento de los tiempos y las características que estos consumidores tienen en común e incorpora tendencias en tu proceso de ventas para identificar de manera proactiva oportunidades de upselling y cross-selling continuamente.

Por ejemplo, si tu empresa se enfoca en las redes sociales de otras compañías, lo ideal es concentrar tu proceso de ventas en ello. Si detectas que hay una red social con mayor auge que podría atraer más oportunidades para tus clientes, puedes ofrecer una estrategia más amplia con herramientas extras que den potencia a la marca de tu cliente. 

12. Elige la sinceridad como tu mejor arma de convencimiento 

La mayoría de las personas son desconfiadas, sobre todo cuando se trata de su dinero y más si son compras importantes y costosas que puedan definir el rumbo de su empresa. Ellos de alguna manera piensan que solo buscas su cuenta bancaria; no obstante, tu mejor herramienta es ser sincero con ellos y plantear el plan de lo que quieres hacer con la compañía y lo que requerirán para su éxito. 

Asegúrate de tener todos los datos y la evidencia necesaria que respalde lo que vas a ofrecer antes de hacer una llamada para concretar una cita. Trata siempre de agendar una reunión, ya que en ella mostrarás la capacidad de tu plan. Muchos de los clientes ya tienen experiencia y algunos acuden con sus directores de imagen, comunicación o marketing que saben y detectan cuándo estás dando información errónea o que no les va a beneficiar, lo cual únicamente deja a tu negocio con una mala imagen. 

Claro, existen negocios primerizos que tienen su confianza más abierta, y a los que posiblemente puedas hablarles con datos erróneos. Sin embargo, ellos lo detectarán cuando lo que prometiste no se esté cumpliendo y visualicen un saldo negativo más que positivo. En ambos casos, tú solo te cierras las puertas a más contratos y a recomendaciones que podrían elevar tus ingresos. 

No ofrezcas productos que no van a utilizar y no des cifras que son imposibles de alcanzar. La sinceridad es clave para que ellos decidan invertir en tu producto y decidan renovar el contrato. Lleva datos duros que impulsen tu argumento, porcentajes, estimaciones de otros proyectos y las conclusiones, para así convencer de que te necesitan por tu trabajo de calidad. 

4 ejemplos de tácticas cross-selling

Algunas situaciones habituales en las que se producen cross-selling son las siguientes:

1. Crea un esfuerzo de marketing y ventas

Los representantes de ventas y los CSM pueden proponer cross-selling de manera indirecta por correo electrónico al solicitarles a los clientes que comprueben nuevos productos o servicios por sí mismos e invitándolos a que hagan preguntas.

La clave es que no se sienta como un proceso invasivo o insistente, sino que siga la lógica de los gustos y el comportamiento del cliente para que el cross-selling se convierta en un seguimiento que mejore la experiencia de compra: «Sabemos que buscaste este artículo, tal vez te interese este otro para transportarlo de manera eficiente».

Es como crear una lista de compras personalizada, sin que el usuario tenga que invertir tiempo en eso.

Táctica de cross-selling: establece un esfuerzo conjunto de marketing y ventas

Imagen de Amazon

2. Educa a tus clientes

Los contenidos de las publicaciones del blog y la base de conocimientos son otra manera cautivadora de poner en marcha el proceso de ventas cruzadas. En los lugares donde los clientes buscan información (al leer artículos de la base de conocimientos y publicaciones del blog o ver videos), los profesionales del marketing y los CSM pueden incluir un texto para informar sobre los productos adicionales que pueden probar para enriquecer aún más su experiencia.

También puedes utilizar el correo electrónico de tus clientes para compartirles guías de uso, garantías o videos instructivos para que aprovechen al máximo su compra.

3. Ofrece algo más antes del check-out

Antes de que el cliente dé clic en el último botón para finalizar su compra (o esté por deslizar su tarjeta en tu máquina registradora), muéstrale qué más puede llevarse para completar el atuendo, optimizar el uso de la herramienta que adquirió o lo que completa la experiencia que inicia con su adquisición.

La ventaja es que, al mostrar cómo se relacionan estos productos, el cliente tendrá claro que le puedes ofrecer todo lo que necesita en un solo sitio.

Ejemplo de táctica cross selling: ofrece productos antes del cobro por la compra seleccionada

Imagen de Loly in the sky 

4. Abre una oportunidad en tus boletines

Ofrece una suscripción para una aplicación de streaming, el envío gratuito de artículos de uso regular, formar parte de un grupo especial de compradores de una tienda en particular: usa tus boletines de manera inteligente. 

Dar seguimiento a tus clientes regulares te ayudará a saber cuándo es el mejor momento de recordarles que pueden comprar algo más que lo habitual u ofrecerles una promoción para que agreguen un extra a sus compras. Para el cuidado de su mascota, por ejemplo: además del costal de croquetas que le encantan al perro, un juguete en descuento o una bolsa de premios.

4 ejemplos de tácticas upselling

1. Ofrece el mejor artículo para cada persona

Al poner atención a las preguntas, gustos y necesidades de un consumidor, también podemos aprender qué oportunidades tenemos para ofrecerle.

Si una persona expresa que el mayor uso que le da a su teléfono inteligente es la captura de imágenes y videos de sus seres queridos y de las experiencias que vive, entonces puedes ofrecerle un nuevo teléfono que tenga su mayor ventaja en la cámara. Así tendrá una razón de peso para adquirirlo.

2. Recuerda la importancia de la protección de su negocio

Es posible que ofrezcas un servicio de creación de sitios web en 3 planes distintos: sin costo, prémium y platino. Sin importar qué nivel de sofisticación busque tu cliente, una cosa es clave: necesitará protegerse en contra de ataques a su página, así que al contratar el plan de su elección, le ofreces adicionalmente un antivirus y atención técnica especializada. Esto también es común al adquirir un dominio y todas sus variantes.

Táctica upselling: ofrece un servicio que proteja la seguridad de tu cliente

Imagen de GoDaddy

3. Premia su compra con la oportunidad de adquirir más

No te desaparezcas de tus consumidores una vez que el pedido se ha realizado. Al enviarles su confirmación de pedido a su correo electrónico, adjunta también un descuento que pueden utilizar en su siguiente compra. Con ese incentivo tal vez puedan adquirir un producto o servicio con mayores ventajas que el primero y tendrán en mente que aprecias su inversión.

4. Muéstrales cuál producto tiene características que compensan su precio

Una de las razones por las que una persona gasta más por un producto o servicio se basa en el tamaño o en la cantidad de características: si buscan una hielera, lo más seguro es que prefieran invertir más en ella si tiene ruedas para transportarla fácilmente y más espacio para las bebidas.

Cuando vean un producto que cumple de manera sencilla una necesidad, muestra una alternativa que ofrezca algo extra. A todos nos gusta la sensación de que recibimos mucho más por lo que hemos pagado.

Ejemplo de táctica upselling: mostrar artículos similares con mayores beneficios para tu cliente

Imagen de Liverpool 

Recuerda que lo esencial en tus tácticas de cross-selling y upselling es que ofrezcas sugerencias que sean justas con la inversión de tus clientes. Así que piensa solo en aquello que les será realmente útil de acuerdo con sus necesidades. 

Descarga esta plantilla gratis y descubre cómo crear un plan de ventas

 Plan de ventas CTA

Publicado originalmente el 17 de febrero de 2021, actualizado el 17 de febrero de 2021

Topics:

Estrategias de Ventas