Incluso si no sabes exactamente qué es un blog, seguramente ya has visto más de uno. Tal vez consultaste uno mientras buscabas recetas saludables para la cena.

O quizás un blog te ayudó a mejorar tu estrategia SEO. Es más: si estás leyendo esto, ¿sabes qué? Estás en un blog. Quién lo iba a decir, ¿eh?

<< Descarga gratis el kit con todo lo que necesitas para crear un blog para tu  empresa >> 

Aunque no seas un blogger, si tu empresa no tiene un blog, quizás estés dejando pasar una gran oportunidad: los profesionales del marketing B2B que llevan un blog consiguen un 67% más de leads que aquellos que no lo tienen; además, un estudio reveló que los blogs son la quinta fuente más fiable de información en línea.

Como mínimo, los blogs te pueden ayudar a desarrollar una presencia en línea, demostrar que eres experto en un ámbito concreto y atraer más leads de calidad a todas las páginas de tu sitio web. Si estás considerando crear un blog para tu empresa o simplemente quieres saber más sobre este tema, sigue leyendo.

Blog vs. sitio web

Generalmente, un blog es una sección del sitio de tu empresa. Al contrario que este último, un blog tienes que actualizarlo frecuentemente con publicaciones nuevas. Además, el blog es una herramienta que te permitirá interactuar con un público, ya sea analizando la cantidad de lectores que comparten tus artículos en las redes sociales o bien dándoles la posibilidad de comentar en textos concretos.

Así pues, se convierte en un medio de comunicación más conversacional que el resto de tu sitio. Sin embargo, un blog también puede constituir la totalidad de una página web, y esto ocurre a menudo con los blogs personales (por ejemplo, un diario de viaje). 

Orígenes del blog

Hagamos un pequeño repaso histórico. En 1994, un estudiante del Swarthmore College llamado Justin Hall creó lo que se considera el primer blog: Links.net. En aquella época, sin embargo, no recibía ese nombre sino, que se le consideraba simplemente una página personal.

Primer blog en la historia: Links.net

Imagen de Links.net

En 1997, Jorn Barger (bloguero de Robot Wisdom) acuñó el término «weblog» para describir el proceso de «registrar» («log», en inglés) lo que veía al navegar por diferentes páginas web. Hacia 1999, el programador Peter Merholz acortó esta palabra en «blog».

En los primeros tiempos, un blog era una página web personal o una especie de diario en la que uno compartía información u opiniones sobre diferentes asuntos. Esto se publicaba por orden, de tal manera que las entradas más recientes aparecían primero.

Por ejemplo, HubSpot lleva blogs sobre diferentes temas de marketing, ventas y servicio porque justamente vende productos relacionados con estos tres ámbitos. Entonces, lo más probable es que el tipo de lectores que HubSpot atraiga con ellos será bastante similar al buyer persona de la empresa.

Ejemplo de blog de HubSpot

Por otro lado, una mujer llamada Kiki creó un blog de viajes llamado The Blonde Abroad para documentar sus experiencias y dar consejos e información útil sobre viajes a sus lectores. Su blog no está al servicio de una gran compañía, pero sí la ayudó a crear una marca personal. Este artículo cubre otros blogs que cuentan con nombres originales.

Ejemplo de blog de viaje

Imagen de The Blonde Abroad

Si un blog personal tiene suficiente éxito, el autor también puede ganar dinero con él mediante patrocinadores o anuncios. Si te interesa esto, echa un vistazo a nuestras 5 estrategias para monetizar un blog.

Estructura de un blog

Es fácil distinguir a un blog porque mantiene ciertas características que de inmediato te hacen saber que estás ante uno; no solo porque tengas acceso a contenidos que se publican periódicamente en ese sitio, sino que cada contenido presenta una estructura específica:

  • Título.
  • Resumen.
  • Texto.
  • La posibilidad de compartirlo en redes sociales.
  • Un espacio para comentarios (opcional).

Estructura de un blog: ejemplo de una entrada de blogAdemás, no lo podemos tomar como una wiki porque esta última es una plataforma colaborativa en la que cualquier persona puede editar, compartir o publicar contenido: el ejemplo más conocido es Wikipedia. Por su parte en un blog lo habitual es que haya una sola persona, o un equipo, con permisos de administración, edición, escritura o publicación. Los visitantes de tu sitio web que den con tu blog podrán dejar comentarios al final de las entradas (si les das esa oportunidad), pero no publicar nada en la página ni editar los textos.

¿Qué es una entrada de blog?

Una entrada en un blog es una página individual de tu web que trata un tema específico. Por ejemplo, supongamos que en tu tienda en línea tienes un blog de moda. Una entrada podría ser «Los mejores zapatos de otoño». Esta entrada guarda relación con la línea general de tu blog (moda), pero al mismo tiempo se centra en un tema específico (zapatos de otoño).

Las entradas o artículos te permiten alcanzar una clasificación determinada en los motores de búsqueda según una serie de palabras clave. Así, en nuestro ejemplo la entrada podría ser rastreada por Google bajo la palabra clave «zapatos de otoño». Si alguien busca zapatos de otoño y da con tu blog, también habrá llegado al resto de la web de tu compañía. Después de leer tu texto, puede que hagan clic en «Productos» para echar un vistazo a las prendas de ropa que vendes.

Todo publicación redirige también a la página principal del blog. Por ejemplo, ahora mismo estás en blog.hubspot.es/marketing/que-es-un-blog La parte «que-es-un-blog» del URL depende de «marketing/», que es el blog completo y este a su vez pertenece al sitio «blog.hubspot.es».

1. Para ayudar a tu compañía en su clasificación en motores de búsqueda

Generalmente las compañías usan los blogs para mejorar la clasificación de sus webs en los motores de búsqueda. Puedes usar técnicas de SEO, anuncios de pago o ambos para que tu sitio obtenga mejores resultados en Google hasta llegar al primer puesto. Dentro de las estrategias de SEO, la mejor solución a largo plazo es un blog que esté optimizado de acuerdo a las técnicas de posicionamiento en motores de búsqueda.

Para saber qué clasificación puedes conseguir en los motores de búsqueda con un blog, vamos a empezar con un ejemplo: digamos que trabajas para un emprendimiento de diseño web con muy poca presencia en línea.

Decides dedicar el primer año a escribir y publicar con regularidad contenido relacionado estrechamente con el diseño web. Con el paso del tiempo, tu tráfico aumenta y otras compañías enlazan a tu web por su contenido sobre el tema. Cuando pasa esto, Google reconoce tu compañía como una fuente legítima de información sobre diseño web. Finalmente (tras prueba y error), tus entradas empezarán a aparecer en la primera página de los resultados de Google detrás de búsquedas como «diseño web», «creación web» o «página de comercio electrónico».

Kit Gratis

Descubre cómo crear un blog para tu empresa

Cuéntanos un poco de ti para acceder al kit

Después, te das cuenta de que estás en la primera página de resultados de «compañías de diseño en la ciudad X». Esto se debe, sobre todo, a tu trabajo constante en el blog (que no solo implica trabajar en crear contenido de calidad, sino también en cuidar ciertas prácticas que volverán a tus textos más atractivos para los usuarios que utilizan motores de búsqueda.

2. Para compartir información sobre un tema específico y ganar autoridad en el sector

En 2006, el bostoniano Matt Kepnes dejó su trabajo y empezó a viajar por el mundo. Documentó sus travesías en el hoy famoso blog NomadicMatt.com.

Al cabo de un año, gracias a su incansable trabajo en el blog (y una serie de estrategias SEO) llegó a los primeros puestos de Google y generó 60.000 USD. Matt también creó ebooks y sacó algo de dinero extra con patrocinios y programas de marketing de afiliados. Además, escribió un libro que se convertiría en éxito de ventas: How to Travel the World on $50 a Day (Cómo recorrer el mundo por 50 dólares al día).

Hoy en día, su blog atrae a 1.5 millones de visitantes al mes y genera en torno a 750.000 USD por año; Matt se ha convertido en un experto de referencia en el mundo de los viajes.

Si quieres adquirir también un grado de autoridad en un tema de tu interés (como la moda o el deporte) puedes hacerlo; la mayoría de las veces, el primer paso es un blog.

3. Para atraer visitantes a tu sitio y convertirlos en leads

Es limitado el tráfico que puedes atraer con la página principal de tu sitio web o incluso una de información. Obviamente, estas secciones son esenciales para cualquier lead que ya tenga interés en tus productos, pero rara vez servirán para quienes están en la parte superior del embudo. Aquí es donde entra en juego tu blog.

Puede ser un gran recurso para ayudarte a atraer visitantes incluso antes de que estén listos para comprarte algo. Supongamos, por ejemplo, que vendes productos para tiendas de comercio electrónico. Podrías llegar a determinados propietarios de este tipo de negocios que ya estén buscando tus productos en internet; sin embargo, lo más habitual será que esta persona no esté lista para comprar directamente.

En lugar de eso, si empiezas a publicar consejos para ayudar a los comerciantes que están recién empezando, como «Cómo crear una web de comercio electrónico» o «Beneficios del comercio electrónico frente al tradicional», poco a poco irás creando un público para tu contenido. Más adelante, cuando los negocios de tus lectores empiecen a crecer (gracias, en parte, a tu blog), ya conocerán tu marca y confiarán en ella como fuente de recursos. Y entonces es cuando echarán un vistazo a tu página de precios.

Además de las ideas, contar con títulos creativos es clave para atraer visitas a tu blog. 

4. Para crear una comunidad en línea e interactuar con un público

Como mínimo, un blog te servirá para interactuar en línea con una comunidad de lectores con intereses afines a los tuyos. Por ejemplo, puedes crear un blog culinario y pedir que la gente comparta sus recetas.

Otra opción es publicar un blog de bricolaje en el que compartas divertidos proyectos que puedan llevar a cabo en casa y otros temas de los que los lectores te puedan dar sus opiniones o experiencias.

Un blog no conoce límites... como tampoco los beneficios que le traigan a tu empresa. Si ya estás oficialmente en condiciones de empezar un blog, echa un vistazo a nuestra guía.

Ahora bien, si te pueden los nervios ante tu primera entrada, quizás te resulte de ayuda nuestra fórmula sencilla para escribir un post en 10 pasos.

Herramientas útiles para tu blog

Un blog exitoso requiere un trabajo bien planeado y si lo vas a incluir como parte de tu estrategia de contenido, contar con varias herramientas que te ayudarán a generar más clientes será más que necesario.

En esta sección te vamos a mostrar cuáles son las principales herramientas que te pueden acompañar: desde la planeación hasta la promoción. Con ellas podrás escribir mejor, publicar más rápido, mejorar tu SEO, atraer más visitantes y, por lo tanto, incrementar tus ventas. Hay gratuitas y de pago, elige las que convengan más a tus necesidades y objetivos.

Servidor de Alojamiento

Para iniciar con tu blog lo primero que necesitas es un servidor de alojamiento, también conocido como hosting. Este será la plataforma que te proporcionará el espacio donde estará tu blog, por lo tanto, tendrás el dominio de la dirección web. También te ayudará con la velocidad de carga, funciones de SEO, seguridad y diseño para desarrollar tu blog.

1. CMS Hub de HubSpot

CMS Hub está integrado con herramientas de marketing, ventas y otros servicios de HubSpot. Incluye un editor de blog con CTA, formularios, vista previa de entradas. Puedes crear contenido SEO con las herramientas de blog. Realiza pruebas A/B y agrega un chat en vivo en tu página. Además, te permite planear tu contenido con los datos que la plataforma te brinda.

Herramientas para blog: CMS Hub

2. WordPress

Este es otro de los servidores de los más populares, tiene una interfaz flexible para crear un blog personalizado y cuenta con miles de complementos para mejorar sus funciones y diseño. 

Herramientas para blog: WordPress

Imagen de WordPress

Planificación del blog

En esta área están las herramientas que te ayudarán en la planificación de tus blogs corporativos. Entre ellas están las que contribuyen a definir cuál es tu público objetivo, encontrar cuáles son los temas y las tendencias que les atraen actualmente a tus prospectos, conocer comunidades en línea especializadas, así como plataformas que te ayudarán con la gestión de publicación y de tareas de tus colaboradores.

3. Generador de Buyer Personas

Esta es una herramienta que te permite crear fácilmente a tu buyer persona de manera simulada. A partir de aquí podrás planificar cuál es el contenido adecuado para tus prospectos.

Herramientas para blog: Generador de buyer personas

4. SEMrush

Una herramienta que te ayuda con la investigación de palabras clave, auditoría SEO y análisis de tráfico. Además, descubrirás tus principales competidores en la búsqueda pagada.

Herramientas para blog: SemRush

Imagen de SEMrush

5. Google Trends 

Google Trends te permitirá identificar cuáles son las tendencias de búsquedas en regiones específicas, con ello podrás crear una estrategia de contenido más adecuada.

Herramientas para blog: Google Trends

Imagen de Google Trends 

Escritura del blog

Una vez que ya tienes tu página preparada, tu público objetivo y tus palabras clave es momento de ponerse a escribir. Para ello existen herramientas que te ayudan a generar ideas y títulos de tus blogs, incluso pueden calificar y determinar la facilidad de lectura de los textos. Te corrigen la ortografía, gramática y puntuación y también te dan sugerencias de vocabulario.

6. Blog Ideas Generator de HubSpot

Únicamente escribe cinco palabras clave en la barra de búsqueda y automáticamente tienes cinco ideas para escribir tus blogs. Es gratuita.

Herramientas para blog: Blog Generator de HubSpot

7. LanguageTool

Con solo pegar tu texto puedes verificar tu ortografía, gramática y puntuación, en varios idiomas. También te ayudará a mejorar tu estilo de escritura y evitar palabras mal escritas, tiene una versión gratuita y otra de paga que te ofrece más sugerencias y correcciones.

Herramientas para blog: LanguageTool

Imagen de LanguageTool

SEO del blog

Para trabajar una de las partes más importantes de un blog (el SEO) cuentas con herramientas que te pueden ayudar a mejorar notablemente. Se encargan de la legibilidad, gramática y sugieren palabras clave. También puedes obtener un análisis detallado del SEO y datos de rendimiento de tu sitio para facilitar tus informes mensuales. 

Algunas otras te sirven para revisar la velocidad de tu página, así como para verificar que funcionen los enlaces que uses.

8. Yoast SEO

Examina los errores de las keywords, ofrece sugerencias para mejorar la gramática, te da alternativas de palabras clave, optimiza tus metadescripciones y URL; indica el nivel de lectura y te ofrece opciones de enlaces internos.

Herramientas para blog: Yoast

Imagen de Yoast SEO

9. Google Search Console

Aquí puedes analizar el rendimiento SEO de tu página web en los buscadores, detecta los problemas y también ofrece opciones de solución.  

Herramientas para blog: Google Research

Imagen de Google Search Console

Promoción del blog

Una vez que ya tienes preparado tu blog, ¿quieres promocionarlo para que llegue a más gente? Para ello hay herramientas muy completas y con una interfaz amigable que te guiarán en tu objetivo. Están configuradas para que muestren tu contenido a las personas adecuadas en el momento preciso, así los visitantes se convierten en clientes fácilmente. 

Estas te indicarán el día y la hora ideal para publicar y el rendimiento de tu contenido. Otras te ayudarán a programar tus publicaciones.

10. Herramientas de marketing

Este software de HubSpot cuenta con un sistema de gestión de contenidos (CMS Hub). Incluye varias funciones gratuitas y de paga para anuncios, email, marketing, chat en directo, informes, formularios y más.

Herramientas para blog: HubSpot marketing

11. Buffer

Programa tus publicaciones en las diferentes redes sociales las veces que quieras. También se encarga de dar seguimiento del rendimiento de tu contenido. Tiene una versión gratuita, pero limita el número de cuentas que puedes gestionar. Si quieres ampliar su funcionalidad, elige alguno de sus planes de pago. 

Herramientas para blog: Buffer

Imagen de Buffer

Algunas de las herramientas anteriores te pueden ayudar a comenzar con tu blog, pero no olvides que conforme vayan creciendo tu blog y empresa, será mejor contratar a profesionales en cada una de las áreas (creadores de contenido, editores, diseñadores, especialistas en SEO, entre otros).

Consejos para conseguir suscriptores a tu blog

En cuestión de marketing tu lista de suscriptores es una de las más importantes, porque son personas que han mostrado cierto interés en tu marca o negocio. Además, al tener el correo y algunos otros datos de las personas puedes hacer un análisis más preciso de tu público objetivo. También son mayores las posibilidades de que se conviertan en clientes frecuentes. Así que en seguida te compartimos algunos consejos con los que podrás ganar más suscriptores.

Ofrece contenido de valor 

Para que las personas se interesen en tu sección de blog es necesario que brindes información especializada que tenga que ver con tu producto o con tu negocio. Ya sea que busques entretener, educar o informar, los mensajes tienen que ser claros y estar bien redactados. Una opción es crear artículos en serie para que la gente quiera leer el siguiente.

Facilita la suscripción 

Realiza tus invitaciones de forma clara y sencilla, a nadie le gusta utilizar tiempo buscando dónde se puede registrar ni mucho menos llenar grandes formularios. Trata de colocar frases atractivas y cortas que sean visibles en la parte superior o lateral de la página web que les hagan más sencillo el proceso de suscripción.

Comparte enlaces de suscripción 

Coloca un pop up de suscripción al ingresar a tu página principal, incluye enlaces de registro en publicaciones de redes sociales, al final de los emails coloca un llamado a la acción (CTA) para suscribirse y dentro de tus propios blogs también realiza invitaciones.  

Ofrece incentivos 

Hay que dar para recibir, así que en este caso ofrece contenido gratuito a cambio de una suscripción. Puede ser un manual, un curso, un ebook, una guía o un descuento que esté enfocado en tu marca o tu negocio. Para que la gente se interese detalla en qué consiste y cuáles son los beneficios del mismo.

Profesionaliza tu imagen

Una de las partes que más notan los visitantes son el diseño y colores tanto de tu página como de los botones de suscripción que coloques dentro. Cuida que sean visibles y legibles. Esto también aplica para el contenido gratuito que ofrezcas porque es parte de tu presentación ante tus futuros clientes. Por eso es conveniente que consideres invertir a futuro en profesionales para la creación de contenido de tu blog.

Aunque es cierto que las herramientas anteriores que te presentamos pueden ayudarte a comenzar con tu blog, no olvides que conforme vayan creciendo tu blog y empresa, será mejor contratar a profesionales en cada una de las áreas (creadores de contenido, editores, diseñadores, especialistas en SEO, entre otros). Verás que su intervención te ayudará a construir una imagen profesional y confiable para todos los que visiten tu sitio y blog.

Ahora ya conoces lo básico, sabes que hay herramientas especializadas para cada una de las etapas de desarrollo de tu blog y conoces unos cuantos consejos que te ayudarán a optimizar el rendimiento de tu trabajo. Comienza tu blog y mira todos los beneficios que te trae.

como empezar un blog

 Blogging para empresas

Publicado originalmente en abril 16 2021, actualizado abril 16 2021

Topics:

Blog