El design thinking es una herramienta multifacética: la puedes utilizar para resolver problemas, encontrar oportunidades de negocio o de innovación en tu rubro, e incluso para tus estrategias de marketing.

Lo han utilizado, en distintas ocasiones, grandes y pequeñas empresas que desean un crecimiento continuo. Y dado que, al mismo tiempo, presta atención especial a las personas y cuenta con la empatía como uno de sus pilares, el design thinking pone a la gente en el centro para mejorar su calidad de vida.

Aquí queremos mostrarte algunos ejemplos para que te inspires, y conozcas todo lo que puedes lograr con el design thinking. 

    << [Guía gratuita] >> Implementa el design thinking en tu negocio

1. IBM

Design thinking ejemplos prácticos: IBM Design Thinking

Imagen de IBM Design Thinking

La empresa de tecnología sabe que el design thinking puede ser una solución valiosa para las empresas. Por eso creó un laboratorio de innovación que comparte con los usuarios, junto con cursos y herramientas de manera gratuita, pensados para distintos papeles en un equipo, desde alguien con nivel de practicante hasta quien está al frente. 

Este tipo de oferta significa que IBM reconoce que esta práctica es necesaria para cualquier empresa o negocio; aunque normalmente los cursos tienen un costo, por el momento son de acceso libre, con solo abrir una cuenta gratuita. 

Las soluciones que comparte han sido probadas en sus propios equipos. Y al reconocer que durante los últimos dos años hay una sensación de incertidumbre generalizada desde la pandemia, demuestran que efectivamente la empatía es parte del design thinking que implementan en sus procesos de trabajo, y ahora regalan a quien desee probarlo.

2. Ópera de San Francisco

Ir a la ópera no es precisamente el entretenimiento que mucha gente tiene en la cabeza cuando planea una noche con sus amigos. La Ópera de San Francisco lo sabía muy bien, porque se dio cuenta de que no tenía la asistencia deseada, lo que se traducía en una baja venta de boletos y, por lo tanto, recursos limitados para continuar con sus producciones.

Para encontrar la raíz del problema y buscar soluciones, contactó a un programa desarrollado en la Universidad de Stanford, llamado Class Partners. Inició un proceso de design thinking para escuchar lo que las personas jóvenes pensaban de la ópera. La conclusión es que se trata de un espectáculo anticuado, para personas pretensiosas y sin nada de diversión. Gracias a eso crearon Barely Opera, una programación de esta expresión artística en ambientes más relajados, con un programa más moderno que trajo buenos resultados.

 

 

Video de SFO

El método de design thinking le gustó tanto a la compañía, que crearon el SF Opera Lab para seguir buscando soluciones innovadoras a fin de mantener la ópera en la programación regular de la gente joven, incluso para ganarse premios como el Webby's People Voice Award en 2022.

3. Dyson

Design thinking ejemplos prácticos: Dyson

Imagen de Dyson México

La marca Dyson se ha esforzado por crear electrodomésticos que lucen como si vinieran del futuro y que, además, funcionan de maravilla. La gente que los adquiere no desea esconderlos en el armario, como normalmente lo haríamos con la aspiradora, por eso no sorprende que haya creado también un secador de pelo con el mismo resultado.

Esta innovación se desarrolló durante cuatro año y tuvo cientos de prototipos para conseguir un motor digital mucho más ligero y más rápido que un secador tradicional. El proceso, aunque suena agotador, es lo que distingue a la marca, que utiliza el design thinking no solo buscando lo que la gente desea para una vida más sencilla, sino la posibilidad de hacer iteraciones con los diseños y prototipos, otra gran cualidad de este tipo de proceso. 

Además, Dyson es el mayor inversor del Reino Unido en robótica e investigación de inteligencia artificial, que ya cuenta con su Instituto Dyson de Ingeniería y Tecnología, para beneficio de su plantilla de ingenieros y científicos.

4. Oral-B

Design thinking ejemplos prácticos: Oral-B

Imagen de Oral-B

¿Cómo mejoras un cepillo de dientes? La gran innovación hasta hace poco era el cepillo eléctrico. Pero la marca Oral-B no iba a quedarse con algo tan básico, así que aplicó el design thinking para entender mejor lo que las personas esperan de su rutina de limpieza dental: la preocupación de si lo están haciendo de manera correcta.

Decidieron llamar a su solución Genius 8000. Tiene 5 modos de limpieza, cuenta con Bluetooth, se conecta a la app Oral-B y tiene inteligencia artificial que analiza el cepillado diario. Se encarga de que los usuarios inviertan los dos minutos recomendados, como aconsejan los dentistas, y tiene batería recargable. De esa manera, la gente aprovecha mejor su limpieza dental, corroborando el desempeño gracias a los datos que el cepillo recoge según la presión que se aplica al mango, el nivel de inclinación y el tiempo que dura cada cepillada.

5. Hospital para niños de Pittsburgh

Este caso es, de hecho, muy memorable. Cualquier persona que trabaja en un hospital sabe que no es el espacio más reconfortante del mundo. Si para los adultos es un poco abrumador la vista de las máquinas, sueros, instrumentos o el sonido de códigos en los altoparlantes de sus instalaciones, para los niños es todavía peor. 

Un equipo de design thinking, dirigido por el diseñador industrial Doug Dietz, se encargó de revisar cuál área era más escalofriante para los más pequeños, y de inmediato identificaron a las unidades de imagen por resonancia magnética (IMR).

Para tratar de hacer más amigable el espacio y que los exámenes ahí realizados no fueran una tortura para los niños, mejoraron la experiencia con un programa llamado Adventures, que convirtió los departamentos de IMR en parques temáticos. Se implementó en otros 26 hospitales infantiles.

En este video puedes conocer más de lo que hablamos. ¡Está increíble!

 

 

Video de UPCM

6. Nike By You

Design thinking ejemplos prácticos: Nike By You

Imagen de Nike By You España

La ropa y los accesorios son parte de la personalidad de quien los usa. Y a veces, la gente desea añadir un poco de su toque a lo que su marca favorita ya hace.

Nike lo descubrió, así que lanzó la línea Nike By You, que se construye básicamente con dos descubrimientos: la marca crea el cascarón, es decir, pone a disposición algunos de sus diseños más icónicos; y la gente añade su estilo al decidir colores en cada una de sus partes, o los materiales a usar. 

Es una manera de reconocer la importancia de la creatividad de los clientes. Si de por sí ya hacían suyas las zapatillas que adquirían, esta colaboración es un agradecimiento a los más leales.

El programa también incluye la personalización de blazers y camisetas de fútbol.

Como puedes ver, el design thinking tiene muchas aplicaciones, pero su común denominador es la gente: si ella no es la razón para tus mejoras o innovaciones, entonces no tendrán un resultado exitoso. ¿Para cuál aspecto de tu empresa te gustaría implementarlo?

Guía para desarrollar design thinking
Plantilla para calcular inventario kardex

Publicado originalmente el 09 de mayo de 2022, actualizado el 28 de abril de 2023

Topics:

Estrategia Empresarial