Una buena relación comercial se crea a partir de las experiencias positivas que tiene un cliente con una marca. Este es un fundamento que también se aplica en el mundo virtual, por lo que es primordial que tu negocio cuente con un sitio web que satisfaga las expectativas de los visitantes. 

Al aplicar los parámetros de la usabilidad web reduces la tasa de rebote y de abandono, con esto tienes la oportunidad de convertir a los internautas en compradores frecuentes. Acompáñanos a ver de qué se trata, cuáles son sus principios, claves para implementarla y algunos ejemplos.

Ebook Gratis

Descubre cómo hacer una auditoria para mejorar tu experiencia digital

Cuéntanos un poco de ti para acceder al informe

Este proceso empieza desde que el usuario entra al sitio y toma en consideración la velocidad de carga; la logística del menú y sus secciones; el diseño y la organización de los elementos gráficos; que las páginas no muestren errores; la optimización de los textos, funcionamiento de los chats, los formularios, la barra de navegación, botones y demás elementos.

Así que para que la interfaz del sitio web (y cada una de sus páginas) sea amigable, sencilla, rápida e intuitiva se requiere el trabajo de diferentes profesionales. Entre ellos diseñadores gráficos, diseñadores UX, desarrolladores web y publicistas.

Podríamos decir que la usabilidad trabaja en aspectos generales de la página como los elementos gráficos, logística de las secciones, funcionamiento y carga de las páginas, entre otros. Por su lado, la accesibilidad va un paso más allá para lograr un acceso adecuado de los usuarios, sin importar su idioma, ubicación geográfica, nivel educativo o si tienen alguna discapacidad auditiva, motriz o mental.

3 principios de la usabilidad web

1. Eficiencia

Se refiere a que los usuarios logren cumplir sus expectativas con las que inicialmente entraron al sitio y encuentren aquello que estaban buscando: ya sea consultar cierta información, contactar a la marca o a la empresa, solicitar una cotización, ver fotos de los productos, conocer las características de los servicios o realizar una compra. 

2. Eficacia

Este principio está más relacionado con la velocidad con la que la web responde a lo que el visitante realiza mientras navega en el sitio. Se encarga de que esta sea rápida y óptima. Para ello se centra en el acomodamiento intuitivo y en el correcto funcionamiento de cada una de las páginas y apartados web. 

3. Satisfacción

Surge al final de la visita al sitio: el usuario determina si la experiencia dentro del sitio fue agradable o desafortunada, de esto dependerá incluso si decide volver o no. La satisfacción trata de responder a las necesidades de los visitantes al brindarles distintos recursos, como información completa, accesos fáciles e interacciones amables.

1. Incluye contenido relevante

Los textos que contienen tu sitio deben ser breves y claros. No es necesario que coloques párrafos muy largos, a menos que la naturaleza de tu negocio lo requiera; por ejemplo, al describir las especificaciones de un producto. 

En este punto también entra en juego el uso de palabras claves o keywords (tanto en los encabezados del sitio y en las entradas de blog), para que aparezcan en los resultados de los motores de búsqueda de forma orgánica. Para esto te puede ayudar un sistema de gestión de contenidos gratuito.

De igual modo, procura que los títulos de las secciones sean fáciles de entender y que, a su vez, el menú tenga una estructura sencilla, para que los usuarios logren navegar intuitivamente. 

2. Crea un diseño congruente

El acomodamiento espacial de cada uno de los elementos de tu sitio web también es importante para usarlo fácilmente; esto es, que cada vez que se dé un clic se encuentre lo que se indicó. Toma en consideración los colores; la tipografía de los títulos y textos; el tamaño de la fuente; la distribución de cada página; la colocación de imágenes, texto y videos. Incluso el espacio en blanco es vital para que la vista de los usuarios descanse y no se abrumen. 

3. Procura una fácil navegación

La creación de un sitio web también implica la planeación lógica de sus secciones, para que los usuarios se desplacen en ellas sin perderse y encuentren lo que buscan. No combines diferentes propósitos en un mismo lugar; por ejemplo, no coloques productos dentro del apartado de atención al cliente.

También te recomendamos que el header que contiene el logo y el menú principal se mantenga fijo en todas las páginas, para que los usuarios vayan a la página principal u otra sección cuando quieran. 

4. Revisa la velocidad de carga

Hoy en día los usuarios, especialmente los clientes, exigen inmediatez para acceder a cualquier contenido o respuesta. Así que te sugerimos que compruebes la velocidad de carga de todas las páginas y elementos de tu sitio web.

Existen herramientas en línea que te ayudan en esta tarea, realizan un análisis para dispositivos móviles y para ordenadores en unos cuantos minutos. Una opción es PageSpeed Insights de Google.

5. Detecta errores de páginas

No hay nada más desagradable que dar clic en un enlace que no muestre ningún contenido, y en cambio aparezca un letrero de «Error 404» u otro similar. Es por ello que debes cuidar que el contenido que ofreces esté disponible. Además es indispensable que las URL sean correctas para que redireccionen adecuadamente dentro y fuera del sitio. 

Estos detalles son tan importantes que marcan una diferencia en las experiencia web de los usuarios, muchos de los cuales deciden abandonar o descartar el sitio definitivamente, sobre todo cuando se trata de la primera visita. 

<< Descarga la guía de auditoría para mejorar la experiencia digital. [Gratis]  >>

6. Facilita la interacción con los usuarios

Uno de los objetivos de los sitios web es que conecten a los visitantes con las marcas o negocios. Por ello procura que tu chat sea visible, sin invadir demasiado espacio, e incluye siempre el apartado de contacto y la sección de comentarios debajo de los productos o del blog. 

Por otro lado, coloca en el footer de la página principal los iconos que direccionen a tus perfiles de redes sociales, para que también los usuarios interactúen contigo por medio de estas plataformas. 

7. Adapta el diseño a varios dispositivos

Otro de los motivos por los cuales los usuarios no pueden navegar cómodamente una página es porque el diseño puede ser muy pequeño o incluso ilegible. Esto generalmente pasa cuando una persona ingresa desde su teléfono inteligente y la presentación está estructurada para un ordenador.

Para que este inconveniente no suceda implementa el responsive design o diseño responsivo, que se encarga de adaptar la web a diferentes dispositivos; entre ellos, smartphone, iPhone, tablet, iPad, ordenadores, laptop.

8. Incluye una barra de navegación

Algunos usuarios prefieren usar una barra de navegación para escribir allí lo que están buscando más rápido y no tener que ir al menú principal. Este recurso también es muy eficiente para sitios web que tienen una gran variedad de contenidos o cuyos apartados están en constante cambio. 

Por ejemplo, la web de un periódico en línea (que alberga numerosos artículos y que constantemente publica nuevos), o un ecommerce que cuenta con un amplio catálogo de productos. 

9. Genera confianza y seguridad

Probablemente tu página web será tu carta de presentación para muchos prospectos que están interesados en tu marca. Por ello debes transmitirles profesionalismo y confianza, para que sientan que están realizando una compra segura. En el momento en que te proporcionen sus datos personales y bancarios, comparte con ellos tus políticas de manejo de datos y confidencialidad.

4 ejemplos de usabilidad web

1. Con diseño responsivo

Nuxe es una marca francesa que vende productos de belleza. Veamos cómo hace su diseño responsivo. En la versión del ordenador (imagen de la izquierda, despliega el menú con las categorías de los cosméticos. Mientras que en la versión del móvil (a la derecha) compila el menú en una esquina y realiza un acomodamiento vertical, destacando los mismos elementos. 

usabilidad web ejemplos: Nuxe

Imagen de Nuxe

2. Sin diseño responsivo

Recientemente el buscador de Google ha penalizado las páginas que no cuentan con diseño responsivo y, por lo tanto, no aparecen en los resultados. Sin embargo, para mostrarte cómo un usuario podría ver un sitio web en otro motor de búsqueda, visitamos Amazon con vista de ordenador; nos percatamos de que las letras del menú no se distinguen y es complicado hacer clic sobre ellas desde el móvil.

ejemplos de usabilidad web: Amazon

Imagen de Amazon 

3. Formularios breves y automáticos

Cuando una persona quiere unirse o suscribirse a una página busca que sea un proceso breve. Esto es algo que la plataforma Semrush sabe muy bien, y por ello en su página de registro solo solicita a los usuarios un correo electrónico y una contraseña. Además de permitirles registrarse de forma automática con su correo de Gmail. 

qué es usabilidad web - ejemplos: SEMRush

Imagen de Semrush

4. Tamaño de la fuente

Dentro del mundo del diseño la creatividad es libre, más cuando la temática de un sitio web lo permite. A pesar de ello, siempre hay que cuidar que las letras tengan el tamaño adecuado para que sean legibles para todos los usuarios. En este caso vemos la página de esta escuela de arte estadounidense que ha colocado varias secciones con una fuente muy diminuta, en lugar de aprovechar el espacio libre a la derecha para hacerlo más grande.

Por otro lado, también es evidente la sobrecarga de elementos y colores, lo cual puede resultar incómodo para los usuarios.

usabilidad web ejemplos: Yale School of Art

Imagen de Yale School of Art

Estos ejemplos se basan en elementos visuales, pero recuerda que también es importante vigilar el funcionamiento de tu sitio web, como la velocidad de carga o páginas 404. Hasta aquí hemos llegado con todo lo esencial de la usabilidad web. Esperamos que empieces a aplicarla en tu página para que tengas más visitantes y, por lo tanto, más oportunidades de venta.

Cómo hacer una auditoría para lograr la mejor experiencia digital de tu negocio
 Auditoría para lograr la mejor experiencia digital

Publicado originalmente el 23 de enero de 2023, actualizado el 25 de enero de 2023

Topics:

Diseño Web