La satisfacción laboral es un término que seguramente escuchas con frecuencia, pero ¿sabes cómo brindarla y medirla en tu empresa? Reconocer su importancia y tomar acción en caso de no proporcionarla puede hacer una gran diferencia en la productividad actual de tu organización. 

Vivimos en un mundo cada vez más competitivo; así como muchas personas están motivadas por los retos a cumplir, hay otras que se sienten poco valoradas, lo que repercute directamente en sus actividades y los resultados que obtienen. 

Por ello, como una forma de crear sinergia con las empresas, hemos realizado este contenido para ayudarte a conocer el verdadero significado de la satisfacción laboral, cómo comprobar que tus colaboradores están orgullosos de representar a tu empresa y cómo puedes mejorarla para tener empleados felices y productivos.

    << [Plantilla gratis] Identificar y elabora el ambiente laboral de tu  empresa >>   

Aunque pueda parecer increíble, el término de satisfacción laboral no había cobrado tanta importancia, sino hasta en los últimos años. Por ejemplo, en México, hace tan solo tres años entró en vigor la Norma Oficial Mexicana (NOM) 035, con la cual se solicita a las empresas prestar atención a los riesgos psicosociales en los espacios de trabajo que pudieran llegar a provocar afecciones como estrés, ansiedad, insomnio, entre otros. Y esta no es una situación aislada, pues solo el 35,7 % de las empresas llevan a cabo una medición de ánimo de sus colaboradores e implementan estrategias para cuidar la integridad, salud física y mental de sus empleados dentro de este marco. 

Esta situación podría llevarte a cuestionar si tu empresa realmente está reconociendo el valor de la satisfacción laboral y si está realizando las acciones más adecuadas para que todos los colaboradores se sientan reconocidos, valorados y felices. 

Importancia de la satisfacción laboral en las empresas

Es importante que las empresas vean a sus empleados como algo más que un recurso. Esta nueva percepción y valoración puede no solo cambiar el clima laboral en una organización, sino también el nivel de productividad y el orgullo que tengan los colaboradores de representar a una compañía. 

Para comenzar una introspección de lo que hasta ahora tu empresa ha hecho o le ha faltado hacer en materia de satisfacción laboral, es importante analizar la situación actual y prestar atención a aquellos colaboradores que tal vez requieren mayor motivación o reconocimiento. 

Por ejemplo, si bien México, en 2020, se colocó como el segundo país con más satisfacción laboral del mundo, un 15,4 % de los empleados mexicanos afirmaron tener depresión y la ansiedad severa está presente en el 19,3 % de los trabajadores.

En Argentina, el 74,6 % de los empleados están satisfechos y el 32,8 % están abiertos a nuevas oportunidades laborales. En cambio, en Colombia el 71 % de la fuerza laboral está insatisfecha con su trabajo.

Por su parte, 1 de cada 4 españoles no ven cumplidas sus aspiraciones laborales. Esto ha hecho que el sentimiento de infelicidad en los trabajadores haya aumentado; por ello, un 54 % de ellos se sienten desmotivados

Es tiempo de que tu empresa comience a revertir estas estadísticas. Un trabajador feliz proporciona grandes y mejores resultados; tiene iniciativa y da más sin necesidad de pedírselo. ¿Por qué? Está motivado a crecer a la par que la organización a la que representa y está dispuesto a aportar muchas ideas para conseguir resultados más rápidos que beneficien a ambas partes. 

Dimensiones de la satisfacción laboral 

La satisfacción laboral es un constructo del comportamiento organizacional que incide en diversos puntos de las empresas; entre los principales se encuentran el desempeño, la comportamiento y el compromiso de los colaboradores. 

Es importante comprender que la satisfacción laboral tiene tres dimensiones: 

  • Intrínseca, que reconoce el nivel de responsabilidad y reconocimiento del trabajador. 
  • Extrínseca, que abarca la seguridad laboral y las condiciones de trabajo. 
  • Satisfacción laboral general, que toma en consideración el nivel de felicidad o infelicidad de los empleados. 

De estas dimensiones, los factores intrínsecos dependen de las actividades a realizar por un empleado, mientras que los factores extrínsecos están relacionados con el entorno y las circunstancias que ofrezca una organización a las personas que trabajan en ella. Sin embargo, las tres dimensiones, juntas o por separado, son de gran importancia, pues determinan la satisfacción laboral y otras variables de las empresas como el compromiso organizacional y los índices de rotación de personal.

Relación entre la motivación y satisfacción laboral 

Motivación y satisfacción laboral son dos términos que siempre deberían ir de la mano, pues juegan a favor de las empresas y los empleados para mantener un buen entorno de trabajo, obtener resultados favorecedores para ambas partes y un alto nivel de productividad y compromiso. 

Además de ser perceptible de forma física, el estudio The Correlation Between Work Motivation and Job Satisfaction —publicado en la Revista Internacional de Investigación Científica y Tecnológica— demuestra que existe un efecto positivo directo entre la motivación y la satisfacción laboral, ya que cuanto mayor es la motivación de los empleados, mayor es la satisfacción percibida

Por lo tanto, los gerentes y directivos de las empresas tienen un gran reto por mejorar la motivación brindada a sus trabajadores, con el fin de lograr que estos contribuyan más a la organización, lleven sus trabajos lo mejor que puedan y brinden resultados positivos. 

Este mismo estudio resaltó que las empresas deben prestar atención a otros factores que pueden llegar a afectar la satisfacción laboral, por ejemplo: el liderazgo, la cultura organizacional y el compromiso de los empleados con la empresa. De igual manera, es importante considerar los factores inciden de forma negativa en la motivación, como puede ser un entorno y cultura laboral deficiente, así como la falta de compensación y oportunidades de crecimiento profesional. 

1. Encuestas de satisfacción de los empleados

Así como las empresas aplican encuestas de satisfacción del cliente, también pueden (y deberían) hacerlo con sus empleados. Con este método es posible obtener una referencia sobre lo que les gusta y no les gusta a los trabajadores de su entorno, actividades y visión general. 

Lo mejor de este recurso es que no necesitas de una gran inversión para realizarla, pues basta con que elijas alguna herramienta para crear encuestas.

Este tipo de encuestas pueden ser tan breves o extensas como lo requiera tu organización, pero la clave es recopilar la información más importante para conocer la percepción de aquellos que forman parte de tu empresa. También pueden ser específicas para medir las expectativas de gestión, la relación entre compañeros de trabajo, el grado de progreso o incluso el nivel de estrés que tienen actualmente. 

Por ejemplo, hacer una encuesta de clima laboral te puede ayudar a conocer la opinión de tus trabajadores sobre su bienestar, la forma en que se relacionan con otros equipos y su perspectiva general de la empresa. 

Lo ideal para las encuestas es que las preguntas que apliques sean fáciles de entender y que se conforme por preguntas abiertas o de opción múltiple; lo que tú consideres mejor para analizar las respuestas que te proporcionen y puedas sacar conclusiones claras que te ayuden a definir acciones para mejorar tu entorno laboral. Te mostramos un ejemplo: 

Ejemplo de encuesta de satisfacción laboral

Cuando hayas analizado las encuestas, asegúrate de diseñar estrategias para mejorar la satisfacción de tus empleados, teniendo en cuenta tanto las áreas de oportunidad como aquellas con deficiencias. 

2. Puntaje de promotor neto de empleados 

Seguramente alguna vez has escuchado o incluso utilizado el Net Promoter Score (NPS). El puntaje de promotor neto de empleados (eNPS, por sus siglas en inglés) es una métrica con una función similar, pero se concentra en mostrarte cómo se sienten tus empleados con tu empresa. 

Al igual que el NPS, el eNPS se basa en una encuesta de una sola pregunta directa: los colaboradores deben indicar qué tan probable es que recomienden tu organización como lugar de trabajo. 

Dicha escala es del 1 al 10, teniendo el 1 como una puntuación negativa y el 10 como la puntuación más positiva. Según sean los puntos que obtengas puedes determinar los resultados, los cuales pueden ser los siguientes: 

  • Promotores. Si obtienes una puntuación del 9 al 10 significa que tus empleados han proporcionado información valiosa sobre tu empresa y que se sienten satisfechos; tanto, que recomendarían a otros a trabajar allí. 
  • Pasivos. Si tu encuesta obtuvo un calificación entre 8 y 7, entonces tus empleados son pasivos. Esto significa que no sienten suficientemente comprometidos con tu empresa, pero tampoco pueden considerarse infelices. Esta es una buena oportunidad para hacer que se conviertan en promotores. 
  • Detractores. Si, en cambio, tus trabajadores dieron una puntuación menor a 6, quiere decir que no están nada satisfechos con tu empresa y no la recomendarían como un buen lugar para laborar. Es aquí donde mayor atención debes poner para evitar un alto nivel de rotación que te genere improductividad y gasto de presupuesto.

Te recomendamos que si vas a utilizar este método de medición de satisfacción laboral lo combines con otros más, como la encuesta, para que obtengas un panorama mucho más amplio. 

3. Índice de satisfacción de los empleados 

El Índice de satisfacción de los empleados (ESI, por sus siglas en inglés) es otro tipo de métrica que te ayudará a saber cuán satisfechos están tus empleados con tu empresa. Las preguntas principales que suelen emplearse son las siguientes: 

  • ¿Qué tan satisfecho estás con tu lugar de trabajo? 
  • ¿Qué tanto tu lugar de trabajo cumple con tus expectativas? 
  • ¿Qué tan cercano es tu lugar de trabajo con tu trabajo ideal? 

Estas preguntas directas deben responderse bajo una escala del 1 al 10 y para calcular los resultados debes utilizar la siguiente fórmula: 

Índice de satisfacción de los empleados = (Pregunta valor medio / 3) - 1 / 9 x 100

El resultado te dará una cantidad entre 1 y 100, y la puntuación más alta indicará el nivel de satisfacción de tus empleados. Al igual que el eNPS, lo mejor es combinar este método con otro para tener una visión más amplia. 

4. Entrevistas personales

Si bien muchas veces lo mejor es optar por encuestas o comentarios anónimos que les brinden mayor libertad a los empleados de expresarse sin tapujos, no está de más hacer algunas entrevistas personales para conocer sus necesidades e inquietudes. 

Te recomendamos que si optas por este método tengas una buena organización y cuentes con un equipo completo y especial para realizar cada entrevista. Estas deben tener una duración aproximada de 30 minutos, pero el tiempo puede variar según cada empleado o el objetivo que tengas. 

Ahora, es importante que sepas que las entrevistas cara a cara pueden hacer sentir algo intimidados a tus colaboradores, por lo que podrían no ser completamente sinceros en sus respuestas o no decir tanto como de forma anónima. Por lo tanto, estas reuniones deben tratar temas puntuales como: 

  • Estado emocional 
  • Desempeño y progresión hacia metas
  • Obstáculos o dificultades para la realización de sus actividades

De esta manera es más factible que puedas obtener respuestas clave para después analizarlas y comprobar cuáles son tus puntos fuertes como empresa y cuáles son aquellas áreas en las que debes poner más atención. 

1. Reconoce el buen trabajo

Es importante reconocer de forma auténtica cuando alguien hace un buen trabajo. Los empleados se sienten motivados cuando son vistos y apreciados. Es por esto que tu empresa debe tomarse el tiempo para celebrar las grandes y pequeñas victorias, y ofrecer comentarios positivos tanto de forma personal como grupal. Además de alentar al buen trabajador, esta práctica también suscita que los demás se sientan motivados para ganar ese reconocimiento la próxima vez. 

Un estudio realizado por TINYpulse afirmó que solo el 21 % de los empleados se siente firmemente valorados en el trabajo. Esto deja entrever el área de oportunidad que tienen las empresas de impulsar de mejor forma a sus colaboradores y emprender acciones de valor para hacerlos sentir orgullosos de la organización a la que pertenecen. 

Algunas estrategias pueden ir desde una acción tan sencilla como crear un grupo de trabajo en donde estén todos los miembros de la empresa y hacer elogios públicos a aquellos que hayan realizado algo notable y de gran valor. Sé específico con tu felicitación: da mención a la persona, al equipo que pertenece y el impacto positivo de su logro. 

Si además tu empresa cuenta con un presupuesto destinado a recompensar a los empleados que hayan resuelto grandes retos, puedes optar por diversas gratificaciones, por ejemplo: 

  • Bonificación o tarjeta de regalo
  • Almuerzo gratis 
  • Tarde libre remunerada
  • Organizar una pequeña fiesta de celebración

¡Usa la creatividad! Piensa cómo te gustaría que te celebraran a ti cada vez que logras algo en tu trabajo. La clave es que tu equipo se sienta apreciado. Y cuando tengas oportunidad, no olvides agradecer el trabajo de todos los días; no solo cuando cumplen con las expectativas. Esta consistencia los hará sentir reconocidos y motivados. 

2. Evita prácticas de microgestión

La microgestión es una forma de liderazgo, en la que el directivo o superior de un equipo supervisa de cerca las actividades y procesos de los empleados. Si bien esta práctica puede dar la certeza a los líderes de que tienen el control de todo, limita mucho la creatividad y oportunidad de innovación de los colaboradores. 

Si la microgestión es una práctica común en tu empresa, probablemente tus trabajadores se sienten vigilados todo el tiempo, creen que no confías en sus capacidades, y sus niveles de estrés y ansiedad aumentan al saber que tienen a alguien detrás de ellos todo el tiempo. 

Recuerda que un buen entorno de trabajo fomenta la satisfacción laboral. Además, podrías estar limitando las ideas o acciones de tus empleados, por temor a que cometan una equivocación. ¡Cede un poco! 

3. Fomenta una comunicación abierta y honesta

La comunicación es la clave para cualquier relación, y la laboral no es la excepción. Cuando fomentas un entorno en donde los equipos pueden comunicarse con facilidad entre ellos y cada persona es libre de expresar opiniones, ideas o recomendaciones, la convivencia es mucho más natural y agradable. Esto también incluye tener las puertas abiertas para que tus empleados puedan emitir sus preocupaciones o solicitar ayuda. 

Una forma práctica de fomentar la comunicación entre tus colaboradores es hacer reuniones periódicas o semanales breves, para hablar un poco sobre sus novedades personales. Y también para transmitir mensajes internos como información relevante, objetivos comerciales, entre otros. 

4. Cuida la salud de tus empleados

Realmente nadie puede dar lo mejor de sí mismo si físicamente no se encuentra bien. Además de proporcionar flexibilidad laboral por si algún trabajador enferma, una buena práctica que hace sentir valorados a los empleados es fomentar su buena salud. Esto lo puedes lograr a través de diferentes iniciativas, como: 

  • Proporcionando comidas o meriendas saludables 
  • Animar a los empleados a tomar descansos regulares
  • Ofrecer acceso a aplicaciones de salud o servicios de salud mental 
  • Usar mobiliario de oficina cómodo 
  • Tener flexibilidad para tomar días de descanso sin tener que estar enfermos

Cuando priorizas la salud física, mental y emocional de tus empleados, ellos se sienten valorados y tú como empresa aseguras un personal saludable y con todas las capacidades para ser productivo. 

5. Ofrece oportunidades de aprendizaje

Cuando un empleado está comprometido es menos probable que busque otro trabajo. Para lograr esto, es indispensable que tu empresa proporcione las herramientas o recursos necesarios para que se alcancen y superen los objetivos. 

De no hacerlo, tienes mayor probabilidad de aumentar tu índice de rotación de personal. Aunque el 89 % de los empresarios cree que sus empleados renunciarían por un mejor sueldo, lo cierto es que solo el 12 % de los colaboradores abandonaría su organización por más dinero. Por ello, es importante tener en cuenta que muchas personas no solo trabajan para ganar un sueldo, sino que buscan ser reconocidas y recompensadas por su labor

Para saber en qué áreas o actividades pueden destacarse más tus empleados, acércate a ellos. Crea iniciativas para conocer los puntos fuertes de cada uno o para saber si están interesados en aprender cosas nuevas o destacarse en otra actividad. ¡Podrías llevarte una sorpresa! 

Las oportunidades de aprendizaje pueden ir desde la implementación de nuevas herramientas de trabajo hasta capacitaciones a fin de que los trabajadores tengan la posibilidad de mejorar sus habilidades y aumentar sus expectativas laborales. 

6. Brinda retroalimentación a los empleados

Los empleados pueden llegar a sentirse más apreciados y valorados cuando sus líderes se acercan a darles alguna retroalimentación que los aliente a mejorar en sus actividades. El tiempo invertido es algo que ellos sí toman en consideración, y cuando las críticas son constructivas juegan a favor para mejorar su desempeño. Además, les hace sentir que su trabajo tiene un valor y peso para ti. 

Sin embargo, para lograr este objetivo es necesario saber cómo hacer una retroalimentación, pues 19 % de los empleados no sienten que los comentarios que reciben sean valiosos. Para hacerlo correctamente puedes enfocarte en lo siguiente: 

  • Dar contexto de la situación
  • Identificar el comportamiento a discutir
  • Compartir el impacto que tuvo dicho comportamiento

Esta sencilla fórmula puede ayudarte a mejorar la forma en que comunicas tu punto de vista a tus empleados. Ya sea un comentario positivo o negativo, habrá una buena intención que podrá ser bien recibida y aprovechada. 

7. Fomenta las relaciones de trabajo 

A nadie le gusta trabajar en un entorno en donde se sienta incómodo, amenazado o inseguro. Tener relaciones positivas en el trabajo hace que las actividades se realicen con más optimismo y compromiso. En pocas palabras, te permite mejorar el clima laboral de tu organización.

Para fomentar las relaciones de trabajo puedes implementar dinámicas grupales periódicas para que diferentes grupos puedan convivir y conocerse más. Esto puede ir desde reuniones virtuales hasta una actividad recreativa cada cierto tiempo. Ten por seguro que si lo vuelves una rutina todos se sentirán ansiosos por la llegada de la próxima convivencia.

Como has podido comprobar, la satisfacción laboral es un punto clave para cumplir con los objetivos de tu empresa. La inversión de tiempo y esfuerzo para hacer felices a tus empleados vale mucho la pena con el fin de lograr un entorno más seguro, amistoso y motivador, en donde ambas partes alcancen los resultados personales, laborales y comerciales que buscan. 

New Call-to-action
 Descarga esta plantilla gratis y construye tu cultura organizacional

Publicado originalmente el 26 de octubre de 2022, actualizado el 20 de enero de 2023

Topics:

Clima laboral