Mantener un buen ambiente laboral y promover el bienestar de los empleados es una de las tareas que toda empresa debe priorizar. Esto no solo tiene como propósito ofrecer una buena experiencia laboral y profesional a los trabajadores; por el contrario, mejorar el clima dentro de una empresa incide positivamente en su productividad y eficiencia. Pero ¿cómo saber si el clima dentro de una empresa es bueno o malo? ¿Por qué es tan importante sondearlo?

Conocer el clima laboral de una empresa permite identificar los valores comunes de tu organización y contratar personas que se ajusten a estos valores. Además de sus beneficios para los empleadores, realizar un estudio sobre el clima laboral también brinda a los empleados la oportunidad de canalizar sus opiniones.

 

En este artículo hablaremos de una de las mejores herramientas disponibles para sondear la calidad del ambiente en los espacios de trabajo: las encuestas de clima laboral. Continúa leyendo para descubrir cuál es su utilidad y qué tipos de encuestas existen. Además, sigue un paso paso con consejos para crear tu propio instrumento de evaluación.

5 objetivos de una encuesta laboral

Para sondear el desempeño y opinión de los colaboradores y colaboradoras de una organización existen diferentes métodos disponibles. Cada uno tiene sus ventajas y son especialmente útiles para ciertos objetivos. Por ejemplo, las entrevistas individuales te permiten conocer la perspectiva de cada trabajador sobre un tema en específico, mientras que las mesas de trabajo te pueden ayudar a resolver conflictos en lo inmediato.

Las encuestas de clima laboral, por el contrario, son especialmente útiles para obtener y evaluar otro tipo de información. A continuación, listamos los 5 objetivos que toda encuesta de este tipo persigue para que sepas si es el mejor recurso para tus necesidades.

1. Obtener datos medibles

El principal objetivo de las encuestas es obtener un volumen grande de información por medio de preguntas concretas. Al aplicar estas herramientas no se espera conocer cada detalle sobre una experiencia vivida dentro del espacio laboral o entablar el diálogo entre los colaboradores. Por el contrario, las encuestas sirven para recabar datos medibles que pueden evaluarse de manera sencilla.

Si en tu encuesta utilizas reactivos de opción múltiples o con escalas de satisfacción numéricas, estos datos se medirán fácilmente por tu departamento de recursos humanos. Incluso si optas por preguntas abiertas, los encuestados deberán utilizar respuestas cortas para que puedas tener un panorama general sobre su satisfacción en el trabajo.

2. Escuchar a los empleados

Naturalmente las encuestas laborales tienen un objetivo más allá de obtener datos. Estos instrumentos están construidos para recabar información útil sobre la perspectiva de los empleados, por lo que deben ser diseñarse con el fin de obtener datos realmente valiosos. En última instancia lo que importa es conocer la opinión de los colaboradores de una organización y darle la debida consideración a su perspectiva.

Realizar un estudio sobre el clima laboral brinda a los empleados la oportunidad de canalizar sus opiniones por medio de una herramienta oficial. El simple hecho de permitir que los trabajadores y trabajadoras expresen su opinión, al mismo tiempo que sepan que la gerencia de la compañía las escuchará y tendrá en cuenta, es una mejora en el entorno laboral en sí misma.

3. Detectar áreas de oportunidad

Como hemos revisado, uno de los principales objetivos de las encuestas de clima laboral es obtener información útil y valiosa. Pero ¿para qué debe ser útil esta información? Los datos recabados deben ser lo suficientemente específicos para detectar problemas en la organización y cultura de la empresa, a la vez que deben permitirte visualizar el panorama general del bienestar en ella.

A pesar de que usualmente las encuestas dejan ver problemas que han sido pasados por alto, también son excelentes instrumentos para evidenciar que una estrategia de integración o de mejoramiento del ambiente ha funcionado. Si en tu encuesta todo parece ir bien, entonces es muy probable que hayas tomado un buen camino y que esto se haga patente en la perspectiva de tus trabajadores.

4. Crear estrategias de transformación

Por sí misma, la información y su estudio no sirven para nada. Solo si te permiten tomar acciones podemos saber si tu herramienta de evaluación ha tenido una utilidad real. Una vez identificados los factores que están limitando el buen desempeño de tus equipos de trabajo es necesario implementar estrategias que mejoren las condiciones laborales dentro de la empresa. 

Este objetivo de transformación debe ser práctico y, aunque no depende de la encuesta de clima laboral, es la conclusión a la que debes llegar. Si no, todo el trabajo de sondeo habrá sido en vano. Ten en cuenta que este proceso generalmente lleva tiempo y deberás experimentar con diferentes estrategias antes de encontrar la indicada para solucionar un problema o mejorar un área de oportunidad.

5. Impactar positivamente en la organización

Si una encuesta laboral ha dejado en evidencia que hay un área de oportunidad que debe ser trabajada, esto únicamente debe tener como objetivo mejorar las condiciones laborales y atacar el problema que se ha identificado. Un empleado satisfecho es más eficiente. Quienes disfrutan de sus trabajos pueden comprometerse a fondo.

Por ello, un objetivo común que persiguen las encuestas de clima laboral es aumentar la productividad, fomentar la lealtad y crear entornos de trabajo saludables. En algunas condiciones estas herramientas incluso te pueden ayudar a reducir costos, ya que cuando los empleados se sienten cómodos en sus puestos es común que haya menor rotación de personal y conflictos a resolver.

Como hemos afirmado, las encuestas de clima laboral no tienen una única forma. Por el contrario, estas herramientas deben diseñarse para obtener información particular. A pesar de que no existe una fórmula general, es posible hablar de algunos tipos populares de encuestas de clima laboral. A continuación, te presentamos diferentes tipos de acuerdo con su formato y objetivos, con un ejemplo de aplicación para cada uno.

1. Encuesta de escala numérica

Las encuestas de clima laboral más sencillas y, por tanto, más comunes son las que recurren a escalas numéricas para conocer la opinión de los trabajadores. Este formato permite crear parámetros medibles y cuantificar la perspectiva de los encuestados a través de índices preestablecidos. Por ello, son especialmente útiles para calificar diferentes áreas de la compañía.

Es común que las encuestas con escalas numéricas tengan un rango de evaluación del 1 al 10, pero tú puedes optar por uniformado libre que vaya del 1 al 5 o del 1 al 3, dependiendo de cuán precisa quieres que sea la opinión de tus trabajadores.

Para la aplicación de estas encuestas es necesario que las preguntas se formulen del modo más claro posible y que indiques cómo debe utilizarse la escala. Es común que los encuestados se equivoquen y asuman que el número más alto indica una calificación positiva y esto no siempre es el caso.

Ejemplo de encuesta de escala numérica

En este ejemplo podemos ver algunas preguntas diseñadas para conocer aspectos psicológicos del empleado con una base medible. De este modo se puede evaluar el estado de ánimo del trabajador, su disposición a colaborar, su perspectiva respecto a la organización interna y su nivel de compromiso. 

Las áreas de estudios son ilimitadas, pero debes tener en cuenta la alta subjetividad de las respuestas que obtendrás.

Ejemplo de encuesta laboral con escala numérica

Imagen de Liliana Gilabert

2. Encuesta con casillas

Las encuestas con casillas son una de las más populares debido a que son fáciles de entender y claras en su formulación. Permiten obtener datos más fáciles de interpretar que los que recaban las encuestas con valores numéricos.

Si estableces un significado a cada casilla que corresponda a ideas como «estoy de acuerdo», «bien» o «casi siempre», no tendrás problemas al interpretar los datos y podrás obtener opiniones menos subjetivas y más honestas por parte de tus trabajadores.

Como en el ejemplo que te presentamos más abajo, estas encuestas evitan los números, ya que suelen evaluar aspectos psicológicos y se centran en comprender las emociones que se gestan dentro de los espacios laborales. 

Ejemplo de encuesta con casillas

En este ejemplo podemos ver que el formulario tiene respuestas definidas con un menor margen de interpretación que los valores numéricos. En esta encuesta también se evalúan los factores psicológicos, pero con un enfoque para cubrir aspectos morales y humanos del desempeño del personal.

Naturalmente esto permite obtener información con sesgos personales.

Ejemplo de encuesta laboral sobre clima laboral con casillas

Imagen de Question Pro

3. Encuesta formal

Las encuestas formales son un instrumento de evaluación que no solamente busca obtener información, sino crear reportes exhaustivos sobre el estado de la organización. Estas encuestas generalmente usan diferentes tipos de reactivos, pues aspiran a obtener muchos datos y someterlos a evaluaciones complejas.

En muchas ocasiones las encuestas formales se ciñen a normas o a formatos estandarizados que han sido creados por expertos en materia organizacional y por psicólogos laborales. Si quieres diseñar un instrumento de este tipo lo mejor es que te asesores con profesionales en la materia, ya que las preguntas deben construirse con suma exactitud.

Debido a su estructura, estas encuestas de clima laboral suelen estar programadas y ser recurrentes, por lo que no buscan esclarecer situaciones específicas o sondear el cambio a raíz de una nueva estrategia laboral. Por el contrario, permiten detectar tendencias y diagnosticar la evolución de la empresa a partir de panoramas más generales.

Ejemplo de encuesta formal

El ejemplo que te presentamos a continuación es un formulario creado para medir el ambiente de trabajo en una empresa farmacéutica. Como puedes ver, esta encuesta tiene un código y una versión; esto deja ver que existe un programa general en el que se inserta este instrumento y que será trabajado a lo largo del tiempo.

Esta encuesta aprovecha valores predefinidos con instrucciones específicas para su resolución y muestra un gran interés tanto por aspectos psicológicos como organizacionales y profesionales.

Ejemplo de encuesta formal de clima laboral

Imagen de SlideShare

4. Encuesta específica

Si bien tener un panorama general de la empresa es necesario para darse una idea del desempeño de un negocio a lo largo del tiempo y de la opinión de los trabajadores, muchas veces es necesario llevar a cabo indagaciones más puntuales respecto a cada área de interés.

Las encuestas específicas son los mejores aliados para llevar a cabo esta tarea, ya que permiten dividir las herramientas en apartados especializados para conocer cada aspecto relevante para la empresa. Por ejemplo, puedes tener un apartado para conocer la opinión de los trabajadores respecto a su jefe directo, sobre la mesa directiva, las instalaciones físicas o, incluso, en relación con cada uno de sus compañeros de trabajo.

Estos formularios suelen ser largos, por lo que es recomendable no incluir demasiados reactivos abiertos y optar por casillas o valores cuantificables. Generalmente estas encuestas se llevan cabo de manera virtual para automatizar el proceso de evaluación.

Ejemplo de encuesta específica

El ejemplo a continuación tiene un formato similar a los que hemos revisado anteriormente, pero se diferencia en que cada grupo de preguntas alude a un aspecto específico de la vida empresarial.

Además, las preguntas están formuladas de un modo más casual, por lo que no se siente tanta formalidad en su resolución y comunica un ambiente relajado y en confianza.

Ejemplos de encuesta de clima laboral con secciones

Imagen de Portaldeencuestas

Ahora que conoces algunos de los tipos de encuesta laboral, es momento de revisar qué pasos son necesarios antes, durante y después de su aplicación.

    << [Plantilla gratis] Identificar y elabora el ambiente laboral de tu  empresa >>   

1. Define tus objetivos

Al inicio de este artículo afirmábamos que la aplicación de cada instrumento de valuación del clima laboral depende en gran medida de los objetivos últimos a los que quieras dirigir tus esfuerzos. Si lo que quieres es obtener información medible y emplearla en el diseño de estrategias para mejorar el clima de tu empresa, las encuestas son el mejor recurso.

Ahora hará falta que también establezcas los objetivos específicos que motivan la aplicación de estas herramientas. Piensa si quieres conocer el panorama general de tu empresa o si ya tienes identificado un problema específico respecto al cual quieres indagar. Definir estos objetivos te ayudará a diseñar una prueba siguiendo los pasos a continuación.

Antes de comenzar un diagnóstico del clima laboral de tu empresa, es importante que te hagas esta pregunta: ¿por qué realizaría una encuesta de clima laboral en mi organización? La respuesta tiene que ser coherente y honesta, porque establecerá el estándar para el diseño del proceso de diagnóstico y las pautas para el proceso de toma de decisiones.

2. Determina los aspectos generales

Si ya has identificado los objetivos generales y específicos en la aplicación de tu encuesta de clima laboral este paso debe ser muy sencillo. Lo que tienes que hacer es establecer algunos parámetros generales que te ayuden a obtener la información que quieres.

Si es la primera vez que aplicas una prueba de este tipo lo mejor será crear una herramienta general que te permita conocer el panorama de tu empresa; con el tiempo podrás diseñar formularios más específicos. Si, por el contrario, ya tienes identificado un problema específico, valdrá la pena elaborar formularios especializados.

Es importante que la encuesta que realices tenga un propósito claro de lo que buscas conocer, por ejemplo: cómo se sienten con la carga de trabajo, qué nuevas necesidades tienen, qué tipos de cambios son urgentes, entre otros. 

3. Establece una periodicidad

La periodicidad de aplicación es un elemento fundamental para hacer que la encuesta cobre sentido y es un factor que debes tener en cuenta desde los primeros pasos de su diseño. Como hemos revisado, existen encuestas formales que se aplican con regularidad y permiten ver el desempeño a largo plazo de la empresa.

Si ese es tu objetivo deberás conservar esa herramienta y ser coherente con las preguntas y la información recabada. Esto implica un compromiso a futuro y tener claras la misión y cultura de tu empresa. De esta manera, además, tus colaboradores percibirán su aplicación más como un proceso regular y continuo, y no como una alarma o una advertencia de que algo negativo está pasando o sucederá en la empresa.

Si, por otro lado, el interés es diagnosticar por única vez el estado de tu compañía, tendrás más libertad para crear una encuesta diseñada a tu gusto.

4. Diseña el formulario

Este paso es fundamental para tener éxito en la aplicación de una encuesta, por lo que debe realizarse con cautela y precisión. Como líder debes delegar esta responsabilidad a los expertos en materia organizacional o, de lo contrario, es muy probable que incluyas sesgos personales o que la información que obtengas no sea útil.

Considera que no tiene ningún sentido que les pidas a tus empleados que se expresen acerca de un tema o situación en específico si como empresa o como líder no podrás hacer algo al respecto. Por ello, solo haz preguntas de aspectos que sí puedan mejorarse para evitar el descontento o decepción de tu equipo. 

Toda encuesta de clima laboral debe privilegiar la brevedad, así como incluir preguntas que ayuden a obtener información cuantitativa (para recolectar datos y analizar a todo el equipo) y cualitativa (para llegar al fondo de las cuestiones y brindar más detalles), pero no hay una fórmula universal. Si bien las preguntas abiertas pueden brindar más detalles del sentir del empleado, pueden ser un poco abrumadoras o cansadas. Juega con los formatos para evitar desinterés en los encuestados.

5. Reserva un espacio para su aplicación

Este paso parece ser demasiado obvio, pero descuidarlo puede afectar la aplicación de tu prueba. Si no reservas un espacio para aplicar la herramienta lo más probable es que pocos lo tomen en serio y obtengas información poco certera o deshonesta.

Un consejo que puede ayudarte es que destines un espacio de la jornada laboral únicamente para aplicar la prueba. Este espacio deberá ser lo suficientemente amplio para que los empleados mediten sus respuestas y obtengas datos realmente valiosos. Si bien esto puede parecer innecesario, ya que quita tiempo de trabajo, ten en mente que estas encuestas pueden mejorar tu productividad a largo plazo, por lo que ese tiempo puede ser una buena inversión.

Es recomendable evitar enviar enlaces por correo electrónico, ya que los empleados pueden darle menor importancia a su resolución o pueden perderse entre tanta información.

6. Recaba la información

Las encuestas de clima laboral no terminan su vida útil en el momento en que son aplicadas. En realidad, la parte más importante de su utilización comienza en el momento en que todos los empleados han vaciado su opinión en los formularios.

Por sí mismos estos datos no te dirán mucho. Por el contrario, son información en bruto que requiere recopilarse para su posterior análisis. Si bien anteriormente era común que los responsables de recursos humanos analizaran estos formularios uno por uno, hoy en día contamos con herramientas que pueden ayudarte a hacer más sencilla la tarea de recopilación, análisis y gestión de los datos. No temas incluir estos recursos en el proceso.

Una vez que tengas estos datos categorizados será momento de volverlos estadísticas para la detección de tendencias. También de crear estrategias que te ayuden a resolver lo que deba ser solucionado y a mantener aquello que ha promovido un buen ambiente de trabajo en tu empresa.

Ejemplos de preguntas para una encuesta de clima laboral

Las encuestas de clima laboral pueden incluir tantas preguntas como la empresa crea necesario. Recuerda que cada empresa es un universo con diferentes necesidades que se compone de elementos humanos con preferencias definidas, por lo que no existe una receta a seguir. Aun así, existen ciertas preguntas que es común ver en estas herramientas y que pueden servirte de inspiración para elaborar tu propio instrumento de evaluación.

Algunas de ellas son:

Sobre el liderazgo en el equipo de trabajo

  1. ¿Estás satisfecho con el líder de tu equipo/área?
  2. ¿Crees que el líder de tu equipo/área hace bien su trabajo?
  3. ¿Las decisiones que toma el líder de tu equipo/área son justas o imparciales?
  4. Si cometes una equivocación, ¿tu líder de equipo/área te hace críticas muy duras?
  5. ¿Has recibido alguna felicitación por parte del líder de tu equipo/área?
  6. ¿El líder de tu equipo/área te ofrece sesiones de retroalimentación regulares?
  7. ¿El líder de tu equipo/área te ha dejado claro las actividades que te corresponden y te ha dado todo lo necesario para que hagas tu trabajo con eficacia? (En caso de responder que no, indícanos qué te ha hecho falta).
  8. ¿Consideras que puedes confiar plenamente en tu líder de equipo/área?

Sobre las condiciones generales de la empresa

  1. ¿Te sientes con la libertad de expresar tus ideas o sugerencias a cualquier persona dentro de la empresa?
  2. ¿Se pide la opinión de los empleados para resolver para solucionar problemas o situaciones dentro de la empresa?
  3. ¿La empresa estimula a los empleados a dar nuevas ideas o mejorar sus actividades laborales?
  4. ¿Existe una buena retroalimentación entre las diferentes áreas y colaboradores de la empresa?
  5. ¿Los colaboradores son reconocidos por sus logros?
  6. ¿Consideras que tu talento y habilidades son bien remunerados o valorados?
  7. ¿Consideras que tu talento y habilidades se aprovechan efectivamente con las actividades que realizas?
  8. ¿La empresa fomenta el trabajo en equipo?
  9. Si tuvieras que faltar al trabajo, ¿hay personal que pueda realizar tus actividades?
  10. ¿Consideras que tienes una buena estabilidad laboral?
  11. ¿Estás de acuerdo con tu horario de trabajo?
  12. ¿Estás de acuerdo con tu salario?

Sobre las condiciones de trabajo

  1. ¿Se realizan periódicamente evaluaciones de desempeño?
  2. ¿La empresa realiza capacitaciones regulares para el mejoramiento de habilidades?
  3. ¿Conoces al 100 % los objetivos y valores de la empresa?
  4. ¿Cuentas con manuales o guías para realizar tu trabajo efectivamente?
  5. ¿La empresa te dota de las herramientas y soluciones que necesitas para realizar con eficacia tu trabajo?
  6. ¿Tienes la facilidad de acceder a tecnología o materiales para realizar tu trabajo?
  7. ¿Podrías considerar que estás 100 % preparado para tu trabajo?
  8. ¿Las condiciones laborales son seguras?
  9. ¿Consideras que el espacio de trabajo cuenta con lo necesario para trabajar, relajarte y divertirte?

Sobre la relación con los colegas de la empresa

  1. ¿Se respira un aire de respeto en el trabajo?
  2. ¿Crees que tus compañeros de trabajo son hostiles o conflictivos contigo?
  3. ¿Consideras que es buena la relación de tu área de trabajo y las otras que conforman a la empresa?
  4. ¿Alguna vez has tenido un conflicto con algún compañero de trabajo? En caso de responder que sí, ¿el área de Recursos Humanos o tu líder de equipo te ayudó a solucionar el problema?
  5. ¿Consideras que has hecho amigos dentro de la empresa?

Sobre la opinión general sobre la empresa

  1. Cuando piensas en tu trabajo, ¿lo haces de forma negativa?
  2. ¿Estás satisfecho con tu empleo actual y el área en la que te desarrollas?
  3. ¿Te sientes orgulloso/a de representar a la empresa?
  4. Cuando hablas de la empresa con otras personas, ¿lo haces de forma positiva?
  5. ¿Recomendarías a un amigo o familiar trabajar en la empresa?

Ya sea que apliques preguntas abiertas o de opción múltiple, indícales a tus colaboradores que tienen la libertad de expresarse tanto como lo crean necesario, y que esperas sean sinceros en la resolución del formulario. La idea es que puedas obtener opiniones y pensamientos directos y honestos para saber qué está bien o mal dentro de tu empresa. 

Mejora el clima laboral de tu empresa con estos puntos que te ayudarán a iniciar el proceso de evaluación y de cambios para tu equipo. Un último consejo: no olvides que escuchar directamente sus retroalimentaciones, necesidades y sugerencias establecerá una gran diferencia.

New Call-to-action
 Descarga esta plantilla gratis y construye tu cultura organizacional

Publicado originalmente el 07 de junio de 2022, actualizado el 07 de junio de 2022

Topics:

Clima laboral