Un factor que influye significativamente en cómo se sienten los empleados sobre el trabajo es el clima laboral. El ambiente en el trabajo tiene que ver tanto con la participación de los empleados como la relación entre ellos y con los supervisores, la cultura organizacional y el espacio para su desarrollo personal. 

La participación de los empleados en el clima laboral de una empresa no es solo una iniciativa del departamento de recursos humanos que se realiza una vez al año. El diseño del clima laboral en una empresa es un compromiso estratégico clave que impulsa el desempeño y la mejora continua de los empleados durante todo el año.

Aprende todo sobre este aspecto y cómo mejorarlo en tu empresa a continuación.

    << [Plantilla gratis] Identificar y elabora el ambiente laboral de tu  empresa >>   

Estadísticas sobre el clima laboral 

El clima laboral es uno de los aspectos intangibles que más deben importar para las empresas, aunque muchas veces suele ser uno de los más descuidados. Según el informe de Alareslos puntos que más valoran los trabajadores y trabajadoras son el aspecto económico y las facilidades para la conciliación. Pero para ver este tema más claramente, te dejamos los siguientes datos:

  • El 63 % de los encuestados menciona que la cantidad de dinero que recibe por su labor es fundamental.
  • Para el 55 %, los servicios para la conciliación de la vida laboral y personal son cruciales
  • El 40 % de los encuestados considera que es indispensable que haya un buen ambiente profesional y que se realicen actividades que aumenten sus ganas de colaborar.
  • Además, un informe de Condeco afirma que el 64 % de los líderes empresariales globales considera que el trabajo flexible tiene un impacto positivo en la productividad.

Por eso es común que actualmente el trabajo remoto sea la elección principal para aquellos que buscan climas laborales relajados y positivos en ambientes conocidos. Además, debes saber que para gestionar el clima laboral de una organización se requiere voluntad, esfuerzo, constancia y recursos. Sin duda, la mejora del ambiente laboral es un desafío que implica actuar proactivamente para crear y mantener las condiciones de trabajo que precisa la empresa para alcanzar los resultados deseados.

Beneficios de promover la mejora del clima laboral

Un buen ambiente de trabajo es no solo deseable sino necesario para poder crear equipos de trabajo armónicos y eficientes. Sin embargo, estos no son los únicos motivos que debes tener en cuenta para promover mejores climas de trabajo. Estos entornos saludables permiten también:

Atraer nuevos talentos

Las nuevas generaciones buscan una experiencia laboral completa y no solo una fuente de ingresos; es decir, que el tiempo invertido en una organización sea de calidad. Para ello, un buen clima laboral es indispensable. Recuerda que cada vez más personas buscan que sus trabajos se adecuen a sus formas de vida.

Elevar la motivación laboral

Un clima laboral positivo hace que los empleados se sientan bien al ir a trabajar, y esto proporciona la motivación necesaria para mantenerlos productivos y activos durante todo el día. Diversos estudios han demostrado que los empleados más saludables desempeñan mejor su trabajo.

Aumentar la productividad

Las estadísticas de productividad en general han demostrado que tener altos niveles de bienestar en el lugar de trabajo significa la diferencia entre una organización próspera y una que está lejos de serlo. Al mantener a tus empleados cómodos los incitas a ser más productivos.

Facilitar el trabajo en equipo

Los climas de trabajo son determinantes del tipo de relación que se establece entre los miembros de una organización. En ambientes altamente competitivos y tóxicos puede existir poco interés de colaborar con los demás. Por otro lado, en ambientes cálidos y amables puede ser más fácil trabajar en conjunto.

Dar una buena imagen empresarial

Como hemos revisado, si cuentas con un espacio de trabajo óptimo es muy probable que comiences a atraer más talentos en el mercado laboral. Esto se debe a que das una buena imagen empresarial al anteponer el bienestar de tu empresa y sus colaboradores.

1. Ofrece discusiones regulares y continuas sobre las expectativas de desempeño

Las metas y el progreso deben hacerse del conocimiento de los miembros de todos tus equipos. Muchos pensarían que es mejor evitar a toda costa tener discusiones con tu equipo. Sin embargo, estudios afirman que podrían ser mucho mejor de lo que parecen y es que las confrontaciones no son malas si se llevan a cabo con el enfoque correcto. 

Es importante tener en cuenta que un equipo de trabajo está conformado por diversas personas con sus propias ideas, pensamientos y opiniones. No estar de acuerdo todo el tiempo no es algo que tenga que romper el entorno pacífico en el que laboran.

Por lo tanto, las discusiones entre equipos sí son buenas, siempre y cuando exista respeto y tolerancia. De hecho, las confrontaciones sanas pueden llevar a un buen intercambio de ideas que conduzcan a la innovación, a soluciones de problemas actuales o a probar puntos que podrían ser benéficos para las operaciones diarias.

Ahora, cuando se trata de hablar sobre el desempeño laboral, este tema podría ser un tanto controversial y del que muchos colaboradores quieren huir por temor a lo que pueden escuchar. Pero existen tácticas que pueden ayudarte a tener una conversación mucho más amena y que permitirán que el empleado pueda tomarla como una retroalimentación y no como un juicio en la corte. 

En Ascendo recomiendan los siguientes puntos para realizar con éxito una evaluación de desempeño laboral: 

Determina por qué estás haciendo una evaluación de desempeño laboral

Estas charlas con los miembros de tu equipo no tienen por qué volverse solo una medición de habilidades o resultados. Es mejor establecer una discusión en la que exista una retroalimentación, que facilite visibilizar las áreas de oportunidad que tiene cada uno de ellos.

En vez de solo señalar lo negativo, conviértete en alguien que proponga qué pueden hacer para tener más éxito en sus actividades, cuáles son las habilidades que los ayudarán, cuáles necesitan desarrollar más y cuál es el crecimiento que pueden alcanzar en un futuro.  

Establece una periodicidad

Como te lo comentábamos antes, los miembros de un equipo pueden tener mayor motivación para hacer un trabajo excepcional y ser más participativos si las retroalimentaciones son semanales en vez de solo una vez al año.

Esto se debe a que todos sus logros o errores no quedan olvidados y tienen la oportunidad de recibir comentarios de forma más constante (lo que aumenta las probabilidades de que mejoren sus actividades).   

Aprende a tener una discusión efectiva

Hablar sobre el desempeño laboral de cada uno de tus colaboradores supone momentos de tensión o en los que como líder podrías no saber cómo abordar una situación correctamente. Para esto, es importante que recibas capacitaciones regulares que te ayuden a mejorar tu comunicación y a eliminar prejuicios. 

Sé justo y transparente

En una evaluación o discusión de este tema con tu equipo no deben caber las especulaciones, impresiones u opiniones personales. Por ello, es recomendable realizar evaluaciones de competencias por comportamientos, en las que también se involucren los demás colegas, los clientes y tú como líder, para tener un concepto más completo del trabajo de cada uno.

Reconoce los logros de tus colaboradores

Muchas veces los empleados temen las evaluaciones de desempeño porque creen que escucharán solo sus errores. Así como los bajos desempeños requieren una llamada de atención, también es una oportunidad para ayudar a tus colaboradores y hacerles saber cómo mejorar.

Cuando un miembro de tu equipo ha hecho las cosas bien, no olvides reconocerlo con un incentivo, ascenso o un mensaje público; esto lo seguirá motivando a hacer mejor su trabajo.

El hecho de que los miembros de tu equipo sepan lo que se espera de ellos regularmente los ayudará a aclarar sus actividades y habilidades, y concentrarse mejor en lo que hacen.

Estas discusiones puedes tenerlas de forma personal con cada uno, pero también puedes fomentar el intercambio de ideas como grupo, para que sepan que existen un respaldo y una comunidad de apoyo cuando alguien los necesite para mejorar su desempeño. 

Ejemplo: reportes de evaluación mensuales

Un excelente recurso que puedes aprovechar para que tus empleados no olviden qué esperas de ellos es crear mesas de evaluación con tus líderes empresariales, en las que midan el desempeño del trabajador y le informen si ha cumplido satisfactoriamente o no con lo esperado.

Este informe puede tener la forma de un reporte de evaluación en el que sean claros los parámetros cualitativos y cuantitativos que usaste para calificar. Incluso puedes generar previamente una rúbrica para que el empleado sepa qué se espera de él y tome como un reto cumplir con sus actividades.

2. Deja claro que existe «tolerancia cero» para cualquier forma de acoso o abuso

Toma en serio cualquier acusación de acoso y verifica que se investigue a fondo. Es indispensable que en tu empresa y equipo de trabajo particular esté bien establecido un programa de prevención eficaz; por ejemplo, códigos de ética, protocolos de actuación y medidas de apoyo a víctimas de acoso o abuso laboral.

Esta es la forma más sencilla y clara de crear confianza entre todos los colaboradores, en cuanto a la posición que tu empresa tiene ante situaciones de esta índole. De esta forma, los empleados sabrán que hay actitudes contrarias a las establecidas y que atentan contra los principios y valores de la filosofía empresarial.

Otra forma de evitar acosos o abusos por parte de alguien es realizando capacitaciones y pláticas regulares a las que asistan todos los miembros de tu equipo. Así no solo podrán conocer más acerca del tema, sino que también serán capaces de ver desde otra perspectiva las actitudes y actividades que quizá antes tenían normalizadas.

Ejemplo: afrontar una situación de violencia por parte de un líder

Hasta hace unos años las prácticas de violencia estaban normalizadas en los espacios de trabajo. Por fortuna, cada vez son más quienes alzan la voz para denunciar un acto que los ha vulnerado. Si en tu empresa alguien ha reportado un abuso por parte de un líder de departamento o una figura importante deberás actuar del mismo modo que con cualquier otro trabajador, incluso si esto significa su despido.

Una política de cero tolerancia comunicará la importancia que le das al bienestar de todos y las consecuencias que puede tener un acto de este tipo sin importar el rango, puesto o habilidades profesionales de nadie. Esta es la estrategia que implementó CBS hace apenas unos años contra uno de sus presentadores de noticias más importantes, Charlie Rose, quien fue acusado de abuso por 27 mujeres.

3. Reduce la preocupación de tus empleados ofreciendo un ambiente de trabajo seguro

Cosas simples como que todos los cables eléctricos estén cubiertos para evitar que los empleados se tropiecen con ellos, es una de las cuestiones que debes vigilar para que tus empleados no tengan que preocuparse. 

Algunas de las acciones de prevención básicas que tu empresa debe cumplir son:

  • Entradas y salidas de emergencia
  • Fácil acceso
  • Espacios adecuados en caso de tener contratadas a personas con alguna discapacidad
  • Espacios de trabajo amplios para moverse con facilidad
  • Pisos ajustados a las funciones que se realicen
  • Cables e instalaciones eléctricas con funcionalidad al 100 % y protegidos
  • Escritorios y sillas deben cumplir con requisitos ergonómicos para evitar problemas de postura
  • Equipos electrónicos adecuados para prevenir alteraciones visuales o molestias
  • Ventilación suficiente tanto natural como artificial
  • Aire acondicionado o calefacción
  • Acceso a agua potable, baños y lavamanos
  • Mantenimiento de las oficinas y áreas externas limpias y organizadas
  • Señalización y plan de emergencia

Ejemplo: preparar a los empleados para un terremoto

Las emergencias pueden ocurrir en cualquier momento y generalmente llegan de manera imprevista. Esta situación de peligro pueden causar ansiedad entre los empleados, por lo que siempre debes estar preparado para lo que pueda ocurrir.

Si tus instalaciones están ubicadas en una zona sísmica deberás contar con personal capacitado en materia de protección civil. Estos trabajadores sabrán actuar ante una emergencia y crearán confianza entre los equipos de trabajo. Asimismo, puedes llevar a cabo simulacros en los que demuestres que tu empresa sabe cómo reaccionar ante estas eventualidades.

4. Promueve el bienestar

El fisioterapeuta Michael Preibsch destaca que algunos ejercicios específicos en la oficina pueden proporcionar relajación y buenas sensaciones al cuerpo. Entre algunos de los ejercicios que recomienda se encuentran:

  • Sentarse derecho en la silla de la oficina, llevar la cabeza con la mano derecha hacia el hombro derecho, mientras que, al mismo tiempo, la mano y brazo izquierdo tiran hacia abajo. Este movimiento sirve para estirar y relajar los músculos del cuello.
  • Sentarse derecho en la silla e inclinarse ligeramente hacia delante para que los músculos del cuello puedan estirarse.
  • Ponerse de pie y apoyar los antebrazos en el marco de la puerta a la altura de los hombros. Luego, poner una pierna adelante y mover la parte superior del cuerpo hacia delante (como si se fuera a cruzar la puerta). Todo manteniendo la cabeza recta. Hacer esta posición durante un minuto ayuda a estirar el músculo frontal del pecho.

Además del ejercicio físico, es importante que cuides de la salud mental de tu equipo. Algunos de los factores que pueden perjudicar su bienestar mental son los siguientes:

  • Carga laboral excesiva o insuficiente
  • Turnos de trabajo muy largos
  • Poca flexibilidad de horarios
  • Falta de desarrollo profesional
  • Falta de comunicación, participación y autonomía
  • Diseño equivocado de puestos de trabajo
  • Ausencia de objetivos claros
  • Equipo de trabajo insuficiente o inadecuado
  • Falta de respeto entre empleados

Para promover un buen ambiente que cuide la mentalidad del equipo puedes: 

  • Sensibilizar sobre temas de salud mental
  • Fomentar discusiones que aborden temas de salud mental
  • Facilitar la atención de salud mental de los empleados
  • Procurar modificar las incidencias y factores de riesgo
  • Crear protocolos de emergencia

Algunas empresas han implementado programas de bienestar en los que se llevan a cabo actividades físicas, socioculturales y de salud mental. Y esta prevención no solo es en favor del equipo, sino también de la empresa, pues los colaboradores empiezan a tener mayor productividad al estar más motivados y felices en su área de trabajo.

Ejemplo: implementar clases de yoga

El yoga es una de las actividades físicas preferidas de cada vez más personas porque no solamente promueve el bienestar físico, sino mental. Esto es especialmente bueno durante los periodos de entregas, evaluaciones o auditorías. Algunos gimnasios y maestros de yoga ofrecen atractivos paquetes de sesiones colectivas que puedes aprovechar para brindar relajación, paz y armonía a tus empleados. 

Puedes fomentar la salud y el bienestar de tus empleados al tener una sesión de yoga semanal y antes del comienzo de su jornada laboral o a la mitad del día. Esto no solo fomenta un estilo de vida saludable entre tu equipo, sino que también brinda la oportunidad de conocer mejor a los compañeros de trabajo. 

    << [Plantilla gratis] Identificar y elabora el ambiente laboral de tu  empresa >>   

5. Propicia un ambiente favorable

Recuerda que una cultura de trabajo de apoyo es la base de un clima laboral positivo. Algunas acciones que puedes llevar a cabo para emprender actitudes positivas son:

  • No te reserves los elogios: a cualquiera le gusta escuchar cosas buenas de sí mismo y tus empleados también merecen (y quieren) ser reconocidos cuando hacen las cosas bien.
  • Mantén una actitud positiva: sabemos que las actividades diarias y las presiones laborales pueden hacer que no todos los días tengas una sonrisa en el rostro, pero como líder debes mantener una buena actitud ante cualquier situación y ser un ejemplo para los demás.
  • Escucha a los miembros de tu equipo: no solo te acerques a ellos para resolver dudas laborales. Aprovecha diferentes ocasiones para saber cómo se sienten, qué hicieron en su fin de semana, cómo está su familia. Verás que esto ayudará a que confíen más en ti y les hará saber que pueden acercarse a ti de forma amigable y no solo profesional.
  • Instala una estación de snacks y café: si está dentro de tus posibilidades, hazlo. Es una excelente estrategia para que los miembros de tu equipo recarguen energía, pueda relajarse un momento y también compartan ideas y pensamientos.

Los pequeños cambios se notan y hacen un cambio increíble en los espacios de trabajo. No dudes en preguntarles a tus colaboradores qué los haría sentir más cómodos y busquen las ideas más rentables. ¡Ayúdalos a hacerlas realidad!

Ejemplo: buzón de comentarios

Los buzones de comentarios son excelentes recursos para detectar si algo anda mal dentro de las paredes de tu compañía y para afrontar el problema en lo inmediato. Estos buzones facilitan el anonimato, la libre expresión y la sinceridad por parte de los trabajadores.

Envía correos electrónicos diciendo que tus puertas siempre están abiertas para ellos. No solo estarás demostrando que te importa el progreso de la empresa, sino que también les harás saber que te preocupa su bienestar.

6. Establece una política justa para todos los empleados

Las políticas de una empresa deben ser aplicadas independientemente del puesto o designación de un trabajador en la empresa. Si un supervisor no cumple constantemente con los plazos, debes tomarlo tan en serio como lo harías con un empleado junior. Si tu política cambia, asegúrate de que todos lo sepan.

Para que una política laboral sea justa es indispensable que cumpla con estas características:

  • Debe comprender criterios de igualdad, sin arbitrariedades y con fundamentos sólidos.
  • No debe contradecirse a sí misma; por lo tanto, debe ser acorde a los valores y la filosofía de la empresa.
  • Debe ser de conocimiento para todos y cada uno de los miembros de tu equipo, a fin de evitar confusiones, malentendidos o violaciones a los principios o normas establecidos.
  • Tienen que estar vinculada únicamente a propósitos laborales. Es decir, pensada para que los empleados cumplan con su productividad empresarial.

Ejemplo: establecer políticas de trabajo remoto

Debido a los cambios que han tenido las empresas por el distanciamiento social, algunas compañías han decidido incorporar no solo políticas dentro de las oficinas, sino también políticas para el trabajo remoto.

Si tu equipo se encuentra aún trabajando desde casa, podría ser una buena idea desarrollar una política propia para este esquema; verás que te ayudará a evitar conflictos o confusiones. 

Para crear una política de trabajo remoto, tal vez podría ayudarte responder las siguientes preguntas: 

¿Qué esperas de tu empleado? 

El primer paso es la definición de los procesos e indicar los horarios a cumplir de forma remota, quién será la persona a la que deben reportarse todos los días y cómo pueden comunicarse. Un aspecto vital es establecer indicadores de rendimiento (KPI) para tener un control de la productividad de los miembros de tu equipo y saber si está mejorando, se mantiene igual o disminuye.

¿Qué debe recibir tu empleado a cambio?

Recuerda que mientras tu empresa se ahorra algunos gastos como renta o servicios, estos recaen directamente en tu empleado al trabajar todo el tiempo en casa. Por lo tanto, puedes ofrecer un apoyo para actualizar conexiones de internet más potentes o incluir un plan móvil para las llamadas de trabajo.

En caso de que esto no sea posible, considera un ajuste aunque sea mínimo a los salarios, para que los empleados puedan sostener sus gastos internos. No olvides que tal vez no todos tus colaboradores cuenten con equipo de cómputo o software necesarios para sus labores diarias, por lo que es indispensable que la empresa se ocupe de brindárselos.

Cuanto más clara y definida sea tu política de trabajo, más fácil será para los empleados acatarse a las normas y peticiones. 

7. Implementa actividades de trabajo en equipo

Estas actividades ayudan a mejorar la comunicación interna y la productividad, aumentan la moral en el lugar de trabajo y permiten a los empleados conocerse mejor. Las siguientes dinámicas podrían ser de gran utilidad para fomentar un ambiente laboral positivo y divertido: 

  • Técnica 5.5.5
    Esta dinámica ayuda a desarrollar ideas creativas y consiste en formar grupos de cinco y escribir cinco ideas en un tiempo de cinco minutos.
  • El desierto
    Crea un escenario ficticio en donde tus colaboradores se encuentran solos en el desierto y pueden elegir tres cosas para llevarse. Esto ayuda a ver las prioridades de cada uno y a reír un poco con las ideas alocadas de unos cuantos.
  • Afinidades
    Cada empleado escribe sus aficiones y gustos en una hoja de papel sin poner su nombre; se juntan todas, se comparten y se trata de adivinar de quién es cada personalidad.
  • Reuniones semanales o quincenales
    Hay empresas que las realizan cada 15 días para platicar los puntos más importantes del momento, para realizar actividades o simplemente para ponerse al tanto de la vida del otro. Si decides hacer esto, no olvides llevar algunos snacks o bebidas para que se disfrute al doble.

Estas y más actividades son óptimas para realizar en la oficina y ayudan a que los empleados se conozcan mejor entre sí. Además permiten momentos de relajación en los que no tengan que pensar en trabajo. 

Ejemplo: celebraciones de cumpleaños

Celebrar los cumpleaños no solo es divertido, sino que es una actividad que eleva los ánimos de todos. Ya sea porque tendrán un espacio de descanso o porque podrán convivir, los trabajadores siempre apreciarán estas celebraciones.

Recuerda que todos los empleados deben ser celebrados, aunque su cumpleaños no ocurra en un día laboral. Haz más especial ese día para ellos y ponlos en el centro de tus actividades. Puedes darle un regalo o comprar pastel para todos. El resto de los trabajadores se sentirá motivado a la espera de su propia celebración.

8. Alienta a tus empleados a tomar descansos de 5 minutos

Los descansos regulares ayudarán a aliviar el cansancio muscular, la fatiga visual y restaurar el nivel de concentración. Incluso, hay artículos que afirman que los «micro descansos» pueden tener un efecto muy poderoso en las personas, pues ayudan incluso a evitar lesiones típicas por estar todo el día en un escritorio, mesa o cubículo.

Las formas de lograr este descanso pueden ser tan básicas como inclinarse hacia atrás para hablar con la persona a lado o revisar de forma breve las nuevas publicaciones en redes sociales. Hay aplicaciones que puedes instalar permanentemente en el escritorio de tus empleados, que les recuerdan que deben tomarse un descanso cada cierto tiempo.

Ejemplo: atención plena con Apple 

Los wearables son las tecnologías de hoy y cada vez más empleados las utilizan como parte de sus herramientas de apoyo cotidianas. Por ejemplo, el uso de relojes inteligentes se ha vuelto tendencia por su gran ayuda en la gestión de actividades.

Si todos los miembros de tu equipo cuentan con estas tecnologías a la mano puedes pedirles que activen la aplicación Atención Plena de Apple (o alguna similar) durante los días de mayor estrés en la oficina.

Esta herramienta les avisará cada cierto tiempo que es momento de tomar un descanso. Los trabajadores tendrán que dejar lo que sea que están haciendo, respirar unos minutos y volver al trabajo con energías renovadas. Esto es realmente útil cuando se trata de entregar resultados a un cliente y necesitamos poner total atención en lo que hacemos.

9. Procura que el espacio de trabajo sea limpio y cómodo

Así como el espacio de trabajo donde está tu equipo debe cumplir con normas de higiene y seguridad, también debe propiciar armonía, bienestar y comodidad. Por ejemplo, esto también incluye la decoración y los colores de las paredes de una oficina. Y es que los sentidos también deben verse motivados positivamente para responder mejor a las actividades diarias.

En el caso de las oficinas pequeñas, lo mejor es elegir colores que brinden una sensación de amplitud. Entre los colores más recomendados se encuentran el blanco, gris, azul, verde, amarillo y rojo. 

Una oficina con estas características puede tener efectos positivos en las interacciones entre colegas. Incluso si tu oficina no recibe la suficiente luz solar.

Ejemplo: pequeña oficina en el centro de la ciudad

Con el rápido crecimiento de las ciudades cada vez es más difícil conseguir una oficina amplia. Si tu oficina es pequeña o no tiene buena iluminación trata de hacer un esfuerzo para proporcionar una atmósfera relajante con muebles cómodos y equipo de trabajo adecuado. Si es necesario, puedes agregar algunas luces para que el espacio esté más iluminado.

Aprovecha azoteas, balcones y espacios comunes para dar a tus empleados lugares de esparcimiento o para tomar un respiro en medio del trabajo. De ser posible también puedes conseguir algunas plantas para que aporten alegría y color.

10. Mejora el acceso a servicios de salud

Proporcionar información que ayude al desarrollo del conocimiento y las habilidades de tus trabajadores no es lo único que debes hacer, sino incentivar la salud y ofrecer buenos planes de seguridad a tus empleados. Algunos programas que pueden apoyarte en esta misión son:

  • Seguros de vida y salud
  • Servicios dentales
  • Psicólogos y nutricionistas

De igual forma, no olvides fomentar que tus empleados se alimenten sanamente y hagan ejercicio con regularidad. Mantente atento de que todos cumplan con sus horarios de comida y tengan agua disponible en todo momento para estar hidratados.

Ejemplo: seguro de gastos médicos mayores

Todos los trabajadores buscan asegurar su bienestar e integridad física y mental. Tú, en el papel de empleador, debes darles las herramientas para ayudarlos en este aseguramiento.

Los seguros de gastos médicos mayores son prestaciones que puedes ofrecer a tus empleados para que tengan una preocupación menos. Estos seguros suelen cubrir accidentes, enfermedades, tratamiento e incluso exámenes médicos. Además, existen algunos otros que ofrecen atención médica primaria y que pueden mantener en el mejor estado a tus empleados.

En tiempos de la emergencia sanitaria, esto se ha vuelto especialmente importante. Las empresas que ofrecían servicios de salud a sus empleados pudieron protegerlos durante la pandemia.

11. Fomenta políticas que promuevan un ambiente más adaptable o responsable

Además de las políticas generales de la empresa, puedes crear un manual o guía de políticas para los miembros de tu equipo o área de trabajo. Esta guía debe fungir como un manual de buenas prácticas que responda a los variados intereses de los miembros de tu empresa. 

De igual forma, pueden hacer su propio reglamento en el que incluyan reglas de convivencia como respetar las ideas de todos, llegar a tiempo, no comer dentro del espacio laboral y algunas más divertidas y relajadas, como usar ropa informal los viernes o que por semana un miembro del equipo deba desarrollar una actividad para todos. 

Ejemplo: espacio libre de humo

No hay nada más desagradable para una persona no fumadora tener que soportar el humo de los cigarrillos de otras personas. Si en tu espacio de trabajo existe el hábito de fumar, puedes establecer en las normas la prohibición del cigarrillo dentro de las oficinas. 

Esta acción no solo incentivará el bienestar de los no fumadores, sino que puede contribuir a la salud de aquellos que han desarrollado el hábito. Para ello, puedes colocar letreros indicativos a lo largo de toda la oficina y, si así lo convienen, destinar una zona exclusiva para que tus empleados fumen sin afectar a los demás miembros del equipo.

12. Incorpora elementos naturales

La naturaleza siempre es un buen acompañante cuando se trata de darse un respiro del ajetreado mundo empresarial. Esto se debe a que puede crear un efecto de contraste y permitir el distanciamiento temporal de las actividades dentro de la oficina.

Algunos estudios sugieren que tener mascotas y plantas dentro de los espacios de trabajo puede reducir el estrés e impactar positivamente en la productividad de los trabajadores.

Además, este tipo de inclusiones ayudan a crear un sentimiento de responsabilidad entre los miembros de la empresa, pues deben asumir el compromiso de cuidar a un ser vivo y de mantenerlo como la imagen de la marca.

Ejemplo: oficina pet-friendly

Existen pocas cosas más divertidas que jugar con un cachorro. Esto no solo es cierto para los niños en los hogares, sino también para los profesionistas en las oficinas. De acuerdo con Mental Health America, permitir que las mascotas de tus empleados visiten el espacio laboral puede incentivar la convivencia, reducir los índices de depresión e incluso mejorar la condición física de los trabajadores.

Para implementar esta estrategia deberás organizar muy bien la agenda de los empleados para que cada uno lleve a su acompañante en días diferentes. No querrás tener a un gato y a un perro corriendo debajo de los escritorios. Empresas como Google, por ejemplo, tienen grandes programas de inclusión animal. En la compañía incluso llaman a los perros de los colaboradores Dooglers.

13. Monitorea a través del departamento de recursos humanos las necesidades de tu plantilla

Esta estrategia debe ser un paso previo para todas las acciones que puedes implementar. Es una táctica a la que debes poner especial atención, ya que diferentes grupos de trabajo y diferentes empleados pueden tener preferencias y necesidades distintas.

El departamento de recursos humanos es el más capacitado para ayudarte en la detección de estas tendencias y en la búsqueda de la estrategia óptima para mejorar el clima laboral. Recuerda que la mayoría de estos profesionales son psicólogos calificados para analizar el comportamiento dentro de los espacios de trabajo, por lo que su experiencia puede ser de gran utilidad para optimizarlos.

Ejemplo: encuestas de satisfacción

Conocer la opinión de los trabajadores es fundamental para saber qué es lo que quieren y cómo conseguirlo. Si no tienes la menor idea de esto, una excelente herramienta son las encuestas de satisfacción laboral. Estas encuestas, por sencillas que parezcan, pueden auxiliarte en la toma de decisión, en la resolución de conflictos e incluso para saber más de tus empleados.

Envía un correo breve pidiendo la sincera opinión de tus colaboradores, en el que incluyas un pequeño formulario con las preguntas que quieras resolver. El departamento de recursos humanos te ayudará a interpretar los resultados. 

14. Implementa dinámicas lúdicas en la rutina.

Si bien los espacios de trabajo y las actividades laborales son cosas que deben tomarse muy en serio, los trabajadores no pueden mantener la compostura todo el tiempo. Esto no solo generaría entornos laborales deprimentes, sino una baja productividad e incluso tedio y aburrimiento en la oficina.

Para resolver esta limitante no existe mejor estrategia que implementar actividades recreativas y lúdicas que aligeren la carga de trabajo. Estas actividades no deben tener una relación con las actividades desempeñadas y pueden extenderse más de los 5 minutos de descanso que anteriormente te recomendamos.

Al permitir que los trabajadores se diviertan dentro del espacio de trabajo puedes incentivar un sentimiento de pertenencia e invitarlos a sentirse realmente cómodos.

Ejemplo: tardes de karaoke

El karaoke parece ser una actividad reservada a los bares y restaurantes. No obstante, tiene grandes beneficios para la vida laboral. Si has notado que hace falta convivencia, que tus oficinas son muy aburridas o que no hay confianza entre tus empleados, esta actividad puede ayudarte a solucionarlos.

De acuerdo con Singa, ofrecer una sesión de canto rápida durante el descanso u organizar fiestas exclusivas para esto fuera del horario laboral puede incentivar un sentimiento de inclusividad y hacer que los trabajadores se sientan parte de un colectivo.

Ya tienes las estrategias. Ahora es tiempo de poner a prueba el estado de tu empresa y la percepción de tus trabajadores. A continuación te dejamos las preguntas que puedes hacerte para elegir la estrategia que más te convenga y para saber qué hace falta para promover los mejores entornos de trabajo posibles.

¿Qué tan positivo es el clima laboral de tu empresa? Responde estas 9 preguntas

La cultura y el entorno laboral de una organización se han convertido en un factor destacado para retener al personal clave y reclutar talento nuevo. Aquí hay 9 ejemplos de preguntas para determinar qué tan positivo es el clima laboral de una compañía.

  1. ¿Cuál es la mayor fortaleza de la compañía?
  2. ¿Son positivas las relaciones entre todos los empleados?
  3. ¿Crees que se está aprovechando al máximo el espacio de trabajo?
  4. ¿Los líderes de cada equipo están de acuerdo y alineados con los objetivos de la empresa?
  5. ¿Saben los líderes gestionar bien las relaciones internas, así como las tareas de sus equipos de trabajo?
  6. ¿Saben los empleados cuáles son los objetivos a conseguir y lo que se espera de ellos? 
  7. ¿Hay muchas bajas y rotación de personal en la empresa?
  8. ¿Ofrece la empresa compensaciones y reconocimiento a los empleados por sus logros?
  9. Además de un sueldo justo, ¿la empresa les brinda otras facilidades como flexibilidad en los horarios, equilibrio entre su vida personal y profesional, y otros aspectos relevantes?

Con las estrategias que te hemos compartido y con estas preguntas de evaluación estás listo para hacer de tu empresa el mejor lugar de trabajo. No olvides que cada equipo es diferente, por lo que siempre debes poner atención en las particularidades de tus trabajadores.

New Call-to-action
 Descarga esta plantilla gratis y construye tu cultura organizacional

Publicado originalmente el 15 de junio de 2022, actualizado el 17 de junio de 2022

Topics:

Clima laboral