Qué es la calidad del servicio, cómo se mide y cómo mejorarla

Mide la satisfacción de los clientes con nuestras plantillas
Melissa Hammond
Melissa Hammond

Actualizado:

Publicado:

La calidad del servicio desempeña un papel fundamental en el éxito de cualquier empresa. Brindar un servicio excepcional no solo satisface las necesidades y expectativas de los clientes, sino que también fortalece su lealtad y confianza en la marca.

Calidad del servicio

Para lograrlo es necesario implementar estrategias efectivas que mejoren continuamente la calidad del servicio; desde la personalización hasta la comunicación interna, existen diversas áreas en las que una empresa puede enfocarse para elevar su estándar de servicio y destacarse en un mercado competitivo.

En este contenido, exploraremos diversas formas de mejorar la calidad del servicio, examinando estrategias prácticas y claves para alcanzar la excelencia en el trato al cliente.

<< 5 plantillas de encuestas de satisfacción de los clientes [Descargar gratis]  >> 

La calidad de servicio puede aplicarse a una amplia variedad de industrias y sectores, como telecomunicaciones, transporte, hotelería, atención médica, servicios financieros, entre otros. Para determinarla se consideran diferentes aspectos, como la fiabilidad, la capacidad de respuesta, la accesibilidad, la competencia del personal, la empatía, la seguridad y la capacidad de personalización.

Importancia de la calidad del servicio al cliente

Considera que el 64 % de los negocios ven una mejora en sus ventas gracias a un buen servicio, y es patente en estos aspectos:

  • Satisfacción del cliente. Cuando los clientes reciben un servicio de alta calidad, se sienten valorados y atendidos de manera adecuada. Esto genera una mayor satisfacción, lo cual es fundamental para mantener a los consumidores existentes y atraer a nuevos.
  • Retención de clientes. Los consumidores satisfechos tienen más probabilidades de volver a hacer negocios con la empresa en el futuro y de recomendarla a otros. Esto reduce la tasa de abandono de clientes y contribuye a la estabilidad y crecimiento del negocio.
  • Ventaja competitiva. Si una empresa logra proporcionar un servicio excepcional, se destacará de la competencia y atraerá a más clientes. La calidad del servicio puede convertirse en una ventaja competitiva sostenible a largo plazo.
  • Reputación de la empresa. Los clientes satisfechos suelen compartir sus experiencias positivas con otros, lo que mejora la imagen y la reputación de la empresa. Por el contrario, puede dañar la reputación y llevar a una mala publicidad.
  • Fidelidad del cliente. Aquellos que reciben un servicio de alta calidad están más dispuestos a convertirse en clientes leales y a mantener una relación a largo plazo con la empresa. La fidelidad del consumidor conlleva beneficios como compras repetidas, mayor valor de vida del cliente y una mayor resistencia a las ofertas de la competencia.

Qué es la calidad del servicio

Cómo medir la calidad del servicio al cliente

Existen diversas formas de medir la calidad del servicio al cliente. A continuación, te presentamos algunos métodos que te pueden ayudar a hacer una evaluación de tu empresa:

1. Encuestas de satisfacción del cliente

Son unas de las herramientas más populares para medir la calidad del servicio; son muy útiles para recopilar la opinión de los clientes sobre la calidad del servicio recibido. Puedes diseñar encuestas con preguntas específicas sobre diferentes aspectos del servicio y solicitar a los compradores que califiquen su satisfacción. Las respuestas obtenidas pueden proporcionar información valiosa sobre áreas de mejora y fortalezas del servicio.

2. Evaluaciones de seguimiento y retroalimentación

Después de interactuar con un cliente, puedes realizar un seguimiento para obtener su opinión sobre la calidad del servicio. Es posible utilizar llamadas de seguimiento, correos electrónicos o formularios en línea para recopilar comentarios y sugerencias directamente.

3. Análisis de quejas y reclamaciones

Las quejas y reclamaciones de los clientes pueden ser una señal de problemas en la calidad del servicio. Realizar un seguimiento de ellas y analizarlas te permitirá identificar patrones recurrentes y áreas de mejora.

Un aumento en el número de quejas o una baja tasa de resolución de problemas pueden indicar deficiencias en el servicio.

4. Métricas de rendimiento

Establecer métricas clave relacionadas con el servicio al cliente te permitirá evaluar las dimensiones de la calidad del servicio de manera cuantitativa. Algunas de las más útiles son:

  • Tiempo de respuesta promedio
  • Tiempo de espera
  • Tasa de resolución en el primer contacto
  • Tasa de retención de clientes
  • Satisfacción del cliente

Estos indicadores de calidad del servicio pueden medirse y monitorearse regularmente para evaluar tu empresa y detectar tendencias a lo largo del tiempo.

5. Evaluación de calidad interna

Realizar evaluaciones internas mediante la capacitación y el seguimiento del personal es otra forma de medición de la calidad del servicio, que puede ayudar a garantizar que se cumplan los estándares de calidad establecidos. Esto puede incluir la revisión de interacciones con compradores, la observación directa, la realización de simulacros y la retroalimentación constante.

Es importante utilizar una combinación de métodos para obtener una visión completa de la calidad del servicio al cliente. La información recopilada debe analizarse y utilizarse para identificar áreas de mejora y tomar medidas correctivas necesarias a fin de elevar continuamente la calidad del servicio.

1. Establecer estándares claros

Define estándares claros de servicio al cliente que reflejen los valores y objetivos de tu empresa. Estos deben comunicarse a todos los empleados y utilizarlos como referencia para brindar un servicio consistente y de alta calidad.

Para ello requieres un enfoque cuidadoso y sistemático. Te compartimos algunos pasos clave que puedes seguir:

  • Analiza las expectativas y necesidades del cliente. Realiza investigaciones de mercado, encuestas y análisis de comentarios de los clientes para obtener información sobre lo que valoran y esperan de tu servicio. Esto te ayudará a establecer estándares que se alineen con sus expectativas.
  • Identifica los elementos clave del servicio. Estos elementos pueden incluir la puntualidad, la capacidad de respuesta, la amabilidad del personal, la precisión de la información, la resolución de problemas, entre otros. Defínelos claramente, así como su importancia relativa.
  • Establece métricas y objetivos. Estas métricas deben ser cuantificables y realistas. Por ejemplo, puedes establecer una medida de tiempo de respuesta máxima, una tasa de resolución de problemas o un nivel mínimo de satisfacción del cliente. Estos objetivos deben ser alcanzables y reflejar la excelencia en el servicio.
  • Comunica los estándares. Esto puede incluir la creación de manuales de servicio, la realización de reuniones de capacitación y la incorporación de los estándares en los procesos y procedimientos operativos. Asegúrate de que todos los empleados los comprendan, así como su importancia para el éxito de la empresa.
  • Proporciona capacitación y recursos. Proporciona programas de formación y desarrollo que les brinden las habilidades necesarias para ofrecer una mejor atención. Además, brinda los recursos adecuados, como herramientas y tecnologías, para que puedan cumplir con los estándares de manera efectiva, por ejemplo, un sistema de tickets para mejorar la calidad del servicio y agilizar la manera en que atienden a los compradores.
  • Realiza seguimiento y evaluación. Esto puede incluir la recopilación de datos, la realización de auditorías internas y la revisión de informes de desempeño. Utiliza esta información para identificar áreas de mejora y tomar acciones correctivas cuando sea necesario.
  • Fomenta la mejora continua. La calidad del servicio es un proceso continuo de mejora. Anima a tus empleados a aportar ideas y sugerencias para mejorar su propia área o incluso otras. Realiza revisiones periódicas de los estándares y realiza ajustes según sea necesario para garantizar que sigan siendo relevantes y efectivos.

Recuerda que establecer estándares claros es solo el primer paso. Es fundamental que los estándares se sigan de manera consistente y se mantengan en el tiempo para lograr una mejora continua en la calidad del servicio de tu empresa.

2. Capacitar al personal

Proporciona capacitación adecuada a los empleados que interactúan con los clientes. La capacitación debe abordar habilidades de comunicación, empatía, resolución de problemas y conocimiento del producto o servicio.

Los empleados deben estar bien preparados para satisfacer las necesidades de los clientes y manejar situaciones difíciles de manera efectiva. Aquí te presentamos algunas razones importantes por las cuales no debes pasar por alto la capacitación de tus colaboradores:

  • Mejorar las habilidades y conocimientos. La capacitación proporciona a los empleados las habilidades y el conocimiento necesarios para brindar un servicio de alta calidad. Además, les permite comprender las expectativas del cliente, dominar las mejores prácticas y aprender técnicas efectivas de comunicación y resolución de problemas. Al mejorar sus habilidades, estarán más preparados para satisfacer las necesidades de los consumidores.
  • Aumentar la confianza y la motivación. Una capacitación adecuada mejora la confianza de los empleados en su capacidad para realizar su trabajo de manera efectiva. Al sentirse más competentes, los colaboradores se vuelven más motivados y comprometidos con la entrega de un servicio excepcional. La confianza y la motivación se reflejan en interacciones más positivas con los clientes.
  • Adaptarse a las necesidades cambiantes. La capacitación permite a los empleados adaptarse a las necesidades cambiantes y las demandas del mercado. Con el avance de la tecnología y los cambios en las preferencias de los compradores, es importante que estén actualizados y capacitados en las últimas tendencias y enfoques de servicio al cliente. La capacitación continua les permite mantenerse al día y brindar un servicio relevante.
  • Fomentar la lealtad y la retención de empleados. La inversión en la capacitación del personal muestra a los empleados que la empresa valora su desarrollo profesional. Esto puede fomentar su lealtad y compromiso, lo que a su vez contribuye a la retención del talento. Los colaboradores capacitados y satisfechos son más propensos a permanecer en una organización a largo plazo.

Para lograr una capacitación efectiva que mejore la calidad del servicio, aquí hay algunas claves importantes:

  • Identifica las necesidades de capacitación. Realiza un análisis de las habilidades y conocimientos necesarios para brindar un servicio de calidad. Identifica las áreas en las que los empleados necesitan mejorar y desarrolla programas de capacitación específicos para abordar esas necesidades.
  • Diseña programas de capacitación efectivos. Estos deben ser relevantes, prácticos y atractivos para los empleados. Utiliza una combinación de métodos de capacitación, como sesiones presenciales, capacitación en línea, estudios de casos y simulaciones, para proporcionar una experiencia de aprendizaje integral.
  • Personaliza la capacitación. Reconoce que los empleados tienen diferentes niveles de habilidades y conocimientos. Adapta la capacitación a las necesidades individuales, brindando oportunidades para que avancen a su propio ritmo y se enfoquen en áreas específicas que requieren mejoras.
  • Proporciona retroalimentación y seguimiento. Habla directamente con tus colaboradores acerca de su desempeño y progreso en la capacitación. Realiza un seguimiento para evaluar el impacto de su aprendizaje en el desempeño en el trabajo y ajusta los programas según sea necesario.

3. Fomentar la cultura del servicio al cliente

Fomentar una cultura del servicio al cliente en una empresa es fundamental para mejorar la calidad del servicio y lograr la satisfacción y lealtad de los consumidores.

Una cultura sólida del servicio al cliente implica que todos los empleados, desde la alta dirección hasta el personal de primera línea, comprendan su importancia y trabajen juntos para brindar una experiencia excepcional. Esto se refleja en el compromiso de la organización con la excelencia en la atención, la empatía hacia los compradores, la orientación a soluciones y la disposición a superar las expectativas.

Para fomentar una cultura del servicio al cliente, las mejores formas de hacerlo son:

  • Establecer una visión y valores centrados en el cliente
  • Comunicar y reforzar constantemente la importancia del servicio al cliente en toda la organización
  • Capacitar y empoderar a los empleados para que brinden un servicio excepcional
  • Reconocer y recompensar a los empleados que demuestran un excelente servicio al cliente
  • Fomentar la colaboración y el trabajo en equipo para resolver los problemas de los clientes
  • Realizar seguimiento y medición del desempeño en relación con los estándares de servicio establecidos
  • Fomentar una mentalidad de mejora continua y aprender de los comentarios y sugerencias de los clientes
  • Incorporar la voz del cliente en la toma de decisiones y en la mejora de procesos
  • Establecer sistemas efectivos de retroalimentación y resolución de quejas
  • Inspirar y motivar a los empleados por medio de ejemplos y liderazgo inspirador centrado en el servicio al cliente

Al fomentar una cultura del servicio al cliente, tu empresa puede crear un entorno en el que la satisfacción sea una prioridad y todos los empleados trabajen juntos para brindar una atención excepcional y memorable.

4. Escuchar activamente al cliente

Presta atención a las necesidades y comentarios de los clientes y establece canales de comunicación efectivos, como líneas telefónicas de atención, correo electrónico, redes sociales y sistemas de retroalimentación en línea. Asegúrate de responder rápidamente las consultas y proporcionar soluciones adecuadas a los problemas planteados por todos tus consumidores.

Para ello, puedes apoyarte en un software de asistencia que te permita alinear la comunicación entre todos los departamentos de tu empresa y asegurar que tus clientes sean atendidos en menor tiempo y por la persona adecuada para dar solución a su petición.

5. Personalizar el servicio

Intenta adaptar el servicio de tu empresa a las necesidades individuales de cada cliente. Para ello es indispensable que conozcas a tus clientes y comprendas sus preferencias para tratar de ofrecer soluciones personalizadas. Esto puede incluir recordar sus gustos, ofrecer recomendaciones basadas en sus deseos y proporcionar un trato amable y personalizado.

Por ejemplo, imagina una tienda en línea de ropa que desea ofrecer un servicio personalizado a sus clientes. Al implementar un enfoque de personalización, este negocio podría hacer lo siguiente:

  • Recopilar información del cliente. La empresa podría solicitar a los clientes que proporcionen información sobre sus preferencias de estilo, tallas, colores favoritos, ocasiones especiales, etc. Esto se puede hacer a través de un cuestionario en línea o al momento de realizar una compra.
  • Utilizar la información recopilada. Con los datos recopilados, la tienda puede crear perfiles individuales para cada cliente. Para ello puede utilizar un sistema de gestión de clientes (CRM) para almacenar la información y ponerla a disposición del equipo de servicio al cliente, a fin de que acceda a ella fácilmente.
  • Ofrecer recomendaciones personalizadas. Al basarse en los datos recopilados y utilizando algoritmos de recomendación, la empresa puede proporcionar sugerencias de productos relevantes para cada cliente. Esto puede incluir recomendaciones de ropa complementaria, ofertas especiales en artículos que puedan interesarles o incluso de regalos basados en sus preferencias.
  • Brindar una comunicación personalizada. La tienda de ropa puede utilizar el nombre del cliente en la comunicación, ya sea en correos electrónicos automatizados, mensajes de texto o interacciones en redes sociales. Al dirigirse de manera personalizada se crea un sentido de cercanía y atención individualizada.
  • Asegurar un servicio al cliente proactivo. Si un cliente ha tenido problemas o inquietudes en el pasado, la empresa puede utilizar esa información para brindar un servicio más proactivo. Por ejemplo, si alguien ha tenido una inconformidad con los tiempos de entrega, la tienda puede ofrecer envío prioritario o realizar un seguimiento cercano para garantizar una entrega sin contratiempos.
  • Ofrecer programas de lealtad personalizados. La empresa puede establecer programas de lealtad que recompensen a los clientes en función de sus compras y preferencias individuales. Esto puede incluir descuentos exclusivos, acceso a eventos especiales o regalos personalizados.

Como ves, una buena personalización crea una experiencia única y fortalece la relación entre la empresa y sus clientes, mejorando así la calidad del servicio.

6. Mejorar la comunicación interna

La comunicación efectiva entre los diferentes departamentos y empleados de tu empresa es crucial para brindar un servicio coherente y de calidad. Para ello es vital que establezcas canales de comunicación interna efectivos para garantizar que todos estén alineados y den un servicio excepcional. Algunas prácticas que puedes implementar son:

  • Fomentar una cultura de comunicación abierta. Crea un entorno donde se promueva la comunicación abierta y transparente en todos los niveles de la organización. Anima a los empleados a expresar sus ideas, preocupaciones y sugerencias sin temor a represalias.
  • Utilizar múltiples canales de comunicación. Emplea una variedad de canales de comunicación para garantizar que los mensajes lleguen a todos los empleados. Esto puede incluir correos electrónicos, reuniones cara a cara, boletines informativos, aplicaciones de comunicación interna, entre otros.
  • Establecer reuniones regulares. Programa reuniones regulares en equipo y departamentos para que los empleados puedan compartir actualizaciones, discutir problemas y colaborar en soluciones. Estas deben ser interactivas y permitir la participación de todos los miembros del equipo.
  • Proporcionar canales de retroalimentación. Establece canales de retroalimentación formales e informales para que los empleados puedan expresar sus opiniones y sugerencias. Esto puede incluir buzones de sugerencias, encuestas de satisfacción del personal y sesiones de retroalimentación uno a uno con los gerentes.
  • Usar herramientas de colaboración en línea. Implementa herramientas de colaboración en línea, como plataformas de gestión de proyectos y chats de equipo, para facilitar la comunicación y el intercambio de información entre los empleados.
  • Establecer una comunicación clara y consistente. Asegúrate de que los mensajes sean claros, concisos y consistentes en todos los canales de comunicación. Evita la jerga técnica o empresarial excesiva y emplea un lenguaje accesible para todos los colaboradores.
  • Capacitar en habilidades de comunicación. Proporciona capacitación en habilidades de comunicación tanto a los gerentes como a los empleados. Esto puede incluir mejoramiento en la escucha activa, comunicación efectiva, resolución de conflictos y manejo de situaciones difíciles.
  • Hacer públicos los valores y la visión de la empresa. Asegúrate de que todos los empleados comprendan los valores y la visión de la empresa. Comunica regularmente cómo su trabajo se relaciona con los objetivos generales de la organización y cómo contribuyen a brindar un servicio de calidad.
  • Promover la colaboración interdepartamental. Fomenta la colaboración entre diferentes departamentos y equipos para mejorar la comunicación y el flujo de información. Esto ayudará a resolver problemas de manera más eficiente y mejorar la experiencia del cliente.
  • Escuchar activamente a los empleados. Presta atención a las preocupaciones y sugerencias de los empleados y actúa en consecuencia. Demuestra que valoras su opinión y toma medidas para abordar cualquier problema que se haya identificado.

Al implementar estas mejores prácticas puedes fortalecer la comunicación interna de la empresa, lo que a su vez mejorará la calidad del servicio al cliente. Una comunicación efectiva garantiza que todos los empleados estén alineados, informados y capacitados para brindar un servicio excepcional.

7. Obtener retroalimentación y actuar sobre ella

Solicita activamente la opinión de los clientes por medio de encuestas, evaluaciones y comentarios. Utiliza esta retroalimentación para identificar áreas de mejora y tomar medidas correctivas. Demuestra a tus compradores que sus comentarios son valorados y que se realizan acciones para mejorar la calidad del servicio.

8. Reconocer y recompensar a los empleados

Así como es importante capacitar a tu personal, también lo es reconocerlos y recompensarlos cuando brindan un servicio excepcional. Esto puede ser a través de incentivos, programas de reconocimiento o bonificaciones. Esta acción positiva, tal como lo mencionamos anteriormente, fomenta la motivación y el compromiso de los colaboradores para seguir ofreciendo un servicio de calidad.

Verás que al implementar estas estrategias tu empresa puede mejorar significativamente la calidad de su servicio al cliente, lo que a su vez conducirá a una mayor satisfacción, lealtad y éxito empresarial.

Descarga estas plantillas gratuitas y aprende cómo hacer una encuesta de satisfacción de clientes

Artículos relacionados

Pop up para MIDE LA SATISFACCIÓN DE LOS CLIENTES CON NUESTRAS PLANTILLAS EVALÚA SATISFACCIÓN DEL CLIENTE

Da los primeros pasos para mejorar la experiencia de tus clientes. Usa nuestras plantillas para entender qué tan satisfechos están

    Pop up para MIDE LA SATISFACCIÓN DE LOS CLIENTES CON NUESTRAS PLANTILLAS EVALÚA SATISFACCIÓN DEL CLIENTE

    Service Hub provides everything you need to delight and retain customers while supporting the success of your whole front office

    START FREE OR GET A DEMO