Los objetivos empresariales difícilmente pueden cumplirse de forma aislada. Sin importar cuál sea el sector en el que se encuentra tu empresa, la colaboración es fundamental para su buen desempeño. Estas relaciones empresariales pueden ser de muchos tipos: con tus clientes, proveedores, inversionistas o equipo de trabajo u otros negocios. Lo importante es que sepas establecer puentes de cooperación entre quienes forman parte de la actividad de tu organización.

A continuación hablemos de cómo la sinergia puede ayudarte a crear estas relaciones de colaboración y revisemos algunos casos ejemplares de sinergia empresarial que te inspirarán.

Guía Gratis

Guía básica de gestión de proyectos

Cuéntanos un poco de ti para acceder a la guía

En materia empresarial, la sinergia requiere acuerdos entre los diversos agentes y crear un ambiente propicio para la interacción, generar una buena disposición de los involucrados y una cultura organizacional en común. De otro modo pueden surgir problemas en la comunicación y en la definición de métodos y objetivos.

5 tipos de sinergia empresarial

Es común pensar que la sinergia empresarial ocurre cuando dos o más empresas se alían para apoyar una causa común, para lanzar un proyecto o para fusionarse. Este tipo de sinergia es el más popular; no obstante, hay que tener presente que la sinergia no solo se da al nivel de las organizaciones, sino que existen relaciones sinérgicas internas en el día a día de las compañías.

Revisemos las formas de colaboración sinérgica existentes y su trascendencia.

1. Sinergia intraempresarial

Una empresa generalmente está compuesta por departamentos o equipos de trabajo que si bien tienen funciones específicas, trabajan en pro de un mismo objetivo: promover y alcanzar el éxito empresarial. Esto hace que las áreas laboren de forma colaborativa. El departamento de finanzas debe trabajar con el departamento de Recursos Humanos; el de producción con el de ventas; y el de marketing con el de atención al cliente. De otro modo no habrá coherencia en las prácticas de la empresa.

Incluso en cada área deben existir las relaciones de colaboración. Cada miembro del equipo debe recibir el respaldo del resto de sus compañeros para lograr sus metas individuales y colectivas.

Apoyarte en plataformas de comunicación y gestión interna, como los CRM, puede ser una excelente alternativa para mantener a tu empresa conectada y promover la sinergia entre tus colaboradores.

2. Sinergia interempresarial

La sinergia interempresarial ocurre cuando dos o más organizaciones independientes establecen pautas de colaboración con el fin de generar más ingresos, aumentar la presencia de sus marcas o apoyar una causa común.

Este tipo de sinergias siempre está determinada por intereses particulares, pero va más allá de la simple colaboración, ya que busca obtener el mayor provecho de las fortalezas, la experiencia y las riquezas de cada una de las entidades participantes. En la práctica, esto puede traducirse en el uso de las instalaciones de otra empresa, en el aprovechamiento de su clientela o en el desarrollo conjunto de tecnologías.

3. Sinergia operativa

La sinergia operativa surge cuando las empresas aprovechan las plataformas de ventas y producción de sus pares para el diseño de nuevas soluciones de mercado, para la mejora en la calidad de sus productos o para la gestión de sus propias operaciones.

Muchas veces este tipo de sinergia se da a través de la compra de empresas menores o la fusión de compañías. En estos casos se debe buscar la sinergia tanto en un nivel organizacional —que mezcle las metodologías de trabajo de cada empresa— como en un nivel operativo, en el que los miembros de cada equipo aprendan a colaborar con los demás.

4. Sinergia financiera

La sinergia financiera, como su nombre lo indica, tiene por objeto compartir recursos con el fin de incentivar el crecimiento de las organizaciones involucradas. Los préstamos efectuados por compañías, las inyecciones de capital por parte de un inversor o el acompañamiento de empresas dedicadas a incubar emprendimientos son buenos ejemplos de este tipo de sinergia.

Otra forma de crear sinergia financiera es a través de acuerdos logísticos para que las empresas puedan reducir costos operativos al compartir un mismo proveedor, exportar mercancías en conjunto o contratar una misma planta de producción.

<< Gestiona proyectos profesionales de manera eficaz [Guía Gratis] >> 

5. Sinergia estratégica

La sinergia estratégica tiene un lugar especial en los esfuerzos de los departamentos de marketing y en la creación de una imagen de marca. Esto se debe a que las empresas pueden aprovechar la presencia de otra organización y sus audiencias para generar interés en su propia marca.

Este tipo de sinergia no implica un gasto importante y generalmente no incide en los aspectos operativos o financieros de las compañías involucradas. Por ejemplo, las sinergias no lucrativas tienen lugar cuando las compañías se suman a una causa social como aliados o patrocinadores.

1. Define tus metas

Antes de implementar una relación empresarial basada en la sinergia es importante que definas tus propias metas, intereses y métodos de trabajo. De lo contrario, difícilmente tendrás algo que aportar a la conversación con otros agentes. Esto aplica tanto para la sinergia interna como para la externa.

Pregúntate qué expectativas tienes de tu propio trabajo, cómo se vería influenciado positiva y negativamente por colaborar con otras personas, y si existe alguna persona u organización que consideras que puede contribuir a tu causa. 

Asimismo, vale la pena tener bien identificada tu propia cultura empresarial, destacando la visión y valores que están detrás de tu actividad, así como sus fortalezas y debilidades.

2. Comunica tus intereses

La comunicación es central para la creación de sinergia entre las personas y los grupos de trabajo. Si no existe empatía, calidad y honestidad en la comunicación será imposible llegar a puntos en común y, aún más, generar una buena dinámica de trabajo.

Recuerda que en este tipo de relaciones ambas partes tienen algo que ofrecer, por lo que la sinergia nunca es unidireccional. Al comunicar nuestros objetivos a los otros debemos estar dispuestos a escuchar sus propias inquietudes. Esto ayuda a tener claridad y establecer confianza entre los involucrados.

En cuestiones metodológicas, la gestión de relaciones interempresariales, en contraposición a las internas, requiere mayor formalidad. Puedes crear mesas de diálogo o reuniones privadas con los directivos o responsables de las otras compañías.

3. Evalúa tu proyecto

Cuando se busca la sinergia nadie debe considerarse prioritario ni poner los objetivos de los demás por debajo de los nuestros. El proceso de comunicación sirve para poder entender las necesidades de los demás y generar ideas de manera colectiva que satisfagan a todos los involucrados.

Es probable que en este punto tengas que modificar tu proyecto o evaluar la viabilidad de la colaboración. Esto es normal. El objetivo es que todos ganen y puedan trabajar de forma armónica. Esto significa ceder y tener claras nuestras prioridades.

Una buena estrategia para superar esta fase es llevar a cabo la evaluación de manera conjunta. Las lluvias de ideas y las mesas de diálogo son recursos excelentes para encontrar puntos en común.

4. Establece acuerdos

A pesar de las buenas intenciones, contar con acuerdos formales es fundamental para que todos los participantes de la relación sepan qué hacer, cómo hacerlo y cuáles son los compromisos que han adquirido.

Si has llevado una minuta de tus reuniones será más sencillo redactar documentos que estipulen la forma de trabajo en común. Estos acuerdos deben incluir la temporalidad de la colaboración, los agentes involucrados y los montos de las inversiones correspondientes, en caso de haberlas.

Aprovecha este paso para delegar responsabilidades y establecer los términos y condiciones de la colaboración. Si es necesario, elabora protocolos o manuales de trabajo, así como organigramas en donde indiques quiénes son los responsables de cada área o tarea.

4 ejemplos de sinergia empresarial

1. Apple y (RED)

La sinergia empresarial no siempre tiene como finalidad la obtención de ganancias. Por el contrario, existen formas de colaboración altruistas que aprovechan la presencia de una marca para transmitir una idea, desarrollar un proyecto o crear consciencia social.

Tal es el caso de una de las colaboraciones más exitosas a nivel internacional, protagonizada por la empresa tecnológica Apple y la marca Product RED, fundada por Bono. La sinergia entre ambas empresas ha permitido recaudar recursos para el Fondo Mundial para la Lucha contra el Sida, Tuberculosis y Malaria desde el año 2006.

Esta sinergia surgió a partir de la búsqueda de (RED) por sumar a socios estratégicos que permitieran llevar un mensaje de ayuda a un público más amplio, así como obtener fondos mediante la venta de las mercancías producidas en colaboración. Cada compra aporta un porcentaje al fondo, promoviendo un consumo responsable y mejores condiciones de vida para comunidades vulneradas. 

2. Huawei y UNAM

Desde el año 2021, la gigante tecnológica Huawei y la Universidad Nacional Autónoma de México, una de las mejores instituciones educativas a nivel mundial, comparten una iniciativa conocida como Espacio de Innovación UNAM-Huawei.

El proyecto consiste en la consolidación de un laboratorio de educación acondicionado con todos los equipos necesarios para la investigación y desarrollo de tecnologías de Inteligencia Artificial y de ciencias de datos. Huawei es la encargada de proveer estos recursos a la universidad, así como de invertir en la formación de los investigadores. Pero ¿qué obtiene a cambio de esta colaboración?

Por un lado, Huawei financia las investigaciones para desarrollar sistemas digitales, así como para poner a prueba sus tecnologías existentes. A su vez, capacita a los talentos universitarios con el fin de insertarlos en la industria y captarlos como colaboradores de la empresa. Sin duda, este es un buen ejemplo de sinergia operativa y estratégica.

3. Mazda y Toyota

Mazda y Toyota son dos de las más importantes compañías automotrices a nivel global. En inicio, el hecho de que ambas se encuentren en el mismo sector podría hacernos pensar que la sinergia entre estas dos empresas japonesas sería imposible, pero eso está lejos de la realidad.

Desde el año 2020 llegaron a un acuerdo para crear una planta armadora en Alabama, Estados Unidos, en la cual se fabricarían los modelos de ambas compañías. El resultado de esta sinergia fue la creación de la Mazda Toyota Manufacturing. Con esta planta ambas empresas han logrado reducir sus gastos operativos, así como evitar algunas cargas fiscales y hacer más eficiente su proceso de exportación. 

Naturalmente, la creación del complejo industrial requirió una importante inversión por parte de ambas empresas, sumando más de 2311 millones de dólares, pero ha generado empleos y una sólida fuerza de trabajo especializada en el área automotriz.

4. Bimbo

Una de las relaciones más importantes para cualquier negocio es la que se establece con los proveedores; así la empresa mexicana Bimbo estableció un acuerdo basado en la sinergia con los agricultores.

Para Bimbo resultó necesario establecer un programa de colaboración en el que se protegiera a los pequeños productores con el fin de fortalecer el sector agrícola y generar sistemas de producción sustentables. Este compromiso ha tenido como efecto la creación de mejores empleos y el apoyo a las comunidades rurales del país.

A través de esta estrategia, Bimbo defiende los intereses de sus proveedores, buscando una alternativa en la que compartan objetivos y en la que haya una ganancia mutua a largo plazo.

Estos ejemplos demuestran que la sinergia es posible tanto dentro como fuera de las empresas. Ten en mente que la unión hace la fuerza y que, hoy en día, contar con colaboradores hace mucho más sencilla la tarea de alcanzar nuestros objetivos.

Cómo gestionar proyectos profesionales de manera eficaz
 Gestión Proyectos

Publicado originalmente el 05 de octubre de 2022, actualizado el 05 de octubre de 2022

Topics:

Gestión empresarial