Muchas de las grandes empresas que forman parte de nuestra vida nacieron como startups: Pinterest, Dropbox, Snapchat, Apple,  Airbnb, Uber ¡y la lista sigue!

Las startups tienen un alto potencial de riesgo, pero también de recompensa. Al ser proyectos pequeños que iniciaron con un presupuesto limitado, al contrario de las grandes empresas, atraen a más inversionistas. Sin embargo, aunque el mundo de las startups suena fascinante, también es efímero. Por eso, estas empresas aspiran a ascender otro escalón, para así transformar a sus emprendedores en empresarios. Y aquí es cuando surgen las scale ups. 

 

 

<< Descarga gratis el kit para crear un plan de marketing para tu start-up >> 

 

Estadísticas relevantes en torno a las scaleups

Las scaleups se han posicionado como el futuro económico para muchos países.

  • Un 65 % de los líderes empresariales cree que las scaleups tienen ventaja sobre las empresas más grandes cuando se trata de iniciativas innovadoras, debido a que ofrecen formas más ágiles de trabajo y un fuerte grupo de talentos.
  • Un estudio realizado por Deloitte descubrió que los productos scaleup se dirigen a mercados más grandes y son adecuados para los despliegues internacionales. Un 25 % de las nuevas empresas se basa en productos scaleup, mientras que un 85 % de las scaleups tenía productos diseñados para el escalamiento. 
  • El mismo estudio destacó que tan solo 1 de 200 empresas que sobreviven en el mercado podrá convertirse en una scaleup. Si bien es alarmante este dato, también da paso a una serie de recomendaciones y elementos que todo emprendedor debe contar para ser uno de los negocios que lo logre.

Por ello, en este artículo hemos recopilado datos importantes, pasos y errores que puedes evitar. 

¿Cómo saber si tu startup está lista para ser una scaleup?

En este modelo de negocios ascendente se debe considerar primero su significado traducido al español, pues scalling up tiene por definición «Aumentar de manera proporcional», y para esto siempre es necesario el uso de una metodología. Debido a que están perfectamente cimentadas, no requieren algún impulso para ser exitosas. Sin embargo, llegar a este punto no necesariamente es fácil. Si lo que deseas es conocer las estrategias que pueden llevar a tu startup a otro nivel debes prestar atención a múltiples detalles.

Pero ¿cómo saber si estás listo para dar ese gran paso? Hemos listado una serie de elementos que son necesarios analizar y considerar respecto a una scaleup: 

1. Ten en cuenta el momento que está viviendo tu empresa

Forzar un nivel de productividad para el que tu negocio aún no está listo puede ser contraproducente. Es mejor que busques el momento ideal para tomar decisiones importantes y llevarlas a cabo. 

2. Considera si tienes un equipo de trabajo suficientemente preparado

Al masificar tu demanda deberás considerar una mayor producción y contar con los recursos necesarios para darte abasto. Esto también aplica para tu equipo de trabajo y las nuevas responsabilidades y cambios que trae consigo la evolución a scaleup. Si crees que aún no cuentas con un equipo suficientemente preparado no dudes en ir añadiendo nuevos colaboradores para satisfacer tus demandas actuales. 

Procura formar de manera organizada y adecuada a sus características individuales a todos aquellos que colaboren contigo, pues serán los responsables de coordinar y ejecutar las acciones más efectivas para el crecimiento de tu empresa.

3. Cuenta con el capital necesario 

Sin este elemento no podrás dar el paso a la transición. Asegúrate de tener solvencia económica, pues un gran avance requiere del incremento de tus ingresos para equilibrar la inversión que estás a punto de realizar. De igual forma, procura tener un plan alternativo económico para evitar verte en complicaciones financieras. Debido a los cambios que estará experimentando tu compañía esto podría ser un impedimento en tu evolución. Ten siempre a la mano un plan B en caso de que surjan imprevistos.

4. Asegura la fidelidad de tus clientes 

Recuerda que mantener a tus clientes actuales es 5 veces más fácil que ganar nuevos. Sin duda, los clientes representan el lugar donde surge tu crecimiento económico. Si te encuentras en un momento sólido respecto a la reciprocidad en tus productos, es el momento perfecto para dar paso a tu transición a scaleup. Para saberlo debes tener en cuenta la fidelidad de los mismos, la cantidad y la demanda que existe, si hay una comunicación directa en la que tus consumidores van hacia tu producto y no solo tú hacia ellos. 

5. Evoluciona tu plan de publicidad y promoción 

Todo lo que conlleva la comunicación de tu marca o empresa debe adaptarse a los resultados y a la era digital en la que se está desarrollando. Te recomendamos poner mucha atención sobre todo en esta etapa de cambio, ya que requieres de nuevas estrategias de marketing que impulsen la nueva organización de tu negocio en el mercado. Solo así es como puedes asegurar el éxito de tu posicionamiento.

6. Define objetivos reales 

La objetividad es esencial para revelar los datos y cifras reales que te lleven a definir objetivos alcanzables. Con ellos podrás clarificar si tu proceso de transición a scaleup está dando resultados positivos o negativos conforme a las metas que se planteó tu empresa.

Haz uso de datos históricos de la organización para hacer comparaciones con la situación actual de cambio. En este punto de avance está prohibido improvisar o actuar sin la información actualizada para la toma de decisiones y una buena opción es utilizar objetivos SMART.

7. Apuesta por nuevas tecnologías 

Los procesos de estandarización liberan tiempo y recursos siempre y cuando sean implementados de manera adecuada. Si bien esto requiere inversiones iniciales en sistema TI, con el paso del tiempo verás los resultados: acceso a datos de forma más rápida, mejor comercialización, optimización de tu sistema a uno escalable, entre otros. 

8. Diferencia el crecimiento de la escala 

Hay una gran diferencia entre hacer crecer y escalar una empresa. Si eres una startup que quiere evolucionar es necesario tener un impacto duradero en tu industria. Por ello debes crecer sin acumular una gran cantidad de gastos generales. Cuando se habla de «crecer» se refiere a hacer más grande una empresa durante un periodo, pero «escalar» representa dimensiones proporcionales o aumentar el tamaño de acuerdo con una escala común. 

9. Piensa si tienes la oportunidad de ser un líder ausente 

La mayor señal de que tu empresa está lista para volverse una scaleup es sencilla: puede funcionar sin ti. Esto no significa que ya no seas requerido, todo lo contrario: sigues siendo el pilar de tu organización. Sin embargo, cuando has encontrado el equipo interno y las herramientas adecuadas para el manejo de tu negocio puedes ir deslindándote de algunas responsabilidades. 

Esto representa una gran ventaja, ya que puedes comenzar a ocupar parte de tu tiempo en desarrollar otras formas de crecimiento de la empresa o reunirte con más prospectos, sin tener la preocupación de que algo pueda salir mal. Tu equipo de trabajo está listo para hacer frente a los retos que se presentan día a día. Esto también aumenta la confianza y productividad de tus empleados. 

 

¿Cómo planificar un scaleup?

1. Identifica los cambios que serán necesarios 

La estandarización de tus modelos de producción te ayudará a repetirlos de manera más rápida y eficaz para atender a las necesidades de tu nueva demanda. Para esto necesitas crear estructuras organizacionales que impulsen tus procesos de manera positiva. En este punto la experiencia será tu gran aliada para lograrlo.

2. Suma habilidades al talento humano 

Si incorporas nuevo talento de forma constante, asegurarás que ninguna habilidad que se requiera dentro de la empresa será pasada por alto. Todos los puestos son importantes y es esencial la colaboración de los miembros involucrados para la solución de problemas y la generación de ideas que aporten positivamente a las scaleups. 

El reto es llevar a la práctica las estrategias pactadas. Sumar habilidades al talento humano de tu empresa solo traerá consigo resultados positivos mientras te mantengas fiel a las características individuales que buscas en tus colaboradores.

Escalar a la cima solo puede hacerse cuando se tiene a las personas adecuadas como sostén. Por ello también debes poner mucha atención en las personas que contrates, pues requieres colaboradores llenos de buenas ideas, innovadores y listos para sumarse a tus metas.

3. Mejora tus habilidades de liderazgo 

Así como el talento humano dentro de tu empresa debe mejorar, tú como líder estás aún más obligado. Construye un equipo de trabajo con base en tus propias habilidades; encuentra mentores, investiga en internet, lee libros, estudia a los mejores expertos y únete a grupos de emprendedores en crecimiento como tú. Verás que con tanta retroalimentación tu visualización de las cosas cambiará positivamente. 

4. Optimiza las estrategias emprendidas 

Serás capaz de pulir todos tus procesos si logras centrarte en lo que sí funciona y en lo que no funciona como un área de oportunidad. De esta manera innovarás constantemente con estrategias adecuadas para lograr los cambios que requieran tus resultados, creando más empleos, generando mayores ingresos e impactando positivamente en la comunicación directa con tus clientes. 

Esta es la manera en la que escalas a formar parte de las scaleups. Abarcarás de forma positiva la relación con todos los públicos a los que te diriges y también los que interactúan de manera interna en tu empresa. Esto siempre va de la mano con el plan de marketing más ambicioso y realista que puedas alcanzar para manejar de manera excelente tu imagen pública.

5. Crea una red de colaboradores externos 

No solo requieres el mejor equipo interno para convertirte en una scaleup, pues también debes extender tu crecimiento hacia fuera. Crea una red de socios, proveedores de servicios, socios de ventas y clientes que puedan sumarse a tu crecimiento. 

6. Renueva tus estrategias de marketing

Una buena opción para alinear tu actual estrategia de marketing digital y ventas es a través del Inbound marketing. Este se centra más en la calidad que en la cantidad. Por lo tanto, ayuda a invertir mejor el tiempo y los activos en una buena gestión de leads calificados. 

Inbound te ayudará a conseguir hasta 54 % más leads, disminuir el coste por lead y aumentar tu ROI:

Imagen de Black and Orange

Al ser una empresa prácticamente entrante en el mercado, requieres una construcción de imagen y reputación que se consolide entre los consumidores. Inbound marketing brinda mayor conocimiento acerca de la región, experiencia y necesidades de los usuarios interesados en tu sector y con base en ello ofrece soluciones a la medida. 

Para convertirte en una empresa confiable y atractiva puedes apoyarte en estrategias como blogs, ebooks o una optimización de tu sitio web que brinde conocimiento y orientación a tus próximos clientes. 

6 errores comunes al hacer un scaleup

Para muchos emprendedores de startups la evolución representa un cambio con grandes desafíos, pues implica un cambio de paradigmas. En esta sección hemos recopilado algunas de las equivocaciones más regulares en las que las startups caen. Si en este momento te encuentras deseando hacer tu transición seguro será de gran ayuda para evitar las siguientes acciones. 

  1. No tener una buena planificación. O en el peor de los casos, no tener ninguna. Convertirte en una scaleup requiere una buena estrategia, pero la falta de experiencia, conocimiento o recursos pueden desalentar su realización. Recuerda que para escalar, tus planeaciones tienen que ser más sistemáticas. Debes priorizar que toda la organización esté enterada y comprenda los cambios. De lo contrario, los resultados podrían ser caóticos. 

  2. Falta de liderazgo. Todo líder de negocio exitoso constantemente piensa en cómo lograr mejores resultados para su negocio y hace algo al respecto. Visualiza, inspira, crea conexiones importantes y se asegura de contar con el capital humano y financiero, pues, de lo contrario, es probable que no pueda hacer frente a los retos que se aproximan. 

  3. No contratar a nuevo personal a tiempo. Antes de comenzar tu transición es vital que ya estés atento a la contratación de nuevos empleados. De lo contrario, por más bueno que sea tu plan de scaleup no contarás con los soldados suficientes para ir a la batalla. De igual forma, sé muy exigente acerca de quién entrará en tu negocio. Tener a una persona equivocada en tus filas puede resultar negativo para tu transición. 

  4. Falta de capital. Antes de comenzar esta etapa, busca un financiamiento o acércate a algún socio. Sea cual sea tu recurso, garantiza tener un plan de acción ya implementado desde el inicio.  Otra ruta puede ser a través de un fondo externo como un modelo financiado por el cliente. Airbnb lo hizo y todos hemos comprobado su buen resultado. En este modelo se reúnen compradores y vendedores con una inversión nula o limitada. 

  5. No buscar asesoramiento externo. No temas buscar apoyo en otros líderes de negocio o asesoría especializada. Hacer esto te permitirá crecer de la mano con tu empresa y asegurar que toda la etapa de transición sea exitosa. Un informe de Deloitte mostró que un 61 % de los líderes de negocios menciona que crecerían más rápido si fuera más fácil contratar especialistas de empresas establecidas. 

  6. No conectar con el área de marketing. Esto representa un grave error en la transición a scaleup. Al haberse transformado por completo las metas en el área de ventas se debe mantener una íntima relación con el área encargada de la publicidad y la promoción. Presta mucha atención a la actualización de tus resultados y a la importancia de las métricas relevantes para evaluar tu éxito o fracaso de manera eficaz a fin de implementar las estrategias necesarias.

 

Ahora conoces los nuevos conceptos empresariales que impulsan el crecimiento económico nacional y global. Analiza tus opciones y ve más allá para tener una scaleup altamente rentable y en desarrollo continuo.

Startups Kit

 Startups Guía

Publicado originalmente en marzo 13 2020, actualizado marzo 13 2020