¿Qué es un empresario? Por lo regular, creemos que es un individuo que, solo contra el mundo, lleva a la realidad una idea fabulosa. Pero, ¿qué tal si puede realizar el camino cuesta arriba en compañía de otro emprendedor de visión extraordinaria?

Ese es el significado de joint venture o empresa conjunta.

<< Descarga gratis la plantilla para elaborar un plan de ventas para tu empresa  >> 

Te mostraremos qué es este esquema de colaboración organizativa, cuáles son sus elementos y tipos, así como algunos ejemplos inspiradores para que comiences tu propia alianza estratégica.

A las joint ventures también se les conoce como empresas conjuntas o negocios colaborativos empresariales. Tienen una profundidad mayor que las asociaciones estratégicas, en tanto que se comparten recursos financieros y se desarrollan proyectos desde el núcleo de las organizaciones, en vez de tratarse de proyectos específicos.

Características de una joint venture 

1. Acuerdo entre las partes involucradas

Cuando dos o más empresas se unen, firman un acuerdo. En ese acuerdo estipulan emprender un negocio juntas, definen el propósito del negocio y declaran estar obligadas a este en cada situación.

El acuerdo es una característica importante de una empresa conjunta. Sin un acuerdo adecuado, una empresa conjunta puede considerarse inválida y puede causar problemas más adelante.

2. Sinergia empresarial

Las empresas involucradas en una empresa conjunta tienen diferentes cualidades. Hay ciertos atributos que tiene una empresa, y otras no, y viceversa. Cuando estas empresas participan en una empresa comercial, comparten las características especiales que poseen entre sí.

De esta manera, crean sinergias para obtener mejores resultados. Al hacer uso de las cualidades de la otra, ambas compañías aprovechan los beneficios.

3. Pérdidas y ganancias compartidas

Otra característica importante de una joint venture es la distribución de ganancias y pérdidas incurridas. Ningún esfuerzo comercial está libre de riesgos. Los riesgos involucrados se vuelven más importantes cuando deseas ingresar en un nuevo mercado.

Al entrar en una empresa conjunta, puedes lidiar efectivamente con la cultura diversificada, las diferencias geográficas y aumentar la generación de ganancias y, de esta manera, minimizar el riesgo de pérdida.

4. Control compartido

Junto con las ganancias y pérdidas compartidas, también se participa en el control sobre el negocio. Hay un control mutuo de todos los esfuerzos comerciales, operaciones y tareas administrativas más importantes.

5. Experiencia y recursos compartidos

Cuando dos o más empresas participan en una empresa conjunta también comparten sus recursos, como tecnología, capital y personal. Al compartir experiencia y recursos, la innovación se hace posible.

6. Duración limitada de la empresa conjunta

A diferencia de una sociedad comercial, las empresas conjuntas tienen lugar durante un periodo limitado. Dos compañías se unen para un propósito específico, y una vez que se cumple ese propósito, las compañías pueden cancelar su empresa o pueden fusionarse si ambas compañías están de acuerdo.

7. Uso de tecnología avanzada

Cuando dos o más empresas entran en una empresa conjunta también participan con sus recursos, como técnicas de producción y estrategias de marketing. Las empresas pueden utilizar tecnologías avanzadas para beneficiar a sus negocios y crear nuevos productos.

De esta manera, el coste total del negocio se reduce y las ganancias aumentan.

8. Sin nombre especial de la empresa

Como la empresa conjunta es temporal, no es necesario darle un nombre especial a la empresa. Ambas compañías pueden usar las marcas que ya tienen para entrar en una empresa conjunta.

Las ventajas y desventajas de emprender una joint venture

Ventajas de una empresa conjunta

  • Obtendrás nuevos conocimientos y experiencia: iniciar una empresa conjunta brinda la oportunidad de obtener nuevos conocimientos y experiencia. Piénsalo: el mercado ahora es mucho más fácil de entender dada la asociación a corto plazo que has forjado.
  • Contarás con mejores recursos: formar una empresa conjunta te dará acceso a mejores recursos, como personal especializado y tecnología. Ahora se puede usar todo el equipo y el capital que necesitabas para tu proyecto.
  • Establecerás la duración: una empresa conjunta es solo un acuerdo temporal entre tu empresa y otra. Por definición, no te comprometes a largo plazo.
  • Hallarás riesgos y costes compartidos: en caso de que el proyecto de grupo conjunto falle, no asumirás tú solo los costes de tu fracaso. Debido a que las partes se ofrecieron como voluntarias para compartir los gastos, por lo tanto ambas se responsabilizarán de las pérdidas.
  • Dispondrás de flexibilidad: una empresa conjunta puede tener una vida útil limitada y puede estar enfocada en una rama específica de una empresa, lo que acota el compromiso y la exposición del negocio.
  • Tendrás medios de salir de la joint venture: en el cronograma de desinversión y consolidación, una empresa conjunta ofrece una forma creativa para que las empresas salgan de negocios inconvenientes.
  • Sabrás lo que es tuyo y podrás venderlo: gradualmente, las empresas pueden separar su negocio del resto de la organización y luego venderlo a la otra empresa matriz. Buena parte de las empresas conjuntas termina en una venta de un socio a otro.
  • Es más probable que tengas éxito: las posibilidades de éxito serán mayores pues estás sumándote a una marca. Como resultado, su credibilidad también mejorará.
  • Construirás relaciones y redes: aunque tu asociación es solo para un objetivo específico, este movimiento te permitirá crear relaciones comerciales duraderas.
  • Desarrollarás tu potencial: a pesar de tener poco o ningún dinero a tu disposición, puedes crear más negocios de riesgo en el proceso. Crearás impulso y tendrás socios contigo. ¡Ve por ello!
  • Ahorrarás al compartir publicidad y costes de marketing: esto funciona para muchos otros tipos de costes. Iniciar una empresa conjunta es una excelente manera de ahorrar dinero o dividir los costes.

Desventajas de una empresa conjunta

  • La flexibilidad puede ser restringida: hay momentos en que la flexibilidad está restringida en una empresa conjunta. Cuando eso sucede, los participantes deben centrarse en la empresa conjunta, y sus negocios individuales sufren en el proceso.
  • No existe una participación igualitaria: puede ser posible un pago igual, pero es extremadamente improbable que todas las compañías que trabajan juntas compartan la misma participación y responsabilidades.

Por ejemplo, la Compañía A está trabajando en el proceso de producción, mientras que la Compañía B es responsable de la producción, y la Compañía C está a cargo de planificar e implementar estrategias de mercado. Dado que la Compañía A no está directamente involucrada en el proceso de producción y promoción, la presión está en las últimas compañías. También afectará a las empresas individuales.

  • Choque de culturas organizativas: un choque de culturas y estilos de gestión puede resultar en una pobre cooperación e integración. Las personas con diferentes creencias, gustos y preferencias pueden interferir mucho si no se gestionan adecuadamente.
  • Oportunidades externas limitadas: es muy común que los contratos de empresa conjunta restrinjan las actividades externas de las empresas participantes mientras trabajan en un proyecto de empresa. Debes asegurarte de comprender en qué te estás metiendo, sobre todo si no deseas impactar negativamente en todo tu negocio.
  • Falta de comunicación clara: como una empresa conjunta involucra a compañías con objetivos particulares, a menudo existe una grave falta de comunicación entre los socios.
  • Socios no confiables: debido a la naturaleza separada de una empresa conjunta, es posible que los socios no dediquen el 100% de su atención al proyecto y se vuelvan poco confiables.
  • Objetivos poco claros y poco realistas: se pueden establecer objetivos poco realistas y poco claros. Para evitar esto, es necesario que tú y sus socios investiguen mucho antes de comenzar su empresa conjunta.

Tipos de joint ventures 

Por el tipo de empresas

Joint venture de crecimiento

Este tipo de joint venture es común en los negocios de creación reciente. En ellos, los emprendedores buscan una manera de llevar su pequeña empresa al nivel siguiente y, para ese fin, crean alianzas que les permiten impulsar sus negocios. De esta forma se ayudan a consolidar sus posiciones en un mercado, llegar a nuevas audiencias y compartir los esfuerzos de marketing, por ejemplo.

También es común entre empresas grandes que quieren llegar a ser transnacionales: lo más relevante es que ambos socios están en condiciones similares.

Joint venture vertical

Este tipo de joint venture es común en los proyectos de importación y exportación. Dentro de este, una empresa pequeña o mediana aprovecha la infraestructura de una empresa transnacional para agilizar sus procesos y aumentar sus ganancias. Ambas empresas se benefician del conocimiento y visión de los expertos de su contraparte.

Por tipo de contrato:

Joint venture de coinversión

Como su nombre lo infiere, en este caso la parte más importante es la inversión en la empresa conjunta, ya sea de forma monetaria o con bienes. El objetivo principal de reunir capital es recibir más utilidades de las que pudieran alcanzar individualmente. 

Joint venture contractual

Aquí el objetivo es definir una actividad o propósito en común. Los involucrados acuerdan las actividades correspondientes a cada uno.  Las cláusulas también definen la manera en la que se repartirán las ganancias y los riesgos, el uso de convenios y contratos. Es un tipo de empresa conjunta más regulada y estricta.

Elementos de un contrato para una joint venture 

El contrato es un acuerdo temporal entre dos o más personas, físicas o jurídicas (de corto, mediano o largo plazo), en donde se estipulan todos los recursos en común con la finalidad de comercialización, desarrollo de un producto o servicio, en donde los involucrados comparten riesgos y beneficios según lo pactado. Estos recursos pueden ir desde materia prima, canales de distribución, capital y muchos otros.

Una joint venture surge de un contrato estipulado por varias empresas que son independientes desde el punto de vista financiero y legal. Aunque el trabajo es conjunto, hay secciones que dominará una u otra de acuerdo con sus áreas de especialidad, a la vez que comparten el riesgo de manera conjunta y solidaria. Las características principales de un contrato para una joint venture son que:

  • Es un contrato que no tiene un nombre específico de colaboración empresarial, aunque debe mostrar el objetivo en común.

  • Las partes involucradas mantienen su individualidad. En este punto se diferencia de una fusión empresarial, pues las empresas ya existen previamente. 

  • Por medio de este contrato, las partes encuentran una utilidad común.

  • Todas las partes involucradas se ven afectadas y beneficiadas por las pérdidas, utilidades e inversión.

  • Los intercambios están definidos, ya que muchas veces no se trata de una contribución de capital, sino de aportes como bienes muebles e inmuebles, tecnología, servicios y estrategias.  

  • Su duración es limitada, en donde al finalizar el proyecto la empresa conjunta puede disolverse.

4 ejemplos de joint ventures exitosas 

1. Toyota y Mazda 

Ambas empresas automotrices, internacionalmente conocidas, formaron una empresa conjunta. Estos dos aparentes rivales combinaron sus esfuerzos en la construcción de una planta de ensamblaje de 1.600 millones de dólares en Estados Unidos. Actualmente, Toyota recibió elogios por invertir en el mercado estadounidense.

Video de EFE

2. Sony Ericsson

Es una joint venture tan popular que podrías pensar que es una misma marca. Ericsson era una compañía sueca especialista en tecnología y en conexiones móviles. En 2001 decidió crear con la reconocida marca Sony una joint venture, dividiéndose el 50% de las ganancias. La empresa conjunta se disolvió en 2011 cuando Sony hizo una compra multimillonaria de la parte de Ericsson. 

Ejemplo de joint venture de Sony EricssonImagen vía Xakata Móvil

3. McDonald's y Coca-Cola

Son dos gigantes de sus respectivas industrias, pero con un público objetivo en común. Llevan años asociadas de manera que toda la línea de productos de Coca-Cola se vende en todas y cada una de las franquicias de la cadena McDonald's. Es una empresa conjunta exitosa y multimillonaria que, aunque una joint venture se caracteriza por su temporalidad, esta probablemente dure hasta el fin de los tiempos.

Video de Congreso Roastbrief

4. Pfizer y Hisun

Esta empresa conjunta farmacéutica se formó después de que el gigante farmacéutico Pfizer se uniera con la compañía china. Crearon una joint venture con sede en la ciudad de Hangzou, con la finalidad de incrementar sus ventas en el país, ya que sus ventas no eran las mejores en esa región.

Así, logró introducir sus medicamentos genéricos de alta calidad, en gran escala.

Video de Bontvchina

 

Como puedes ver, asociarte con otro negocio puede ser complejo, por lo que necesitarás tiempo y esfuerzo para construir la relación comercial correcta. Aun así, puede ser difícil evitar por completo todos los problemas.

El éxito depende de una cuidadosa planificación y comunicación. Un acuerdo claro es una parte esencial de la construcción de una buena relación de empresa conjunta. 

Descarga esta plantilla gratis y descubre cómo crear un plan de ventas

 Plan de ventas CTA

Publicado originalmente el 08 de julio de 2020, actualizado el 08 de julio de 2020

Topics:

Modelo de negocio