Comenzar un negocio electrónico es más fácil de lo que crees y tiene un alto potencial de ganancias: se estima que cerca 26,7 billones de dólares están en juego en el comercio online, y aunque las grandes corporaciones tienen un buen porcentaje de esas ganancias, lo cierto es que los proveedores pequeños logran ganar terreno con las estrategias adecuadas.

Es probable que hayas escuchado más de una vez acerca del dropshipping como una de las modalidades que cobran fuerza en este sector.  

Entérate aquí acerca de lo más relevante del dropshipping y la manera en que puedes comenzar tu propio negocio. 

 

 << Descarga gratis la guía completa sobre e-commerce >>   

El dropshipping surgió como una respuesta a los inconvenientes que implicaba para muchas empresas de exportación tener que llevar la administración de las ventas y la gestión con sus compradores. Diversos proveedores se especializaban en este tipo de labores, aunque después descubrieron que era posible como una modalidad de negocio en sí misma.

Cómo funciona el dropshipping

Dentro del proceso de dropshipping intervienen tres agentes: un vendedor, una empresa y los clientes. Para un mejor entendimiento explicaremos paso por paso cómo funciona.

  • Un vendedor elige a una empresa como proveedor por su prestigio y el margen de ganancias que le brinda. Abre una tienda en línea donde promociona los productos, por medio de redes sociales, blogs, anuncios y más.
  • Un cliente encuentra en internet la tienda del vendedor, decide agregar algunos productos al carrito, se registra y realiza su pedido. 
  • El vendedor recibe el pedido del cliente y se encarga de gestionar el pago. Manda la orden de los productos y los datos del cliente a la empresa.
  • La empresa recibe la orden del vendedor, prepara los productos y realiza la logística para enviárselos al cliente hasta su casa o a la dirección que haya indicado. 
  • El proceso se da por finalizado cuando el cliente recibe el producto y le llega un correo de confirmación o una encuesta de satisfacción por parte del vendedor. 

Modelo dropshipping

En resumen, el vendedor se encarga de la promoción y venta de los productos; la empresa, de la fabricación, distribución y entrega de los productos; y los clientes piden los productos al vendedor y los reciben de la empresa.

¿Qué tan seguro es el dropshipping?

Existen muchas ideas sobre el dropshipping, pero en realidad la mayoría de los negocios que se dedican a esto, incluyendo a los proveedores, son empresas serias que tienen todo en orden para poder sustentar su operación. 

Sin embargo, hay que ser precavidos y comprobar cada una de las partes, los procesos, las mercancías y tratos que se hagan. Si un negocio requiere todos tus sentidos alerta y verificar con quién te relaciones, cuando se habla de dropshipping debes ser doblemente cuidadoso.

El dropshipping es seguro, siempre y cuando hagas una investigación profunda. Antes de que te aventures en el mundo del dropshipping es recomendable que hagas una prueba para verificar cómo se comporta determinado proveedor. 

Evita ser impulsivo o improvisado, no te dejes llevar por ofertas que lleguen a ser increíblemente rentables. Crea un pull de proveedores y empieza con un negocio menor que podrás ir escalando conforme tengas la certeza de con quién estás tratando y cómo trabaja.  

Ventajas y desventajas del dropshipping

Las ventajas de que inicies un negocio de dropshipping son que:

  1. Invertirás menos que en otro tipo de negocio: únicamente debes disponer de un sitio web con una tienda en línea integrada, por lo que la inversión es mínima.
  2. No tendrás problemas de quedarte con artículos: puesto que tú nunca contarás con el inventario físicamente, no tendrás problemas con artículos rezagados.
  3. Tendrás más capacidad de venta que en un esquema directo: en tanto que quizá comiences en solitario o con un equipo de administración pequeño, si los envíos dependieran de ti, tendrías una capacidad de gestión mucho menor, comparada con la que realiza un proveedor mayorista.

Aunque esos beneficios son muy atractivos, no pierdas de vista algunas desventajas que surgen en este tipo de comercio en línea:

  1. Dependerás de tu proveedor: dado que la operación termina con los envíos que realiza tu proveedor, deberás encontrar a una empresa muy confiable ya que, de lo contrario, pondrías en riesgo el negocio.
  2. Asumirás los errores: debido a que tú eres el rostro con el que el cliente identifica la compra, si tiene inconformidades recurrirá a ti y no a tu proveedor.
  3. Manejarás un margen de beneficios limitado: con una inversión limitada, las ganancias por producto también son más discretas. Esto no es necesariamente una desventaja si logras un flujo de venta constante.

Cómo hacer un negocio de dropshipping exitoso

1. Estudia tus opciones de negocio

Cuando piensas en dropshipping, ¿en qué tipo de negocio piensas? Casi siempre se relaciona con la venta de ropa o productos de electrónica. No obstante, hay muchísimas opciones más, entre las que están los productos para el hogar, muebles y diseño de interiores, telefonía, artículos de deportes y del sector automotriz, por mencionar solo algunas.

Busca las palabras clave relacionadas con el tipo de comercio que te interesa en una herramienta como SEMrush y compárala con otras áreas, pues así sabrás cuán amplia es tu oportunidad de venta.

2. Define un nicho de mercado

Ya que te ahorrarás los procesos de elaboración, distribución y entrega de productos, tu misión es enfocarte en un nicho de mercado rentable, dentro del que crearás una oferta altamente diferenciada. Es mejor elegir un nicho específico donde hay clientes realmente interesados en los productos que vas a vender, que un segmento de mercado general donde hay mucha más competencia.

3. Crea tu tienda en línea

Tu tienda en línea es el centro de tu negocio de dropshipping, así que asegúrate de que esté creada correctamente a través de un proveedor como Shopify o con un plugin para un gestor de contenido, como es el caso de WooCommerce para WordPress.

Otra opción es crear tu tienda virtual en alguno de los marketplace más importantes de comercio en línea como Amazon o, en Latinoamérica, Mercado Shops. Dependerá de ti escoger cuál, de acuerdo con el nivel de independencia que quieras tener, sobre todo en cuanto a los sistemas de cobro.

4. Encuentra al mejor proveedor

El dropshipper es tu aliado estratégico, así que debes tomarte tu tiempo para escogerlo. Investiga a fondo lo que opinan tanto sus compradores individuales como otros intermediarios, ya que así tendrás más garantías acerca de sus operaciones y de la calidad de sus productos. Considera su reputación como proveedor, además de tomar en cuenta la tasa de entrega.

Busca tus opciones en directorios especializados en el tipo de comercio que quieres hacer y recurre a las búsquedas en Google también: «Mayoristas de» y «Proveedor de» son algunas palabras clave útiles.

Es importante que elijas a un proveedor directo y no a otro dropshipper, pues así tu margen de ganancias se reduciría y el proceso de gestión de la calidad sería mucho más complicado.

5. Negocia y firma todos los documentos

Tener un negocio electrónico no es sinónimo de informalidad. Es necesario que conozcas todas las cuotas, comisiones, plazos de pago y los procesos a seguir tras una reclamación por parte del cliente, y que firmes un contrato con la empresa que será tu dropshipper. Eso dará una base sólida a tu negocio y no quedarás flotando en la nada si se presentan algunos inconvenientes.

6. Fija los precios de los productos

Vas a fijar la cantidad mínima de pedido y los precios de tu tienda en línea de acuerdo al costo de los productos, las tarifas de los servicios de paquetería respecto al peso y tamaño de los artículos, la tasa por entrega del proveedor, comisión de plataforma ecommerce, la logística del envío, precios de competidores, entre otros factores. Procura que te permita un balance justo entre costo y beneficio. 

También considera el envío y contrareembolso para generar más confianza entre tus clientes a la hora de pagar por sus productos.

7. Prepara y promociona tu tienda para que reciba más visitas

Empieza por lo esencial: coloca descripciones atractivas de los productos y fotografías de calidad de los artículos. Luego, es fundamental que pongas en marcha estrategias de marketing digital para obtener más clientes en internet. Puedes crear campañas de publicidad en Facebook, Instagram y en el buscador de Google. 

Una estrategia SEO (Search Engine Optimization u optimización para motores de búsqueda) para tu tienda electrónica es fundamental, así que debes poner manos a la obra para atraer a más clientes potenciales: añade una sección de blog para hablar sobre temas de interés para los usuarios. Posiciona tus categorías principales y crea contenidos valiosos para lograr una base de visitas prolífica y aumentar la tasa de conversión de ecommerce.

8. Analiza constantemente el nivel de satisfacción de tus clientes

Una vez que abras tu sitio y consigas tus primeros clientes, es necesario que establezcas mecanismos de seguimiento. Un formulario simple de satisfacción en el correo electrónico bastará para que sepas más acerca de si tus compradores están contentos, te recomiendan y quieren volver, o si salieron decepcionados.

La lealtad y la recomendación de tus clientes es la base de un negocio sostenible a largo plazo.

Casos de éxito de dropshipping

EBay, Amazon y AliExpress, que son de las empresas de comercio electrónico más importantes en el mundo, son el hogar de millones de negocios de dropshipping. 

En esas plataformas verás que los precios tienen un alto margen de variabilidad, y la razón es que muchos de sus clientes operan dentro de este tipo de negocio. Alex, por ejemplo, logró ingresos de 6000 dólares en cuatro meses tras dedicarse al dropshipping a tiempo parcial en AliExpress. ¿La razón de su éxito? Exploró diversos nichos y dio prioridad a las redes sociales como parte de su estrategia.

Aloysius Chay y Galvin Bay son otro ejemplo de un dropshipping altamente rentable que comenzó como un negocio de joyería, aunque ahora dispone de productos diversos. Juntos alcanzan ventas por un promedio de 60.000 dólares diarios.

Estas historias suenan fabulosas, pero lo cierto es que, si creas una estrategia de marketing consistente y exploras varios nichos, puedes alcanzar un nivel de ganancias atractivo.

Ejemplos de dropshipping

1. Big Buy

Esta plataforma cuenta con una amplia variedad de productos para oficinas y empresas, es considerada una de las ecommerce más prestigiosas de España. Cuenta con un sistema dropshipping, ya sea para emprendedores con tienda en línea propia o para aquellos que trabajen en conjunto con un marketplace. 

Ejemplo de dropshipping: Big Buy

Imagen de Big Buy

2. EsDivertido

EsDivertido es una tienda en línea hecha en Mercado Shops de Mercado Libre que se dedica a vender juguetes de diferentes marcas en Argentina. Cuenta con perfiles en Facebook e Instagram donde incluye el link de su ecommerce en la descripción, además de promocionar sus productos y compartir contenido relevante para niños y padres de familia. 

Ejemplo de dropshipping: Es Divertido 

Imagen de EsDivertido

3. The Auto Merch

Con un nicho de mercado muy marcado encontramos a The Auto Merch, una tienda en línea que fue hecha en AliDropship de AliExpress; en su catálogo podemos encontrar accesorios, herramientas de reparación y organizadores para automóviles. Cuenta con un blog y ofrece entregas gratuitas en todos los pedidos, una gran forma de atraer clientes.

Ejemplo de dropshipping: The Auto Merch

Imagen de The Auto Merch

Ahora tienes los conocimientos básicos y la inspiración para crear tu negocio de dropshipping. Continúa tu proceso de investigación para saber más acerca del sector al que quieres dedicarte, y no olvides poner en práctica estas recomendaciones para que tu tienda electrónica sea todo un éxito.

Cómo crear una estrategia de E-commerce  para crecer tu negocio

 Guía ECommerce

Publicado originalmente el 04 de octubre de 2022, actualizado el 20 de enero de 2023

Topics:

Comercio electrónico