9 estrategias para mejorar la retención de personal en tu equipo

Descarga aquí
Camilo Clavijo
Camilo Clavijo

Actualizado:

Publicado:

En la actualidad, uno de los problemas más grandes a los que se enfrentan las organizaciones es la fuga de talentos. La ampliación del mercado laboral, el surgimiento de nuevos proyectos cada día y la búsqueda activa de mejores oportunidades son algunas de las causas que dificultan la retención de talentos.

Mejora la rotación de personal

Por ello, el 65 % de las empresas a nivel global han hecho de la retención de talentos una de sus prioridades en sus agendas. Al final del día, todas las compañías aspiran a tener al mejor personal entre sus filas, pero muchas veces no saben cómo hacerlo.

En este artículo, revisaremos cinco estrategias que puedes comenzar a implementar hoy mismo para asegurarte de que tus empleados estén contigo tanto en los buenos como en los malos momentos y se mantengan leales a tu marca.

guía gratis

desarrolla una cultura organizacional que atraiga talento

cuéntanos un poco de ti para acceder a la guía

Podría decirse que la retención de empleados es lo opuesto a la rotación de personal: mientras lo primero es la forma en que una compañía conserva a sus empleados, la rotación de personal estima cuántos colaboradores abandonan sus puestos de trabajo y por qué lo hacen.

Qué es un plan de retención de personal

La retención de personal no solo tiene que ver con la permanencia de tus empleados dentro de tu empresa, sino con los esfuerzos que realizas como empleador para lograrla. Esto significa que la retención es una práctica consciente y deliberada que incluye estrategias y tácticas para convencer a los trabajadores que se mantengan en su puesto.

Por este motivo, es común que las empresas cuenten con planes de retención de personal, los cuales les permitan tomar medidas ante un incremento de la rotación de empleados o prevenir la fuga de talentos, a través de acciones que promuevan su satisfacción, bienestar o lealtad.

Estos planes deben centrarse en las personas y potenciar el bienestar de los empleados. Esto es importante, ya que algunas compañías suelen emplear tácticas intimidatorias para retener a su personal. A pesar de que esas maniobras puedan funcionar, resultan en bajos niveles de satisfacción y fomentan la baja de productividad.

Por ello, veamos ahora algunas estrategias que puedan ayudarte a mejorar la retención de personal de forma asertiva y ética.

1. Atiende las necesidades de tus empleados

Un plan de retención de personal no puede ser unidireccional ni surgir solo de lo que tú crees que quieren los empleados. Por el contrario, tu enfoque siempre debe partir de sus necesidades y concentrarse en cómo puedes satisfacerlas.

Por ejemplo, puedes creer que es una gran idea ofrecer clases de yoga a todos tus empleados como un beneficio laboral, pero quizá los miembros de tu equipo prefieran que inviertas en acondicionar la oficina o elevar su sueldo para sentirse satisfechos.

La mejor manera de asegurarte de cumplir con sus expectativas es escuchar activamente qué es lo que tus empleados esperan de ti. Aplica encuestas de satisfacción, crea buzones de sugerencias o pregúntales directamente para que sepas qué les puedes ofrecer.

2. Haz competitiva tu oferta

Si bien cada empleado puede esperar diferentes cosas para mantenerse dentro de tu equipo, lo cierto es que uno de los atractivos más comunes en el mercado laboral es el sueldo. Incluso si tus empleados se sienten cómodos en tu empresa, es posible que se sientan atraídos hacia ofertas de salarios más elevados. 

Esto es algo que puede poner en crisis a las pequeñas empresas y emprendimientos, quienes, difícilmente, compiten con las ofertas económicas de las grandes empresas. Por ello, debes aprender a hacer competitivos y atractivos los puestos que ofreces. 

<< Descarga gratis la guía para desarrollar una cultura organizacional que  atraiga top talent >> 

Si tienes una buena disponibilidad económica, lo mejor será evaluar qué salarios paga tu competencia por el mismo puesto e igualarlos o, de ser posible, superarlos. Si, por el contrario, tus recursos son limitados, opta por diversificar los beneficios laborales que ofreces. Podrías brindar vales de despensa, cajas de ahorro, seguros de vida equipo empresarial o bonos de productividad. Estas tácticas, incluso, pueden significar ahorros para tu empresa, pero ser un excelente atractivo para los trabajadores.

3. Incluye planes de salario emocional

Existen prestaciones y compensaciones que no son económicas, las cuales tienen un impacto, incluso mayor, en la retención de tus talentos.

El salario emocional consiste en dar retribuciones morales y promover la felicidad del trabajador, mediante beneficios laborales no monetarios. La ventaja de esto es que no generan grandes inversiones para tu empresa, no obstante elevan la satisfacción de los empleados, los motivan a trabajar y mantenerse en tu empresa.

Ejemplos de tácticas de salario emocional son el acondicionamiento del espacio de trabajo, los horarios flexibles, las facilidades para trabajar de forma remota o gestos simples, como el reconocimiento de sus logros. Esto les hará saber que te importan y lograrás hacerlos sentir parte de una comunidad humana y familiar.

4. Fomenta la cultura organizacional

En todo el mundo, vemos ejemplos de organizaciones que motivan a sus seguidores a realizar hazañas increíbles: SpaceX, Google o HubSpot, así como miles de instituciones benéficas que impulsan a las personas para hacer cosas maravillosas.

¿Qué tienen estas empresas en común? Todas cuentan con seguidores y empleados que creen en su visión y misión con tanta convicción, que se han alineado a sus ideales y los han convertido en sus incentivos. Son personas apasionadas y comprometidas que no piensan abandonar sus organizaciones en el futuro cercano.

¿Qué puedes hacer tú para motivar y retener a tus empleados clave? Primero, identifica tu propósito y define qué te motiva para hacer tu trabajo. Así, podrás crear empatía con tus empleados y encontrar puntos de contacto entre tus intereses y los suyos. Además de las prestaciones y salarios, esto será un aliciente importante, ya que se relacionan con sus objetivos y aspiraciones. Este ejercicio incluso podría ayudarte a descubrir e integrar otros aspectos a tu visión y valores.

5. Traza planes de crecimiento

¿Sabías que hasta el 33 % de los trabajadores que renuncian a una empresa lo hacen porque sienten que no existen posibilidades de crecimiento en una organización? Puede que ofrezcas sueldos competitivos o un ambiente de trabajo óptimo, no obstante nadie se quiere quedar estancado en el mismo lugar para siempre. Si no ofreces posibilidades de ascender, es muy probable que tus empleados se sientan frustrados.

Para resolver esta limitación, lo mejor que puedes hacer es ser sincero con tus trabajadores, evaluar sus habilidades y trazar posibles vías de crecimiento interno dentro de tu empresa. Pregúntate: ¿qué puesto busca cada empleado?, ¿existen posibilidades de ascenso?, ¿qué habilidades o experiencia debe poseer cada uno de ellos para llegar al siguiente nivel?

Una vez que tengas las respuestas, comunícalas a tus empleados. Así, tendrán un motivo para aprender, desarrollarse profesionalmente y trabajar en tu empresa para llegar más lejos. 

6. Empodera al personal

Una vez que hayas trazado las posibles opciones de crecimiento profesional para tus empleados, puedes ponerlas en práctica mediante la capacitación para tu personal y el desarrollo efectivo de sus habilidades. Esto hará que se sientan agradecidos con tu compañía por invertir en su formación.

Asigna un proyecto a tus empleados y evita involucrarte a menos que te lo pidan. Dales la oportunidad de desempeñarse sin presiones. Si las cosas suelen salir mal, averigua por qué y confía en que contrataste a las personas adecuadas para el trabajo. Cuando el empleado se hace cargo de sus actividades, se compromete, se hace 100 % responsable y le enorgullece lo que hace.

La próxima vez que le asignes a alguien un proyecto o la resolución de un problema, deja que este integrante se encargue de la tarea. Comunícale qué resultados deseas obtener y pídele informes periódicos sobre los logros alcanzados. Esto los empodera y hace sentir valiosos para tu empresa, al mismo tiempo que promueve su crecimiento profesional.

7. Genera inclusión

A pesar de que el empoderamiento y la delegación de responsabilidades puede elevar la motivación y compromiso de los empleados, existen tareas que no cualquiera puede realizar. Sin embargo, también hay opciones que puedes implementar de manera rutinaria, las cuales ayudarán a fomentar la participación de los empleados y, por ende, la retención y la lealtad.

Prueba lo siguiente: identifica algunas actividades rutinarias, pero esenciales, que tus colaboradores puedan realizar. Por ejemplo, puedes establecer que cada día alguien preparará el café o que se hará responsable de un aspecto concreto de una cuenta. Con esto, los miembros del equipo se sentirán incluidos en un plan más grande y promoverás una sensación de deber.

Asimismo, puedes pedir ayuda a tus empleados, incluso cuando las tareas a realizar sean simples o tú mismo puedas hacerlas. No olvides siempre reconocer la labor que desempeñan.

8. Planifica desde la selección de personal

En muchas ocasiones, los empleados están habituados a cambiar de posición regularmente, ya sea por búsqueda de nuevos retos, salarios más altos o inconformidad con su trabajo actual. Aunque estos motivos son válidos, pueden ser una limitación para las empresas que buscan atraer talento de larga duración. 

Para elegir el mejor personal, evalúa su historial laboral desde el momento de la selección. Esto te dejará ver si se ha mantenido activo en una misma empresa por un tiempo considerable. Asimismo, sé honesto sobre tus expectativas desde el inicio de la relación de trabajo: si requieres su colaboración durante un periodo, si esperas la entrega de proyectos de larga duración o si confías en que continuará en tu empresa. 

9. Elige buenos líderes

Un buen liderazgo es esencial para motivar a los empleados a permanecer en una empresa. Esto se hace evidente cuando el 50 % de las personas que dejan un puesto de trabajo afirman que una de las causas es una mala gestión por parte de sus líderes.

Para resolver este problema, lo mejor es seleccionar personal capacitado para cohesionar a los equipos y que pueda aplicar todas las estrategias que hemos revisado. No solo se trata de elegir como gerente o jefe de área a aquel con más experiencia o preparación, sino a quien tiene la habilidad de dirigir los esfuerzos de un equipo, de crear un sentimiento de comunidad y hacer que todos quieran formar parte de tu empresa. 

Si logras adoptar con éxito estas estrategias, habrá menos riesgo de perder a algún elemento valioso de tu empresa. Una vez que tengas asegurada su permanencia, puedes esperar que más personas vendrán a pedirte trabajo, los clientes desearán trabajar contigo y tus empleados llegarán al trabajo con mayor motivación. Como afirma Yvon Chouinard de Patagonia, si haces que el trabajo de tus colaboradores sea apasionante o placentero llegarán a trabajar «dispuestos a entrar en acción y con ganas de subir las escaleras de dos en dos».

Cómo desarrollar una cultura organizacional que atraiga top talent
  Cultura Talento
Tu privacidad es muy importante para nosotros. HubSpot utiliza la información que nos proporcionas para mantenerte al tanto de nuestros productos, servicios y contenido relevante. Puedes cancelar la suscripción a estos mensajes en cualquier momento. Para más información, consulta nuestra Política de privacidad.

Descarga gratis la guía para desarrollar una cultura organizacional que atraiga top talent

Powerful and easy-to-use sales software that drives productivity, enables customer connection, and supports growing sales orgs

START FREE OR GET A DEMO