Qué es el control de calidad y para qué sirve en una empresa

Guía de gestión de calidad total
Johanna Rodriguez
Johanna Rodriguez

Actualizado:

Publicado:

¿Recuerdas que en 2016 hubo muchos casos de teléfonos inteligentes que explotaban? Esto le sucedió a la empresa coreana Samsung con su modelo Galaxy Note 7. Los acontecimientos no solo se volvieron virales, sino que también se convirtieron en una completa pesadilla para la compañía, la cual, tras algunos meses, tuvo que detener la producción y las ventas de dicho dispositivo. 

Control de calidad

<< Descubre cómo implementar la gestión de la calidad total [Guía gratis] >> 

El problema se detectó en las celdas de las baterías, las cuales contenían iones de litio que funcionan como pilas recargables que almacenan energía. Pero, si se colocan de forma incorrecta, pueden generar sobrecalentamiento o pequeñas explosiones. 

Este contratiempo nos hace preguntarnos qué ocurrió durante la etapa de control de calidad de aquel producto.

Si el control de calidad no es riguroso, pueden dejarse pasar todo tipo de fallas, las cuales llegarán a las manos del consumidor final. Las consecuencias que esto ocasiona dependerán del nivel de riesgo; pero, sin duda, nadie desea que su teléfono explote mientras hace una llamada personal o de trabajo. 

En este contenido hablaremos precisamente de la importancia que tiene para las empresas realizar un control de calidad adecuado para garantizar el buen funcionamiento de un producto y la satisfacción de los clientes. 

El control de calidad se lleva a cabo desde la fabricación de productos, su almacenamiento y traslado; hasta para la evaluación de los procesos internos de una empresa. A través de este sistema se pueden detectar errores o carencias a fin de optimizarlos oportunamente. Veamos:

Qué es el control de calidad

¿Cuál es la importancia del control de calidad? 

El control de calidad garantiza que todas las actividades y acciones emprendidas para el desarrollo de un producto satisfagan las necesidades del cliente (consumidor final) y los estándares de la empresa, por ejemplo: materiales, costos, tiempos de producción, entre otros.

Por eso es imprescindible realizar un control estadístico para establecer variables y controlar cada etapa del proceso productivo, generar frecuencias, mediciones, intervalos, rangos, probabilidades, correlaciones, atributos y demás datos de control que permitan la producción de un producto libre de errores. 

 1. Seguimiento de procesos y operaciones 

El control de calidad tiene como principal función dar seguimiento a cada etapa del proceso productivo para detectar oportunamente posibles fallas en el producto. Y, en caso de presentarse alguna, aplicar las soluciones o mejoras necesarias que permitan el cumplimiento de requisitos y normas de cada prototipo. 

2. Mejora continua de procesos 

Aunque una empresa ya tenga bastante establecida la forma en que ejecuta sus procesos (estos han funcionado bien durante un lapso de tiempo), es imperativo realizar una verificación o actualización constante de sus sistemas, fórmulas y modos de producción para comprobar que sigan cumpliendo con la calidad esperada. 

Sin un control de calidad regular, los procesos de una empresa podrían caer en omisiones o descuidos. Esto perjudica directamente la funcionalidad y calidad de los productos y, por ende, la satisfacción del cliente. 

3. Priorizar las necesidades del cliente 

El control de calidad debe basarse en lo que el cliente necesita o desea. Después de todo, es el consumidor final y él decide si el producto cumple con sus expectativas o no. Con base en sus comentarios, solicitudes o críticas se pueden realizar las mejoras necesarias para acercarse más a lo que el consumidor está esperando. 

4. Determinar los estándares de calidad del mercado 

La calidad tiene que ver con lo que el cliente necesita, pero no debe dejar de lado los parámetros que el mercado o industria establecen. 

Por ejemplo, existen licencias, permisos y certificados de calidad que los productos de cierta categoría deben cumplir. Estas normas o regulaciones no son opcionales y el control de calidad debe asegurarse que se cumplan y se mantengan vigentes. 

4 tipos de control de calidad 

Los procesos de control de calidad se establecen según los intereses y objetivos que la empresa determine. Cada uno se encarga de la vigilancia y cumplimiento de diferentes normas o procedimientos para que el producto final tenga éxito. A continuación te compartimos los tipos de control de calidad más relevantes para las empresas. 

1. Control de calidad de procedimientos 

Este tipo de control de calidad suele ser uno de los más conocidos y utilizados por las empresas. Determina cómo debe ser el proceso de fabricación de un producto. Se puede consultar en los manuales o instructivos internos que los empleados deben seguir para asegurar el buen desarrollo del producto. 

2. Control de calidad del personal interno 

Como lo mencionamos al inicio de este artículo, el control de calidad no solo se ocupa de garantizar el funcionamiento y calidad de un producto, sino también de regular asuntos internos, como lo que ocurre con los empleados. 

El control de calidad de personal monitorea el desempeño de los colaboradores y brinda asistencia física y psicológica, para asegurar su bienestar físico y mental. 

Este tipo de control de calidad es tan importante como el del mismo producto, pues el capital humano es el encargado de que todas las operaciones dentro de la empresa se realicen adecuadamente. Tener trabajadores con preocupaciones o molestias podría desencadenar descuidos o errores en la producción. 

3. Control de calidad de políticas internas  

Este tipo de control de calidad busca garantizar el cumplimiento de la misión, visión y los valores establecidos de forma interna en una empresa. Las políticas internas son la columna vertebral de toda compañía; sin ellas, los empleados podrían ejecutar acciones fuera de las normas establecidas, lo que podría en riesgo a la organización. 

4. Control de calidad de ventas

El producto final representa el inicio de otro proceso: llevarlo a manos de los consumidores. Sin la planificación de ventas, ¿cómo podrían garantizarse las ganancias para la empresa? 

El control de calidad de ventas se asegura de que exista un plan de ventas determinado que vele por los intereses y objetivos de la empresa. Es primordial hacer estudios y comparaciones de los competidores para comprobar que los precios y promociones van de acuerdo con lo que el público objetivo demanda. Así, el producto puede salir al mercado con un costo competitivo (no mucho menor ni mucho mayor al de la competencia), siempre y cuando ese sea uno de los objetivos de la empresa. 

3 ejemplos de control de calidad 

Para dejar más claro el concepto de control de calidad en una empresa, te compartimos algunos ejemplos que te ayudarán a comprender su importancia y función. 

1. Control de calidad en la elaboración de alimentos 

En la elaboración de alimentos no solo importa que el producto tenga buen sabor y textura; cualquier alimento debe estar regulado y certificado bajo los reglamentos sanitarios vigentes de cada país. 

En este sentido, el control de calidad de la producción de alimentos regula aspectos como: 

  • Estado de los ingredientes al momento de la producción 
  • Cumplimiento de normas de seguridad e higiene 
  • Correcto sellado de envases o empaques
  • Regulación de temperatura adecuada de almacenamiento 
  • Proporción apropiada de ingredientes o nutrientes 

Sin un control de calidad preciso, estos aspectos no estarían garantizados y podrían ocasionar problemas graves de salud entre los consumidores. 

2. Control de calidad en la industria automotriz 

Seguramente has visto en algún momento esos videos en los que se realizan pruebas a automóviles para conocer la funcionalidad de los frenos, cinturones de seguridad o bolsas de aire. Esos son ejemplos de control de calidad. 

El control de calidad de un vehículo se realiza desde el diseño de prototipos. Estos son analizados, verificados y perfeccionados varias veces, hasta que se ajustan a los estándares requeridos. Una vez ensambladas cada una de las piezas del automóvil, este debe ser probado por expertos en la industria para garantizar su usabilidad, calidad y seguridad. Después se realizan pruebas aparentemente más superficiales, como el tapiz de los asientos, la pintura u otros acabados. Desde el motor, hasta la pieza más pequeña, deben funcionar totalmente, de manera que satisfagan las expectativas del consumidor, pero que también salvaguarden su seguridad. 

Piénsalo, ninguna empresa puede lanzar al mercado un vehículo automotor que no responda al 100 %, especialmente en términos de seguridad, pues no solo está en juego la vida del conductor, sino de los pasajeros y otros conductores. 

3. Control de calidad en vacunas 

La industria farmacéutica es una de las más rigurosas al establecer normas en su control de calidad. Recientemente lo vivimos en carne propia. A pesar de la rapidez para encontrar una cura contra la COVID, la vacuna no podía salir al mercado sin pasar por varias fases de pruebas, las cuales son necesarias para comprobar su eficiencia y para asegurar que no provoque efectos secundarios irreparables. 

Para un control de calidad adecuado, desde los ingredientes activos hasta los laboratorios y dispositivos de medición deben estar calibrados y preparados bajo un ambiente adecuado. 

Ahora que conoces un poco más acerca del control de calidad y has visto algunos ejemplos de este proceso, es tiempo de decirte cómo realizarlo para tu empresa. 

¿Cómo establecer el control de calidad? 

Te compartimos los pasos básicos para establecer un control de calidad de los productos de tu empresa. 

1. Define lo que vas a inspeccionar 

Si bien puedes realizar una inspección general de todos los procesos de tu empresa, te recomendamos empezar por un producto específico. De esta manera podrás hacer las modificaciones o mejoras de manera más organizada. 

Para realizar esta inspección puedes determinar prioridades, con base en algunos productos que hayan presentado fallas o de los cuales hayas recibido quejas recientes por parte de los consumidores. 

Después, debes seleccionar un número de unidades representativas con las que trabajarás para llevar a cabo el control de calidad. Luego, determinarás el funcionamiento y la calidad de productos similares (puedes basarte en otros de tus productos que ya han sido optimizados). 

2. Establece los estándares de calidad 

Según sea tu industria o sector, debes establecer los estándares y requerimientos que tu producto debe cumplir para poder venderse. En este paso debes definir los atributos, variables y procesos a seguir para garantizar que tu producto funcione eficazmente y cumpla con las expectativas de los clientes. 

3. Realiza el control de calidad 

Una vez que tengas tus muestras y hayas establecido los estándares que deben cumplir, debes comenzar con la inspección. El objetivo es revisar cada una de las unidades y verificar si cumplen con lo requerido. En caso de que no sea así, es indispensable analizar en dónde radica el error o desperfecto y detectar qué parte del proceso operativo falló o provocó las deficiencias. 

4. Haz las modificaciones u optimizaciones necesarias 

Separa todas las unidades no funcionales y transfiérelas a un reprocesamiento para subsanar defectos, de modo que puedan convertirse en productos funcionales. Si el deterioro no permite una reconstrucción, lo más prudente es desechar dicha unidad, pues no cumple con los requisitos exigidos. 

El número de unidades desechadas o aprobadas te dará una idea más clara de la calidad de todo el lote producido. Si son más las piezas con defectos, deberías considerar desechar el lote completo, pues existe mayor probabilidad de presentar errores. 

Cuando te asegures de que todas las unidades cumplen con lo necesario, podrán pasar a una etapa final de revisión y después a la venta. 

Como puedes comprobar, cualquier producto debe pasar por un riguroso control de calidad para garantizar su funcionamiento. Puede parecer un proceso complicado y exhaustivo, pero, a la larga, esto te traerá beneficios, pues tendrás la certeza de que tu producto cumple con las normas de tu sector, las expectativas del mercado y cubre las necesidades y deseos de tus clientes. 

Cómo hacer una gestión de la calidad total en un mundo digital

Pop up para GUÍA DE GESTIÓN DE CALIDAD TOTAL GUÍA DE GESTIÓN DE CALIDAD TOTAL

Descubre los principios de la gestión de la calidad total y cómo implementarlos en tu empresa

    Pop up para GUÍA DE GESTIÓN DE CALIDAD TOTAL GUÍA DE GESTIÓN DE CALIDAD TOTAL

    Powerful and easy-to-use sales software that drives productivity, enables customer connection, and supports growing sales orgs

    START FREE OR GET A DEMO