Comprar artículos en línea es cada vez más sencillo y hoy en día no hay mejor alternativa que Amazon, pues se ha vuelto una de las plataformas favoritas a la hora de buscar, elegir y consumir mercancías de todo tipo.

Ya sea por la facilidad en su uso, por su disponibilidad en todo el mundo o por la confiabilidad que brinda, millones de usuarios llevan a cabo sus compras online a través de esta aplicación día tras día.

 << Descarga gratis la guía completa sobre e-commerce >>   

En los últimos años, Amazon se ha convertido en el centro de compras en línea más visitado y se encuentra en la segunda posición de marcas más valiosas en el mundo. Por ello, si tu objetivo es aumentar tus ventas y llegar a un público cada vez mas grande, Amazon es el medio perfecto para llevar tu negocio al mundo online.

Para ayudarte a configurar tu tienda en Amazon, hemos creado esta guía que te enseñará cómo enumerar tus artículos, configurar tus opciones de envío, promocionar tus productos, administrar tus reseñas y analizar tu desempeño. Sigue leyendo para conocer los pasos que te ayudará a vender en la plataforma más grande de comercio electrónico. 

A la hora de incursionar en el ecommerce es necesario que contemples la viabilidad y ventajas que tiene ofertar tu producto en el mercado digital. Si ya has analizado a tu competencia y ofreces productos innovadores a un precio competitivo y con una excelente calidad, sigue los siguientes pasos para llevar tu marca a Amazon y hacer crecer tu negocio.

1. Averigua si existen requisitos para la venta de tu producto

Al ser el sitio más grande de ventas en línea es muy probable que cualquier usuario encuentre fácilmente todos los productos que busca en Amazon. Sin embargo, no todas las mercancías pueden ser ofertadas en el sitio y algunas requieren permisos especiales. Por ello, es importante saber qué productos puedes vender en Amazon y si sus categorías de venta se ajustan al producto que ofreces.

En Amazon hay 13 categorías abiertas para todos los vendedores; si deseas vender artículos que pertenecen a estas categorías no necesitas la aprobación de Amazon:

  1. Productos para bebé (excepto ropa y accesorios para bebé)
  2. Cámaras y fotografía
  3. Ropa, zapatos y accesorios
  4. Electrónicos
  5. Alimentación
  6. Hogar y cocina
  7. Herramientas y mejoras del hogar
  8. Instrumentos musicales
  9. Oficina y papelería
  10. Deportes y aire libre
  11. Computadoras personales
  12. Mascotas
  13. Juguetes y juegos

Por otro lado, hay 17 categorías que sí requieren la aprobación de Amazon, por lo que si quieres vender productos en cualquiera de estos rubros deberás solicitar una suscripción al plan de venta profesional:

  1. Automotriz y motocicletas
  2. Productos para bebé (excepto ropa)
  3. Belleza, salud y cuidado personal
  4. Libros
  5. Alimentos y bebidas
  6. Joyería
  7. Industria, empresas y ciencia
  8. Esenciales de farmacia
  9. Celulares y accesorios
  10. Electrónicos
  11. Música
  12. Software
  13. Videojuegos
  14. Video, DVD y Blu-Ray
  15. Vitaminas y suplementos
  16. Relojes
  17. Amazon Handmade

Amazon limita la cantidad de vendedores en cada una de estas categorías porque quiere mantener la calidad de los productos. Si crees que tus productos están a la par y deseas venderlos en estas categorías, tienes que pedir la aprobación de Amazon y llenar tu solicitud. Amazon te informará en tres días hábiles si aprobaste o si necesitas aportar algún elemento adicional. 

2. Elige un plan de ventas que se adapte a tu modelo de negocio

Muchas personas creen que vender en Amazon representa una gran oportunidad debido a que se ahorran la gestión de una página web; sin embargo, es un error suponer esto. Antes de comenzar la venta de productos en Amazon deberás preguntarte si tus ganancias esperadas contrarrestan los gastos que implica vender en la plataforma. Ante este panorama debes preguntarte: ¿cuánto hay que pagar realmente por vender en Amazon?

Según sea el territorio desde el cual quieras registrarte como vendedor, Amazon ofrece distintos planes de suscripción para vender a través de sitio.

En España, por ejemplo, existen dos planes: el plan individual y el plan profesional. Si eliges el plan individual, pagarás a Amazon € 0,99 por cada artículo que vendas, más las tarifas de cierre de variables y de referencia. Según Amazon, el plan individual es ideal para aquellos que venden menos de 40 artículos por mes.

Si eliges el Plan Profesional, puedes vender una cantidad ilimitada de productos; solo pagas a Amazon una tarifa de suscripción de €39 más tarifas de referencia y de cierre de variables. De acuerdo con Amazon, el plan profesional es mejor para aquellos que venden más de 40 artículos por mes. 

Por otro lado, en México existe un único plan profesional de ventas, que tiene un costo de $600.00 MXN al mes (sin importar la cantidad de artículos vendidos), más tarifas por referencia. Este plan tiene la ventaja de ofrecer a los vendedores la posibilidad de comerciar en Amazon Estados Unidos y en Amazon Canadá, sin costos adicionales.

3. Regístrate como vendedor y enumera tus productos

Para registrarse y obtener una cuenta de vendedor de Amazon, visita Amazon Services y haz clic en el botón «Empieza a vender». Una vez que hayas creado tu cuenta, puedes comenzar a publicar tus productos en Amazon.

Para atraer a tantos clientes como sea posible, asegúrate de crear listas atractivas de productos que tengan títulos claros y concisos, descripciones detalladas que incluyan todos los beneficios de tus productos e imágenes llamativas.

Utiliza palabras clave de acuerdo con las tendencias en motores de búsqueda. Ten varias imágenes e información completa del producto y mantente atento a las preguntas de los usuarios, a fin de incentivar la compra y brindar una experiencia única a tus consumidores.

Si vendes productos que ya figuran en Amazon, todo lo que debes hacer es especificar la cantidad de productos que planeas vender, la condición de la mercancía y tus opciones de envío.

Si por el contrario vendes productos que aún no figuran en Amazon, el proceso es un poco más complicado, ya que debes establecer el código de producto universal (UPC, por sus siglas en inglés), la unidad de mantenimiento de existencias de tu producto (SKU, por sus siglas en inglés), y enumerar las características de cada producto como título, descripción y precio.

¿Cómo identificar el UPC de un producto?

El UPC consta de un código numérico de 12 dígitos y un código de barras. GS1 es una organización que desarrolla y mantiene estándares de comunicación empresarial global y asigna un UPC permanente a un producto durante toda su vida útil. Incluso si varios minoristas venden el producto, seguirán teniendo el mismo UPC en cada tienda.

¿Cómo identificar el SKU de un producto?

Un SKU es similar a un UPC, pero se diferencia por ser una cadena de letras y números que ayuda a los minoristas a identificar cada producto en su inventario y sus rasgos específicos, como su fabricante, marca, precio, estilo, color o talla, entre otros aspectos. Los minoristas crean sus propios códigos SKU internos (o números de serie) para reconocer y rastrear de manera rápida y precisa cada pieza de inventario en sus tiendas físicas o de comercio electrónico, catálogos, almacenes y centros de cumplimiento de productos. 

Ejemplo de diferencia entre un UPC y un SKU

Imagen de ShipLilly

4. Configura tus opciones de envío

Incluso si vendes en Amazon, siempre tendrás la opción de enviar productos por tu cuenta. Debes considerarlo con detenimiento, ya que Amazon ofrece un servicio de envío verdaderamente único y ventajoso para todos sus vendedores, por lo que es difícil rechazarlo.

Para utilizar el servicio de logística de Amazon lo único que debes hacer es enviar tu inventario a uno de sus centros logísticos y ellos almacenarán tus productos, los empaquetarán y los enviarán a tus clientes.

Con este servicio tus artículos podrán ser elegibles para envío gratis de dos días, contarás con una línea de atención al cliente y con devoluciones en Amazon Prime. Los costos de envío ya están incluidos en tu plan de vendedor y solamente deberás pagar el almacenamiento y una tarifa por cada pedido que realiza Amazon.

5. Vende y promociona tus productos

Después de que hayas configurado tus opciones de envío, estarás listo para vender en Amazon.

Si deseas aumentar la visibilidad de tus productos en Amazon, considera la posibilidad de publicar anuncios de productos patrocinados directamente en la plataforma. Estos anuncios se pagan por clic y aparecerán junto a los resultados de búsqueda de las personas.

Amazon también ofrece una herramienta automática de orientación que aprovecha su algoritmo de búsqueda para sugerir una lista de palabras clave potencialmente lucrativas.

Por último, es importante saber cómo paga Amazon a sus vendedores. Gran parte del éxito de la compañía se debe a la facilidad de cobro a los clientes y a que funge como un intermediario eficiente para la venta de productos. Una vez que las personas compren tus mercancías, Amazon depositará los pagos en tu cuenta bancaria de forma regular y te enviará una notificación cuando te paguen. Así de fácil.

6. Fomenta las revisiones

Las reseñas son cruciales para impulsar las ventas en Amazon. Cuantas más revisiones tengas, mayor confiabilidad habrá en tus productos y en la calidad del servicio que ofreces.

Para ayudarte en esta tarea, Amazon permite a los vendedores enviar correos electrónicos de seguimiento a tus compradores. Sin embargo, es importante apegarse a estrictas pautas que te impiden incluir mensajes de marketing, enlaces a otros sitios web; así como solicitar, exigir o incentivar reseñas positivas. 

En 2016, Amazon prohibió las reseñas incentivadas, es decir, clientes que hacían reseñas a cambio de un producto gratuito o con descuento (aunque aclaraban el proceso en su comentario). La prohibición surgió debido a que este tipo de incentivos inflaban artificialmente las calificaciones promedio de las marcas. Por ello no es conveniente incentivar una revisión positiva, sino ofrecer una buena experiencia de compra y productos que se adecuen o superen la descripción que presentas.

7. Analiza tu desempeño

En tu cuenta de Amazon Seller Central tendrás acceso a un panel de ventas que muestra un resumen de tus pedidos del día, así como la cantidad de unidades vendidas, el número de ventas que has generado durante el día y otros datos. 

Panel de ventas de Amazon

Imagen de Salesbacker

También tendrás acceso a informes comerciales que proporcionan diversas métricas, como ventas por artículo, ventas generales, pedidos por mes, visitas a la página, rendimiento de la marca, inventario en stock y más.

Reportes de Amazon a los que tienes acceso como vendedor

Imagen de Salesbacker

Además tendrás a tu disposición un gráfico de «ventas comparadas», en el que puedes contrastar las ventas de los días que elijas. Esto te ayuda a descubrir tendencias y patrones estacionales. 

Gráfico de «ventas comparadas» en Amazon

Imagen de Salesbacker

Finalmente, tendrás acceso a una herramienta de informes de ventas, con la cual podrás extraer cualquiera de las métricas de tu cuenta para crear representaciones gráficas de tus ventas. Esto te permitirá comprender el rendimiento real de tu cuenta de Amazon.

Herramienta de informes y ventas de Amazon

Imagen de Salesbacker

Consejos para destacar en Amazon

Ahora que sabes qué pasos seguir para vender en Amazon, queremos presentarte algunas recomendaciones para impulsar tus ventas y ejercer el control de tu marca en Amazon.

Los siguientes son consejos de James Thomson, ex director comercial de Servicios de Amazon. En una entrevista con HubSpot, Thomson nos compartió algunas recomendaciones para que tu empresa incursione en Amazon y obtenga grandes resultados.

1. Evalúa los intereses de tu marca

Para evaluar si vender «en Amazon» o «a Amazon» analiza las compensaciones de cuánto control tendrá tu marca sobre los precios, los niveles de inventario y la selección disponible en el catálogo, así como las actividades publicitarias en la plataforma. Además evalúa cuánta participación diaria debe tener tu marca para administrar la opción de distribución específica que vas a seleccionar. 

2. Invierte en marketing y publicidad

Si como minorista decides vender en Amazon, será importante que inviertas en actividades de generación de tráfico, ya sea gastando dinero en publicidad de Amazon o enviando tráfico desde fuera a las listas de Amazon; por ejemplo, a través de campañas de correo electrónico o de tus redes sociales. 

3. Vuélvete un experto en análisis de datos

Estarás desperdiciando recursos valiosos si no utilizas los datos para desarrollar una comprensión clara de qué puntos clave afectan más la capacidad de tu negocio para hacerlo crecer. Aprovecha la información obtenida y crea estrategias con base en los números y estadísticas que muestren tus análisis de actividad.

4. Estructura una buena logística

Como marca debes controlar la venta o distribución de manera más estricta para evitar los problemas de administración de canales con vendedores autorizados, lo que finalmente conduce a la erosión de los precios de tus productos. Al vender indiscriminadamente te arriesgas a que vendedores no autorizados oferten los mismos artículos a precios mucho más bajos, ya que no están sujetos a las mismas políticas de precios. 

5. Mantente a la cabeza del mercado

Cualquier marca con un nivel decente de demanda puede vender en Amazon. Basta con que cuides la gestión del branding en Amazon y busques minimizar los precios que son inconsistentes al compararlos con los costes de otros canales. Apple y Sonos son ejemplos de marcas que han hecho un muy buen trabajo controlando la distribución y ajustando los precios en Amazon. 

Con estos consejos y con la guía paso a paso para vender en Amazon, verás que tu marca podrá obtener grandes beneficios al ofertar en esta plataforma durante 2022. Aprovecha estas herramientas, incrementa tus ventas y asegura el crecimiento de tu empresa en el mercado del futuro.

Cómo crear una estrategia de E-commerce  para crecer tu negocio

 Guía ECommerce

Publicado originalmente el 27 de diciembre de 2021, actualizado el 29 de diciembre de 2021

Topics:

Comercio electrónico