Muchos emprendedores caen en el error de pensar que lloverán los clientes en el instante en que su negocio entre en funcionamiento, pero esto no es del todo cierto. Si bien tu producto o servicio puede ser maravilloso, actualmente es muy difícil encontrar un sector o industria que no se encuentre ya establecido en un mercado o nicho.

¿Has pensado cuáles serán las estrategias para que las personas conozcan tu marca? Sin clientes, simplemente no hay negocio. Y toda la inversión que hiciste anteriormente no tendrá fruto.

<< Recursos gratis para pasar de ventas externas a inside sales >> 

Atraer clientes a tu negocio requiere tiempo y mucho esfuerzo. Sin embargo, hoy en día hay muchas buenas prácticas que puedes llevar a cabo para lograrlo con éxito. A continuación hablaremos de las tácticas de atracción y conversión, recomendaciones y todo lo que necesitas para conseguir no solo nuevos clientes, sino clientes de calidad que de verdad estarán interesados en adquirir alguno de tus productos o servicios.

Cómo atraer clientes a tu negocio 

Si bien un 65% del negocio de una empresa proviene de clientes existentes, tal vez estos consumidores pueden ser leales a tu compañía por un tiempo, pero de un día para otro pueden alejarse por diferentes motivos. Para evitar que esto desestabilice a tu empresa, es primordial que desarrolles estrategias de atracción para clientes nuevos. Para lograrlo debes mantenerte siempre innovando y actualizándote en las tendencias de los consumidores para comprenderlos y saber qué es lo que necesitan y cómo debes brindárselo.

Un cliente nuevo puede atraer a otros más si la experiencia que le brindas resulta satisfactoria. Y si bien atraer clientes a tu negocio requiere largas horas ideando formas creativas de comercializar tu empresa, puedes implementar algunas tácticas que te ayuden a definir a quiénes deseas atraer y te asegures de que las medidas que implementes realmente funcionarán en este nuevo tipo de consumidor.

Considera lo siguiente:

  • Identifica qué tipo de consumidor estás buscando atraer.
  • Determina cuál es el proceso de compra que sigue.
  • Establece objetivos específicos y medibles (si no sabes cómo hacerlo, descuida; más adelante te daremos unas ideas).
  • Calcula cuánta inversión requieres para la atracción de nuevos clientes; esto no solo aplica financieramente, sino en tiempo y esfuerzo.
  • Crea relaciones con personas que se desarrollen en tu mercado objetivo; no olvides hacer uso de redes sociales, grupos especializados, correo electrónico, etc.

Cuando tengas mayor comprensión del nuevo publico al que te dirigirás, puedes pensar en las estrategias que podrían ayudarte. Por ejemplo: marketing de contenido, campañas en redes sociales, publicidad pagada, SEO, entre otras.

Cómo establecer metas de atracción y conversión 

Antes de que inicies una larga lista de estrategias y acciones infalibles de cómo atraer clientes, el primer paso que debes dar es establecer un objetivo para saber a qué meta quieres llegar. De lo contrario, solo te encontrarás en un océano lleno de opciones. Si no cuentas con un mapa que te indique el camino, la marea te llevará sin conocer el destino, el tiempo y el éxito del viaje.

Establecer metas de atracción y conversión no solo sirve para negocios nuevos. Si en este momento te estás preguntando por qué tu negocio que ya lleva más de un año y medio en pie no está funcionando, estás a tiempo de volver a tomar el rumbo. Pregúntate cuáles son las medidas de acción que has tomado en este tiempo, qué te ha faltado para llegar a tus objetivos y qué desafíos han logrado atrasarte en cumplir tu meta. El diseño de objetivos SMART permite tener muy en claro lo que quieres buscar en cualquier estrategia.

Los criterios SMART se refieren a sus cinco características que logran que tu objetivo cumpla con las siguientes consideraciones:

  • Specific (específico): ¿qué quieres conseguir? Es necesario determinar cómo piensas subir esas ganancias y quiénes te ayudarán a conseguirlo. De igual manera, define a quién irá dirigido ese objetivo; por ejemplo, a través de nuevos clientes, clientes antiguos o colaboradores.
  • Measurable (medible): ¿qué KPI o indicadores puedes utilizar para medir su eficiencia? Determina cuáles serán los indicadores que te ayuden a medir el cumplimiento de tus objetivos.
  • Attainable (alcanzable): ¿tu objetivo es realista a la situación interna y externa de tu empresa? Define los recursos que están disponibles en tu organización; por ejemplo, el número de empleados o equipos disponibles, nivel de experiencia, herramientas y tecnología con la que cuentan, entre otros.
  • Relevant (relevante): ¿por qué le interesa a tu empresa o clientes? En primera instancia, piensa en lo que podría resultar atractivo para tu tipo de audiencia; enseguida, desarrolla estudios o análisis que te permitan saber si son viables o no.
  • Timely (a tiempo): ¿cuándo se tiene que conseguir esta meta? ¿Los objetivos son a corto, mediano o largo plazo?

Por ejemplo: no es lo mismo tener el objetivo de «aumentar las ventas» a «aumentar en un 20% en los próximos 6 meses». Es importante que los objetivos que se planteen sean realistas y medibles, solo de esta manera podrás sabrás si estás cerca o lejos de llegar a la meta, conforme vas avanzando en las estrategias.

Para complementar tus objetivos SMART, te recomendamos hacer uso de una metodología integral de marketing digital, que se divide en 4 etapas:

  • Atraer: estrategias creadas para que aquellos que no conozcan tu marca visiten tu sitio web y se conviertan en visitantes.
  • Capturar: actividades que capten la atención de los visitantes de tu sitio web para convertirlos en leads. No necesariamente tienen que culminar con una compra, la idea es que se sientan interesados y sigan regresando.
  • Convertir: gracias a estrategias de contenidos y/o llamados a la acción, seguir guiando al cliente potencial al final de su camino como comprador para que adquiera algún producto o servicio.
  • Fidelizar: la compra no es el último paso de la relación con un cliente. La atención que le brindes debe ser antes, durante y después de haberse convertido en consumidor. Demuestra el valor que tiene para tu empresa y crea estrategias de fidelización para que siga regresando una y otra vez.

Sin importar si es nuevo o ya está establecido tu negocio, los objetivos SMART te ayudarán a focalizar el rumbo y lograr que tus acciones y metas sean más atractivas y efectivas. Ahora que ya conoces esta alternativa de establecer mejor tus metas, te compartimos algunas estrategias que pueden servirte para conseguir clientes.

7 estrategias de atracción de clientes 

Como emprendedor sabes que mantener una base de clientes saludable es vital para el buen rumbo de tu empresa. El flujo constante aumenta las oportunidades de ventas y te ayuda a cumplir con tus objetivos a corto, mediano y largo plazo. Sin embargo, sabemos que conseguir clientes puede resultar abrumador. ¿Existe una fórmula mágica? Solo podemos decirte que la constancia hará su trabajo.

Antes de comenzar a listarte las mejores estrategias de atracción de clientes, es importante recalcar que para que un negocio funcione eficazmente se requiere calidad y no cantidad. Quizá realices campañas en las que consigas 1.000 clientes nuevos la primera semana, pero de nada servirá ese esfuerzo si ninguno de esos 1.000 se interesa por comprarte algo. Por ello, lo primero es saber cómo atraerlos; después de eso, aplicar estrategias de conversión efectiva.

Para atraer más clientes requieres un alto conocimiento acerca de tus consumidores y tu misma empresa. Toma nota:

1. Conoce tu negocio e industria

Hazte la siguiente pregunta: ¿realmente sabes todo acerca de tu industria o sector? En los negocios es fundamental conocer el lugar en donde te desenvuelves, pues así conseguirás dar pasos más firmes. Y si bien eres un experto en tu producto o servicio, puede que no sepas en un 100% los usos que le pueden dar tus consumidores.   

Un cliente se sentirá más atraído hacia una marca líder que domina su industria, pues será la compañía a la que podrá recurrir todo el tiempo en busca de respuestas y productos o servicios de su interés. Por ello mantente actualizado acerca de todo lo que es capaz de lograr tu marca; de esta manera, más gente podría interesarse.

2. Brinda algo a cambio

A todos les gustan los regalos. Tu negocio también tiene la oportunidad de atraer clientes nuevos a cambio de algo que pueda ser valioso para ellos. Por ejemplo, si quieres posicionarte como un líder de tu industria, comienza por brindarles información actualizada y relevante a tu producto o servicio aplicado al sector.

Para llamar la atención de nuevos usuarios haz uso de blogs, ebooks, webinars, estadísticas del mercado, entre otros. A la vez que ellos consiguen la información que les interesa, tú también obtienes algo de mucho valor: sus datos. Una vez que cuentas con información básica como su nombre y correo electrónico, el proceso de enamoramiento puede iniciar.

3. Identifica quién es tu consumidor y en dónde está

Un negocio que pretende dar un mensaje a todo tipo de usuario es un negocio que está perdiendo tiempo y esfuerzo. El marketing tradicional se enfocaba en todos y si bien lograba unos cuantos acercamientos, las estrategias, a pesar de ser correctas, no estaban dirigidas al público que se interesaría en ver el producto.

¡Que no te pase! Cuanto más conocimiento tengas de tu audiencia, mejores estrategias podrás realizar. Como ya lo dijimos, de nada vale atrae 1.000 clientes si ninguno de ellos te va a comprar. Quizá saber en gran medida quién es tu cliente conlleve un gran análisis. Sin embargo, el esfuerzo lo valdrá todo, ya que entenderás lo que quiere, desea, cuáles son sus necesidades y preferencias.

Velo de esta forma: en las bodas hay dos tipos de novios. Los primeros son a los que se les puede regalar cualquier cosa, pues no crearon una lista específica con los artículos que desean; los segundos, en cambio, brindaron en la invitación una serie de opciones que regalarles y lugares en dónde conseguirlos.

Cuando llegue el tiempo de comprarle un regalo a la primera pareja, simplemente no sabrás qué hacer, pues te verás en una tienda llena de opciones. Tal vez un florero sea buena idea, pero ¿realmente lo necesitan?, ¿y si ya tienen uno? Con la segunda pareja, tan solo tendrás que mirar un poco la lista que dieron, ver tus posibilidades y hacer tu compra con base en los que ellos sí quieren y necesitan.

Convierte a tus clientes en la segunda pareja, en aquella con la que cuentes con una lista de lo que les gusta y necesitan; cómo les gusta comprar, en dónde y qué tipo de mensaje es más atractivo para ellos. Cuando conozcas a tu cliente ideal, podrás saber cuál es el mejor lugar para interceptarlo de manera natural con lo que él está esperando.

Revisa las redes sociales, sobre todo los grupos que se especialicen en tu mercado, asiste a eventos y/o conferencias referentes a tu producto o servicio, foros de internet, encuestas a clientes actuales. Aplica todo el esfuerzo necesario para tener una mejor visión de tu cliente y saber qué es lo que quiere y en dónde encontrarlo.

4. ¿Alguien dijo gratis?

¿Ya la has implementado? Si quieres que nuevos clientes conozcan tu producto o servicio, dáselo a conocer. Esto no significa que regales tu marca a cualquier persona y todo el tiempo. Puedes aplicar tiempos limitados o de vencimiento para aprovechar una oferta (esto despierta sentido de inmediatez en las personas), o tal vez alguna estrategia de 2x1.

Si un usuario que antes se había sentido atraído por tu producto o servicio, pero no se había animado a adquirirlo, podrá encontrar el momento perfecto para hacerlo. Si el producto o servicio lo satisface y, además, te esforzaste por brindarle un servicio al cliente de excelencia, lo más seguro es que vuelva encantado.

5. Utiliza tu blog

Tu blog es uno de tus mejores aliados a la hora de atraer nuevos clientes: no solo te permite desarrollar tu perfil como alguien reconocido en tu industria, sino que también le ayuda a tu sitio web a tener un mejor posicionamiento en los buscadores mediante la creación y publicación de nuevo contenido.

Publicar en tu blog con una determinada periodicidad te permite sacarle un mayor provecho a otros canales como las redes sociales, pues tus artículos posiblemente sean compartidos en diferentes grupos de discusión y foros, lo que sin duda te expone a una audiencia mayor de clientes potenciales.

Procura siempre otorgar valor y dar respuesta a las preguntas que tiene tu audiencia. Esto te ayudará a crear una conexión con los visitantes, incrementando así la probabilidad de que se conviertan en clientes potenciales.

6. Lee las quejas y reclamos (y conviértelas en elementos accionables)

Una de las mejores maneras de optimizar procesos dentro de tu empresa es pedirle a tus clientes actuales retroalimentación acerca de tu negocio. Mejorar la atracción y fidelización de clientes depende en alto grado de cuán óptimo es el servicio que prestas.

Las quejas y reclamos, si bien pueden resultar un asunto difícil de manejar, son también una gran oportunidad. El análisis de la retroalimentación de tus usuarios te permite saber el motivo por el cual un prospecto abandona tu marca, te da la oportunidad de redimirte y, con un poco de suerte, recuperarlo.

La próxima vez que un usuario exprese su malestar, no te preocupes: agradécele por compartir su opinión y comprométete a prestar un mejor servicio. Seguro que te servirá.

7. Personaliza tus propuestas

No todos tus clientes demandarán lo mismo de tu negocio, así que tu argumento de ventas no puede ser genérico. Cada cliente potencial trae consigo necesidades distintas, por lo cual debes estar en la capacidad de darle soluciones personalizadas.

Es importante que te enfoques en la segmentación por sectores, necesidades, ubicación, entre otros. Entre más personalizado sea su argumento de ventas y las soluciones que puedes brindar como empresa, más probabilidades tienes de atraer al cliente correcto.

Ahora que ya tienes una idea más clara sobre cómo atraer clientes, pasemos al siguiente paso que es saber cuáles estrategias aplicar para que no solo se sientan atraídos, sino que decidan realizar una compra.

7 estrategias de conversión 

Crecimiento es la apuesta que seguro la mayoría de los emprendedores tiene a la hora de crear un nuevo negocio. Para lograrlo, como lo has notado, se requieren esfuerzos en los que la satisfacción del cliente se mantenga como una prioridad. Y si bien las estrategias de atracción son el primer paso, la conversión es ese salto que el consumidor decide hacer para adquirir un producto o servicio de tu marca. Pero ¿cómo aumentar la conversión? Bueno, antes de descifrarlo, queremos que quede muy bien entendido su concepto.

Cuando has definido tus objetivos y las estrategias a seguir para atraer clientes, la conversión ocurre cuando el usuario se comporta de la manera que esperabas (o deseabas) para alcanzar dichos objetivos. Por ejemplo, si tu meta era dirigir tráfico de tus redes sociales a tu e-commerce y una persona culmina una venta, se puede tomar como una conversión. También se puede decir que la conversión es cuando el usuario responde positivamente a un CTA (Call To Action).

Para calcular el avance, se debe medir la tasa de conversiones. El resultado de esta será un parteaguas para comprender mejor la estrategia emprendida y saber en dónde se puede mejorar. Para calcular esta tasa de conversiones se utiliza la siguiente fórmula:

Número de conversiones/Visitante = Tasa de Conversión

Si lo ejemplificamos, podría decirse que si 30.000 usuarios visitaron tu sitio web en un mes y 1.500 realizaron la acción que querías para alcanzar tu objetivo, el resultado de conversiones serán esos 1.500 divididos por los 30.000 visitantes. Al hacer esta operación se da a entender que la tasa de conversión es de un 5%.

A la creación de estrategias de conversión efectivas se le conoce como Conversion Rate Optimization, o CRO. Su objetivo es lograr que el mayor número de usuarios que visiten tu sitio realicen una conversión. Las estrategias de CRO te brindan una gran oportunidad de aumentar el tráfico de visitantes a tu sitio web. Para comprobarlo, te presentamos las siguientes estadísticas mostradas por FunnelOverLoad.

  • La tasa de conversión móvil promedio es de alrededor 1.53%.
  • Las computadoras de escritorio convierten un 4.14%.
  • Los anuncios de Facebook convierten alrededor de 9.21% en promedio.

Ahora, ¿cuál es el precio de esta optimización? Esto dependerá de tu tipo de industria o sector. Sin embargo, algo a tomar en cuenta es que uno de los grandes errores de las empresas es gastar demasiado en tráfico y no lo suficiente en conversiones.

Lo mejor es duplicar la tasa de conversión para reducir a la mitad las inversiones en tráfico. Por ejemplo, mismas cifras obtenidas de FunnelOverLoad destacan que las empresas de mayor conversión gastan al menos el 5% de su presupuesto en CRO.

Ya que comprendes la importancia de aplicar estrategias de conversión para tu empresa, es tiempo de que conozcas algunas de las mejores estrategias de optimización:

1. Realiza A / B testing en tus landing pages

Orientar tus landing pages correctamente puede aumentar la conversión hasta en un 300%. Esto se debe a que las landing pages pueden involucrarse más con la marca. Para tener certeza de que los usuarios puedan hacer la conversión con facilidad realizan pruebas A/B para identificar las mejores características de diseño y contenido.

Los test A/B brindan datos confiables de la experiencia del usuario: su percepción, facilidad de navegación, preferencias, entre más. Toda esta información te ayuda a orientar mejor cómo hacer un sitio web efectivo, ideal para que puedan convertirse. Entre sus beneficios principales se encuentran:

  • Atracción de tráfico de calidad
  • Aumento en las conversiones
  • Tasa de rebote estabilizada
  • Menor abandono de carrito de compras

Esta es la primera estrategia que debes emprender si quieres mejorar tu tasa de conversión, a la vez que le brindas una mejor experiencia de usuario a tus visitantes.

2. Invita a la acción

Las llamadas a la acción o CTA son un excelente recurso para guiar a los usuarios a que realicen las acciones que deseas; por ejemplo: descargar un ebook a cambio de sus datos de contacto, que se dirijan a tu sitio web a través de las redes sociales, que sigan consultando información de un blog mediante un enlace interno, entre otras.

En el caso de las conversiones directas, añadir CTA atractivos y directos como «Comprar», «Suscríbete» o «Añadir al carrito» aumenta el nivel de conversiones. Por ejemplo, un 90% del aumento en la tasa de clics se dieron mediante el uso de frases en primera persona como: «Iniciar mi prueba gratuita de 30 días». Al usuario le gusta saber que es él quien está tomando la decisión final. 

Los CTA basados en texto dentro de un blog son más efectivos que los CTA al final de la publicación. La mayoría de los usuarios no llegan hasta el final de la información o si llegan a ver un CTA demasiado enfocado en solo venderles, lo pasarán por alto.

3. Brinda una gran satisfacción de cliente

Proveer un servicio al cliente en el que satisfagas todas sus expectativas contribuye a atraer más clientes, ya que un cliente feliz recomienda a sus conocidos. Además, cuando un consumidor se siente convencido gracias a una gran atención, estará más listo para cerrar una venta. Un usuario que se siente bien atendido durante todo su camino de comprador superará las objeciones en cada etapa del embudo de ventas.

Para lograr aumentar tu número de conversiones a través del servicio al cliente, hemos hecho una lista con ideas que pueden ayudarte:

  • Seguimiento. Cuando un cliente ha mostrado interés por tus productos o servicios, pero de un momento a otro no culminó su compra, puedes hacerle un pequeño recordatorio a través de un correo electrónico. Si ha dejado un carrito de compras olvidado, notifícale para que regrese y termine su proceso. Sin embargo, procura que estos mensajes sean esporádicos, para evitar terminar en la carpeta de spam.

No dejes olvidados a estos leads, pero tampoco los presiones, ya que su experiencia como posible cliente estaría empezando con el pie izquierdo. No hagas alucinar a tu lead. Envía al menos una vez a la semana mensajes de bienvenida, saludos o newsletter con novedades con un tono amigable.

Las respuestas oportunas también son esenciales. Si un usuario se siente listo para terminar su compra, pero le surge una duda y no encuentra un apoyo inmediato, lo más seguro es que termine yéndose.

Una forma de estar en contacto constante con tus usuarios es a través de chatbots. Estos bots son un software de mensajería instantánea automatizada que sirve para proporcionar información a tus clientes potenciales cuando un agente en vivo está ausente. Puedes programarlos para que respondan preguntas básicas y estén presentes las 24 horas del día los 7 días de la semana.

Un 70% de los millennials ha informado que sus experiencias con chatbots han sido positivas. Los consumidores demandan un servicio inmediato, funcional y personalizado. Si tu empresa no se los puede proporcionar, entonces corres el riesgo de que pierdan el interés.

  • Confianza. Sí, iniciar una relación de confianza con alguien que no conoce tu marca puede parecer complicado, pero es el primer paso para que esos leads dejen de ser unos extraños. Brinda una atención integral: responde sus dudas en el menor tiempo posible, muéstrate atento y con iniciativa para resolver alguna problemática, dale recomendaciones, pregúntale qué es lo que más le interesa.

Evita pasar mucho tiempo sin responder a un cliente, pues la primera imagen que tendrá de ti es de descuido y desinterés. Una forma de que tu cliente potencial pueda conocer un poco más de ti es a través de una sección de «Quiénes somos». Aunque suene sorprendente, esta sección ayuda a cerrar ventas, ya que el usuario pone un rostro a tu marca y rompe la distancia que te separa de él. 

  • Comentarios y retroalimentación. Si un usuario ya experimentó contigo con alguna compra o simplemente al navegar en tu sitio, solicítale algunos comentarios acerca de su experiencia. Si este cliente potencial no culminó una venta porque tuvo un inconveniente en una de las etapas del embudo, tienes la oportunidad de acercarte a él para ayudarlo.

Los comentarios y retroalimentación de los usuarios nuevos son un excelente recurso para ver si algo está mal dentro de tu sitio o tu servicio al cliente. Atender esto a tiempo aumentará las posibilidades de que más usuarios se sientan cómodos con tu servicio y decidan quedarse.

Si un lead ve que hiciste algo al respecto ante su sugerencia o comentario, sin necesidad de haber comprado algo antes, te tomará más en serio. Estará impresionado, pues sabe que te preocuparás por satisfacer sus necesidades. Escucha a tus clientes y aumenta tus ventas.

4. Optimiza tu sitio web

Tener un sitio web descuidado y poco optimizado aleja a los leads. Detalles como este podrían parecer inofensivos, pero para los clientes potenciales podría significar su puerta de salida. Para no regresar jamás. Velo desde el lado personal, ¿cuántas veces has entrado a una página web y el tiempo de carga entre una sección y otra era tanta que preferiste irte? ¡Lo mismo le pasa a tus visitantes!

¿De qué maneras puedes tener un sitio optimizado? Toma nota:

  • Tiempos de carga rápidos: la mayoría de los usuarios no espera más de 3 segundos.
  • Diseño web atractivo: un 94% de las primeras impresiones de tu marca se relacionan con el diseño web de tu sitio.
  • Información de contacto disponible: tanto tu dirección y teléfono como las redes sociales deben ser siempre visibles.
  • Diseño web apto para dispositivos móviles: los smartphones tienen una participación de más del 60% de todas las visitas web. Por ello, es vital que tu sitio web responda a características de diseño web responsive.

De igual manera, no olvides que el contenido que comparta sea relevante y de valor para tus usuarios. El objetivo es que tu producto o servicio pueda formar parte del día a día de tus clientes potenciales. Añade esfuerzos en lograr convertir tu marca en algo que los usuarios realmente necesiten.

5. Actualiza y optimiza publicaciones de blog

Si actualmente ya cuentas con varias publicaciones de blog, puedes verificar cuáles son las que han tenido mayor atracción de tráfico a tu sitio, pero baja en conversión. Optimiza el texto siguiendo las mejores prácticas de SEO para blogs. De igual manera, observa las publicaciones con altas tasas de conversión, actualiza la información que sea necesaria y vuelve a compartirlas.

Esta es una buena y «sencilla» estrategia para que los usuarios que aún no había visto este contenido de valor puedan disfrutarlo.  

6. Simplifica tu proceso de compra

Un consumidor desea visitar un sitio web, encontrar lo que quiere/necesita, pagarlo y esperar a que llegue. Si encuentra muchos procesos o pasos para llegar a la parte del pago, lo más seguro es que se desespere y se vaya. Por ello evita hacer uso de captchas o formularios con demasiadas preguntas o datos; con que compartan su nombre y correo electrónico es más que suficiente (dependiendo del sector o industria). Cuanto más intuitivo sea tu proceso de compra, mucho mejor.

7. Activa comentarios y reseñas

Un 15% de los usuarios no confía en las empresas que no tienen comentarios. Y si quieres que la relación con tus nuevos clientes sea con honestidad, te recomendamos que actives los comentarios y/u opiniones de tus clientes existentes. Comprar en línea sigue siendo un tanto desconocido para las personas y requieren de toda la seguridad posible para sentirse confiados.

Recuerda que no solo están haciendo una compra, también proporcionan datos personales y bancarios. Lo mejor que puedes hacer es comprobarle que todo es legal y efectivo, a través de otras personas que tuvieron compras exitosas contigo. Al leer los testimonios de los clientes podrán sentirse satisfechos y este detalle puede lograr que sigan regresando.

Ahora que ya conoces estas estrategias para atraer clientes a tu negocio, ¿estás listo para emprenderlas? Sabemos que la atracción y conversión requieren un gran esfuerzo, pero siguiendo las mejores prácticas podrás estar viendo resultados en menor tiempo del que esperabas.

Inside Sales

 Inside Sales Kit

Publicado originalmente en julio 17 2020, actualizado julio 17 2020

Topics:

Proceso de ventas