A la hora de ofrecer una solución de mercado, es necesario convencer a los consumidores de las ventajas, beneficios y cualidades únicas de los productos y servicios que vendes. Para lograr este objetivo es común utilizar diferentes medios para alcanzar a tu audiencia, como infomerciales televisivos, carteles publicitarios o videos, artículos e imágenes en plataformas digitales.

En esta ocasión hablaremos de los textos persuasivos. Conoce qué son, cuál es su importancia y qué tipos existen para aprovecharlos al máximo. Además, te daremos algunos consejos y claves a la hora de crear este tipo de textos y te mostraremos algunos ejemplos que puedes tomar como punto de partida. 

Plantillas Gratis

6 plantillas para artículos del blog

Cuéntanos un poco de ti para acceder a las plantillas

Importancia de los textos persuasivos

Los textos persuasivos son excelentes aliados a la hora de estimular a los clientes para consumir un producto. Por medio de un texto puedes presentar ideas complejas, datos específicos o información técnica de un producto o servicio que difícilmente podrías comunicar oral o visualmente. Además, dependiendo del formato del texto persuasivo (ya sea un folleto, un cartel o un informe), puedes lograr una mayor retención del interés del consumidor y una mejor atención en lo que le quieres decir.

A pesar del creciente consumo de imágenes y de la preferencia de muchas empresas por utilizarlas para comunicar ideas, los textos siguen siendo los canales de comunicación favoritos de muchos. Esto se debe a que las imágenes están sujetas a interpretaciones mucho más abiertas, mientras que las palabras suelen tener un significado concreto. Por otro lado, las imágenes generalmente son de fácil y rápido consumo; en cambio, un texto requiere mayor atención y una disposición para saber más de aquello que vendes.

En todo caso, es muy común que las estrategias de publicidad y ventas se orienten a la complementación de los recursos visuales y textuales para potenciar la atracción de las audiencias.

5 características de los textos persuasivos

1. Son textuales

A pesar de que esto puede parecer obvio, es importante mencionar que los textos persuasivos requieren del factor textualidad. En muchas ocasiones se suele confundir el texto con cualquier forma de comunicación, sin importar si son imágenes, videos o sonidos.

Recuerda que los textos tienen una construcción gramatical y precisan del uso de palabras y lenguajes conocidos.

2. Son dirigidos

Los textos persuasivos siempre están limitados por el público al que se dirigen, por lo que difícilmente pueden utilizarse en contextos demasiado amplios o de manera universal.

Ten en cuenta que el lenguaje está determinado por su uso y que las palabras tienen diferentes significados en contextos culturales diferentes.

3. Son apelativos

La persuasión siempre va acompañada de una interpelación generalmente directa hacia aquel al que nos dirigimos. Si queremos convencer a alguien de algo, es recomendable apelar al individuo en cuestión.

Contrario a otro tipo de estrategias, los textos persuasivos buscan interpelar activamente al consumidor.

4. Están diseñados

A diferencia de los métodos de ventas orales, un texto persuasivo no puede basarse en la suposición, sino que tiene que estar perfectamente diseñado con el fin de cubrir los intereses del consumidor e interpelarlo en el contexto debido.

Al crear anuncios publicitarios que recurren al texto, debe haber un análisis completo de su pertinencia, claridad e, incluso, solidez argumental.

5. Son atractivos

Un texto que no es atractivo difícilmente puede ser persuasivo. Un elemento clave de estos recursos es que deben llamar la atención y retener el interés del público al que se dirigen.

Es importante notar que no todos nos sentimos atraídos por las mismas cosas. Por ello, los textos persuasivos deben tener claro a quién se dirigen y qué cosas detonan su interés.

3 tipos de textos persuasivos

Los textos persuasivos pueden ser de diferentes tipos dependiendo de su uso, su extensión o el formato en que se presentan, entre otros factores. Si bien todos estos textos tienen como fin convencer a los consumidores de optar por una solución de mercado, cada tipo puede ayudar a potenciar el mensaje que se busca comunicar y crear un mayor interés en la audiencia a la que se dirige.

A continuación, veremos una clasificación de los textos persuasivos de acuerdo con su propósito, su longitud y su forma, así como algunos ejemplos de cada tipo.

Textos persuasivos de acuerdo con su propósito

Definir el uso de un texto es fundamental para saber qué tipo de escritura le darás, hacia quién lo debes dirigir y qué estructura ha de tener. De acuerdo con este propósito, podemos hablar de dos tipos de textos persuasivos: los informativos y los emotivos.

Textos informativos

Como su nombre lo indica, estos textos persuasivos tienen por objeto brindar información a los consumidores. Estos textos suelen dar detalles sobre un producto o servicio que difícilmente se podrían expresar mediante imágenes o en la interacción con el bien ofrecido.

Los textos persuasivos informativos pueden adquirir la forma de un reporte de resultados en un servicio, un estudio de seguridad en el uso de un producto o una tabla con valores y especificaciones de aquello que quieres vender. Estos textos suelen dirigirse a públicos específicos que quieren saber más sobre tus soluciones mercantiles, por lo que están construidos de manera clara, explicativa y, en algunos casos, técnica.

Ejemplos de este tipo de textos son las descripciones de automóviles que, si bien para un consumidor promedio no son importantes, los expertos en el tema y coleccionistas querrán saber cuantos caballos de fuerza tienen, cuál es su rendimiento de combustible e incluso si hay algún estudio sobre su sistema de seguridad. Esta información puede promover su interés y llevarlos a una toma de decisión de compra.

Textos emotivos

En contraposición a los textos persuasivos informativos, los textos emotivos no buscan ampliar el conocimiento de los consumidores sobre un producto o servicio. Por el contrario, reducen las características de la mercancía a un mensaje que suele ser claro, directo o contundente.

Este tipo de textos utilizan las fórmulas clásicas de las letras para recurren al afecto, las emociones y los sentimientos de los consumidores por medio de figuras retóricas, elementos poéticos o incluso narrativas. Estos textos son de gran alcance, pues están hechos para atraer la atención de grandes públicos y convencerlos de contratar un producto o adquirir un servicio a través de sus emociones.

Algunos ejemplos de textos persuasivos de corte emocional son las campañas de beneficencia que aprovechan las compras de los usuarios para donar cierta cantidad a una causa social o a un grupo socialmente vulnerado. A partir de la presentación sintética de los problemas que vive un colectivo o un personaje, se puede promover la empatía entre los usuarios y persuadirlos de que una marca es la mejor opción de compra.

Textos persuasivos de acuerdo con su longitud

Una segunda forma de categorizar a los textos persuasivos tiene que ver con su extensión. En muchas ocasiones será deseable presentar un texto más largo, mientras que en otro bastarán unas pocas palabras para comunicar justo lo necesario. Podemos hablar de dos tipos de textos de acuerdo con su longitud: los extensivos y los intensivos. 

Textos extensivos

Como su nombre lo indica, los textos persuasivos extensivos se basan en crear contenidos lo más vastos posibles para generar interés en el consumidor y convencerlo de concretar una compra.

Los textos extensivos pueden tener la forma de manuales o artículos de investigación que buscan justificar un método de trabajo aplicado a un servicio, una postura política o un cambio tecnológico. Sin embargo, todos estos deben apuntar a convencer a una audiencia de consumir un bien.

Estos textos suelen ser de corte informativo, pues su intención es dar mucha información a consumidores específicos. Por ejemplo, en la psicología aplicada o en el coaching es común que los pioneros de una forma de pensamiento generen varios volúmenes de libros con el fin de convencer a la gente de adoptar una filosofía de vida, que generalmente va a acompañada de una suscripción a diversos tipos de servicios o la compra de algún producto.

Textos intensivos

Contrarios a los textos extensivos, los textos intensivos buscan reducir la longitud de un texto con el fin de comunicar una idea lo más concretamente posible. 

Este tipo de textos están especialmente presentes en la publicidad y suelen estar acompañados de imágenes o de un diseño llamativo. Su fortaleza consiste en lograr integrar una idea compleja en pocas palabras y convencer a los consumidores de las ventajas de un producto sin recurrir a textos demasiado largos o técnicos.

Los textos intensivos pueden formularse como preguntas, exclamaciones, afirmaciones u órdenes, por lo que suelen identificarse con los textos emotivos. Aun así, existen otras posibilidades. Por ejemplo, existen marcas que ofrecen información o estadísticas simples en su publicidad que persuaden a los consumidores de comprar un producto o a sus inversores de mantenerse fieles a la marca.

Textos persuasivos de acuerdo con su forma

La forma de un texto es fundamental para adecuarse a diferentes públicos. Por ello, una tercera forma para categorizar a estos textos es de acuerdo con el formato en el que son creados: integrados a otros soportes o aislados.

Textos integrados

Estos textos deben su nombre a que suelen formar parte de un producto multimedia o que fusiona plataformas de consumo. Al estar integrados, estos textos solo adquieren sentido cuando se les pone en relación con otras formas de comunicación.

Los textos persuasivos integrados pueden formar parte de una guía, de un folleto o de un anuncio publicitario, entre otros, siempre y cuando estén perfectamente complementados con elementos persuasivos de otro tipo, como sonidos, imágenes o gráficos visuales.

Los anuncios publicitarios en redes sociales son un buen ejemplo de textos integrados, ya que algunas aplicaciones, como Instagram, permiten que los vendedores publiquen videos de sus productos acompañados de música y con una descripción textual que puede ser de corta o larga extensión. Todos estos elementos generalmente se diseñan para convencer al usuario de consumir aquello que ofrecen. 

Textos aislados

Los textos aislados son aquellos que funcionan como una herramienta de persuasión por su propia cuenta, sin recurrir a otros soportes o medios de comunicación. Estos textos se basan en la pura escritura, por lo que requieren una gran habilidad narrativa y de síntesis con el fin de no perder la atención de las audiencias.

La publicidad en medios digitales (como sitios web) o impresos (como periódicos) son los principales medios de distribución de estos textos. Basta con que alguien se sienta atraído por el titular o por el tema general del sitio para proseguir la lectura y convencerse de comprar un producto.

Un buen ejemplo de este tipo de textos persuasivos es la escritura en blogs. Muchos bloggers no requieren acompañar sus escritos con videos o imágenes y únicamente optan por dar su mensaje en pequeños textos, ya sea una opinión, reseña o publicidad de algún bien.

1. Define tu público

Probablemente el paso más importante para escribir un texto persuasivo es conocer al público al que te estás dirigiendo. Si sabes cuáles son las expectativas, preferencias y capacidades de tu audiencia, el diseño y la redacción de tus textos y contenidos serán realmente sencillos.

Recuerda que cada producto está dirigido a diferentes nichos de venta. Un estudio de los consumidores te permitirá saber si debes optar por textos largos o cortos, informativos o emocionales, o integrados o aislados. Por ello, conocer a tus buyer personas es el primer paso. Con nuestra herramienta de buyer persona podrás aprender a diseñar un buyer persona que toda tu empresa pueda usar para comercializar, vender y ofrecer los mejores servicios

2. Interpela a tu audiencia

En nuestro intento por mantenernos objetivos en el tema que nos interesa abordar, solemos hablar en voz pasiva o no nos atrevemos a dirigirnos de manera directa al otro. Los textos persuasivos requieren abandonar esta limitante, ya que solo se puede convencer a alguien si se le interpela de manera directa.

Habla en voz activa y dirígete a tu público en segunda persona. Los consumidores esperan ser reconocidos en su individualidad, por lo que estos textos pueden aprovechar su interés y hacer la comunicación lo más individualizada posible.

<< 6 plantillas para publicaciones del blog [Descargar gratis] >> 

3. Habla desde tu posición

No hay experto más grande en un producto o servicio que aquel que lo ha diseñado, lo ha producido y lo vende. Por ello, al crear textos persuasivos debes asumir tu autoridad al hablar de los beneficios de tu marca. La seguridad y la confianza que transmite alguien que sabe de lo que habla contagia a sus interlocutores y promueve la persuasión.

Recuerda que al interpelar al público, tú también debes hablar en primera persona. Esto invita a la acción a los consumidores y forma una imagen potente de la compañía.

4. Mantén la concisión

No importa si estás haciendo un texto largo o uno corto: siempre debes reducir el número de palabras que utilizas al mínimo. A pesar de que debas comunicar datos técnicos, es recomendable economizar palabras e ir directo al grano.

Ten en cuenta que los textos demasiado rebuscados suelen causar tedio en las personas.

5. Retén la atención

Retener la atención del público es el primer objetivo de un texto persuasivo. Si has logrado componer de manera correcta tu texto, lo más probable es que solamente tengas que llamar la atención del consumidor para tener en la bolsa una venta segura.

Para lograr este objetivo puedes aprovechar los complementos visuales o comenzar tus textos con frases cortas y potentes. Otra alternativa es el uso de títulos llamativos o provocativos.

6. Aprovecha las teorías de la persuasión

A pesar de que las herramientas persuasivas han sido utilizadas por el mercado desde hace algunas décadas para incentivar el consumo y crear tendencias comerciales, en realidad los psicólogos han discutido desde hace mucho tiempo cómo funcionan los procesos persuasivos.

Te recomendamos revisar algunas de estas teorías y aprovechar los principios psicológicos que regulan nuestra toma de decisión.

7. Utiliza los textos de manera responsable

Los textos persuasivos exitosos son aquellos que han sido creados de una manera tan sólida y concreta que convencen a los compradores de optar por una solución de mercado casi de manera segura. A pesar de que esto tiene claros beneficios para las empresas, es importante contemplar el impacto positivo o negativo que puede tener un producto o servicio en las personas.

Abordar los negocios desde un punto de vista ético te ayudará a poner en primer lugar la sinceridad con tus clientes y audiencia en general. En muchos casos, esto también puede ser una estrategia de persuasión, pues los usuarios sabrán que te preocupas por su bienestar e integridad.

8. Asesórate con un profesional

Si bien la mayoría de las personas sabemos los principios básicos de la escritura, en realidad son pocos los que saben cómo transmitir un mensaje de manera clara, o que conocen a la perfección los principios gramaticales, ortográficos y narrativos del arte de la escritura.

Un consejo que puede mejorar tus textos es contar con un profesional que redacte tus contenidos de acuerdo con las necesidades de tu empresa o que te asesore sobre cómo hacer llegar tu mensaje de manera clara a la audiencia a la que te diriges.

1. Reporte anual de Amazon

Ejemplo de texto persuasivo: reporte anual de Amazon

Imagen de Amazon

Una de las estrategias de ventas más populares de las grandes empresas es la creación de reportes financieros y comerciales, cuyo fin es dar testimonio del éxito de una compañía y captar una mayor audiencia de clientes e inversores.

Amazon es una de las compañías tecnológicas y de ventas minoristas más grandes en todo el mundo que ha optado por crear estos sugerentes textos, con el objetivo de persuadir a las compañías de continuar con sus servicios y de atraer a nuevos clientes.

Su reporte anual está lleno de tecnicismos y datos financieros que a muchos pueden parecer demasiado complejos. No obstante, son fundamentales para aquellos que han invertido en la empresa o usan sus plataformas para llevar a cabo operaciones comerciales. De acuerdo con los tipos de textos persuasivos que propusimos anteriormente, los reportes anuales son informativos, extensivos y aislados.

2. Publicidad de (PRODUCT)RED

Ejemplo de texto persuasivo: publicidad de (PRODUCT)RED

Imagen de PRODUCT(RED)

En el marketing y en la publicidad el uso de textos está bastante extendido, gracias a su claridad y a la facilidad de la que dispone para comunicar ideas concretas. Es por ello que las ventas han aprovechado las ventajas de los textos como uno de los mejores medios de persuasión en el mercado.

(PRODUCT)RED es una organización norteamericana que tiene por objetivo crear conciencia social respecto al problema sanitario que representa la pandemia de VIH en todo el mundo. A través de campañas de publicidad, la organización ha logrado situarse en el mercado como un medio de consumo responsable, ya que con cada compra se aporta un porcentaje a la atención de comunidades económicamente vulneradas.

En su publicidad, (PRODUCT)RED aprovecha el texto integrado con otros recursos visuales, como infografías, imágenes o fotografías que potencian el mensaje transmitido. Estos recursos se vuelven especialmente útiles para captar la atención de empresas que estén dispuestas a ceder parte de sus ingresos a cambio de figurar dentro de la organización.

3. Correo electrónico de Ambulante

Ejemplo de texto persuasivo: correo electrónico de Ambulante

Imagen del boletín de Ambulante

Las campañas de correo electrónico son excelentes aliados de las marcas para estar presentes en la vida de los consumidores y mantenerlos al tanto de las novedades de una empresa, así como de eventos y productos disponibles.

Ten en cuenta que los correos electrónicos pueden ser contraproducentes si no se redactan con suficiente detalle y atención. Es común que un consumidor asuma una falta de seriedad o que no confíe en un correo si este tiene faltas en la escritura o no comunica ideas de manera clara.

El festival de cine Ambulante tiene una gran estrategia de marketing basada en boletines que los suscriptores reciben periódicamente para notificarles sobre nuevas sedes, películas o novedades. En sus correos integran de manera orgánica imágenes, cortos y textos, con el fin de retener la atención de sus seguidores y mantener su interés a lo largo de sus sintéticos mensajes.

4. Detalle de producto de CeraVe

Ejemplo de texto persuasivo: detalle de producto de Cerave

Imagen de CeraVe

El uso de textos persuasivos es un gran recurso para lograr el consumo de un producto específico.

Las empresas pueden aprovechar estos textos para comunicar sintéticamente los beneficios de un producto, las ventajas de la marca o algunas especificaciones que aumenten la confianza de los clientes o su interés en adquirir la mercancía.

En el nicho de la belleza y de la alimentación esto se vuelve especialmente importante, ya que los consumidores quieren saber más de aquello que están comprando. Por ello, empresas como CeraVe han optado por no crear campañas de venta emotivas, sino informativas, gracias a las cuales los clientes pueden acceder a estudios científicos y datos verificados, y así convencerse de la eficacia de sus productos.

Ahora que sabes qué usos puedes dar a un texto para concretar tus operaciones comerciales o para incentivar el consumo de un producto, lleva estas estrategias a tu negocio. Recuerda que el lenguaje es una potente herramienta para la persuasión, por lo que debes tener cuidado en el tono que usas y prever los alcances que puede tener tu mensaje.

Inspírate en estos ejemplos para convencer al mercado de que tu marca es la mejor opción.

Descarga estas plantillas gratuitas y descubre cómo crear publicaciones y contenido para blogs
 Plantillas blog

Publicado originalmente el 14 de abril de 2022, actualizado el 14 de abril de 2022

Topics:

Copywriting