Imagina que acabas de terminar el rediseño de la página principal de tu sitio web. Estás realmente contento porque has logrado que tenga un aspecto muy profesional, por lo que sientes la satisfacción de un trabajo bien hecho. No obstante, antes de empezar a mostrar este gran diseño nuevo de cara al público, deberías hacer pruebas y ver cómo se muestra tu sito desde la perspectiva de un visitante.

Y ahí es cuando haces frente al primer problema: por alguna razón que no logras entender, tu navegador sigue mostrando la versión anterior de tu sitio. ¿Por qué? La respuesta la encontramos en la famosa memoria caché del navegador.

<< Calcula la calificación de tu página web aquí >>

Todos hemos oído este término antes, pero ¿sabemos realmente lo que es? Apuesto a que la mayoría de nosotros hemos pensado en la memoria caché del navegador como un lugar mágico al que tenemos que ir y limpiar de vez en cuando para que nuestro sitio luzca como debe ser.

A continuación, encontrarás una sencilla descripción donde responderemos las principales preguntas acerca de la memoria caché del navegador.

Principios básicos de la memoria caché del navegador

Un navegador web, como Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer, es una aplicación de software que utilizamos para buscar y visualizar información en Internet. En otras palabras, un navegador busca, encuentra y nos presenta sitios web u otros elementos de información que buscamos a través de una dirección URL.

La memoria caché de un navegador es su aparato o instrumento a través del cual guarda los datos, tales como imágenes y HTML, necesarios para ver una página web. Estos datos se guardan con la intención de ayudar con el ancho de banda.

Así, la próxima vez que vuelvas a ver una página, se necesitará menos tiempo para cargarla, ya que una versión en caché de la página ya se habrá guardado. Es decir, gracias a que ya tienes una versión en caché de una página, el navegador no tendrá que enviar una nueva solicitud para ver esa página.

Cómo la memoria caché del navegador se relaciona con las cookies

Es posible que te estés preguntando: "¿qué impacto tiene todo esto en las cookies de seguimiento?" Te lo explicaré a continuación.

La memoria caché del navegador guarda los datos como imágenes y HTML, que son necesarios para ver sitios web, ¿no? Pues bien, las cookies son fragmentos más pequeños de datos, tales como nombres y direcciones de correo electrónico, que un sitio web guarda en tu navegador. Es así como un sitio web sabe quién eres la próxima vez que lo visites.

¿Alguna vez te has preguntado cómo es posible que un sitio web te salude por tu nombre? Sí, gracias a las cookies. Un sitio web retoma la cookie que colocó previamente en tu navegador y, por lo tanto, te reconoce.

Lo importante es saber cómo una memoria caché del navegador y las cookies pueden afectar tu trabajo en lo que respecta a la actualización de las páginas de tu sitio web. Esta es una variable fácil de entender y, por lo general, es una de las primeras que debe diagnosticarse, ya que en la gran mayoría de los casos puede ayudar a resolver los problemas que estás experimentando con tu sitio.

Seguramente estarás de acuerdo en que todo buen especialista en marketing debe ser activo y estar bien informado, y el hecho de poseer conocimientos básicos sobre algunos de estos temas, entre ellos HTML y CSS, puede ser muy útil para impresionar a tus colegas o para lograr avances en alguno de tus proyectos.

Después de todo, nuestro mundo de inbound marketing puede ser competitivo, y a diferencia de lo que ocurre con el relleno de palabras clave, acumular y absorber estos pequeños fragmentos de conocimiento te dará mayor visibilidad.

¿Sobre qué otros términos relacionados con Internet te gustaría obtener más información? ¡Cuéntanoslo en los comentarios!

calificacion pagina web

 

Publicado originalmente en septiembre 1 2015, actualizado febrero 23 2018

Topics:

Diseño Web