Como especialista de marketing, seguro sabes lo difícil que es captar la atención de los usuarios en las diferentes campañas de email marketing que lanzas. Y aunque tú y tu equipo trabajen en muchas ideas para aumentar las tasas de respuesta de los correos, algunas veces no consiguen el éxito esperado. Esto no quiere decir que tu estrategia no funcione: solo es necesario optimizarla.

Para comprender mejor todo lo bueno y malo en una estrategia, es vital analizar todas las métricas posibles y hacer los respectivos cambios para hacerlas más exitosas.

<< Descarga gratis la guía para generar oportunidades para tu empresa >>

Una de las métricas más comúnmente utilizadas en el área de marketing es la de Click Through Rate (CTR). Y en este post te decimos todo lo que requieres para entenderlo y mejorarlo.

Cabe destacar que el CTR no es la tasa de apertura de tus correos sino la tasa de clic sobre los enlaces incluidos dentro del email que has enviado. 

Medir el CTR en tus campañas de email marketing es importante para evaluar y mejorar tu estrategia, ya que podrás verificar si el correo está logrando que tu audiencia realice la acción esperada (una compra, descarga, visita, etc.). Cuanto más alto sea el CTR tendrás mayor oportunidad de convertir usuarios en consumidores.

El cálculo de un CTR se obtiene dividiendo el número de clics que ha obtenido un enlace o publicación entre el número de veces que este ha sido visto por los usuarios y se multiplica por 100. Por ejemplo:

Si se generan 70 clics y 70 000 impresiones, el CTR será de 0.1 %.

 

¿Qué porcentaje de CTR es bueno en una campaña de email marketing?

Contar con un porcentaje exacto de CTR no es algo común en todas las campañas. El resultado dependerá de varios factores como la audiencia o segmento, texto del anuncio, temporalidad, competencia o sector, entre otros. Sin embargo, el portal Wordstream determinó que el CTR promedio en todas las industrias en Google Ads es de 1.91 % en la red de búsqueda y 0.35 % en la red de visualización. Sin embargo, como ya lo mencionamos, estos porcentajes no son los mismos para todos.

Como puedes notar, no existe un porcentaje con el que toda campaña de email marketing debe cumplir, pero sí existen buenas prácticas que pueden ayudarte a mejorar tus próximas estrategias.

 

¿Cómo mejorar el CTR en tus campañas de email marketing?

Algunas de las buenas prácticas que puedes llevar a cabo para incrementar el CTR en tus campañas de email marketing son las siguientes:

1. Mejora el asunto de los correos electrónicos 

Esta es la primera oportunidad que tienes de atraer la atención del usuario; si no es atractivo, será menos probable que tus contactos abran el correo y, por lo tanto, menos personas harán clic en tus enlaces. Una de las mejores formas para hacer una línea de asunto funcional es dándole una longitud que permita leer el mensaje en todos los dispositivos (menos de 50 caracteres). 

Otra forma de atraerlos es destacando desde la línea de correo el beneficio que obtendrán si abren el mensaje. En este punto, recuerda ser siempre honesto. Si entran al mensaje y encuentran otros términos o promociones diferentes a las prometidas, perderás su confianza.

En este mismo punto, es recomendable que la línea de asunto, además de ser creativa, también esté personalizada, ya que hay 26 % más probabilidades de que abran el correo.

2. Evita caer en spam

Sí, ese tan temido lugar al que nadie quiere que sus correos lleguen. Para evitarlo es mejor tomar todas las precauciones posibles. El portal Ecommaster destacó una lista de consejos que pueden ayudarte, como: cuidar los campos «de» y el asunto, la reputación del dominio y las listas negras, nunca comprar listas de correos y cuidar el diseño del correo (como no abusar de muchas fuentes y colores).

Detectar si estás a unos pasos del spam no es tan complicado como se pensaría. Tan solo analiza el número de rebotes que has tenido en tus últimas campañas. Si van en aumento, quiere decir que las listas de contacto utilizadas ya son muy antiguas u obsoletas. De igual forma, enviar regularmente correos electrónicos a tus suscriptores te ayudará a identificar a los contactos que ya no te benefician.

3. Haz uso del diseño responsive 

Un formato o diseño deficiente es una de las primeras razones por las que un usuario no solo deja de leer un mensaje, sino también lo elimina (al menos representa un 85 % de la disminución de clientes potenciales). El diseño responsive en tu estrategia de email marketing permitirá que el correo electrónico pueda visualizarse sin problemas desde cualquier dispositivo.

4. Ten cuidado con la ortografía

Esta recomendación tendría que ser ya algo obligatorio en todas las campañas de marketing. No obstante, puede haber detalles en redacción, gramática u ortografía que provoquen que el correo electrónico pueda irse a spam. Además, un mensaje escrito de forma impecable deja una mejor imagen de tu marca o empresa.

Una de las cosas a evitar son escribir todo el texto en mayúsculas y usar exclamaciones, comillas o guiones en exceso.

5. Agrega un Call to Action 

Tener un botón de CTA en el cuerpo del correo electrónico puede aumentar las tasas de conversión hasta en un 28 %. Sea cual sea la intención del correo electrónico, no olvides agregar este importante elemento para que el usuario pueda interactuar con él. Esto también permite que los usuarios sepan cuál es el siguiente paso a seguir después de leer el mensaje e interesarle.

Y si pensabas que solo el CTR podría apoyarte para el monitoreo de tus campañas de email marketing, hemos recopilado algunas más que podrás ocupar específicamente para detectar más detalles en las acciones de los contactos y el éxito de tus mensajes.

 

Las métricas que complementarán tu CTR

Antes de emprender una nueva campaña es mejor analizar las anteriores, encontrar sus fortalezas y aprender de los errores. Es por ello que no solo el CTR te podrá apoyar con las métricas de las estrategias. Puedes hacer uso de las siguientes métricas clave.  

Porcentaje de rebote

Los correos entregados y rebotados es la información clave en el email marketing. Esta cifra mide los correos que no llegaron a los usuarios. Para calcularla solo se deben dividir los correos entregados entre el número de correos rebotados.

Es importante mantener este porcentaje lo más reducido posible para evitar caer en spam. Para lograrlo es indispensable limpiar las listas de contactos antes de cada envío y eliminar los correos que ya no existan o se haya detectado que tienen problemas de entregabilidad.

Porcentaje de conversiones 

Es la medición de todos aquellos usuarios que han realizado una conversión al sitio web de la empresa emisora, a través de una campaña de email marketing; por ejemplo: un registro, compras, descargas, suscripciones o entre otros factores. Dependiendo del número de contactos que sean alcanzados por la campaña, un porcentaje terminará logrando los objetivos deseados.

La tasa de conversión puede ser calculada con la siguiente operación: (Número de conversiones / Números de usuarios) x 100 = % Conversión. 

Para optimizar las campañas de correo electrónico es vital conocer a la audiencia para enviarle contenido relevante, así como entender el comportamiento y proceso de compra de los clientes; redirigir a los usuarios a alguna landing page igual de completa y atractiva desde el correo electrónico, segmentar y personalizar; además, no hacer uso excesivo de CTA, pues la intención no es saturar a los clientes sino guiarlos al sitio web o a otro propósito que la campaña espere.

Porcentaje de bajas 

Esta métrica permite medir a todos los contactos que decidieron borrarse de las listas de correos después de recibir algún email de una de tus campañas. Entre las razones por la que los suscriptores se dan de baja se encuentran la insistencia, falta de cumplimiento en promociones u ofertas, poco beneficio o la dificultad y complejidad de leer el mensaje.

Es importante que este número de bajas sea el menor posible; de lo contrario, tu lista de contactos se quedará vacía. Para evitarlo, te recomendamos analizar un poco acerca del contenido que estás enviando a los usuarios y confirmar si realmente está siendo útil para para ellos.

Tasa de apertura

La tasa de apertura o también conocida como Open Rate es la métrica que indica la cantidad de correos que han sido abiertos en una campaña de email marketing. Es una de las mejores formas de saber si la estrategia de correo electrónico está funcionando. Si adviertes que las tasas de apertura están siendo exitosas, es porque seguramente las líneas de asunto de cada mensaje están atrayendo a muchos usuarios.

Su éxito puede depender de la relevancia y línea de asunto con la que cuente el correo electrónico. Sin embargo, una tasa de apertura promedio es de 17.92 %. Su cálculo puede hacerse con la siguiente ecuación:

Correos abiertos / correos enviados x 100

Es importante destacar que deben ser tomados en cuenta únicamente aquellos correos enviados que llegaron satisfactoriamente y no fueron rebotados por algún motivo.

Para mejorar una tasa de apertura se deben seguir algunas buenas prácticas parecidas a las del CTR como:

  • Mejorar las líneas de asunto.
  • Vigilar la longitud de la línea de asunto, el tono y el contenido.
  • Optimizar las vistas previas.
  • Probar los días de envío (por ejemplo, los días jueves son los mejores para enviar un correo, mientras que el domingo tendrá poco impacto).
  • Segmentar de forma adecuada.
  • Publicar contenido relevante para tu público.

El CTR y la tasa de apertura están relacionadas por los informes de seguimiento que deben realizarse para medir las tarifas de apertura y los clics en una estrategia de email marketing. Ambas son esenciales para conocer mejor a tus usuarios y afinar las estrategias emprendidas. Contar con la información que te brinda el CTR y la tasa de apertura refuerzan la visión del rendimiento de cada campaña que lances y saber con qué se siente más identificado el público objetivo.

CTOR 

El Click to Open Rate mide únicamente el porcentaje de usuarios que abrieron un correo electrónico y luego hicieron clic en un enlace de ese mismo mensaje. Muchos profesionales del marketing prefieren medir el engagement con esta métrica, ya que el CTOR solo tiene en cuenta los destinatarios que abrieron y leyeron el correo enviado.  

Para obtener su porcentaje es necesario dividir los clics por el número de emails abiertos y multiplicar el total por 100. La fórmula queda de la siguiente manera: [(Clics / email abiertos) * 100].

La eficacia del CTOR, al igual que el CTR, depende de la industria. Para ejemplificarlo, Klipfolio creó la siguiente imagen que lo muestra claramente por separado.

En esta gráfica se muestra la eficacia de un correo electrónico y el nivel de atracción para los usuarios.

Definir cuál es mejor es una decisión muy complicada, pues tanto CTR como CTOR son estratégicos y aportan datos valiosos. Mientras que el primero hace un análisis completo de la campaña de mailing, el segundo examina el éxito del contenido del correo. Entendiendo esto podrás darte cuenta de que no hay uno mejor que otro, sino que, complementados, arrojan resultados asombrosos.

No debes olvidar que estas métricas también son un excelente acompañamiento que puede jugar a tu favor en tu estrategia. Mientras más específicas sean las métricas que utilices, mayores serán las respuestas a las incógnitas que pueden surgir después de lanzar una nueva campaña: ¿realmente el correo está llegando al lugar correcto? ¿Mi contenido habrá impactado verdaderamente al usuario?

Una buena medición de CTR no solo atraerá clics, sino también visitas al sitio web y compras dentro de él. Sigue nuestros consejos y conviértete en un experto de CTR. Recuerda que estos porcentajes y métricas serán de gran valor para conocer el estado de los correos electrónico que envías; además, te permite comparar estrategias y encontrar áreas de oportunidad para mejorar tus próximas campañas.

como generar mas oportunidades de venta

 Nuevo llamado a la acción

Publicado originalmente en febrero 3 2020, actualizado febrero 03 2020

Topics:

Email Marketing