Cuando tenía 14 años, soñaba con formar parte del equipo de fútbol de uno de los mejores clubes de mi ciudad. Mi mayor problema era que pesaba apenas 50 kilos y mi estado físico no era el mejor. Si bien aún era muy joven y tenía tiempo para esforzarme y mejorar mis habilidades, sabía que no sería fácil. Por suerte, mi entrenador siempre se esforzó por mantener vivo mi sueño.

Tras una práctica o un entrenamiento difícil, insistía en que el éxito a largo plazo era solo una serie de resultados a corto plazo. Para reforzar esa mentalidad, todos los años antes de iniciar la temporada, nos pedía que escribiéramos nuestros objetivos de entrenamiento. Sin embargo, nunca aceptaba la primera versión de nuestra lista de objetivos. Debíamos hacer todos los cambios necesarios hasta definir exactamente cuáles eran las metas que deseábamos lograr y cómo queríamos hacerlo.

Para él, no era suficiente anotar como meta «mejorar resistencia física» y elaborar un plan para salir a correr tres veces a la semana. Debía explicar en qué medida deseaba mejorar mi tiempo de trote y cuántas veces por semana dedicaría a los distintos ejercicios para alcanzar esa meta.

Todos los años, establecía objetivos de entrenamiento antes de iniciar la temporada y, dado que contaba con un plan claro y bien definido, siempre los alcanzaba. Cuatro años más tarde, había logrado ganar 30 kilos de músculo y mejorar en gran medida mi estado físico, y ya era jugador titular del equipo.

Cuando oí hablar por primera vez acerca de los objetivos SMART, tuve una revelación: me di cuenta de que, en aquella época, pude seguir mejorando mis habilidades como deportista gracias a que el entrenador me incentivaba a establecer objetivos SMART. Esa es la misma razón por la cual los mejores equipos de marketing siempre alcanzan los resultados esperados: establecen objetivos SMART.

<< Descarga la guía gratis para crear objetivos SMART >>

Lo que más me gusta de los deportes es que te enseñan lecciones de vida que pueden aplicarse perfectamente a nuestras profesiones. Definir objetivos SMART no solo puede ayudarte a mejorar tus habilidades deportivas, sino también a ser un profesional del marketing más eficaz.

En este artículo, descubrirás exactamente qué es un objetivo SMART y cómo puedes establecer uno para tu empresa.

Specific (específico). En el caso de establecer objetivos de marketing, deberías elegir la métrica concreta que deseas mejorar, como el número de visitantes, oportunidades de venta o clientes. Además, deberías indicar qué miembros del equipo trabajarán para alcanzar esa meta, qué recursos piensas ofrecerles y cuál será su plan de acción.

Measurable (medible). Si deseas evaluar el progreso de tu equipo, necesitas cuantificar tus metas, como, por ejemplo, lograr un aumento de X porcentaje en visitantes, oportunidades de venta o clientes.

Attainable (alcanzable). Debes asegurarte de que el porcentaje de ese aumento sea realista. Si el tráfico de tu blog aumentó un 5% el mes pasado, intenta lograr un crecimiento del 8% o del 10% este mes, no del 25%. Es fundamental que bases tus objetivos en tus propias analíticas y no en los puntos de referencia de la industria; de lo contrario, podrías establecer metas demasiado ambiciosas que te será imposible alcanzar.

Relevant (relevante). La meta debe ser consistente con el objetivo general de tu empresa y estar relacionada con las tendencias actuales de la industria. Por ejemplo, ¿aumentar el número de seguidores de tu cuenta de Facebook ayudaría a incrementar tus ingresos? ¿Crees que es posible impulsar considerablemente tu alcance orgánico en Facebook tras el último cambio de su algoritmo? Intenta responder este tipo de preguntas y así serás capaz de desarrollar objetivos realistas, alcanzables y convenientes para tu empresa.

Time-bound (tiempo límite). Al establecer plazos para tus objetivos, incentivas a tu equipo a lograrlos a tiempo; esto te ayuda a avanzar de manera consistente y significativa a largo plazo. Si no fijas una fecha límite para alcanzar tu meta, demorarás mucho más para lograr el éxito a largo plazo. Por ejemplo, ¿preferirías incrementar las oportunidades de venta un 5% todos los meses para lograr un aumento del 30% o 35% en medio año? ¿O aspirar a un incremento del 15% de las oportunidades de venta sin ningún plazo límite y lograr ese objetivo en el mismo periodo?

Si necesitas ejemplos concretos sobre los objetivos SMART, echa un vistazo a continuación. Agrega esta publicación a tu lista de favoritos y vuelve a leerla cuando llegue el momento de crear tus propios objetivos.

5 ejemplos de objetivos SMART que te ayudarán a convertirte en un mejor profesional del marketing

1. Objetivo de ejemplo: tráfico del blog

Específico: deseamos incrementar el tráfico de nuestro blog aumentando nuestra frecuencia de publicación semanal de cinco a ocho veces a la semana. Nuestros dos bloggers aumentarán su carga de trabajo de dos a tres artículos por semana y nuestra editora pasará de redactar una a dos publicaciones por semana.

Medible: nuestra meta es lograr un aumento del 8%.

Alcanzable: el tráfico de nuestro blog aumentó un 5% el mes pasado cuando incrementamos nuestra frecuencia de publicación semanal de tres a cinco veces a la semana.

Relevante: al incrementar el tráfico de nuestro blog, deseamos mejorar el reconocimiento de marca y generar más oportunidades de venta para ofrecer a nuestro equipo de ventas más posibilidades de cerrar clientes.

Tiempo límite: al final de este mes.

Objetivo SMART: al final de este mes, el tráfico a nuestro blog aumentará un 8% debido a que incrementaremos la frecuencia de publicación semanal de cinco a ocho artículos a la semana.

2. Objetivo de ejemplo: visualizaciones de videos en Facebook

Específico: deseamos incrementar el número de visualizaciones promedio por video nativo reduciendo los temas del contenido de ocho a cinco de las temáticas más populares.

Medible: nuestra meta es lograr un aumento del 25%.

Alcanzable: hace 6 meses, redujimos los temas de nuestro contenido en Facebook de diez a ocho de las temáticas más populares. En ese momento, logramos aumentar un 20% las visualizaciones promedio por video nativo.

Relevante: al aumentar el número promedio de visualizaciones por video nativo en Facebook, ampliaremos nuestra base de seguidores en redes sociales y mejoraremos el reconocimiento de marca, lo que nos permitirá atraer a más clientes potenciales con nuestro contenido en video.

Tiempo límite: en 6 meses.

Objetivo SMART: en 6 meses, deseo lograr un aumento del 25% en el número de visualizaciones promedio por video nativo en Facebook reduciendo los temas del contenido de 8 a 5 de los temas más populares.

3. Objetivo de ejemplo: suscripción a correo electrónico

Específico: deseo aumentar el número de suscriptores al blog por correo electrónico, incrementando el presupuesto de publicidad en Facebook para los artículos del blog que históricamente han atraído a la mayoría de los suscriptores por correo electrónico.

Medible: nuestra meta es lograr un aumento del 50%.

Alcanzable: desde que comenzamos a usar esta táctica hace tres meses, hemos logrado aumentar las suscripciones al blog por correo electrónico en un 40%.

Relevante: al aumentar el número de suscriptores del blog por correo electrónico, nuestro blog podrá atraer más tráfico, impulsar el reconocimiento de marca y enviar más oportunidades a nuestro equipo de ventas.

Tiempo límite: en 3 meses.

Objetivo SMART: en 3 meses, veremos un incremento del 50% en el número de suscriptores al blog por correo electrónico aumentando nuestro presupuesto de publicidad en Facebook en los artículos que históricamente han atraído a la mayoría de los suscriptores del blog.

4. Objetivo de ejemplo: registro a webinario

Específico: deseamos incrementar el número de registros para nuestro webinario sobre Facebook Messenger promocionándolo a través de las redes sociales, el correo electrónico, nuestro blog y Facebook Messenger.

Medible: nuestra meta es lograr un incremento del 15%.

Alcanzable: nuestro último webinario de Facebook Messenger obtuvo un aumento en los registros del 10% cuando lo promocionamos a través de las redes sociales, el correo electrónico y nuestro blog.

Relevante: si nuestros webinarios generan más oportunidades de venta, nuestro equipo de ventas obtiene más oportunidades para cerrar clientes.

Tiempo límite: el 10 de abril, que es el día que se llevará a cabo el webinario.

Objetivo SMART: el 10 de abril, que es el día que llevaremos a cabo el webinario, veremos un aumento del 15% en los registros, ya que lo habremos promocionado a través de las redes sociales, el correo electrónico, nuestro blog y Facebook Messenger.

5. Objetivo de ejemplo: rendimiento de una página de destino

Específico: queremos que nuestras páginas de destino generen más oportunidades de venta reemplazando el formulario de una columna por uno de dos columnas.

Medible: nuestra meta es lograr un incremento del 30%.

Alcanzable: cuando realizamos pruebas A/B de nuestro formulario tradicional de una columna en comparación con un formulario con dos columnas en nuestras páginas de destino con más tráfico, descubrimos que los formularios que contenían dos columnas obtenían un 27% más conversiones que los formularios tradicionales, con un nivel de importancia del 99%.

Relevante: si generamos más oportunidades de venta relevantes, el equipo de ventas podrá cerrar más clientes.

Tiempo límite: en un año.

Objetivo SMART: en un año, nuestras páginas de destino generarán un 30% más oportunidades de venta intercambiando los formularios de una columna por formularios con dos columnas

New Call-to-action

 New Call-to-action

Publicado originalmente en febrero 19 2019, actualizado febrero 19 2019

Topics:

Objetivos SMART