Las Pequeñas y Medianas Empresas (PYMES) siempre han existido. No importa qué país visites o qué año te imagines, encontrarás miles de ellas.

Este tipo de empresas tienen un papel muy importante en la economía, no sólo en la del país en la que se fundaron, también en la mundial.

<< Accede a las herramientas gratis para start-ups >> 

Su influencia se puede ver si te detienes y observas con atención: los aportes que brindan a la producción y distribución, además de los cambios tecnológicos que inspiran. Son máquinas generadoras de empleos.

En los países que son parte de la OCDE, las PYMES brindan entre 70 % y 90 % de los empleos.

Además de los aportes de estas empresas de menor tamaño hacia la economía y a la generación de empleos, también suelen aportar a la mejora de temas como la sostenibilidad y la prestación de servicios. No solo eso, también ayudan a la prosperidad al crear nuevos sistemas, tecnologías e ideas.

Las Naciones Unidas, para conmemorar la importante labor que las PYMES logran y su impacto en los países en desarrollo y en el mundo, crearon el Día Internacional de las Microempresas y las Pequeñas y Medianas Empresas, que se celebra el 27 de junio.

Y a pesar de todo lo que han logrado y todo lo que lograrán, los emprendedores dueños de PYMES suelen verse en apuros y se enfrentan a muchos obstáculos que entorpecen el crecimiento de sus compañías. Por ello, cada vez más, los gobiernos de muchos países empiezan a dar recursos a estas empresas para mantenerlas vivas y permitirles desarrollarse y progresar.

Veamos cómo se desempeñan las PYMES en Colombia, sus desafíos y las soluciones que el Gobierno busca.

Cómo son las PYMES colombianas

En Colombia, según la Ley 905 de 2004, para que una empresa sea considerada Micro, Pequeña o Mediana, su número de empleados y de activos debe ser el siguiente:

Categoría de empresa

Empleados

Activos

Mediana

51 a 200

Desde 5.001 hasta 30.000 salarios mínimos legales mensuales vigentes (smlmv)

Pequeña

11-50

Desde 501 hasta 5.000 smlmv

Micro

Hasta 10

Activos inferiores a 500 smlmv

 

Las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas (MiPYMES) fueron legalmente reconocidas en Colombia desde el año 2000. Desde entonces, su desarrollo y crecimiento ha aumentado gracias a este estatus legal.

Su crecimiento al día de hoy ha sido tan fructuoso que, según información del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, este tipo de empresas de menor tamaño representan 90% del total de las empresas del país, y no sólo eso, sino que crean 80% de los empleos nacionales y generan 50% del Producto Interno Bruto.

Por su parte, el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo (MinCIT) ha revelado que se han registrado 2.518.120 PYMES a las Cámaras de Comercio. Este total se puede dividir en 39.9% de sociedades o personas jurídicas y 60.1% de personas naturales.

Todos estos datos revelan algo innegable: las PYMES llegaron para quedarse y son fundamentales para que la economía colombiana crezca aún más. Su auge es tan grande que datos revelados por la Cámara de Comercio de Bogotá apuntan que en la capital se crea una nueva empresa cada tres minutos.

«El país necesita más empresas con cultura de la productividad: que planeen, definan indicadores, midan sus procesos, aumenten la calidad, reduzcan sus costos y optimicen los recursos para tener una oferta más competitiva en el mercado local e internacional», mencionó Felipe Torres, expresidente del programa de Transformación Productiva del Ministerio de Comercio.

A pesar del boom que están teniendo y el potencial crecimiento, las PYMES aún no tienen el apoyo necesario y no logran crecer como sus dueños quisieran, en algunos otros casos, las empresas incluso tienen que cerrar. La tasa de sobrevivencia de nuevas empresas es de 29.7%, afirmó la Confederación Colombiana de Cámaras de Comercio.

Según datos revelados por IARA Consulting Group, 70% de las PYMES colombianas fracasan en los primeros cinco años, dado que los emprendedores que las fundan no suelen tener suficientes conocimientos para determinar y mejorar el desempeño de sus empresas.

El ministro José Manuel Restrepo concuerda con que las PYMES necesitan ayuda y dijo que «es indispensable diseñar un conjunto de estrategias que las favorezcan».

No por nada el Gobierno se ha enfocado en las MIPYMES y ha estado trabajando para crear diferentes programas, mecanismos de apoyo y leyes que ayuden exclusivamente a este tipo de empresas al fortalecerlas y brindarles desarrollo empresarial. Algunos ejemplos de la ayuda que se busca ofrecer a las empresas de menor tamaño son:

  • Líneas de crédito preferentes para capital de trabajo, adquisición de activos productivos e inversión
  • Garantías para facilitar el acceso a créditos
  • Programas de apoyo al crecimiento y la innovación

No solo eso, el país está tratando de impulsar una ley que las proteja al establecer un plazo de pago para que las empresas de mayor tamaño paguen las facturas que tienen pendientes con las PYMES en plazos menores. Dichos plazos suelen ser de 120 días, o incluso más, lo cual pone en peligro a las PYMES. La ley mencionada busca acortar el plazo a solo 30 días.

«Las PYMES son parte fundamental de la economía en la Colombia moderna que estamos consolidando, por el peso que tienen en la generación de empleo y por lo que representan en términos del PIB, de allí que fortalecer su competitividad con la Política de Desarrollo Productivo les permitirá crecer por medio de la internacionalización», afirmó la ministra de Comercio, María Claudia Lacouture.

De Colombia para el mundo

La capacidad de adaptabilidad de las MIPYMES (gracias a su estructura de menor tamaño), la posibilidad que tienen de adaptarse y especializarse en nichos de mercado muy variados (en los cuales las empresas grandes no suelen enfocarse), y la atención más directa y humana que ofrecen, son ventajas que les permiten crecer y ser tan importantes para la economía.

Sin la ayuda del Gobierno, estas empresas tendrían más dificultades de las que ya tienen para crecer orgánicamente, y sin este crecimiento, la economía colombiana también se vería afectada. Es por ello que hay que apoyar a las MIPYMES del país, seguir creando muchas más de ellas y asegurarnos de que los desafíos que enfrentan sean cada vez menos.

Herramientas Gratis

 New Call-to-action

Publicado originalmente en julio 29 2019, actualizado julio 29 2019

Topics:

Startups