Los catálogos se han mantenido como un recurso esencial para todo tipo de empresas a la hora de dar a conocer los productos o servicios que venden. Con toda seguridad has tenido al menos un catálogo en tus manos, lo que ha facilitado tu elección de compra.

Hoy en día, los catálogos siguen siendo importantes; sin embargo, ya no basta contar con un grandioso catálogo impreso, sino que también es necesario contar con una versión digital.

<< Descarga gratis la guía completa sobre e-commerce >> 

Si tienes una tienda en línea, seguro piensas que en este momento no lo necesitas, pues ya las fotos y descripciones de lo que vendes se encuentran ahí. A pesar de ello, los catálogos digitales presentan ventajas inigualables que pueden dar un punto extra a tu negocio. Conócelas a continuación.

Beneficios de un catálogo digital

  • Acceso sin conexión a internet: si bien los usuarios pueden visitar tu tienda online, es más fácil para ellos tener un catálogo digital que puedan ver una y otra vez sin necesidad de tener conexión a internet. Así no perderás una oportunidad de venta solo porque un cliente potencial no tiene manera de entrar a tu sitio.

    Además, quizá el sitio de tu negocio no está optimizado para recibir visitas desde algún smartphone o tableta y, aunque es algo que deberías remediar pronto, el catálogo digital será un recurso para que tus clientes puedan consultarlo de una forma cómoda y desde donde ellos deseen.
  • Menor inversión: sin duda, un catálogo impreso conlleva más gastos para tu negocio, ya que no solo tendrás que imprimir un ejemplar, sino muchos para compartirlos entre tus clientes. En cambio, un catálogo digital requiere una sola copia que podrás compartir en múltiples canales de comunicación como: correo electrónico para tus contactos de la base de datos, sitio web, WhatsApp, redes sociales y otros.
  • Responsabilidad con el medio ambiente: imprimir menos o ningún ejemplar de tu catálogo es una excelente medida para cuidar los recursos naturales. Este detalle te hará ver como una empresa responsable y valiosa para tus clientes.
  • Extensión sin límites: si requieres un catálogo de 200 páginas puedes hacerlo digitalmente de manera sencilla. Si bien puedes imprimirlo, considera que la inversión sería muy alta.
  • Fácil actualización: es más sencillo actualizar un catálogo digita, según las tendencias o la temporada y también se facilita la corrección de cualquier error.
  • Aumento del tráfico a tu sitio web: si tus clientes ya se interesaron por adquirir algo de tu catálogo, entonces su próxima acción será ir a tu tienda en línea para comprarlo; esto aumenta en buen porcentaje el tráfico que entra a tu sitio. Si quieres hacer más sencillo el proceso de adquisición de tu consumidor, existen herramientas con las que puedes incluir la realización de compras directamente desde el catálogo.

El hecho de que tu empresa cuente con un catálogo digital práctico permite que tus usuarios conozcan tus productos y servicios de manera inmediata y sencilla. Además incrementará la tasa de ventas.

Si aún no conoces las bases sobre cómo hacer un catálogo digital, no te preocupes: en este artículo hemos recopilado toda la información necesaria para que al terminar de leer sepas por dónde comenzar a elaborar el tuyo. También agregamos unos cuantos ejemplos para que te inspires. Comencemos con las características que tu catálogo debería tener para ser exitoso.

5 características de un catálogo digital exitoso

Si vas a crear por primera vez un catálogo digital para tu tienda en línea o estás pensando en mejorar el que actualmente manejan, es vital que conozcas cuál es su estructura y sus principales características para realizarlo eficazmente.

1. Diseño alineado con la identidad de marca

Asegúrate de que el diseño represente un 100 % la esencia de tu marca. De esta forma los clientes sabrán diferenciar tu material del de la competencia.

Es imprescindible que tu catálogo digital tenga toda la personalidad de tu marca. De esta manera será más fácil elegir los gráficos, imágenes, colores y texturas que incluirás. Esto también te ayudará a saber cuáles serán los elementos visuales que distinguirán a tu empresa. 

2. Portada llamativa

Sin duda, la primera impresión importa y si tu catálogo digital no atrae desde el inicio entonces muy pocas personas se sentirán interesadas en ver el resto. La portada de tu catálogo debe transmitir la imagen y esencia de tu marca (además de lucir profesional y ser impactante). Los clientes no podrán esperar para ver los productos o servicios que contiene el catálogo si la portada resulta atractiva.

Aunque las imágenes de alta calidad pueden ser una buena opción (por ejemplo, de 6.000 píxeles), debes recordar que no todos los dispositivos son iguales, por ello mejor es que adaptes la calidad de tus fotografías a algo más estándar (1.600 píxeles es el más adecuado para web). 

3. Imágenes profesionales

Las personas recuerdan solo un 20 % de lo que leen y un 80 % de lo que ven. Haz que tu catálogo digital luzca profesional: procura que las imágenes, fotografías y demás elementos visuales tengan el tamaño y la resolución adecuada para que los detalles de tu producto se puedan apreciar (ten en cuenta los tamaños del punto anterior).

De igual forma, compartimos a continuación un cuadro comparativo de los requerimientos técnicos ideales para imágenes para impresión y pantalla:

Cómo hacer un catálogo digital: resolución de imágenes

Imagen de Mariana Eguaras

No tomes a la ligera estos requerimientos, de lo contrario tu catálogo no tendrá la impresión que deseas. Las imágenes deben estar a la altura de tu información y tu oferta comercial.

Tienes la opción de contratar a un fotógrafo profesional especializado o utilizar algunos trucos para fotografía de productos.

4. Jerarquización de productos según relevancia

Todos tus productos son importantes, pero para que tu catálogo se vea ordenado es necesario que priorices los productos o los acomodes de acuerdo con su relevancia en cada página. Por ejemplo, puedes poner al inicio los productos o servicios con mayor demanda, así cuando tus clientes los vean podrán hacer su pedido más fácilmente.

Evita combinar secciones o grupos, pues tu catálogo se verá desordenado. Si cuentas con una línea de productos sustentables y otra especializada en cuidado dermatológico, separa y brinda un espacio propio en cada sección. Esto también permite que las personas no tengan que regresar una y otra vez a ver algo que les interese pues podrán identificar fácilmente la sección que les atraiga.

Para mejorar tu línea de productos considera los siguientes elementos en cuanto a aspecto y dimensiones: 

  • Longitud: es el número total de productos que comercializas. 
  • Amplitud: número de líneas con las que cuenta tu negocio o marca. 
  • Consistencia: es el grado de diferencia entre una línea de productos y otra. Se tienen en cuenta aspectos como material, métodos de fabricación, precio, etc. 
  • Profundidad: las variaciones de cada producto de la línea. 

Considerar estos cuatro puntos te ayudará a jerarquizar de mejor manera los productos en tu catálogo. Por ejemplo, si tu marca es de ropa deportiva es indispensable que decidas qué modelos irán en primer lugar; puede ser por temporalidad, precio, frecuencia de uso o, incluso, popularidad entre tus clientes. Esto lo establecerás según lo que sea más conveniente para ti.

Una vez que decidas cuáles serán los modelos que incluirás en un principio, estos también requieren un orden: ¿irán primero los conjuntos o las piezas individuales? Después de esto, ¿cuáles son los modelos preferidos? También puedes poner a primera vista los modelos de temporada, todo depende de la prioridad que establezcas.

Si bien puede parecer una historia de nunca acabar, estructurar bien tus productos según su relevancia también te permitirá tener un mejor orden. Además los clientes podrán elegir los productos de manera más ágil. 

5. Poco texto

Los periodos de atención de las personas son muy breves: solo leen alrededor del 16 % del contenido de una página. Por eso, aunque la descripción de los productos y servicios de tu catálogo digital es fundamental, evita escribir mucho texto. De esta manera, brindas una mejor experiencia visual a tu cliente y evitarás agotarlo.

Procura usar lenguaje emocional y no olvides el uso de palabras clave tanto en tu descripción como en las categorías de tu producto o servicios, esto ayudará al SEO de tu catálogo digital. Eso sí, recuerda que tu redacción debe ir dirigida a tus compradores, no solo a los motores de búsqueda. 

Ejemplo del uso de poco texto en el diseño de un catálogo digital

Imagen de Hazel Castañeda

Ahora bien, para la creación de un catálogo digital realmente atractivo primero debes tener en mente ciertos aspectos y conceptos básicos que te ayudarán a plasmar justo lo que tus clientes esperan recibir. Puedes utilizar estas preguntas que ampliarán tu visión acerca de la realización de tu catálogo:

  • ¿Cuál es el objetivo de tu catálogo?
  • ¿A quién estará dirigido el catálogo?
  • ¿Solo será un catálogo digital o lo combinarás con uno impreso?
  • ¿Qué es lo que quieres que tus clientes piensen y comenten acerca de tu catálogo?
  • ¿El catálogo tiene una función única de mostrar tus productos o quieres realizar otra acción como un posicionamiento de marca?

Cuando hayas contestado estas preguntas el siguiente paso es saber exactamente a quién irá dirigido. Cualquier usuario puede entrar a tu tienda en línea y si no le interesa simplemente se irá, pero tu catálogo digital conlleva trabajo y esfuerzo porque se dirige a tus clientes potenciales.

¿Cómo saber cuál es tu audiencia? La segunda pregunta que te compartimos te ayudará a encontrar al consumidor perfecto. Esto determinará el diseño del catálogo digital pues no es lo mismo crear un catálogo de ropa juvenil (donde las imágenes y colores deben ser muy llamativos) a uno de alguna industria automotriz que requiere otro tipo de fotografías a detalle y descripciones técnicas más extensas.

Cuando sepas quién es tu público podrás diseñar de manera más clara el catálogo digital. Si actualmente ya cuentas con un buyer persona de tu comprador ideal, esta información te servirá para comenzar a determinar este aspecto. En caso contrario, estás a tiempo para crearlo y así ayudarte a la creación de tu catálogo digital.

En primera instancia, los datos más importantes que debes conocer sobre tu consumidor son su edad, gustos y necesidades. Con esta información puedes ir proyectando la imagen que deseas dar, además te ayudará a elegir entre un diseño formal, elegante, innovador, clásico o informal. Recuerda que la esencia de tu empresa debe resaltar sin importar la imagen que quieras proyectar.

Te recomendamos hacer una búsqueda en internet de diseñadores o creadores de catálogos digitales con experiencia en tu industria o sector para tomar algunas ideas o referencias para el tuyo. Hacer un catálogo digital que sea atractivo puede parecer complicado, pero hay ciertos elementos que te ayudarán a crear una presentación eficaz. Hemos realizado una lista que puedes considerar para tu catálogo.

Cómo hacer un catálogo digital: pasos

1. Crea un moodboard

La técnica llamada moodboard te ayuda a construir un producto visual (desde la identidad de tu marca hasta una campaña publicitaria) con base en las emociones y sentimientos que desees transmitir.

Para realizar el moodboard considera los elementos que te mencionaremos a continuación

1. Imágenes

La clase de imágenes o fotografías que elijas deben definir el concepto de tu marca. ¿Cuál es el mensaje que buscas transmitir? Si solo incluirás imágenes de tu producto o servicio, te recomendamos que hagas enfoques en los detalles que lo hacen único y especial.

Si tu marca es de ropa deportiva, pregúntate qué es lo que te diferencia. Puede que valga la pena incluir fotos de acercamiento a costuras, broches, materiales, etc. 

Ejemplo de cómo resaltar detalles con imágenes para un catálogo digital

Imagen de Simón Buriticá

2. Procura encontrar un balance

Según tu línea de producto, ¿qué podría acompañarlo? Puedes pensar en imágenes donde se visualicen los lugares o situaciones en las que tu producto o servicio podrían ser útiles. 

Ejemplo de cómo presentar tu producto en el contexto donde es más útil para un catálogo digital

Imagen de Chema ti

3. Texturas

Al igual que los colores, este elemento se puede asociar a diferentes emociones. Además, dan mucha personalidad a tu marca. Sin embargo, debes elegir con cuidado qué tipo de textura quisieras emplear para el catálogo digital y no usarlo en exceso.

Ejemplo de cómo agregar texturas a una imagen para catálogo digital

Imagen de Hola soy Denni

Busca imágenes en internet o en portafolios profesionales (como Behance o Dribbble) que puedan evocar una textura que te gustaría utilizar. Agrégalas en conjunto con las fotos de tu producto o servicio, los colores que hayas decidido y la tipografía adecuada. De esta manera, podrás comprobar si realmente estás acompañando adecuadamente tu mensaje. 

Ejemplo del uso de texturas en una imagen para catálogo digitalEjemplo del uso de texturas en una imagen para catálogo digital

Imágenes de Magali Polverino

4. Colores

Si actualmente aún no tienes definidos tus colores corporativos, puedes investigar un poco acerca de la psicología del color para determinar cuáles son los tonos y combinaciones ideales para tu producto o servicio. Además, deben estar plasmados en tu logotipo o manual de identidad.

Si ya cuentas con colores corporativos, apégate a ellos. De lo contrario, busca en internet un poco de inspiración. Hay muchas páginas donde puedes encontrar paletas de colores que te den una mayor idea de lo que quieres lograr. 

Ejemplo del uso de colores para identificar marca o secciones en un catálogo digital

Imagen de Sarah Yukari

5. Tipografía

Todo en tu catálogo digital está conectado, incluida la familia tipográfica que elijas. Ana Cirujano, diseñadora y experta en tipografías, considera que la tipografía supone el 90 % de la web, sobre todo en la composición de texto. Algunas de las recomendaciones que ella hace para una elección correcta son: 

  • Compra una tipografía diseñada para tu marca si tienes presupuesto. 
  • Si no requieres plasmar personalidad a un proyecto puedes usar fuentes básicas como Helvetica o Avenir. 
  • Existen alrededor de 20 clasificaciones de fuentes y las cinco principales son: serifs, palo seco, display, handwriting y monoespaciadas. Cada una tiene diferentes características y funciones. 
  • La fuente Meta Serif es funcional para todo tipo de proyectos. 
  • De igual forma, puedes consultar algún catálogo tipográfico en la web para ver la infinidad de opciones que tienes. Una recomendación es que las fuentes que elijas sean sencillas, atemporales y fáciles de leer.  

Ejemplo del uso de tipografía para un catálogo digital

Imagen de Fer Rodríguez

2. Elige el formato de imágenes y de tu catálogo

Tu catálogo digital puede crearse en diferentes formatos para que se descargue desde tu sitio web o solamente esté disponible para consulta. Los principales son:

  • PDF: es el más usual, porque puede compartirse por distintos medios (correo electrónico, redes sociales, en el sitio web), descargarse y consultarse. Puedes agregarle enlaces actualizados.
  • Flipbook: también llamado «pasa páginas web» es un formato que simula el paso de páginas de una revista. Puedes agregar otros contenidos propios de plataformas digitales, como videos, imágenes 360º, enlaces con referencias internas y tener acceso a estadísticas de consulta que te serán útiles para optimizar el contenido.
  • Realidad aumentada: tiendas como Ikea aprovechan esta tecnología para llevar el catálogo de su tienda en línea un paso más allá. Cuando consultas sus productos desde una tableta o un teléfono inteligente, te permite seleccionar lo que te llame la atención y «agregarlo» a tu espacio para que sepas cómo luciría y estar al tanto de sus dimensiones reales sin tener que usar una cinta métrica o ir a una tienda.

Ejemplo de cómo usar la realidad aumentada para un catálogo digital, según Ikea

Imagen de TECHcetera

En cuanto al formato ideal para imágenes te explicamos la diferencia entre los diferentes que existen: 

  • JPG: es uno de los formatos más conocidos y usados en páginas web y redes sociales, ya que es compatible con distintas plataformas y programas. Pese a ello, es el menos recomendado para tu catálogo digital, pues perderá calidad cada vez que lo manipules o reduzcas su tamaño. 
  • PNG: a diferencia del JPG, este formato de compresión no pierde su calidad, pero debes considerar que tu archivo tendrá un mayor volumen. 
  • GIF: este formato actualmente se utiliza mucho porque permite crear imágenes con movimiento. Soporta animaciones y paletas de 256 colores. Puedes utilizarlo para tu logotipo o una imagen que no requiera una alta calidad en tu catálogo. 
  • TIFF: este formato es el indicado para imágenes y fotografías profesionales con muy alta resolución (por lo menos 1.500 píxeles). Considéralo en caso de que desees imprimir tu catálogo. 

3. Proporciona toda la información necesaria

Para que tu catálogo digital sea eficiente debes garantizarles a tus clientes que la información que encontrarán estará completa y les proporcionará todo lo que requieren saber acerca de tu producto.

La información debe incluir:

  • Atributos como imágenes, datos técnicos, medidas y usos del producto.
  • Información actualizada que optimice la compra de las personas. Esto significa que el inventario de tu sitio y el catálogo deben estar en constante revisión.
  • Imágenes de alta calidad para atraer la atención. Para este punto puedes seguir las recomendaciones que te hicimos anteriormente. No olvides que tus imágenes deben cumplir con ciertos formatos, píxeles e intención relevante a tu producto o servicio. 

4. Incluye un índice

Ayuda a tus clientes a saber en dónde están los productos que ellos necesitan sin importar si son pocas o muchas páginas. Si están en busca de algo específico no tendrán que pasar cientos de páginas hasta encontrar lo que desean. Además, mantener una buena estructura hace que tu catálogo se vea bien organizado y más profesional.

Te recomendamos que agregues vínculos en el índice que puedan llevar directamente a los usuarios a la sección que quieren y que sea posible buscar dentro del mismo, igual que cuando se busca una palabra o término en un documento.

5. Haz una descripción detallada de tu producto servicio

Cuanto más breve sea el texto de tu descripción, mejor. Sin embargo, la extensión dependerá de tu industria o sector, pues no es lo mismo describir los beneficios de una crema facial que los aspectos técnicos de una máquina de corte láser. 

La información que no puede faltar en la descripción de tu producto es la siguiente:

  • Beneficios del producto.
  • Breve historia del surgimiento de tu producto.
  • Detalles técnicos como medidas, colores, peso, texturas, material.
  • Lenguaje claro y directo. Aun si tu industria es compleja, la descripción tiene que apegarse a un lenguaje fácil de comprender para tus clientes.
  • Palabras clave que vayan de acuerdo con tu producto para ayudarte con el posicionamiento SEO de archivos como los PDF (lo cual será relevante si las incluyes como metadatos). 

Nota: si deseas hacer una búsqueda de las mejores palabras clave para tus productos o servicios, utiliza herramientas como Google Trends para conocer las más populares y eficaces entre los buscadores y consumidores.

Una táctica para que las personas se sientan más interesadas es describir tus productos con base en sentimientos y beneficios. Si en vez de vender solo productos ofreces sensaciones, estamos seguros de que el público se sentirá más conectado con tu marca. Esta es una excelente forma de diferenciarte del resto, ya que expones de manera única lo que ofreces.

6. Destaca sus beneficios 

Esto va de la mano con la descripción del producto. Lo más importante a destacar son las formas en que tu cliente podrá sacar provecho de tu producto o servicio: cuál será el valor que tiene en su día a día y de qué manera lo ayudará a mejorar sus rutinas, sus procesos de trabajo u otros aspectos.

Si bien es importante describir los materiales que constituyen tu producto, es buena idea lograr que el cliente lo visualice: ¿cómo se verá?, ¿cómo lo ayudará?

Estamos seguros de que estarán motivados a comprar si consigues que visualicen la experiencia de adquirir tu producto.

7. Sugiere productos relacionados y alternativos

Esta es una manera sencilla de aumentar el valor de los pedidos que realicen tus clientes. Tan solo piensa en tus experiencias personales cuando compras en línea. Si quieres adquirir una cámara fotográfica, lo más seguro es que cualquier sitio web te sugiera que añadas un trípode, lentes, tarjeta de memoria o incluso paneles de luz que te ayuden a conseguir fotografías más profesionales.

Estas sugerencias son muy efectivas, ya que son un recordatorio para maximizar los beneficios de una compra. Para los clientes resulta bastante útil pues no tendrán que buscar lo que necesitan en otras páginas.

8. Utiliza recursos audiovisuales

Genera un mayor impacto en tu audiencia con el uso de recursos visuales como videos o presentaciones corporativas. Una gran ventaja de los catálogos digitales es que su estructura permite insertar más elementos que tan solo texto y fotografías. Todo lo contrario a un catálogo impreso. 

La creatividad no tiene límites, únicamente sigue la línea que ya has construido de tu imagen corporativa. Una idea increíble es que dentro de tu catálogo muestres en acción tu producto o servicio. Por ejemplo: el resultado al aplicar un labial de tu marca o el funcionamiento de una impresora 3D. 

De esta forma, las personas que vean tu catálogo tendrán mayor interacción con tu producto y servicio. También tendrán una referencia visual de cómo se ve o funciona y despertarás su interés en comprarlo. Este detalle ayuda a despejar sus dudas de manera inmediata y les brinda la confianza de que comprarán justo lo que necesitan. 

9. Usa fotografías de alta calidad

Las fotografías de producto profesionales pueden aumentar las ventas de tu catálogo digital. Para lograrlo requieres cumplir con las siguientes características:

  • Alta resolución: el tamaño y peso de imagen recomendados es de 1.024 x 1.024 píxeles y entre 100 Kb y 500 Kb, para asegurar una buena velocidad de carga. 
  • Muestra de diferentes ángulos del producto: según el portal bsale, hay tres ángulos que comúnmente se usan para la fotografía de producto (y que puedes hacer desde casa):

a) Ángulo de 90 grados: ideal para fotografiar objetos como cajas, piezas pequeñas, zapatos o utensilios de arriba hacia abajo. 

Fotografía de producto en ángulo de 90 grados para un catálogo digital

Imagen de eBay

b) Ángulo de 45 grados: perfecto para resaltar dimensiones y se puede usar para cualquier tipo de producto. 

Fotografía de producto en ángulo de 45 grados para un catálogo digital

Imagen de Herman Miller

c) Ángulo de 0 grados: también conocido como «A nivel de mesa» y se usa comúnmente para fotografías botellas, vasos y productos de belleza. 

Fotografía de producto a nivel de mesa para un catálogo digital

Imagen de Lowe's

  • Iluminación: cuando se trata del tipo de iluminación para la fotografía de un producto, la pregunta más usual entre los emprendedores es si es mejor utilizar luz natural o artificial. La respuesta simplemente es «depende». Si no cuentas con equipo de iluminación puedes aprovechar los matices de una mañana soleada o del atardecer. 

    Sin embargo, la luz artificial resulta más confiable, ya que puedes simular mediante el uso de flash o luz continua las cualidades que deseas resaltar de tu producto. Te recomendamos buscar alguna guía de iluminación o un videotutorial que te explique con más detalle acerca de la luz ideal para tu tipo de producto. 

Además de la fotografía general de tu producto o servicio, puedes recurrir a estas ideas eficaces para crear tu catálogo:

  • Enseña el proceso de fabricación de tu producto: de esta manera acercarás un poco más tu marca a tus clientes. Ellos valorarán más tu producto si puedes mostrar que tu marca sigue estándares de calidad. Por ejemplo, si cuentas con productos que son hechos artesanalmente, mostrar el tiempo y esfuerzo que requiere cada unidad hará que el cliente los aprecie más.
  • Muestra los usos que tiene tu producto o servicio: brinda una idea más concreta de los beneficios y usos de tu producto o servicio para que tu cliente decida más rápido. Si tu catálogo digital ofrece prendas de ropa, una excelente idea es dar sugerencias de uso. Dales más ideas a tus consumidores acerca del producto o servicio que les interesa; con ello podrán comprobar que su compra será muy valiosa, pues obtendrán más de lo que esperaban.
  • Indica lo felices que son tus clientes con tu marca: si lo consideras relevante, muestra cuán contentos están tus clientes actuales usando tu producto o servicio con ayuda de testimonios breves. Esto incentivará a los consumidores a realizar sus compras de inmediato.

8 herramientas para crear tu catálogo digital

Si ya tienes una idea concreta, conoces el propósito de tu catálogo y el público al que irá dirigido, estás listo para realizarlo. A continuación te mencionamos algunas herramientas y software que necesitas para crearlo.

1. Weebly

En Weebly podrás lograr un diseño atractivo para tu catálogo digital gracias a su gran opción de plantillas. Además, te brinda una plataforma integral para gestionar tu inventario y dar seguimiento de pedidos. Entre sus herramientas avanzadas se encuentran el envío en tiempo real, notificación de carritos abandonados y manejo de diferentes tipos de moneda.

Página de inicio de Weebly, herramienta para crear un catálogo digital

Imagen de Weebly

2. MyBusinessCatalog

MyBusinessCatalog te ofrece opciones muy sencillas y eficaces para hacer tu catálogo digital si no deseas recurrir a la ayuda de algún diseñador o programador profesional. Tienes la alternativa de hacerlo en formato PDF y HTML con alguna de las muchas plantillas para personalizarlo según el estilo de tu negocio.

También te permite crear y publicar videos con tus productos y servicios para ampliar el flujo de clientes.

Plantilla de ejemplo de My Business Catalog, herramienta para crear un catálogo digital

Imagen de MyBusinessCatalog

3. FlipHTML5

FlipHTML5 es una solución de publicación digital con la que podrás crear un catálogo muy completo e increíble. Puedes agregar precios y enlaces a tus productos, sección de «Quiénes somos» y conocerás mejor a tu audiencia gracias a la integración que tiene con Google Analytics.

Cuenta con más de 10 plantillas y temas que podrás personalizar. Si deseas un catálogo digital más dinámico, agrega recursos multimedia como videos, enlaces y audios. Con su editor online podrás realizar los cambios que necesites sin tener que instalar el programa en tu escritorio.

Ejemplo de funciones de FlipHTML5, herramienta para crear un catálogo digital

Imagen de FlipHTML5

4. CleverCat

CleverCat es la opción perfecta si lo que necesitas es un software para crear un catálogo digital más sencillo. Actualmente cuenta con una versión descargable, pero también puedes crear tu catálogo a través de su versión en la nube.

Su método es fácil de utilizar: arrastra y suelta los elementos que formarán parte del catálogo, selecciona una plantilla, incluye los datos y listo. Las plantillas son útiles para presentaciones, anuncios o para incluir todos los detalles que requieras de tus productos o servicios.

Página de inicio de CleverCat, herramienta para crear un catálogo digital

Imagen de CleverCat

5. Flip Builder

Crea tu catálogo en formato HTML o PDF con Flip Builder. Este software te permite insertar video, audio, flash y galerías de fotos para hacerlo más atractivo. Como un servicio extra, te ayuda a rastrear tus publicaciones en línea, tasa de rebote, conversiones y transacciones a través de la integración con Google Analytics.

Página de ejemplos de Flip Builder, herramienta para crear un catálogo digital

Imagen de Flip Builder

6. Flipsnack

Flipsnack te permite diseñar tu catálogo digital de manera sencilla e intuitiva. Cuenta con una gran variedad de diseños personalizados que incluyen álbumes de fotos, folletos, revistas y material interactivo. Es posible imprimir el catálogo que hagas con esta solución, pues Flipsnack te da la opción de exportarlo en PDF.

El programa también te permite insertar enlaces hacia tu sitio web, así tu cliente podrá realizar la compra de los productos que más le gusten directamente en tu página. Con su opción Flow Paper tendrás un módulo gratuito de optimización SEO para que tu catálogo sea ideal para los motores de búsqueda orgánicos.

Ejemplos de documentos de Flipsnack, herramienta para crear un catálogo digital

Imagen de Flipsnack

7. 3D Issue

Este software te permite convertir tus archivos PDF en publicaciones digitales. Esta es la solución si quieres llevar tu catálogo impreso a lo digital. Cuenta con opciones de HTML5, ediciones sin conexión y la disponibilidad de visualización en diferentes dispositivos.

De igual forma puedes añadir contenido multimedia a tu catálogo que no necesitará ser descargado o requerirá de una aplicación instalada para que tus clientes puedan disfrutarlo. 3D Issue incluye visores individuales para que la experiencia de usuario sea completa. Además, cuenta con características de lector para seleccionar texto, buscar palabras, añadir marcadores, notas y resaltar elementos.

Página de inicio de 3D Issue, herramienta para crear un catálogo digital

Imagen de 3D Issue

8. Joomag

Joomag te permite crear tu catálogo digital tal como si fuera una revista digital. Incluye videos, audios, diapositivas, imágenes y más opciones de diseño que puedes trabajar en un editor en línea con plantillas muy sencillas de usar.

Las plantillas cumplen con características de diseño responsive para que tus clientes puedan disfrutar tu catálogo desde cualquier dispositivo. También incluye analíticas funcionales y la opción de insertar formularios de suscripción.

Función estrella de Joomag, herramienta para crear un catálogo digital

Imagen de Joomag

10 ejemplos de catálogos digitales que atraen ventas

Por último te compartimos una serie de ejemplos que puedes tomar como referencia si necesitas inspiración para hacer el catálogo digital de tu negocio.

1. Lara

Este increíble catálogo fue realizado por la diseñadora gráfica Anna Kerasuik. Ella hace uso de colores muy contrastantes y de imágenes grandes que aluden al sector para el que lo diseñó. Sin duda es impresionante: las fotografías cumplen con la calidad y tamaños ideales y en la descripción de producto brinda la información necesaria para conocer un poco más de él con una fuente legible y sencilla.

Ejemplo de un catálogo digital irresistible: Lara

Imagen de Anna Kerasuik

2. Forever 21

Uno de los catálogos digitales de la famosa marca de ropa Forever 21 es sin duda una oda a la innovación. Fue creado por el diseñador Alex Kleman y apostó por una de las tendencias que se han popularizado a lo largo de los años: el video digital.

Las imágenes de gran calidad que representan a la audiencia que busca atraer Forever 21 exhiben a la perfección los colores, texturas y demás detalles de las prendas. Es un catálogo fuera de lo común.

Ejemplo de un catálogo digital irresistible: Forever 21

Imagen de Alex Kleman

3. Natura

La famosa marca brasileña de cosméticos y productos para el cuidado de la piel y el cuerpo se destaca por mantener su esencia en los productos, sitio web y catálogo digital. A este último le llaman Revista Natura, el cual también ofrecen de manera física a sus consultoras y clientes.

No hay página de este catálogo que no esté llena de imágenes atractivas. A través del uso de imágenes con texturas puedes experimentar detalles relevantes como sus ingredientes, aromas o propiedades.

Ejemplo de un catálogo digital irresistible: Natura

Imagen de Natura

4. Lilly Pulitzer

Este catálogo de ensueño tiene muy bien definida su imagen corporativa y los colores que utiliza son acordes. A lo largo del contenido podrás encontrar páginas enteras con ilustraciones artísticas, frases positivas y fotografías de los productos en diferentes ángulos para apreciar su material, color y tamaño. 

Ejemplo de un catálogo digital irresistible: Lilly Pulitzer

Imagen de Lilly Pulitzer

5. Unitam

Puedes usar como referencia el catálogo de Unitam si necesitas que el tuyo muestre más información como características, medidas y dimensiones. En este catálogo se incluyen todos los datos técnicos necesarios, sin dejar de lado el uso de grandes imágenes para que las personas puedan apreciar el producto.

Los colores son más serios porque están apegados a la personalidad de la marca, pero Unitam no olvida a sus consumidores, que en su mayoría son adultos jóvenes que trabajan en corporativos o son dueños de sus propios negocios.

Ejemplo de un catálogo digital irresistible: Unitam

Imagen de Unitam

6. Alfako

En este catálogo predominan los tonos oscuros y cuenta con fotografía de producto a detalle y en diferentes ángulos. La iluminación digital ocupada hace resaltar los colores predominantes de la marca, así como sus texturas y materiales. Su diseño minimalista incluye descripciones con poco texto y una tipografía fácil de leer. 

Este catálogo aprovecha su digitalización para mostrar el funcionamiento real de sus equipos, así sus clientes pueden ver esto sin necesidad de salir del mismo catálogo. 

Ejemplo de un catálogo digital irresistible: Alfako

Imagen de Alfako

7. Instron

Una manera de mejorar la descripción de productos para una industria compleja (como lo puede ser la manufacturera o de ingeniería) es combinando fotografías de alta calidad con videos explicativos. Dadas las características de sus productos, este catálogo contiene más texto para que los datos técnicos quedaran completamente claros. Las fotografías de producto responden al ángulo de 0 y 90 grados para resaltar sus dimensiones y tener un acercamiento a los detalles de cada uno. 

Ejemplo de un catálogo digital irresistible: Instron

Imagen de Instron

8. Orange Monkie

Concebido por la diseñadora Kate Danenova, este catálogo digital muestra imágenes increíbles de los productos con una edición fotográfica de alta edición. Los colores negros, grises y blancos (relevantes a la imagen corporativa) crean una apariencia perfecta, limpia y elegante. 

Cuenta con fotografías en diferentes ángulos para que puedan apreciarse las dimensiones de cada producto. Fueron capturadas con iluminación artificial y digital que ayudaron a resaltar sus atributos, materiales y texturas. 

Ejemplo de un catálogo digital irresistible: Orange Monkie

Imagen de Orange Monkie

9. Kristal

Este catálogo digital diseñado por Mehmet Yücel Savar combina fotos de producto con ilustraciones y dibujo; es toda una obra de arte hecha en formato digital. Los colores cuadran con la imagen corporativa de la marca y tienen una descripción larga, pero hacen un uso correcto de las fuentes para que no resulte cansado a la vista. 

Ejemplo de un catálogo digital irresistible: Kristal

Imagen de Mehmet Yücel Savar

10. Pixca

Una gran fotografía puede resaltar las características naturales de productos pequeños. Este hermoso catálogo digital refleja los colores y aromas artesanales que engalanan la esencia de la marca gracias al uso de imágenes con texturas. A pesar de que no cuenta con grandes elementos, su diseño es el ideal y honra a la marca. Las fotografías tienen un ángulo de 90 grados que permiten percibir dimensiones, características y contenido. 

Ejemplo de un catálogo digital irresistible: Pixca

Ejemplo de un catálogo digital: PixcaCatálogo digital de Pixca

Imágenes de NOMS STUDIO

Esperamos que hayas encontrado toda la inspiración y herramientas necesarias para hacer un catálogo digital exitoso. Recuerda incluir el toque único que tu empresa tiene para que la esencia de tus productos o servicios pueda ser apreciada por tus clientes. 

Estamos seguros de que el resultado que obtendrás será justo el que buscas. Sigue estas buenas prácticas para realizarlo y no dudes en buscar más ejemplos que te sirvan de inspiración, verás que es posible lograr un impacto y aumento de ventas a través de tu catálogo digital. 

Cómo crear una estrategia de E-commerce  para crecer tu negocio

 Guía ECommerce

Publicado originalmente el 12 de julio de 2021, actualizado el 13 de julio de 2021

Topics:

Comercio electrónico