La mayoría de nosotros dejamos de leer después de la última oración completa de un correo. En definitiva, casi todos concluyen con «saludos», «gracias», «atentamente» u otras frases aburridas, y no tiene sentido leer algo así miles de veces:

Gracias,
Cristian

No obstante, la aparición constante de estas frases aburridas al final de los correos electrónicos representa una gran oportunidad para los representantes de ventas. Terminar el mensaje con una frase llamativa y personalizada no solo te ayudará a destacarte, sino que también te dará una nueva oportunidad de conectarte con el prospecto. Y en un momento donde la atención de las personas disminuye cada día más, todas las líneas de tu mensaje deberán generar un impacto positivo. Por eso, si combinas una excelente línea final con una fórmula de cierre única, lograrás deslumbrar a los destinatarios.

<< Descarga gratis 15 plantillas de correo electrónico para acelerar tus ventas  >> 

Echa un vistazo a la gran diferencia que puede marcar una buena frase de cierre en comparación con la línea estándar que presentamos anteriormente:

Siempre es un placer charlar con un fan del Barcelona,
Cristian

¡Suena mucho mejor!

¿Por qué despedirte con «saludos cordiales» no es suficiente?

Dar una frase de despedida más creativa te ayudará a:

  • Conectar mejor con tu interlocutor, al dar una respuesta más humana, personalizada y amigable.
  • Manifestar el interés que sientes por tu cliente (o cualquier colaborador a quien dirijas el mensaje).
  • Dar una impresión diferente, que te ayudará a ser más memorable.
  • Incitar a que la conversación continúe, sobre todo si lanzas una pregunta, aunque sea de forma indirecta.
  • Causar reacciones positivas en tus prospectos y clientes, lo que es parte fundamental de una técnica sustentada en las emociones

La próxima vez que finalices un mensaje, intenta usar alguna de las frases creativas que te presento a continuación:

Veamos cada una a detalle:

1. «Espero poder obtener más información sobre tu [problema]»

Si le envías un correo al prospecto para programar una llamada de exploración, utiliza tu frase de cierre para posicionarte como un consultor confiable.

2. «Tengo muchas ganas de que abordemos [el problema] juntos»

Puedes usar esta frase en un correo de conexión o después de una llamada de descubrimiento para demostrarle al prospecto que estás listo y dispuesto a ayudarlo.

3. «Gracias por la oportunidad de hablar con un colega [amante de los libros, fan de los deportes, de Buenos Aires, etc.]»

Una vez que hayas establecido algunos puntos en común con un prospecto, refuérzalos en tu frase de cierre.

Por otra parte, si este es tu primer contacto con él, podrías adaptar la línea: «Espero tener la oportunidad de hablar con un colega [amante de los libros, fan de los deportes, de Buenos Aires, etc.]».

4. «Siempre es un placer hablar con un colega [graduado de la Universidad de Chile, amante del tenis, fan de Friends, etc.]»

Esta línea es otra buena opción para consolidar tu conexión personal.

5. «Espero que puedas disfrutar de [pasatiempo del prospecto] este fin de semana»

¿El prospecto mencionó (directamente a ti o en las redes sociales) que tiene un pasatiempo? Si lo hizo, puedes usar esta frase. Es mucho más amigable que recurrir a palabras automatizadas como «atentamente» o «gracias».

6. «Una vez más, ¡buen trabajo por [evento]!»

Si comenzaste el correo electrónico nombrando un evento específico, mencionarlo nuevamente en tu frase de cierre le recordará al prospecto inconscientemente que la situación de su empresa está cambiando (por lo que también podrían evaluar cambiar de proveedores).

7. «Espero que tengas tiempo de celebrar [evento] este fin de semana»

Esta opción es un poco más familiar, así que solo úsala con aquellos prospectos con los que tienes más confianza.

8. «Disfruta mucho de [evento sobre el que te habló el prospecto]» o «Cuéntame cómo sale [evento]»

Hacer referencia a algún evento de la agenda del prospecto es una buena manera de demostrar que le prestas atención. También puedes usar esta frase con un cliente con el que no hayas hablado antes y notaste que mencionó algún evento en las redes sociales o confirmó su asistencia de alguna otra manera y lo averiguaste en la investigación previa. 

9. «Por cierto, mucha suerte en [evento]»

Utiliza esta variante cuando la otra persona participe en el evento (como oradora, anfitriona, etc.).

10. «Escríbeme si tienes preguntas sobre [la propuesta, cómo mejorar la retención de empleados, cómo conseguir nuevos trabajadores freelance, etc.]»

En teoría, ya descubriste y abordaste todas las objeciones de tu prospecto durante la reunión de exploración. Aun así, en caso de que tenga dudas o preguntas, hazle saber que siempre estás disponible para ayudarlo.

11. «Que tengas un buen lunes (¿o suena a un mal chiste?)»

El lunes es el día más odiado en todo el mundo. Con esta línea de cierre, lograrás sacarle una sonrisa al prospecto, además de mostrarle que hay una persona real detrás del correo electrónico. Sin embargo, ten cuidado y no la uses con alguien que sabes que no la tomará con humor.

12. «Espero que comiences muy bien la semana»

Usa esta frase amigable cuando no conoces mucho al prospecto y no quieres despedirte con algo que suene demasiado informal.

13. «Que tengas un excelente jueves (¡ya casi es viernes!)»

A medida que transcurren los días, todos esperamos ansiosos que llegue el fin de semana. Consejo adicional: usar «nos» inconscientemente hace que el prospecto sienta que eres parte de su equipo, por lo que también podrías decir algo como: «ya nos queda poco para el fin de semana».

14. «¡Feliz viernes! Espero que tengas grandes planes para el fin de semana»

¿A quién no le gusta el viernes?

15. «Espero que tu [día] vaya de maravilla»

Si quieres agregar un poco de alegría a la frase genérica «espero que tengas una buena semana», utiliza «de maravilla» o algún otro adverbio poco frecuente y más expresivo.

16. «Acabo de ver que hará [frío, calor] en [la ciudad del prospecto], así que [abrígate, cuídate del sol]»

Agregar un poco de personalización siempre es de gran ayuda. Esta opción es ideal cuando apenas comienzas a interactuar con un prospecto y no sabes cómo reaccionará a una frase de cierre más creativa.

17. «Que tengas un día espléndido»

El simple hecho de cambiar las palabras clásicas «buen» o «gran» por una opción como «espléndido» hace que esta manera de concluir el mensaje sea memorable.

18. «Que la fuerza te acompañe»

Este clásico de La guerra de las galaxias será ideal para los clientes con quienes ya llevas una relación más estrecha (¡y mejor si sabes que son seguidores de la saga!).

19. «Recibirás noticias mías muy pronto...»

¿Quieres generar algo de intriga y suspenso? Ofrece solo un poco de información en el primer correo y luego termina el mensaje prometiendo más. 

20. «¡Te envío energía positiva!»

Usa esta frase positiva para recordarle de manera sutil al prospecto que tú también eres parte del equipo. Podría ser demasiado informal para algunos destinatarios, así que piensa primero en su personalidad, su función dentro de la empresa y la industria antes de emplearla.

21. «¡Estaré pendiente de cualquier consulta que tengas!»

Esta es una despedida que suena entusiasta, sobre todo cuando la contrapones al tradicional: «Estaré pendiente de sus comentarios». Lo mejor es que puedes usarla con tus clientes más recientes.

22. «Recuerda que estoy para ayudarte cuando lo necesites»

Olvídate del antiguo «Estoy a sus órdenes». Así mostrarás disposición para ayudar a tu cliente (que es tu misión número 1), pero con un toque más personal, que es poco común en las comunicaciones con los representantes.

23. «¡Gracias por nuestra [llamada, reunión] de [día]»

Mantén una buena impresión de tus reuniones con tus clientes. Así enfatizarás que tienen una colaboración estrecha y fructífera.

24. «Envía mis saludos a [colaboradores]»

Hazle saber a tu cliente que eres más que un proveedor: tu posición es la de un colaborador. Enviar saludos a su equipo es una manera simple y directa de reafirmar su relación.

25. «Gracias por tu colaboración en [proyecto]»

Este cierre es más formal, pero no deja de tener un matiz personalizado. Además, da en el grano para que tu interlocutor se sienta valorado.

26. «¡Me entusiasma colaborar contigo!

Otra forma de decir lo mismo sería: «Pronto veremos los resultados de [proyecto]. ¡Gracias por esta colaboración!».

27. «¡Que tu día sea ligero!»

En la oficina, ¿quién no aprecia un deseo de que su jornada sea relajada?

 

Si tu mensaje es débil, no importa lo eficaz que sea tu frase de cierre; es probable que los prospectos no lleguen a leerla. Sin embargo, si incluyes una de estas líneas de cierre que acabamos de mostrarte, aumentarás las posibilidades de que tu prospecto sienta una conexión más cercana contigo.

 

Plantillas de Correo Electrónico

 New Call-to-action

Publicado originalmente en enero 23 2020, actualizado enero 23 2020

Topics:

CRM